arrow

La feria de las vanidades (Vanity Fair)

5,7
2.506
votos
Año
2004
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Romance. Drama | Siglo XIX
Sinopsis
Londres, comienzos del siglo XIX. Hija de un artista inglés pobre y de una corista francesa, Becky (Reese Witherspoon) se queda huérfana a muy temprana edad, pero ya de niña era muy ambiciosa y soñaba con una vida de lujo y comodidades. Cuando sale de la Academia de la Srta. Pinkerton en Chiswick, está firmemente decidida a utilizar su belleza, ingenio y astucia para conquistar un lugar dentro la alta sociedad inglesa. Empieza a ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 >>
18 de mayo de 2005
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nair ha hecho una hermosa película y demuestra que sabe manejar también historias alejadas de su habitual cine hindú ( aunque en ésta no puede tampoco dejar de introducir referencias y algún apunte musical a su país ).
La película es larga pero se contempla con interés. Reese Whiterspoon en aparencia no da la imagen de mujer de la época pero acaba metiendose en su papel de una gran forma y nos convence de nuestra equivocación.
Mychael Danna compone además una de esas bandas sonoras memorables que todo el mundo debería escuchar alguna vez.
Vargtimmen
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de noviembre de 2008
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una joven que quiere estar en la clase alta... pero se enamora... pero llega la guerra... y tiene un hijo... pero llega estar en la clase alta... pero eso le quita a su esposo y a su hijo...
Witherspoon me impresiono con este papel, un chica mas americana que las hamburguesas y que de época no tiene nada, sin embargo se metió en el papel y lo interpreto bastante mas que bien.
La música y por supuesto el glamour de la época es increíble.
Pero no se porque me recordó tanto a Jane Austin y sus novelas..
paulina potter
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de julio de 2006
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
La primera parte de la película te recuerda a las mejores tramas de Las amistades peligrosas. La cadencia y el ritmo del film en está parte de la película es genial.

Pero llega la Guerra (el Waterloo de la película) que logra acabar con el ritmo que tenía el film. Elípsis y más elípsis logran despistar al espectador en una segunda parte acelerada. Parece como si fuera necesario acortar el metraje de la película y recuperar el tiempo (quizás mejor recortando los momentos musicales que poco aportan a la evolución del film).

Incluso el gran Gabriel Byrne aporta poco al argumento, a pesar de su gran trabajo. Lo mejor, Reese Witherspoon, muy lejos ya de su interpretación en Una rubia muy legal.
Guanajapen
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de octubre de 2013
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ésta es la historia de dos mujeres, una más lista, ambiciosa y emprendedora, y la otra mucho más estúpida, conformista y sumisa. La lista está interpretada, muy bien por cierto, por Reese Whiterspoon, y la tonta, también muy conseguida, por Romola Garai. Las dos a ratos son completamente hostiables aunque mucho más la tonta, que en ocasiones llega a resultar peligrosamente asesinable.

Mira Nair es una directora hindú que se ha metido a hacer esta adaptación al cine de la famosa y densísima novela “Vanity Fair”. Estéticamente la película es perfecta, la ambientación muy cuidada y el vestuario espectacular; respecto al guión, demasiado compacto para mi gusto.

La historia me gusta porque aunque lleva cierta carga de moralina creo que emite mensajes bastante inteligentes y certeros, a saber:

1. Las mujeres tontas sufren bastante más que las listas.

2. Las listas tienen más recursos para afrontar las contrariedades.

3. Las tontas sin embargo suelen tener bastante mejor suerte.

4. Los hombres se vuelven todos gilipollas cuando se enamoran.

5. Los cabrones nos gustan más y tienen más suerte en el amor.

6. Los buenos dan un montón de repelús y además son un coñazo.

7. La pareja hetero ideal es una mujer lista y un tío cabrón.

En definitiva, una buena historia, bien contada, bien interpretada y bien ambientada. Y brutalmente sincera. Whiterspoon, que lleva el mayor peso interpretativo, sorprende agradablemente.
Talía666
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de marzo de 2012
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Becky Sharp, es uno de los personajes más célebres de la literatura inglesa, y un nombre clave en la historia cinematográfica por haber sido la protagonista de una notable película de Rouben Mamoulian que lleva su nombre y que, además, fue la primera en ser filmada en technicolor de tres tonos.

De la exitosa novela de William Makepeace Thackeray, “Vanity Fair”, en la que se deleitó recreando la manera como la alta sociedad inglesa, pre y post batalla de Waterloo, traicionaba, pisoteaba y aniquilaba las más relevantes virtudes, se han hecho versiones fílmicas en 1911- 15- 22- 23- 32 y 35, hasta llegar a la particular versión que, de la novela de su compatriota anglo-hindú, ha realizado Mira Nair, con una encantadora Reese Witherspoon como protagonista.

Puntual antiheroína, mostrada como una mujer que no se guarda sus resentimientos, y capaz de unas muy conscientes-ligerezas, maquinaciones y travesuras, con tal de ganar el lugar que se ha empeñado en ocupar entre la alta sociedad que tanto la discrimina, Rebecca Sharp (apellido en el que caben las acepciones de astuta, mordaz y dudosa), a quien sus amigos llaman Becky, es la hija de un reconocido pintor que fallece cuando ella es aún muy joven y pronto comenzará a servir entre gente de linaje, títulos y honores, pero donde el egoísmo, el oportunismo, la personal conveniencia y la falta de escrúpulos con la gente de menores recursos, se sientan a la mesa un día sí y el otro también.

Mira Nair, la realizadora hindú, parece solazarse como Thackeray, bordando a punta de sátiras, una serie de ampulosos personajes que chocan con la fortaleza de ánimo, el emprendimiento y la suspicacia de esa locuela que, gracias a su adorable amiga y compañera de estudios Amelia (una promisoria Romola Garai), consigue penetrar gradualmente en aquel mundo discriminatorio y arrogante que, a su paso, comienza a aflorar algunos sentimientos que parecían imposibles.

Historia de costumbres, de amores y desamores que suceden en la vieja Inglaterra, pasan por Bruselas y terminan donde más le agrada a la directora, “LA FERIA DE LAS VANIDADES” lo tenía todo para ser una gran película: una correcta ambientación de época, fotografía siempre en el punto exacto, y un estupendo elenco de actores en el que sobresalen Bob Hoskins como Pitt Crawley y Meg Winn Owen como Lady Crawley. Pero este personaje, precisamente, queda en un punto muerto; Lord Steyne daba también la impresión de guardar alguna sorpresa; y hay tantos personajes en escena que, a ratos, uno siente que podrían sobrar algunos.

Pero, vale la pena verla, porque lo que entonces sucedía, sigue pareciéndose bastante a la sociedad que ahora padecemos.

Título para Latinoamérica: "VANIDAD"
Luis Guillermo Cardona
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados