arrow

Líbranos del mal (Deliver Us From Evil)

7,2
1.058
votos
Año
2006
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Documental | Religión. Abusos sexuales
Sinopsis
Documental sobre los escándalos sexuales de la Iglesia Católica en Estados Unidos. Este turbador documento narra la historia del padre Oliver O’Grady, el más conocido pedófilo de la historia de la iglesia moderna. Depredador sexual compulsivo, carente de remordimientos, O’Grady usó su encanto y su autoridad como líder religioso para violar a docenas de niños de familias católicas en California durante más de 20 años. A pesar de los ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 >>
24 de julio de 2008
42 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta crítica va dirigida a la persona que me planteó la explicación del porqué de esta película u otras similares, junto con una reflexión formal sobre mis motivaciones a la hora de verla y recomendarla. Va por ti, Jaroshlav, camarada.

Carta a un posible iluminado:

Primera bombilla: Si hablamos de gustos, yo no puedo hacer nada para generarte ilusión sobre el tema, si, en general, te produce repulsión. Me parece interesante que un pederasta cuente su vida, sus aficiones, sus depravaciones y que se le note cierto brillito en los ojos cuando reconoce que lo que le gustan son los niños, lo dice tal cual.
Segunda bombilla: También me resulta curioso que contraponga sus experiencias con las de sus víctimas para mantener el nivel de odio y repugnancia del espectador en un nivel adecuado. Porque si no lo hiciese así la directora, posiblemente llegaríamos a desarrollar un proceso de empatía con el cura pederasta, emoción que sería aborrecible, lógicamente, pero que no deja de ser un sentimiento muy normal, al conocer a una víctima y su consiguiente humanización.
Tercera bombilla: El motivo para ver esta película es evidente en mi caso. Todo lo que tenga que ver con la profundización de mi conocimiento sobre la condición humana me interesa, a ti seguro que te pasará algo similar, aunque para ello tenga que ver, leer o conocer, simplemente, la vida y obra de seres humanos despreciables como es la del caso de esta película.
Se me han acabado las bombillas, te saco una vela para las conclusiones, así todo se vuelve más solemne: Se producen documentales como este por la misma razón que se ruedan películas sobre asesinos múltiples, obsesos sexuales, corruptelas gubernamentales, para abreviar: la mugre de la sociedad. Se ruedan por morbo, que siempre he pensado que es el primo pobre del interés, pero igual de respetable, porque la cuestión es conocer el mundo en que vivimos y muchas veces hay que meterse en el fango para aprender el camino más corto que nos lleva a la salida.
I m feeling good
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de octubre de 2007
23 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
Excelente documental que se centra en los abusos que sufrieron 4 niños, que ahora son mayores, por un mismo sacerdote.
El montaje de este documental hace que te enganche durante las dos horas que dura. Además tiene testimonios tanto del proceso judicial, del mismo acusado, como de los obispos que lo defendían.
Me ha impresionado mucho, como los padres de los niños que sufrieron los abusos sexuales, son capaces de contar muy decentemente los hechos desde que conocen al párroco, hasta que se producen los abusos, en donde se derrumban. Son unos testimonios desgarradores.
Además está el testimonio del sacerdote pedófilo, el cual es sobrecogedora la normalidad con que cuenta los hechos.

Este documental no va a dejar indiferente a nadie.
CurreL
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de julio de 2008
14 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Éste es un escandaloso documental que rompe con las férreas tradiciones conservadoras donde no se puede criticar a la Iglesia Católica.
Aquí se ataca con testimonios arrolladores a la sagrada envestidura eclesial, casi demoliéndola por completo por la rabiosa eficacia en la crítica.
Siguiendo el caso particular de un cura violador de niños llamado Oliver O’Grady (el cual hasta se anima a reconocer todo ante la cámara sin remordimientos), y quizás con algunos objetivos tendenciosos en resultar polémica en su contenido, la directora nos sumerge en los testimonios que revelan las aberraciones más insospechadas: las que delatan a una gran cantidad de curas que cometen abusos sexuales contra laicos, y que cuentan además con la complicidad y el encubrimiento de las altas jerarquías eclesiásticas.
Frases como “No, no puede ser” o “La gente con sotana siempre me inspira confianza” son echadas por la borda, la pureza de principios morales quedan ridiculizados ante tamaño alegato acusativo que inclusive destapa el malintencionado ocultamiento de pruebas y la irresponsable desidia por parte de las altas autoridades de la institución eclesial. La Iglesia, un organismo politizado al extremo donde se ostenta la impunidad de no reconocer los errores y miserias espirituales con consecuencias legales.
Un documental que sacude, sin dudas que es tendencioso en determinadas oportunidades y que apela por allí a la exagerada victimización, pero que destapa situaciones monstruosas teniendo en cuenta el contraste que resulta el oír argumentos sobre las vejaciones sexuales propinadas por personas supuestamente al servicio del bien, el amor y la justicia moral y espiritual.
Éste es un claro ejemplo de que la Iglesia está constituida por PERSONAS que resultan falibles en la misma medida que cualquier persona laica, con miserias y debilidades a pesar de ser gente consagrada en exclusivo a Dios.
Tampoco me quedan dudas que la directora aprovecha un tema polémico en su esencia para sacar provecho y criticar abiertamente a la institución que agrupa a los cristianos y en despedazar con fuertes testimonios de resentidas víctimas de abusos sexuales los prejuicios que siempre se han inculcado sobre los clérigos.
Las posibles consecuencias de este filme: más indiferencia para ateos, el sacudón en la fe de los creyentes.
La defensa de la Iglesia a todo esto? El enclaustrado silencio, la negación de los hechos y el mirar para otro lado.
Alberto Yaya
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de septiembre de 2009
10 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ya era hora de que pudiésemos ver algo tan sincero y valiente. Ya era hora de que nos pudiésemos cuestionar a la Iglesia y su conjunto de miembros como lo que son: Una auténtica e incuestionable mafia sin escrúpulos.
Creo que todo el mundo que tiene una fe totalmente ciega e inquebrantable debería ver este documental para darse cuenta del peligro que corre y del tipo de Institución a la que está prestando su apoyo.
Jesucristo nunca dijo nada sobre abusar, mentir, manipular y tener falta absoluta de compasión y de falta total de lógica.
La Iglesia queda aquí presentada como una organización criminal, encubridora y totalmente oscura.
Solo espero que el actual Papa sea el Papa negro del que tanto se ha hablado y que suponga el fin de la Iglesia.
isa
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de julio de 2010
10 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Polémico documental que cuenta el historial delictivo del cura Oliver O’Grady: su confesión de abusos sexuales sobre 25 niños, la negación de los hechos pese a documentos e investigaciones que no admitían evidentes y que pese a conocerlo sus superiores se dedicaban a pasarlo a parroquias cercanas, continuando así una espiral de abusos. Obviamente el documental de Amy Berg está conducido emocionalmente para sumergirnos en sus devastadores testimonios.

Más que el recurrente tema de abusos que ha cometido la Iglesia Católica a lo largo de toda su historia (como cualquier religión, secta o culto masivo) la parte más espinosa narra el viaje de dos de las víctimas al Vaticano para entregar una carta al Papa. Creo que no hace falta que les cuente más. También sorprende la inmunidad judicial que le fue concedida al Papa por el ejecutivo de Bush. Aunque en el 2008 el Papa pidió perdón a las víctimas de abusos sexuales. Al menos, esta vez, no han tardado 500 años como sucedió con las víctimas de la Inquisición.

Efectivamente, esperemos que alguien nos libre del mal y que no se hagan ni justifiquen actos con falsas apologías y rencores. Las cosas son, simple y llanamente, lo que son.
Maldito Bastardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados