arrow

Big Bang (Serie de TV)

7,8
91.655
votos
Sinopsis
Serie de TV (2007-Actualidad). Leonard (Johnny Galecki) y Sheldon (Jim Parsons) son dos cerebros privilegiados que comparten piso. Aunque los dos, doctores en Física, son capaces de calcular las probabilidades de existencia de otros mundos, no saben cómo relacionarse con los demás, especialmente con las chicas. Penny (Kaley Cuoco), una vecina recién llegada, es el polo opuesto a los dos amigos, de modo que su llegada altera la tranquila ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 30 >>
12 de abril de 2008
262 de 321 usuarios han encontrado esta crítica útil
Este serie es... magnífica. No me cabe un calificativo menor.

El argumento central es sencillo: dos jóvenes doctores en física conviven en un mundo ajeno al mundo real. Son frikis, en el más puro estilo de la palabra. Sus amigos son más frikis que ellos. Su vida es una vida de frikis. Pero un día aparece una nueva vecina, una chica normal, cañón al tiempo, que enamora a uno de ellos (Leonard) y que les enseña unas cuantas cosas sobre la realidad que no aparecen ni en los libros ni en Internet.

Es francamente divertida. Al estilo de IT Crowd, pero con su originalidad propia. Con multitud de referencias científicas y culturales, y un guión muy bueno y divertido, vamos conociendo poco a poco a Leonard, que es muy consciente de que algo falta en su vida, a Sheldon, un tipo superdotado con dotes sociales nulas, y a Penny, la vecina, una chica que lo ha pasado mal, pero que quiere salir adelante. También son asiduos Raj, un chico indio que es incapaz de hablar con las mujeres, y Howard, un fuera de serie que no se come una rosca.

Sinceramente, desde hace mucho tiempo no esperaba con tanta ilusión una nueva entrega de una serie. Es hilarante, muy, muy divertida. Una deliciosa metáfora de cómo somos los humanos, de cómo convivimos, y de cómo las cosas importantes no se aprenden sino con otros seres humanos.

100% recomendable.
Heferstion
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de septiembre de 2012
167 de 230 usuarios han encontrado esta crítica útil
[SPOILERS HASTA LA 5ª TEMPORADA]

1.- Sheldon Cooper no se merece estas últimas temporadas.

Sheldon Cooper, el mejor personaje que ha generado una sitcom en los últimos lustros, no se merece estar correteando en el juego de las parejitas en el que han decido meterle Chuck Lorre y Bill Prady ¡Al final acaba como Steve Urquell e interpretando a tres personajes! Tiempo al tiempo…


2.- ¿Qué fue del Piedra, papel, tijeras, lagarto o Spock?

¿Dónde ha quedado el frikismo de la serie? Por favor, piense en un momento mítico de las últimas dos temporadas. Uno y medio, siendo benevolentes… ¿Dónde están ya las referencias a principios y teorías físicas? A medida que se ha hecho más popular y empezar a estar nominada a premios da la impresión que la fama ha devorado la serie. Parece que se ha convertido en un spin off de Penny. Antes, las grandes tramas y frases las generaban referencias a lado más oscuro friki y geek pero ahora se ha convertido en una serie de cameos populares y citas facilonas que entiendan sus millones de espectadores para que nadie se pierda…


3.- ¿Qué pintan ya el resto de personajes?

A Sheldon le han endosado una novia (Amy Farrah Fowler) y comparado con el resto no es lo peor. Leonard y Penny van a estar con ese aburridísimo tira y afloja hasta que acabe la serie y se casen, Howard y Bernadette irán a por el niño entre tantos insoportables y empalagosos (ooooooooooooh!) y Raj al final superará su trauma haciéndose gay y liándose con Stuart. Realmente “The Big Bang Theory” debería re-titularse como “Sheldon y otros 7 que pasaban por allí”.


4.- ¿A alguien le hacen gracia las últimas temporadas?

Es curioso que cuánto peor son las temporadas, menos gracia hacen sus capítulos y se vuelven aburridísimos… la serie ha ido ganando millones y millones de espectadores y ha empezado a estar nominada a los premios más prestigiosos. Personalmente desconozco el motivo… pero lo que empezó como una serie minoritaria, original y con gracia… ha acabado siendo masivo, trillado y tan popular que produce absoluta indiferencia. “The Big Bang Theory” empezó con la suma de coeficientes intelectuales de Sheldon y Leonard y ha acabado con el de Penny…


5.- ¡No queremos parejas!

“The Big Bang Theory” empezó como una serie en la que un grupo de físicos frikis intentaba integrarse socialmente (menos Sheldon) en un mundo dominado por vecinas buenorras y ‘gente que ve Telecinco y que opina que “Águila Roja” es la mejor serie de la historia’. El objetivo, al parecer, es convertir la serie en una “Friends” con geeks. Pero el problema es que la serie que protagonizaban Rachel, Ross, Monica, Phoebe, Joey y Chandler contaba con personajes bien definidos que posibilitaban todo tipo de tramas y variantes. “The Big Bang Theory” solamente cuenta con Sheldon como personaje funcional para cualquier tipo de interacción. El resto de tramas y personajes sin Sheldon acaban aburriendo… cansando… y… haciéndote desear dejar de ver la serie…
Maldito Bastardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de mayo de 2008
124 de 158 usuarios han encontrado esta crítica útil
Realmente una sitcom divertidísima y muy inteligente, llena de referencias curiosas y apropiadas. Una versión americana de "The IT Crowd", pero quizá más dinámica, posiblemente más freak, y más entretenida, ya que al menos yo, me rio mucho más con las aventuras y desventuras de estos cerebritos que con los de su homónima inglesa.

Los chistes y situaciones, a pesar de beber de los estereotipos y tópicos más manidos sobre científicos, son muy ocurrentes, muy bien hilados, muy oportunos y que encajan perfectamente en el ritmo de cada episodio.

Por si esto no fuese suficiente, está el personaje femenino, la contrapartida más absoluta a estos seres teóricamente intelectualmente superiores y que curiosamente es la que termina aportando sensatez y coherencia en el complejo universo donde viven esos cerebritos, capaces de comprender las más complejas teorías físicas, pero incapaces de entender, en muchos casos, el funcionamiento más simple de las relaciones sociales.

Muy, pero que muy recomendable, risas garantizadas, humor fresco y muchas referencias freaks que seguro que encandilarán a muchos fans de cómics y de otras series de televisión.
Simpkins
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de diciembre de 2008
92 de 118 usuarios han encontrado esta crítica útil
No sé cómo empezar para ser objetiva, porque la serie me encanta y he llegado a querer a los personajes en tan sólo una temporada y media.

Es una serie de científicos con poca vida social y con un gusto extremado por todo aquello que es habitualmente considerado de frikis, nerds o geeks. Es decir, los personajes aman Star Trek y Star Wars, se saben todas las características de los super héroes de Marvel y DC y sin duda han visto todas las películas de ciencia ficción de la historia del cine. Además, sus vidas giran en torno a la ciencia, pero lo bueno de todo esto es que uno puede ser un ignorante en ese campo y aun así pasarlo bien. Porque la gracia radica en que ellos saben que son raros. Y además, tienen un contrapunto de extrema realidad: Penny, la despampanante vecina rubia

Los personajes: Leonard es físico experimental y es quizá el que más se preocupa por lo mucho que choca su estilo de vida con la sociedad, aunque mantiene sus principios. No tolera la lactosa ni el maíz. Comparte piso con Sheldon.
Sheldon es físico teórico y padece el síndrome de Asperger, lo cual lo hace un ser extrañamente antisocial, ya que no capta el sarcasmo y tiene unos hábitos que no pueden ser quebrantados. Se sacó el doctorado a los 14 ó 15 años porque fue un niño prodigio, de modo que su cerebro está enormemente más desarrollado que sus emociones. No hace bromas y lo entiende todo literalmente.
Wolowitz y Raj trabajan también en la universidad con Leonard y Sheldon. Wolowitz es judío y aún vive con su madre (las apariciones de ésta son muy interesantes, aunque sólo acústicamente). Wolowitz es alérgico al cacahuete. Raj es hindú y padece de una timidez patológica que le impide hablar con mujeres.
Penny es una chica normal que se muda a Los Angéles para ser actriz, pero trabaja como camarera. No es tan boba como parece y suele estar a la altura de los gags. Es dulce y vulnerable.

Aconsejo de veras que vean la serie en versión original subtitulada. Así podrán disfrutar del acento hindú de Raj, de la voz de la madre de Wolowitz y del tono monocorde de Sheldon. Doblada pierde toda su gracia, lo digo de corazón.
BigCat
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de enero de 2011
76 de 91 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sheldon es a Leonard lo que Homer a Bart en los Simpsom. El gran lanzamiento del personaje de Bart, acompañado del merchandising y su frase favorita ( “Multiplícate por cero” ¿Se acuerda alguien?) duraron lo que le tardó al niño en crecer la sombra de su padre. Diseñado para justificar cómo se tiene un hijo gamberro, Homer, de tan vulgar, se volvió más gamberro que su hijo, dibujando uno de los arquetipos humanos más interesantes desde Ignatius J. Reilly.
Sheldon es la mina de Big Bang. Nace como comparsa nerd, personaje gracioso que acompaña y alivia la tensión sexual entre Penny y Leonard. Pero esto dura sólo hasta que el inmaduro pedante crece y se come la serie y a su compañero. Y lo que es peor, le roba a su pareja.
Porque Sheldon y Penny son la pareja. En las escenas juntos, el hiper irritante y orgulloso científico muestra el niño malcriado que nunca ha dejado de ser, intentando chantajear a una mamá Penny, que, de rubia tonta pasa a convertirse en un arma cargada de intuición y respuestas cortantes como cuchillos. Ella es la única que le pone en su sitio, el contrapunto esencial para todo nerd, que no encuentra en el resto de personajes, rendidos a su dictadura mucho antes incluso de haber empezado el primer capítulo.
Con Sheldon y Penny la serie ha encontrado la válvula de escape que le permita rendir más de un par de temporadas, que es lo que habitualmente tarda en desgastarse la tensión sexual. Y es que entre ellos existe ternura, rivalidad y dependencia; de ella para medirse en él, y de él, tocando insistentemente en su puerta, penny, knock, penny, knock, para cualquier cosa.
Leonard mira, explica, justifica y hace que hace pero hace tiempo que da vueltas por la casa intentando no molestar a los protagonistas. Podrán acostarse un día de estos, pero yo me saltaré el capítulo.
Morelli
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 30 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados