arrow
Haz click aquí para copiar la URL

The Beatles: Eight Days a Week - The Touring Years

7,2
2.426
votos
Año
2016
País
Reino Unido
Director
Reparto
Documental, intervenciones de: John Lennon, Paul McCartney, George Harrison, Ringo Starr
Género
Documental | Documental sobre música
Sinopsis
Documental que explora el mundo interior de The Beatles: cómo se tomaron las decisiones, cómo se relacionaron entre sí, junto con su capacidad musical y personalidades complementarias. El film se centra en la primera parte de la carrera de The Beatles (1962-1966), la época durante la cual hicieron su gira y cautivaron al mundo entero. Muestra cómo surgió el legendario grupo, y abarca el periodo desde los días en los que tocaban en The ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 >>
17 de septiembre de 2016
22 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Como fan de los Beatles de toda la vida la película me ha tenido que gustar sí o sí. Tampoco es que me haya aportado gran cosa, porque a estas alturas ya sabemos muy bien toda su historia. La película se centra principalmente en los años que van desde su asalto a la fama hasta la creación de The Sergeant Pepper's, tal vez su gran obra maestra (aunque eso siempre es discutible). El resto se lo funden en un par de minutos. No me extrañaría que estuviesen preparando una segunda parte que explore ese período de tres años que obvian en este documental y que, creativamente, me parece el más interesante y, humanamente, el más perturbador. Eight Days A Week se centra en su brutal irrupción en el mundo de la música, en su influencia en la juventud y en la cultura de la época, en su compromiso social (a veces inconsciente) y en la creatividad que los colocó en la cúspide de la música pop y de la cultura popular. Lo que vino después solo aparece esbozado, pero muy bien sugerido con cuatro o cinco pinceladas maestras. Un documental fragmentario, porque, como ya he dicho solo, solo abarca algunos aspectos de la beatlemanía, pero bastante bien logrado, con un buen ritmo, imágenes pulcramente pulidas y sonido remasterizado. Como documento histórico, la película es muy interesante. Como producto para los fans, un placer. Tampoco creo que se pueda pedir más. Ah, y después del documental la media hora que se ha podido salvar del famoso concierto que dieron en el Shea Stadium allá por 1965. Esas imágenes ya pululaban por la red desde hace años, aunque con algunas diferencias en la composición de las imágenes, particularmente las del público.
Cristermo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de septiembre de 2016
15 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Magnífica recopilación de imágenes documentales de aquellos años, maravillosamente restauradas, así como el sonido. El público, el entorno, inteligentes entrevistas… todo queda reflejado y es impagable. La felicidad hubiera sido completa si hubieran podido estar también ahora John y George, y todos anunciando que iban a sacar un nuevo disco juntos y una gira… Me parece cada vez más un milagro asombroso que cuatro chicos de barrio, que de música, como ellos mismos han dicho en otras entrevistas, apenas conocían al principio unos acordes elementales, en muy poco tiempo estallaran en aquella explosión de creatividad con canciones imperecederas y sonidos y estilo propios y únicos que sintonizaron algo profundo en la fibra de millones por todo el mundo. Aparte de la genialidad pura de su música, no voy a soltar la frase tópica que se aplica con muchos personajes en general de que “cambiaron el mundo”. El mundo sigue siendo terriblemente deficiente, por no decir muy gravemente enfermo, pero los Beatles contribuyeron a atacar estúpidos tabúes, a liberar mentalidades… quizá, si los Beatles no hubieran existido, todo sería ahora aún peor, y no solo en el aspecto musical. (Daniel Nieto Ureña)
Daniel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de septiembre de 2016
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ron Howard dirige este documental sobre los Beatles centrándose en los vertiginosos años en los que el grupo se pasaba la vida de concierto en concierto. Con apenas veinte años se convirtieron en los más famosos del mundo, asediados por las fans y obligados por sus contratos a no parar de tocar, de hacerse fotografías, películas, etc.

Se repasa la trayectoria desde el estallido de la Beatlemanía hasta 1966, año en que, hastiados de tanta vorágine, deciden dejar de actuar en directo y continuar su carrera como músicos de estudio. Con imágenes de archivo, la mayoría ya conocidas por sus seguidores, se investiga en su modo de componer, su increíble capacidad para actuar a un gran nivel en circunstancias técnicas lamentables, y en la manera en que ellos mismos se van desarrollando como músicos y como personas. Al finalizar la película, se proyecta el concierto que dieron en el Shea Stadium de Nueva York en 1966, de media hora de duración.

Los Beatles fueron un fenómeno único. Un fenómeno musical y social. Tanto es así, que cincuenta años después de su último concierto (50 años!! que se dice pronto…) siguen vendiendo. Se siguen editando sus discos, se siguen escribiendo libros, se siguen haciendo películas sobre ellos… Los Beatles fueron una máquina de hacer dinero cuando estaban en activo y lo siguen siendo en la actualidad.

Yo creo que he visto todos los documentales que se han hecho sobre ellos, por lo que sospechaba que poca cosa nueva iba a encontrar en éste. Y efectivamente, poca cosa inédita hay. Casi todo ya lo conocía. Pero el placer de verlo en una sala de cine, y el hecho de que se centrara en sus años de giras (lo que garantizaba escuchar muchas canciones) le daba un aliciente especial. Y no me defraudó. Me lo pasé en grande.

Ron Howard salpimenta las imágenes de archivo con entrevistas actuales a los dos Beatles supervivientes (McCartney y Ringo) y con trozos de entrevistas antiguas a los otros dos. Además, pone el acento en el significado musicosocial que tuvieron entrevistando a gente como el periodista Larry Kane (quien les acompañó en sus giras por Estados Unidos), el escritor Jon Savage, las actrices Whoopi Goldberg y Sigourney Weaver (quienes asistieron a sus conciertos siendo adolescentes) y el músico Elvis Costello.

Lógicamente, también se habla de la importancia capital que tuvieron en su éxito tanto Brian Epstein como George Martin, aunque la película no se detiene demasiado en ninguno de los dos, y busca más en las interioridades del cuarteto y su progresivo cambio de actitud ante las giras, la fama, el trato de la prensa, y cómo encararon a pesar de su juventud todo ese follón que se montó a su alrededor.

La película muestra con claridad cómo eran los Beatles en sus inicios, pondera su espontaneidad, cómo se divertían en el escenario, el modo en que hacían piña cuando era necesario, y la manera en que poco a poco todo eso fue cambiando, hasta llegar al verano de 1966 hastiados de esa vida, de vivir en aviones y hoteles, y supongo (aunque no lo dicen) que de verse siempre las mismas cuatro caras a todas horas. Asimismo, la responsabilidad también les pudo. El peso de saber que a cualquier cosa que digas le va a sacar punta la prensa y cualquier cosa que hagas va a ser portada en todo el mundo es algo que debe ser muy difícil de sobrellevar.

Al final del film, se muestra la única vez que el grupo actuó en vivo tras su abandono de los escenarios en 1966. Se trata, lógicamente, de la actuación que hicieron en la azotea de los estudios de Apple, en Londres, en 1969. Un maravilloso cierre para un gran documental. Esos “Don’t let me down” y “I’ve got a feeling” me parecen de lo mejor que grabaron nunca en directo, e hicieron que terminara la película emocionado y con ganas de mucho más.

En cuanto al concierto final en el Shea Stadium, es también una gozada. Sobre todo, es un documento de la época. De una época en que no se daban conciertos en los estadios. Con un paupérrimo equipo de sonido, los Beatles apenas se escuchaban a sí mismos. La gente iba a ver a los Beatles, no a escuchar su música. Se ve al público muy lejos del escenario, con unas vallas protectoras, chicas desmayándose, otras saltando al césped perseguidas por la policía, en fin, un caos absoluto que propició que John Lennon encima del escenario hablara en un idioma inventado, convencido de que nadie le escuchaba, y se partiera de risa mientras con George Harrison mientras tocaban “I’m down”.

Como fan de los Beatles y amante del cine, las dos horas que pasé disfrutando de las dos cosas a la vez fueron una gozada extraordinaria. Si tengo que destacar algo que me gustara especialmente, me quedo con la entrevista a Elvis Costello y con el concierto en la azotea de Apple, pero todo el conjunto está muy bien. No es que me descubriera gran cosa, ya digo que casi todo lo que vi ya lo había visto antes, pero qué más da. Al fin y al cabo un placer conocido sigue siendo un placer.

https://keizzine.wordpress.com/
keizz
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
19 de septiembre de 2016
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver algo sobre los Beatles siempre es un placer, oír su música es una delicia. Para mí, que me considero un beatlemaníaco ( creo que se escribe así ), y por tanto he visto casi todos los documentales que se han hecho sobre ellos, no me parece que eight days a week aporte cosas nuevas u opiniones diferentes a las ya vistas, de hecho he visto documentales más completos que éste. Que los cuatro chicos vivían en una jaula de plata, donde pasaban del escenario al hotel y al avión y vuelta a empezar, ya lo sabía; que de Filipinas tuvieron que salir por patas por no acudir a una recepción de Imelda Marcos, también lo sabía; lo de las declaraciones de Lennon sobre Jesús y sus consecuencias, también lo sabía.
Por todo esto, esta película me parece un encantador deja vu; claro que no todo el mundo es tan beatlemaníaco como yo y no tiene por qué haber visto tanto material sobre ellos, por tanto esta película es todo un descubrimiento. Al fin y al cabo son los Beatles, es su música, se merecen no menos que un 8.
tole
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de octubre de 2016
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Escucho la música de The Beatles desde que tengo uso de razón, y aunque (casi) cualquier cosa sobre ellos me parece interesante y entretenida, después de ver otros tantos documentales musicales de diferentes grupos y diferente índole, he de decir con algo de pesar que éste documental me parece un poco flojo: hay momentos divertidos, pero da la sensación de que construyeron el documental a partir de las imágenes inéditas que consiguieron reunir, en vez de al revés.

Mola ver a los Beatles, y volver a oír que, en directo, eran lo más, pero ¿de verdad esto es lo mejor que han conseguido hacer con ese material? ¿Larry Kane hace un "casi famosos" y eso es todo lo que tiene que añadir?

Un resultado bastante edulcorado.
marina81
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados