arrow

María y yo

7,2
1.495
votos
Sinopsis
María Gallardo, una adolescente autista, vive con su madre en Canarias. En Barcelona vive su padre Miguel Gallardo, el cual la lleva de vacaciones a un centro turístico del Sur de Gran Canaria. Durante uno de esos viajes, se muestra cómo es la convivencia con una persona discapacitada. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 >>
14 de septiembre de 2010
27 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
Maria y yo, es mucho más que un documental al uso. Es una oda al amor y a la vida

La impecable, equilibrada y delicada narración de Félix Fernández de Castro, nos abrirá las puertas de la convivencia entre el dibujante Miguel Gallardo y su hija María, a la cual le diagnosticaron autismo, a los nueve años. Es mucho más que la historia de un drama cotidiano. La actitud de Miguel, es una lección de responsabilidad, moderación y generosidad que a muchos, después de castigarnos con la triste realidad a la que nos someten los medios, nos ayudará a recuperar la esperanza en el género humano.

Lo mejor, desde el punto de vista cinematográfico, es la sutil discreción con que la cámara de Félix Fernández se sitúa ante la acción. Nunca cayendo en el dramatismo y siempre captando, o mejor dicho, regalándonos momentos llenos de ternura y magia. Los bonitos dibujos de Miguel irán apareciendo con espontaneidad y gracia, no harán más que subrayar el tono alegre y esperanzador del discurso. Y la impecable selección musical, cargada de sentido y buen criterio, enfatiza la sensación de cercanía entre el espectador y los protagonistas de la obra.

En resumen, una película que no dudaría en recomendar y que, el que escribe esta crítica, piensa guardar entre algodones, y no sólo por su bella factura, sino también por lo que transmite y la forma en que lo hace.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Alex
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de abril de 2011
18 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Yo trabajo con estos niños, en la provincia de León, en un centro de las mismas características al que acude María. El pan nuestro de cada día son los padres que...

a) Consideran que su hijo/a es inteligente y normal, pero que una conspiración de psicólogos y maestros lo han arrastrado hasta allí.
b) Que sí, que su hijo es un poco nervioso y le cuesta un poco entender las cosas, pero que es un problema transitorio, puntual, que se corregirá cuando aprenda a leer y a escribir.
c) Que su hijo tiene un síndrome o un trastorno de esos, sí, pero que ellos conocen a un curandero que impone las manos y que un día de estos lo va a sanar.
d) Que el niño es autista, sí, pero que ellos han visto documentales en la tele de Pablo, el famoso síndrome de Down, que se ve que es un niño listo, y que todos los niños son iguales por ley...
e) Que su hijo tiene un problema, sí, pero que también lo tenía el hijo de la vecina y llegó a maestro.

En fin. Éste es el percal. Por eso, cuando ves MARÍA Y YO, sientes que estás tratando con dos padres, Miguel y May, que hablan desde una racionalidad inusual, luminosa. Asumen la problemática de su hija con una firmeza y una resignación positiva que luego les permite edificar una ayuda consistente y eficaz. Una crítica anterior hablaba de qué ocurría cuando los padres de estos niños procedían de extractos sociales más deprimidos. Era una pregunta bien tirada. Este no sería el gran documental que es sin la veracidad, el compromiso y el buen hacer de estos dos padres. Con otros estaríamos viendo SUPERNANI, o EL DIARIO DE PATRICIA, o a un par de gimoteantes en LA NORIA.
Chapeau.
LeonNewman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de marzo de 2011
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sin artificios, sin interpretaciones, sin convencionalismo, sin busqueda de sentimentalismo. Este documental nos muestra los esfuerzos de una familia por educar a una chica, María, que sufre de trastorno autista.

Pero no lo hace buscando la lágrima fácil, ni haciendo un llamamiento a las autoridades y sociedad. Ni dibujando a unos padres estasiados.

María y yo no tiene estas pretensiones. Especialmente a traves de la convivencia entre padre e hija, nos muestra una historia de amor, de paciencia, de sentido del humor, de complicidad. Un retrato cotidiano, dulce y esperanzador, ya que llega casi a emocionar la entrega de ese padrazo que, a buen seguro, es real al 100%.

Seguramente esta peli no la verá ni Dios, el tema no es especialmente apetecible, y ha pasado sin pena ni gloria por las pantallas creo que en navidades. Pero es recomendable, sin duda.
Querido lider
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de abril de 2011
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
María y yo es una de las películas más tiernas del 2010. María y su padre viajan en avión en un trayecto que enlaza Barcelona y Las Palmas de Gran Canaria, los dos escenarios donde se desarrolla la vida de María. Todo podría parecer normal, pero María sufre autismo. Y su padre observa ese mundo interior, callado e inhóspito que rodea y encierra a María. Sus gritos, su obsesión por tocar y ver correr la arena entre sus dedos, su incansable apetito o su beneración hacia los espaguetis. Todo está rodado desde el mimo, la delicadeza, el detalle, el cuidado más absoluto.

María y yo también se basa en los dibujos que el padre pinta para la pequeña, unos garabatos que han llegado a convertirse en celebrados cómics y que sirven de muestrarios, diccionarios y rudimentarios álbumes de fotos. Allí están pintadas todas las personas que María ha conocido. Este detalle le sirve al director para, en sus momentos más bucólicos, insertar pequeños momentos de ficción animada en un todo bastante compensado. Luego cuenta las declaraciones de la madre de María, palabras sentidas que conmueven sin demasiados efectos. Eso es María y yo: una equilibrada celebración de la vida y una descripción del autismo desde casi todos los prismas posibles; y a nivel artístico, una propuesta que titubea con la fantasía y con el prototípico documental de testimonios, logrando que la película no acabe situándose en ningún género concreto. Es ante todo liviana, ni excesivamente dura ni excesivamente azucarada, más íntima que combatiente, comprometida pero optimista. Como la vida misma. Como la existencia de María, personaje al que abandonamos tras 80 minutos de vivencias, anécdotas y sabrosas imágenes.

Ganadora del premio a la mejor ópera prima en el pasado Festival REC de Tarragona. Nominada al Gaudí y al Goya al mejor documental del año. Una propuesta singular que viene a engrandecer en cantidad y calidad el cine español más reciente.

Xavier Vidal, Cinoscar & Rarities http://cachecine.blogspot.com
Xavier Vidal
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de abril de 2011
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Personalmente me esperaba una forma distinta de contar la historia, más dramática. Fui a verla pues tenía curiosidad, pero tengo que decirlo me sorprendió gratamente. Está narrada de una forma amena, cercana, con grandes dosis de momentos de esperanza.

Voy a destacar el afecto, sí, el amor y el sacrificio que hacen que seamos capacees de casi todo, es estremecedor y de honra la actitud del padre de María, el dibujante Miguel Gallardo y su madre May. La ternura esta dentro del documental en cada fotograma, en parte es lógico y comprensible pues es un método de concienciar.

Ahora bien, a mi me deja varias preguntas retóricas en el aire que me llegaron bastante adentro, pues la figura de Miguel Gallardo y May está claro que son una familia de clase media-alta y con una gran educación y me llevo a pensar en como se las deben apañar las familias con discapacitados con menos recursos y por supuesto educación, sentí un gran escalofrío por dentro.

Por otro lado, el futuro es sombrío y nada esperanzador para estas personas, para ello abogo por una conciencia social y que no se deje a estas personas de lado. No se merecen las mismas oportunidades sino más.

Respecto a la música está fantásticamente bien seleccionada desde La marea de Vetusta Morla hasta el fantástico tema Batiscafo Katiuskas de Antònia Font (una grata sorpresa).

Que sea un documental bilingüe no le hace perder ningún punto, se entiende todo. Aunque para los ultra-conservadores (paletos) eso de escuchar catalán quizás les moleste un poco.

Para concluir, creo que esto si es cine y conciencia social, y ojalá se valorase como se debiese. Recomiendo su visionado, nos da una gran cura de humildad.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
aquilani87
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados