arrow

Better Call Saul (Serie de TV)

7,6
18.019
votos
Sinopsis
Serie de TV (2015-Actualidad). Precuela de la serie "Breaking Bad", centrada en el personaje del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk), seis años antes de conocer a Walter White. La serie cuenta cómo un picapleitos de poca monta llamado Jimmy McGill, con problemas para llegar a fin de mes, se convierte en el abogado criminalista Saul Goodman. (FILMAFFINITY)

Estreno en USA 4ª temporada: 6 agosto 2018.
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 10 11 >>
7 de febrero de 2015
40 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
La serie más esperada del año ha llegado y su episodio piloto despeja de un plumazo las pequeñas dudas que pudiésemos albergar, sobre todo los fans de “Breaking Bad”. “Uno” confirma el enfoque de “Better Call Saul” como apéndice y expansión del universo creado por Vince Gilligan.

La incomparable vís cómica del personaje interpretado por Bob Odenkirk podía hacer pensar en la creación de un show totalmente nuevo y diferente, que entrara de lleno en el terreno de la comedia pura y dura pero nada más lejos de la realidad. Gilligan apuesta sobre seguro y de manera inteligente manteniendo intacto el tono, particular y genuina mezcla de comedia y drama, además de la estructura y el estilo instaurado en “Breaking Bad” para que ambos shows sean totalmente complementarios formando un todo, haciendo totalmente imprescindible haber visto la mítica serie para disfrutar la experiencia en toda su plenitud.

En el piloto dirigido por el propio showrunner de la serie volvemos al Albuquerque creado por Gilligan, familiar y reconocible al instante gracias al personal estilo de dirección, la fotografía y recursos estructurales como el ya célebre “cold opening” previo a la cabecera de la serie, dedicado en esta ocasión a confirmar la flexibilidad en cuanto a lineas temporales, pre y post “Breaking Bad” con las que va a jugar la serie, ya comentada previamente por sus creadores. Cimientos de probada eficacia y terrenos conocidos enfocados a convertirse en un regalo a un actor y un personaje con infinitas posibilidades que pedía a gritos un protagonismo mayor en cada aparición.

El protagonismo de Odenkirk es absoluto, dominando y apareciendo en absolutamente todas las escenas de este piloto que comienza una historia de orígenes y de primeros pasos en el camino del verborreico letrado de pocos escrúpulos Jimmy McGill hacia su particular visión del éxito y su transformación en Saul Goodman. Unos dificiles comienzos en los que se nos muestra a un McGill sin blanca, sin tantas tablas y seguridad en sí mismo como el Saul que todos conocemos, pero con el mismo espíritu marrullero y la misma avidez por arrancarse la etiqueta del fracaso y alcanzar un supercaso que le lleve a prosperar económicamente por la vía rápida.

El piloto ya muestra a unos cuantos personajes conocidos que se cruzarán en ese camino, como el primer encuentro con el implacable Mike Ehrmantraut interpretado por Michael Banks, y empieza a perfilar con paciencia y con cuentagotas a los nuevos. El de más peso será Chuck, el hermano de Jimmy, interpretado por el veterano Michael McKean en un papel que puede reportarle al fin el gran reconocimento dentro de una extensísima carrera, sobre todo como secundario a lo largo de tantísimos años.

Trás disfrutar a Saul Goodman dominando negociaciones en despachos, comisarías y salas de interrogatorio en “Breaking Bad”, otra de las grandes satisfacciones que reporta “Uno” a los fans es el poder ver al fin como se desenvuelve nuestro protagonista en un juzgado. La escena más divertida, impregnada de un humor negrísimo marca de la casa, transcurre durante el juicio de uno de los casos de poca monta con los que sobrevive. Una escena que retrata la personalidad y métodos del abogado manipulador vendedor de humo. al igual que el discurso para líar y convencer a los hermanos skaters, primeros reclutas de su estrambótica red de contactos criminales. Saul en estado puro.

Un comienzo satisfactorio que tranquiliza a los escépticos y nos hace intuir que vamos a ver lo que deseábamos y mucho más, abriendo una trama, que a pesar de moverse en terrenos ya explorados, va a estar llena de sorpresas. Seguiremos “Better Call Saul” esperando con ansia cada ración semanal y compartiendo impresiones con vosotros. No os la perdáis.

http://losreyesdelmando.com/2015/02/07/critica-better-call-saul-episodio-1-uno/#more-4505
Oscar DLC
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de febrero de 2015
28 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si alguien tenía dudas, que las disipe, Vince Gilligan nos devuelve al universo de la serie original. En cada canción elegida para la banda sonora, en cada paisaje de fondo, en cada fotograma, en cada frase de guión se respira la atmósfera de Breaking Bad,
Bob Odenkirk está magnífico, solo falta ver el vuelo que toman los secundarios y Jonathan Banks, que hasta el momento solo ha rodado un par de escenas.
La serie nos presenta a Saul Goodman cuando aún no es Saul Goodman, sino un abogado de medio pelo y con escaso éxito que intenta abrirse un hueco en el mundillo de la abogacía. A lo largo de los primeros capítulos le vemos caminar sobre la línea que separa lo legal de lo ilegal, todavía no decidido a echarse al monte.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Rufus T Firefly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de abril de 2015
20 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
No le tenía nada de fe. Lo reconozco. Amé a Breaking Bad con locura pero en esta serie sólo veía una búsqueda exagerada y poco disimulada de más rédito económico. No sólo eso. A pesar de que Saul me parecía un personaje brillante y emblemático, no lo creía capaz de cargarse una serie al hombro. Además, los precedentes de otros intentos similares, no auguraban nada bueno. Pero, afortunadamente, pocas veces estuve tan equivocado. Better Call Saul es una dignísima sucesora de la mejor serie de los últimos años (con todo lo que eso implica).

Más allá de la trama, las actuaciones y la ambientación (todos estos, ítems que sólo merecen elogios), creo que el gran mérito de esta serie es que tiene el “alma” de Breaking Bad. Si, las calles de Albuquerque siguen igual que siempre, Jimmy reboza de carisma, aún antes de convertirse en Saul, y la droga y la corrupción están a la orden del día. Pero no es sólo eso. El espíritu de su predecesora “inunda” cada plano: la cámara en lugares inverosímiles, el humor negro en las situaciones más incomodas, hechos casi intrascendentes que, por mala fortuna, se convierten en situaciones de vida o muerte (el “juicio” en el desierto es una obra maestra del suspenso y la tensión), la racha perdedora de los personajes principales, etc.

Al protagonista sólo le caben aplausos. Como ya dije, el personaje del abogado me parecía brillante pero sin la profundidad e importancia que sí tenían otros secundarios como Hank o Mike. Sin embargo, la composición de Odenkirk es brillante porque no sólo repite la gracia y la simpatía que ya se le conocía en Breaking Bad sino también porque muestra otras facetas desconocidas en el personaje: el cariño casi devoto a su hermano mayor, sus conflictos éticos, su amistad con Kim, la tristeza ante algunas revelaciones, etc.

Del resto del elenco, se destaca Mike (otro personaje para el recuerdo de Breaking Bad), a pesar de que su papel es un poco secundario, pero con intervenciones fundamentales en algunos conflictos y siendo protagonista absoluto del mejor capítulo de toda la temporada. También resaltan bastante Chuck, el hermano enfermo de Jimmy, y Kim, su incondicional confidente, ambos pilares emocionales indispensables del protagonista porque permiten que Jimmy se desarrolle como personaje y que muestre esas facetas inexploradas de su personalidad.

Para los fans de Breaking Bad, es una serie totalmente necesaria. Más bien diría que es obligatoria. Tiene una gran calidad y es una posibilidad única de reencontrarse con varios personajes muy queridos. Y como si fuera poco, esto recién empieza. Queda un largo camino y Walter y Jesse también están en la lista de espera.
MatiasR
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de febrero de 2015
27 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vince Gilligan vuelve después de crear una auténtica obra maestra, una series de televisión que pasará a la historia como una de las mejores producciones cinematográficas de la historia. Con la aparente intención de seguir sacando tajada y vivir de rentas, crea una precuela tan solo año y medio después de la emisión del último capítulo de "Breaking Bad".

En los últimos meses, me he tenido que aplicar el cuento de no juzgar un libro por su portada varias veces, y sigo cayendo una y otra vez. Esto también confirma que el ser humano es la única especie capaz de caer dos veces en el mismo error. Y ¡que error!.

Después de haber visto los dos primeros capítulos, la verdad es que poco puedo hacer más que esperar a que saquen el siguiente. Juzgar técnicamente esta serie me parece algo ilógico, a mi y creo que también para la mayoría de los mortales, porque no hay palabras en el diccionario de ninguna lengua en este mundo que puedan definir estos dos capítulos. El argumento es completamente original, curioso, con pequeñas pinceladas de humor negro muy bien racionado y que ameniza (si era posible amenizar más) esta serie algo mejor que la anterior. Y engancha. Mucho.

Por lo demás, insisto en que me veo incapaz de describirlo. Las actuaciones son realmente extraordinarias. Destacar a Bob, que ya prometía en "Fargo" y "Breaking Bad", pero que demuestra inesperadamente que es de ese grupo de actores que esta varios escalones por encima del "montón". El resto del reparto heradado de la serie predecesora sigue en su línea, y de sus incorporaciones destacar a "Michael Mando", que demuestra que también puede acojonar en carne y hueso.

Como único apunte técnico, esos momento y planos regalados, que pudieron verse al final de "Breaking Bad" (véase el capítulo de la mosca), una vez que ya había demostrado lo que debía demostrar, y que parece que sobran y solo demuestran de forma explícita el talento del equipo de rodaje, pero que le dan a la serie otro factor más de diversión.

Como siempre, dejo lo peor para el final. Esta serie tiene dos pegas:

1. Si no te quieres enganchar a algo, fuma, bebe y drogate. Pero no veas esta serie.

2. Después de ver un solo minuto de esta maravilla, todo el demás cine que hayas visto en tu vida y que vayas a ver en los años que te queden te parecerá basura en comparación con lo que acabas de ver.

Por último, decir que como nota dejo un 9, ya que a todo le doy margen de mejora. Pero esta serie, solo con el principio, ya me ha demostrado mucho, y con darme esto mismo durante 45 minutos cada semana, me conformo.
Jpigas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de febrero de 2015
16 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Como Spin off podían correr todo tipo de temores bien justificados. Uno de ellos era el de tomarse esta serie cual materia blanda que deberíamos tolerar porque ya nos habían brindado todo con Breaking Bad. Ya de entrada se nota que lo blando no corre por las venas de esta dirección. Son honestos con lo que hacen. Imposible saber si Better podrá escalar como su antecesora, pero es gratificante saber que, con tan solo dos episodios, la escalera ascendente ya se va armando.

Jim el resbaladizo. Olvídense de ese abogado ya entrado en cancha que se recita sus panfletos inconsistentes con el ímpetu de un artista. Saul es un niñato dentro del mundo del derecho, se gana el sueldo trepándose a las paredes como el resto de los mortales. Lo bueno ya se deja ver: asistimos a una evolución gradual de un personaje que tiene todo el potencial para remarla sin recurrir a nostalgias ajenas. Ya se perfilan los secundarios, con tics ya conocidos que dejan migas de pan a su paso. Y ya conocemos el procedimiento: esas migas formarán, tarde o temprano, un alimento sustancioso. Me cuesta no confiar en esta dirección, de ahí mi confianza ciega en tan solo dos episodios.

Si recuerdan a Breaking, pues estilo y estructura se han trasladado a Better: esta serie amenaza seguir la misma tónica, los mismos recursos narrativos, las mismas particularidades anímicas llevadas a los personajes. La temática tampoco ha cambiado: así como Breaking Bad se traduce (aproximadamente) "Rompiendo algo de mala manera, de malos modos, con mala intención"; pues Better se encargará de hacer de un abogado busca pleitos un abogado criminalista con oscuridad disfrazada de divertido chantaje.

No me arrepiento, pongo mis manos en el fuego. Esto va a ser realmente sólido.
Juan Rúas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 11 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados