arrow
Haz click aquí para copiar la URL

El tren de Bertha

5,8
1.301
votos
Sinopsis
"Boxcar" Bertha Thompson es una joven de la era de la Gran Depresión que al perder a su padre se une a un controvertido líder sindical llamado Bill Shelley. Acusados de comunistas por un grupo de conservadores y perseguidos por una corrupta compañía de ferrocarriles que busca venganza contra Shelley, la vida de Bertha se convierte en una permanente huida por el mundo del crimen y un emocionante capítulo de la historia americana. (FILMAFFINITY) [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 >>
18 de julio de 2009
27 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Segundo largometraje de Martin Scorsese, que había iniciado su filmografía como realizador con "¿Quién golpea mi puerta?" (1967). El guión, de Joyce Howard y John W. Corrington, parte de los personajes de “The Sister Of The Road" (1937), autobiografía de Bertha Thompson, escrita por Ben L. Reitman, según relato oral de la misma. Se rueda en exteriores de Reader y Camden (Arkansas) con un presupuesto de 700.000 USD y 25 días de trabajo. Producido por James H. Nicholson y Samuel Z. Arkoff para Roger Corman/American Internacional Pictures, se estrena el 14-VI-1972 (EEUU).

La acción tiene lugar en Arkansas (EEUU) en los primeros años 30, durante la Gran Depresión. "Boxcar" Bertha Thompson (Hershey), huérfana a causa de la muerte del padre en accidente laboral, se relaciona con "Big" Bill Shelly (Carradine), peón de la compañía ferroviaria local, sindicalista de izquierdas, que la arrastra a una vida de asaltos y robos a la empresa y a sus dirigentes, al objeto de mejorar las condiciones de los trabajadores. A ellos se unen un dandy neoyorquino desarraigado, Rake Brown (Primus), y el mecánico afroamericano Von Morton (Cassey). Bertha es una adolescente, de espíritu libre e independiente, de amores efímeros, de vida tormentosa y partidaria del amor libre. Bill es un líder sindical anarquista.

El film suma drama, crimen, análisis social y crónica histórica. La película desarrolla un relato de robos y asaltos con intimidación a personas relacionadas con la empresa y a las instalaciones de ésta. El fruto se destina a los trabajadores necesitados, parados, enfermos, etc. El cuadro de miseria, paro y desesperación, de la Depresión queda esbozado con trazos ácidos y secos. La preocupación social del film, reflejo de las preferencias de Corman, incluye indicaciones sobre las malas condiciones del trabajo asalariado, su precariedad, su dependencia del capricho de los ejecutivos y la insuficiencia de los salarios, etc. Con estos hechos contrasta la opulencia y el lujo de los magnates y de los grandes propietarios. Ante las acciones de la banda, la compañía solicita la intervención policial y contrata a sanguinarios matones a sueldo. La espiral de violencia se eleva gradualmente hasta alcanzar su cenit en una escena desgarradora. Se incluyen referencias a aspectos religiosos, como citas bíblicas, a paralelismos ente Jesús y Magdalena con Bill y Bertha y a la crucifixión (1).

La narración presenta altibajos, irregularidades de ritmo y rigideces, acompañadas de ráfagas imaginativas (mano crispada de dolor). Destacan los desnudos del film (aconsejados por el guión), la crítica de los fanatismos y la comprensión de la prostitución.

(Sigue sin “spoilers”)
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Miquel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de julio de 2008
14 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Boxcar Bertha es la segunda película de uno de mis directores favoritos. Trata sobre el enamoramiento de una jovencísima Barbara Hershey ( Bertha ), de un trabajador revolucionario llamado Bill ( David Carradine ). Ambos, y junto con dos compañeros más, se dedican a robar al dueño del ferrocarril en respuesta a la explotación a la que sometía a los trabajadores durante tiempo... El film tiene bastantes alusiones políticas y alguna que otra escena de destape propias de aquella época.

El tren de Bertha es considerada una cinta de serie B, y bien considerada, puesto que el guión es bastante flojo, se hace un poco lenta, y las actuaciones son bastante normalitas, exceptuando, y por momentos, la de Barbara Hershey en las que en muchas escenas radiaba sensualidad, inocencia y dureza, y en otras parecía estar un poco perdida. Respecto a la dirección, en mi opinión de las más flojas del director, no obstante no quiero que mi crítica suene muy negativa puesto que son los comienzos de un maestro, y recomiendo verla para ver su evolución.
Lo que más me gustó el final, sin duda lo mejor de la película... spoiler

Mi puntuación
5,4
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
whislist
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de noviembre de 2009
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
1972. Scorsese, anónimo en las butacas del Kodak Theatre, se lleva las manos a la cara al ver cómo Marlon Brando rechaza una estatuilla. Sólo vuelve a moverlas para saludar con media sonrisa a Coppola, colega aventajado que ya es galardonado con el título de mejor película por “El Padrino”.
Durante más de treinta años soñaría con manosear aquél falo dorado alimentando sus curtidos deseos fetichistas.
Ya le llegaría el turno. Pero antes tendría que curtir el estilo que le caracteriza: Italia + New York = Catolicismo + Gángsters + Violencia. Constantes que nacen progresivamente en sus primeros trabajos fílmicos.
Buscar el Scorsese de hoy en “Boxcar Bertha” sólo es posible sabiendo que sacamos al feto prematuramente (distinguiremos extremidades pero quizá no pueda separar los dedos aún). Las virtudes de su estilo cuajarían con la madurez y, sobre todo, con el aprendizaje y la evolución de un lenguaje (“freeze frame” y HENRY “Que yo recuerde, desde que tengo uso de razón, siempre he querido ser un gángster”).
Barbara Hershey (actual pareja del “lostie” Sayid) y el inmortal onanista David Carradine protagonizan el segundo largometraje del retaco italoamericano en una de esas genuinas producciones de Roger Corman que tanto ayudaron en las carreras de aquellas “nuevas” generaciones.
En un contexto rural (alejado del retrato newyorkino posterior), Scorsese filma un manifiesto ideológico bizarro (hay dudosos apoyos a la prostitución) pero atractivo en su inocente “carpe diem” y antifanatismo. Lo primero que llama la atención es el tono onírico apoyado en una ceremoniosa puesta en escena (evidente en los numerosos desnudos pero visible desde la secuencia inicial con los rítmicos presos, los paletos inertes y el rascamiento de pierna: ¡menudo ritual para el aterrizaje de una avioneta!) y un montaje de sonido rudimentario pero muy expresivo (a resaltar los silbidos del tren que nos impiden oír algunos diálogos).
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Fernando Polanco
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de enero de 2014
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Boxcar Bertha", de Scorsese/Corman, 1972. El otro día revisé esta pelicula, segunda de Scorsese, trabajo de encargo para la factoría de Roger Corman "American International Pictures". En principio se trataba de explotar el filón surgido tras "Bonnie & Clyde". Corman ya produjo "Mama sangrienta" en 1969, y después vinieron "La banda de los Grissom" de Robert Aldrich en 1971 o "Dillinger" de John Milius o algunas otras no tan relacionadas con el género criminal, como "El emperador del norte", de Aldrich (1973) o "Malas tierras" de Mallick, todas ambientadas en la época de la Gran Depresión y diversos puntos de vista sobre una temática común. Pienso que Boxcar Bertha es un producto mucho más de Corman que del propio Scorsese, todavía en periodo de formación, es una serie B muy característica de la AIP, estéticamente más cercana a "La matanza del día de San Valentín" que a cualquier Scorsese. Sin embargo, MS dispuso de total independencia a la hora de rodar y, por ejemplo, a la hora de seleccionar el casting, encabezado por una fantástica Barbara Hershey y por David Carradine (curiosamente, el mítico John Carradine, padre de David, protagoniza al propietario de la compañía ferroviaria que finalmente, acabaría con la vida del Shelley).

El film parte de la biografía de Bertha Thompson según el libro de Ben L. Reitman), que junto al sindicalista Big Bill Shelley, formaron parte una de las bandas de atracadores con más actividad en los años de la Depresión americana. Su especialidad eran los atracos a trenes, pero es curioso, y uno de los grandes atractivos de la historia, es que eran perseguidos tanto por su actividad sindical y de compromiso social, como por su actividad criminal, incidiendo aún más en este aspecto que en la propia "Bonnie & Clyde", donde ya se refleja claramente la admiración hacia estos "liberadores" por parte de las víctimas de la brutal crisis económica. Finalmente, y al igual que en "Bonnie & Clyde", Big Bill Shelley es brutalmente ajusticiado (la crucifixión final que lo concierte en un mártir, sí parece adecuarse a una de las constantes obsesiones de Scorsese, como ya se viera en "Who's That Knocking at my Door?).
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
griffinjazz
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de agosto de 2009
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
American International, productora creada por Roger Corman, financió esta película que acabó dirigiendo un joven de treinta años llamado Martin Scorsese que, sin embargo, ya había dado muestras de su talento en "Who´s Knocking At My Door?" en 1968 rodado en su Nueva York natal y con Harvey Keitel encabezando un reparto y una trama similar a la posterior "Malas Calles"(1973).

"Boxcar Bertha" se aleja de las obsesiones del director italomericano por lo que se puede considerar un producto de encargo en forma de road movie de la América Profunda y en plena Gran Depresión donde la rebelde Bertha (Barbara Hershey) cuyo padre, fumigador aéreo, muere en un accidente por las malas condiciones laborales en las que pervive. La joven se une al grupo de Big Bill Shelly (David Carradine) y Von Morton (Bernie Casey), sindicalistas, trabajadores y vagabundos. El don nadie Rake Brown (Barry Primus) chuleará a Bertha intentando aprovecharse de ella, pero pronto se verá forzado a unirse a la banda de Big Bill porque, como ellos, se ha convertido en un fuera de la ley.

El film cuenta con la aparición secundaria de Victor Argo (habitual en la filmografía de Scorsese) y del veterano John Carradine, padre de David, como Sartoris, el dueño del ferrocarril donde Bertha y sus amigos utilizan para robar el cargamento de dinero o para huir y a quienes persigue impacablemente.
Natxo Borràs
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados