arrow

El imaginario del Doctor Parnassus

6,2
23.562
votos
Sinopsis
Con una extraordinaria habilidad para guiar la imaginación de los demás, el Doctor Parnassus oculta un oscuro secreto. Siglos atrás hizo un trato con el Diablo para ganar inmortalidad, a cambio de entregarle a cualquier hijo que tuviese al cumplir los 16 años. Ahora, deambulando con su humilde teatro ambulante y con una hija a punto de llegar a esa edad, Parnassus está decidido a cambiar el trato.(FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 21 >>
25 de septiembre de 2009
93 de 113 usuarios han encontrado esta crítica útil
No hace falta presentar al director norteamericano Terry Gilliam, realizador tras obras de tanta calidad como Brazil o 12 Monos, que en los últimos años había dejado entrever cierta saturación creativa realizando films mediocres o irregulares, siendo Tideland la confirmación total de este bajón. Con "El imaginario del Doctor Parnassus" se recupera su mejor cara, encontramos la mente detrás de los sublimes fragmentos animados de los Python o de la ironía y mala leche que poseía Brazil. Aquí no hay término medio: empieza desde lo fantástico y evoluciona hacia ese mundo, alternando secuencias en el mundo real con otras que nos llevan al imaginario del personaje interpretado por Plummer, a su mente y, al mismo tiempo, a cualquier otra idea de la fantasía.

La historia es bastante sencilla: un grupo de "freaks" se dedica a deambular por la ciudad con un circo a cuestas, haciendo representaciones y ofreciendo a la gente nuevas sensaciones, mundos originales surgidos con su propia imaginación. Pero no todo era tan fácil: Parnassus, tiempo atrás, hizo un pacto con el demonio (fantástico Waits) que le presiona y le hace ser menos libre de lo que querría. La galería de personajes, fantástica, se suma un tanto cuando llega al grupo el misterioso Tony, un hombre que rescatan de la muerte y que da nuevos aires a la atracción.

Notablemente interpretado por Heath Ledger (hasta su trágica muerte), y posteriormente encarnado en varios momentos por Depp, Law y Farrell, es este personaje el eje de la historia, el que hace que todo se ramifique en numerosas escenas que son puro deleite visual, un torrente imaginativo digno del mejor Gilliam y que, si bien por momentos peca de ser un poco extremo, todo se arregla con los regresos al mundo real, uno sucio, lleno de gente sin destino, torturada. La vida misma.

Puede acusarse "El imaginario del Doctor Parnassus" de efectista, de simple, de ser más potente a nivel visual para ocultar sus lagunas narrativas. De muchas cosas. Lo que no puede obviarse es que es única, personal, entretenidísima y que además propone algunas ideas que hasta ahora no se habían tocado (desde este ángulo) en el género fantástico. Sólo por eso, la útima obra de Gilliam no sólo mejora exponencialmente la tediosa Tideland, sino que se coloca como una de las mejores películas del género en los últimos años (superior a los hijos bastardos de sagas como Harry Potter o El señor de los anillos) y, cómo no, una de las obras obligatorias de Gilliam, sólo un paso por debajo de su fantástica Brazil.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de octubre de 2009
64 de 71 usuarios han encontrado esta crítica útil
El director ha conseguido plasmar todo un universo de ensueño, de ilusiones y temores con su estilo imaginativo más particular, de imágenes visualmente contrapuestas, de escaso sentido racional pero que funcionan como puro arte abstracto. Una ventana abierta a la fantasía y a un torbellino de situaciones que reflejan como si de un sueño se tratase toda una serie de profundos secretos y deseos. Pactos con el diablo, tradición teatral al más puro estilo circense clásico, desarrollada en la época actual. Esto y mucho más es lo que nos ofrece Terry en su nueva película, que no es poco.

Para los curiosos, sin entrar en detalles aclarar que la desgraciada muerte del inmenso Heath Ledger, ha sido satisfactoriamente resuelta con la gran aportación de otros tres magníficos actores, Jude Law, Jonnhy Depp y Collin Farrell. De los que cabe destacar que contribuyeron en la continuación del film, como su tributo personal a la pérdida de Heath Ledger, ya que decidieron no cobrar ninguno de los tres por interpretar su papel. El director se mostró decidido en acabar la película realizando cambios en el guión para explicar la intervención de estos tres actores, como el ha declarado como un homenaje ha este magnífico actor fallecido, que me da vértigo imaginar hasta donde podría haber llegado su carrera tras apreciar su intensidad interpretativa mostrada especialmente en Brokeback Mountain y su versatilidad latente en películas como esta en la que esta espléndido, junto con los sucesores de su papel que transmiten ilusión y desparpajo en el desempeño de su personajes.

No olvidar al grandioso Christopher Plummer que concede una clase magistral de interpretación.

Soy consciente de que el estilo particular de Terry puede resultar para algunos que esta pasado de rosca en algunos momentos y que no son expresiones lúcidas de un artista sino más actos desordenados y pretenciosos. Opinión totalmente respetable, en cambio yo me olvido de razonamientos y me dejo embarcar en este viaje de sueños coloridos y bellas imágenes y me dispongo a disfrutar del trayecto.
Dawsoncrak
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
13 de octubre de 2009
66 de 82 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terry Gilliam es uno de esos directores que o te encanta o te estomaga, o le adoras o le detestas... yo pertenezco, más bien, al segundo grupo. Sus derroches de imaginación siempre me han parecido tontorrones, pegajosos y creo que nunca llegan a ningún lado.... o tal vez hacer esta afirmación sea de ignorancia supina por mi parte y la realidad es que no me entero de nada. Por contra, me encanta Monty Python, de siempre.
Terry Giliam, ¿prodigiosa creatividad o falta de talento?... Ésa es la cuestión.

Bueno, respecto a la peli y pese a lo que rece el rótulo con que cierra, es una peli de Terry Gilliam, que aquí se vio obligado a cambiarla por completo en pleno rodaje, debido al contratiempo de que se le murió el protagonista. Vaya leche. Si es que este tío es gafe... primero lo del Quijote, que por dos veces ha tenido que abandonar... y luego se pone a rodar una peli con un veinteañero y va y se le muere en mitad del rodaje...

La primera mitad de la película es, sin duda, lo mejor de la misma, precisamente, la parte que sí llegó a rodar Ledger. Seguramente ésta podría haber sido la mejor película del realizador, la más interesante y divertida, viendo como se desarrolla esa primera parte... pero las desgracias nunca vienen solas. Gilliam decidió, en esta ocasión, no abandonar y seguir con su Imaginario, hasta convertirlo en un auténtico homenaje al joven actor, en absoluto triste, ni ñoño, ni empalagoso... un honesto y cariñoso homenaje, del que participan sus amigos (atentos al texto de Depp).

La primera mitad es divertida, imaginativa y agradable... y la segunda es un peñazo, más imaginativo todavía y ciertamente, dadas las circunstancias, entrañable.

Gilliam rescata, para la ocasión, algún momento estético y sonoro de lo más Monty Python (como el carromato del Doctor Parnassus, tan a lo Sentido de la vida), y ésto a mí me gusta... la nostalgia... ya se sabe.

Como homenaje al joven, talentoso y malogrado Ledger, la película es una maravilla que nungún fan del actor debiera de perderse.
VALDEMAR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de octubre de 2009
41 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
Antes de ponerse a ver cualquier film de Terry Gilliam hay que seguir una especie de ritual, para desintoxicar el cuerpo y mente de prejuicios. Respirar profundamente, vaciar el cerebro de cualquier pensamiento, expulsar pretensión y lógica alguna y dejarse llevar por los mundos imaginarios y extraños de este singular director. Bueno, quien dice director dice guionista, actor, animador o músico (escribe letra y música de varias canciones de la película), es decir, un artista bastante completo. Y además atípico, pues su imaginación desbordante y desvinculación a cualquier convencionalismo en cada obra suya es digna de alabanza. Vamos, que pareciese que al leer/ver la Historia Interminable le hubiera marcado y quisiera en cada película salvar el reino de Fantasía.
Y yo espero sus películas y las disfruto, unas más, unas menos, pero las disfruto porque pocos se vuelcan en sus proyectos como él, sus mundos tan personales, derrochando un onirismo que no abunda precisamente.
Y de eso trata precisamente esta película, que podríamos catalogar rápidamente y a la ligera como una versión muy libre de "Fausto", pero que en realidad es una apología del mundo de la imaginación y los sueños de cada uno. Una historia bastante trillada y confusa, que sirve para invitar al espectador a la mente del Doctor Parnassus, a soñar y seguir soñando sin parar.
Además de este extraño y sugerente mundo se puede disfrutar de una buena y última actuación de Heath Ledger, bien secundado por Depp, Farrell, Law, Plummer, Waits y la guapísima Lily Cole.
Es una pena que a todo este proyecto fantástico (en ambos sentidos) le falte una historia que eleve la película más allá de la buena imaginería visual y sensorial, quedando lejos de obras más completas como "Doce Monos" o "Brazil".
Aun con todo esto, se puede disfrutar si se gusta de este tipo de cine, se gusta una alternativa a todo lo convencional o se le da una oportunidad y se abren las miras hacia algo surrealista y extravagante.
Dragondave
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de octubre de 2009
26 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
El imaginario del Doctor Parnassus es un proyecto que, a pesar de las adversidades a las que ha sido sometido, resulta ser de lo más solvente con la magnifica dirección del genial director y Monty Python, Terry Gilliam. Una película llena de magia que recrea un mundo perspicaz y extraordinario, con una escenificación maravillosa y unos efectos visuales tremendamente agradecidos. A pesar de una primera parte poco productiva en cuanto a recursos temáticos, la película se desarrolla con mayor intensidad a medida que la cinta corre, haciéndonos entrar, al final de esta, en el caos que supone el imaginario. Una dirección realizada con aguda lucidez y admirable ingenio nos traslada a los insospechados parajes que según Gilliam, encontramos en nuestras mentes. El caos resulta en algunos momentos un poco pesado, nos perdemos en la paranoia multicolor de los escenarios, pero en cuanto recuperas la orientación, todo brilla de nuevo con los mismos colores que te habían confundido anteriormente. Terry Gilliam en estado puro.
Interpretaciones escandalosas con actores dignos de mención. No solo el difunto y, para mi grandioso Ledger, hace su ultimo trabajo con novedoso acierto, cosa que no sorprende, si no que Cristopher Plummer, Tom Waits, Lily Cole y los “substitutos” Depp, Law, Farrell, también estan magníficos en sus papeles, todos interpretando a su manera lo que debe representar para ellos la magia de la imaginación y el entendimiento. Con respecto a Depp, Law y Farrell, me gustaría alargar que el más acertado es Depp, no por su parecido más cercano, ni siquiera por su sobrada experiencia en esta clase de papeles, si no ya por su capacidad de crear de nuevo un personaje fresco e innovador, en este caso el que más se adecua al que hubiese interpretado el mismo Ledger.
Recomiendo muchísimo esta película a cualquiera, pero sobretodo a los admiradores de Ledger, Gilliam, la magia y los mundos desconocidos.
mikelinno
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 21 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados