arrow

Noviembre

7,1
19.148
votos
Sinopsis
Empujado por su espíritu todavía idealista, Alfredo decide crear "un arte más libre, hecho con el corazón, capaz de hacer que la gente se sienta viva". Su concepto del teatro va más allá del escenario, se traslada a la calle, cara a cara con el público esperando que éste se implique, provocándolo si es necesario. Sus actuaciones cargadas de denuncia social, sin límites ni censuras, llevan a poner en alerta a las fuerzas del orden público... (FILMAFFINITY) [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 12 >>
21 de mayo de 2005
95 de 156 usuarios han encontrado esta crítica útil
Se trata de una historia hasta cierto punto entretenida de unos personajes que están hechos de un idealismo pomposo y sueltan frases como “quiero cambiar este puto mundo’ y encima se lo creen. El director también se lo cree y defiende algo así como la expresión artística que busca alentar la vida y el compromiso social a través de escandalizar al hombre acomodado.
Los protagonistas realizan un teatro provocativo que intenta remover conciencias (aunque más bien se queda en palos de ciego). Su arte resulta pedante porque pretende dar lecciones vitales, provoca de forma gratuita y encima se vuelve reaccionario. La película podría ser una buena crítica a la hipocresía de esos personajes pero se presenta como un homenaje a los mismos. En fin, una película que, como sus protagonistas, opta por atacar bien a las emociones pero por desgracia deja huérfana a la inteligencia.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Mequetrefe rimbombante
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de marzo de 2007
70 de 112 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es posible que quien no se haya subido a un escenario no la entienda.

Noviembre es mas que un "falso documental sobre un grupo teatral idealista" como han remarcado algunos; es la ilusión que todos los que nos hemos sentido atraídos hacia el mundo de Tespis hemos tenido. Una reflexión sobre la vida y los ideales: como nacen, crecen se fortalecen, y por desgracia, acaban convirtiéndose en meros sueños de juventud.

Un retrato fílmico de los sueños de cientos de actores noveles que se sienten identificados en Alfredo, una radiografía al alma de un joven actor.
Noviembre es el canto de cisne del poder del teatro.

Una joya dentro del cine español actual.
Atnariel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de septiembre de 2009
38 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vivimos alienados por muchas cosas pero el trabajo representa, probablemente, el elemento alienante más implacable y humillante de nuestra triste existencia. Y aunque sé perfectamente que –por cuestiones de mera supervivencia- resulta mucho peor estar en el puto paro que ir a currar cada día, el trabajo es –en pocas palabras- una especie de castigo bíblico que consiste en dejarse dar por culo (en sentido figurado, of course) a cambio de un plato de lentejas.

Quizás por eso me sorprende y me satisface al mismo tiempo constatar –aunque sea a través de la ficción cinematográfica- que gente como Alfredo y su grupo de teatro puedan plantearse en estos tiempos que corren, trabajar por amor al arte. Renunciando a cobrar ni un puto duro a cambio de trabajar en la más absoluta libertad. Sin rendirle cuentas a nada ni a nadie. Y digo trabajar porque –que nadie se equivoque- Alfredo y su peña no están practicando ningún hobby. Están ofreciendo un espectáculo repletito de arte, compromiso y denuncia social destinado a un público (el de la calle) de la forma más digna y profesional posible.

¿Qué son provocativos y transgresores? Pues claro ¿Qué se pasan las leyes por el forro? Pues claro ¿Qué su ideario es ingenuo y utópico? Pues claro. Pero que nadie diga que no sería maravilloso poder dedicarse a lo que a uno le apetezca, con toda la pasión y el entusiasmo del mundo, sin verse presionado o supeditado a las férreas directrices de jefes o clientes. Como Alfredo y “Noviembre”.

Mi más sincera enhorabuena, pues, al Sr. Mañas. Un tipo que ha tenido el valor de saltar a la palestra para demostrar que no todos los okupas son una pandilla de niños de papá, fumetas, borrachos y vaguetes y que, tras esos grupos antisistema, también hay gente con ideales, talento y conciencia social.

Y poco más. Tan sólo añadir que, más que ‘grandilocuente y pedante’, a mi ese final me parece ÉPICO.
Taylor
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de septiembre de 2008
50 de 87 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una película que trata el tema del teatro callejero desde un punto superfluo e idealista. Identifica a los artistas que viven del propio arte como ladrones y "vendidos", mientras que lo auténtico es hacer teatro improvisado en la calle (a veces incluso con consecuencias peligrosas para el público que no ha elegido serlo).
Pretende ser moralista y hacerte reflexionar acerca del mundo del arte con una pedantería extrema y con unos personajes muy poco creíbles. Además, tiene algunos errores de cohesión porque las obras que realizan son más elaboradas (a nivel de material, vestuario, maquillaje) de lo que su presupuesto '0' les debería permitir.
Todo eso sumado a un constante insulto hacia las artes tradicionales hacen que esta película cause cierta repulsión. Es excesivamente pretenciosa.

Sin embargo, si te gusta el tema y quieres una visión que coloque a los artistas de calle por encima de cualquier otro tipo de persona, encontrarás una película ideal, pues a nivel técnico no falla.

Eso sí, si tienes un conocimiento más amplio del arte, esta película te resultará un insulto y una falta de respeto y tras verla lo más probable es que, como yo, pienses por unos momentos: "El arte ha muerto".
Reztes
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de agosto de 2009
27 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me encantó la naturalidad que mostraba como director y guionista en El Bola, pero en esta película se pasa al bando pedante-salvamundos y, además, lo hace con un estilo soporífero. Si alguien pretende dar lecciones sobre otras formas de construir y vivir el mundo, por lo menos que nos explique cómo es posible que unos personajes que, "por principios", no cobran por una labor tan absorbente, consiguen mantener un crío y un pisazo en Chueca...

Por cierto... cualquier persona que de vez en cuando se pase por festivalillos de calle (incluso de ciudades "de provincias") o por museos de arte contemporáneo, está aburridísima ya de la "provocación" de las obras que se muestran en la película.
silik
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 12 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados