arrow

Otro país

6,7
658
votos
Sinopsis
En los años 30, dos jóvenes entablan amistad en un colegio británico de clase alta. La homosexualidad del uno y las ideas marxistas y revolucionarias del otro, los convertirán en unos "outsiders" en el marco de férrea disciplina victoriana del internado. Años después, se convertirán en espías de la Unión Soviética, usando como tapadera su condición de funcionarios del Gobierno Británico. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
7 de mayo de 2011
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Another Country, basada en la obra de teatro homónima de Julian Mitchell a su vez inspirada en la vida de Guy Burgess, es un buen ejemplo de la fusión entre la clásica tradición académica británica y el algo más arriesgado cine independiente planteador de temas originalmente tabú en la cinematografía de cualquier país.

Porque Anothe Country cuenta la muy interesante historia de dos jóvenes aislados y repudiados pese a su alto estatus social, uno por sus preferencias sexuales, y otro por su ideología política. Así, la historia es una original aproximación a dos apátridas de una sociedad clasista, en el microcosmos de una escuela de alto nivel inglesa. Ambos viven bajo el yugo de la opresión de esa sociedad, y ambos luchan día a día por ser como no pueden evitar ser, y llevarlo con principios, honestidad y la verdad por delante.

Pero como es bien sabido, la libertad es un bien muy codiciado, pero poco otorgado, incluso en culturas tan aparentemente civilizadas como la inglesa del siglo XX.

Sin embargo, tan apasionante historia no llega a trascender la pantalla en parte por las evidentes restricciones que se impondrían a un guión demasiado arriesgado en tiempos en que el cine independiente no gozaba, precisamente, de tanta libertad como hoy en día. Por eso el filme está teñido de un halo romántico que suaviza las asperezas de la trama, y de elipsis que obvian los detalles más escabrosos de la misma.

Pero Another Country no deja por ello de ser un placer para los sentidos, por su inteligencia, su lucidez, su sutileza y sus excelentes interpretaciones (de hecho, el trabajo de Rupert Everett es de lo mejor que ha realizado en toda su carrera).
jaly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de agosto de 2011
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Con ésta película descubrí en mi infancia las películas como yo las llamo, de temática homosexual, descubrí al magnifico Rupert Everett y Cary Elwes, que sin duda es la mejor actuación de Rupert en una cinta cuya fotografía impresionante con música sencilla pero emotiva y cuidada, nos relata ésta estupenda relación entre un chico fiel a sus convicciones marxistas y otro fiel a sus convicciones homosexuales. Sencillamente relata, para mi, que salirse de las creencias que estipulan las masas sólo llevan a ser márginados en la sociedad, siendo marxista, gay ó cualquier otra opción que se salen de los canones establecidos por la sociedad.
michaeljean
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de mayo de 2012
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película nos presenta en el microcosmos de un colegio inglés, con lo que eso conlleva básicamente de diferencias de clases y de disciplina, un microcosmos de poder y subordinación, de intereses, de falsedades, de trampas, que impiden que ideales, como pueden ser el amor homosexual o la ideología marxista se desarrollen y tengan una valoración pública. Más bien esos presuntos compañeros que legaran a ser “dioses”, categoría máxima en el colegio, seleccionarán y marginaran según sus conveniencias temporales y proyectarán esa marginación en el futuro de los que terminen sus estudios en el colegio. El guión está bastante bien y el director ha sabido sacarle partido recalcando la formación helenística que reciben, en particular lo referente a la filosofía y al deporte. Destaca, como suele ser habitual en las películas inglesas, una perfecta ambientación en la que se mueven los alumnos como parte integrante de los decorados y mobiliarios. Está muy bien fotografiada y tiene una banda sonora muy tranquila que, salvo en los coros que interpretan los propios alumnos, no destaca sobre la imagen. Por su parte la interpretación de los actores, jóvenes y niños es comedida y el director no recurre a su atractivo físico para que los espectadores se enamoren de los personajes, sino a su comportamiento y a la sinceridad en sus relaciones.
Del Mar
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de enero de 2011
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Film basado en una obra de teatro de Julian Mitchell, que narra la vida de un espía del Telón de Acero, un diplomático inglés arrojado a los brazos del enemigo soviético, a quién sirvió como topo. Fantástica recreación de los años 30 en Inglaterra, que supuso la consagración del actor Rupert Everett. En el reparto podemos observar a un jovencísimo Colin Firth, que interpreta correctamente a un joven con ideas marxistas y a Rupert Everett, que interpreta a un joven homosexual. Una película sobre la amistad, los principios, el ser consecuente con uno mismo y la libertad.
Angel Lopez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de febrero de 2017
Sé el primero en valorar esta crítica
Película que cosechó algún premio y bastante reconocimiento y repercursión en su estreno pero que hoy en día ha quedado enterrada en el olvido.

Aunque no se trate de ninguna obra sobresaliente ni mucho menos, puede llegar a entenderse el revuelo causado en su momento, principalmente por el tema que trata: la homosexualidad latente pero perseguida y castigada en un elitista colegio inglés en los años 30. Contada en un largo 'flashback' por el protagonista (Rupert Evereth) ya anciano, que reside en Moscú como un reconocido y famoso espía.

El problema que le encuentro a esta cinta es su aire a telefilm aseado de la BBC pero, sobre todo, a su ritmo deliberadamente lento en ocasiones, que hace decaer su interés. Aun así, tiene escenas logradas, una música bastante peculiar y una elegancia formal a la hora de tratar el tema. Además de contar con una gran interpretación de su 'imberbe' reparto, en el que sobresale el mencionado Everett y un 'leninista' Colin Firth.

Aunque trate otros temas de fondo, aquí está el germen de la más adelante famosa "El club de los Poetas Muertos".
JL Merino
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados