arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Lobo

5,6
33.726
votos
Sinopsis
Will Randall es un ejecutivo de mediana edad, un tanto apocado, que trabaja en una importante editorial. Conduciendo su coche, en una noche de luna llena, se ve obligado a pararse a causa de la nieve. Al bajarse del vehículo, un lobo le muerde una mano. Pronto empieza a notar extrañas transformaciones en su cuerpo coincidiendo con las fases de luna llena. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 6 7 >>
12 de julio de 2006
33 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
Empezar una crítica de Lobo puede contener muchas matizaciones.
La película en su esencia no es del todo buena, los críticos y la prensa en general hicieron buen uso de sus tintas para enterrar la cinta de Nichols.

Ahora bien, yo que no creo en Casablanca, que es un peñazo, no creo en Lo que el viento se llevó que muchos la puntuan como increíble y apuesto mis dos riñones que no han sido capaces de verla en la típica sesión de domingo por la tarde, sin soltar mas de 25 bostezos y levantarse otras tantas veces a por un bocadillo de nocilla, ni creo en clásicos como La fiera de mi niña, que sí, que son obras maestras eso no lo pongo en duda y que quizá en la época que se hicieron fueron rompedoras en muchos aspectos, pero la raíz de éste comentario nace, en que Lobo como película funciona en muchos aspectos y ahora diré por que;

En primer lugar el gran error de la cinta, es utilizar un actor como Nicholson, no por que su interpretación sea poco creíble, en absoluto, consigue un hombre lobo genial, es el actor ideal para ese papel eso no cabe duda, el error está en la asociación de personajes que le otorgamos a Nicholson. Le vemos en pantalla y decimos, mira el que hizo aquella del psiquiátrico que jugaba a baloncesto con el indio aquél, o lo identificamos como, mira el tercer motero de Easy Rider ese que decía que era abogado y tal... En ese aspecto, el film por asociación de recuerdos sale perdiendo con la figura de Nicholson, que repito su papel de lobo es nada desdeñable.

El segundo error es el mito. El hombre lobo es brutal, la idea. Yo he crecido con este tipo de películas y aún estoy asombrado de ver como por ejemplo esta en especial recoge palos allí por donde va. Allá en el año 1994, me parece que estábamos algo tocados por las nuevas tecnologías y demás chorradas y nos olvidávamos que con unos efectos especiales del baratillo y cuatro duros se logran maravillas como ésta.

Para acabar destaco el trabajo global. Los actores son fantásticos todos, desde Spader todo un mito de mi juventud, sobre todo cuando él nos enseño como se debe hacer el amor en un coche, aunque te la pegues.... La Pfeiffer, por aquellos años todavía no tan conservadora como lo es ahora, aún poseía el espíritu de la gata más seductora del cine, y el resto Jenkins y Plummer genial como siempre.
A, la banda sonora es de Morricone, y ayuda con una apreciación minivalista del film, con algún altibajo, en la parte final creo que el famoso compositor tuvo algún pequeño conflicto de ideas, pero a grandes rasgos, consigue una ambientación fabulosa, considerando lo importante que son las bandas sonoras para éste tipo de films.
A pesar de lo que digan, es una película de puro entretenimiento, injustamente tratada por los chicos de la década "matrix", reversiona el mito con respeto y alegría.
Vurdalak
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de junio de 2009
18 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
No es un hombre lobo más; es Jack. Sólo por eso merece la pena verla. Jack Nicholson está estupendo en este tipo de papeles "extremos", de transformación. Lo vimos en "Las brujas de Eastweek" y lo vemos en Lobo. Pero eso y no más es lo que pueden tener en común las dos películas. Por lo demás, la historia es simplona, el guión muy flojito y el resto de las interpretaciones no pueden dar mucho de sí, dado que los personajes son igual de insulsos que la trama. Lástima de pedazo de reparto para tan poca chicha.

En fin, si te gusta Nicholson, que para mí es uno de los más grandes y procuro no perderme nada que haya hecho, tienes que verla. Si no, tampoco te pierdes nada del otro mundo.
Talía666
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de julio de 2008
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Mike Nichols siempre se ha rodeado de grandes nombres para protagonizar sus filmes: Al Pacino, Meryl Streep, Orson Welles… y claro, en esta lista no podría faltar Jack Nicholson, quien construye un particular hombre lobo en la cinta que hoy nos ocupa.

Lobo nos plantea un punto de vista más dramático de la leyenda. La mordedura del lobo y los efectos físicos y psíquicos que sufre Jack Nicholson a causa de esta, son la excusa usada por Nichols para acercarnos una historia acerca del poder y la competitividad de los negocios por un lado, y del amor trágico por otro.

La transformación es más mental que física. La apreciamos en su cambio de conducta y forma de ser. El film nos sugiere más que mostrarnos explícitamente. De ahí que cuando sale la luna llena apenas le salgan más pelos y colmillos, así como el cambio de color del iris de los ojos.

Un punto interesante del film es que nos propone que la metamorfosis no se ha de deber necesariamente por una dentellada, la misma pasión del lobo basta para lograr el mismo efecto.

Esta transformación encaja con el tono minimalista que se respira en el film. Lobo no se caracteriza por grandes escenas de acción ni sangre a borbotones, sino que nos traslada a una atmósfera sombría y un tanto melancólica. En este sentido, la música de Ennio Morricone ocupa un lugar importante para meternos de lleno en la trama.

A Jack Nicholson le acompañan en su maldición, Michelle Pfeiffer y James Spader como su rival y protegido. Es simbólico el complejo de Edipo que desarrolla Spader y los cambios que experimenta tras ser maldito por el propio Nicholson en un ataque de ira y celos. Mientras que éste gana confianza en sí mismo y parece recuperar las energías y espíritu de su juventud; Spader se obsesiona más con el poder, es más visceral y violento: de idolatrar a su mentor pasa a una posición de querer acabar con él a toda costa.

Por su parte, el papel de Pfeiffer es el que intenta poner un poco de orden y que Nicholson no termine de perder la cabeza para poder luchar contra su “problema”.

Un trío protagonista envidiable acompañado de gente como Cristopher Plumier o Richard Jenkins.

El film transcurre con cierta facilidad, con un inicio que ya deja las cosas claras sin irse por las ramas y alternando el dramatismo con el avance de la posesión animal. Donde radica el principal problema de Lobo es en su desenlace, el cual desentona con el ritmo de la cinta y se muestra cogido con pinzas; siendo un tanto rebuscado.

De todas formas, Mike Nichols nos acerca al mito de una forma diferente y a tener en cuenta, alejada de las modas de Hollywood. Lo que hace es adentrarse más en el drama para darle una mayor profundidad a la historia. Algo que por otra parte casa mucho mejor con sus protagonistas. A veces incluso, está más presente el elemento de misterio y suspense que el de terror.
dannie darko
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de diciembre de 2008
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Conozco las anteriores adaptaciones que se han hecho para el cine sobre el conocido mito del hombre-lobo. Algunas son ya clásicos del cine de terror como las realizadas allá por los años 30 y a otras donde se modernizó, como en 'Aullidos' o tratándola como comedia en 'Un hombre lobo americano en Londres'. Pues bien, en este caso se ha repetido la jugada de las dos anteriores, sobre todo la de la segunda y Nichols y su guionista han adaptado el clásico de horror a la actualidad. El resultado final es un filme totalmente lleno de pretensiones que no solo le sobran, es que son completamente innecesarias. Si bien no se puede negar una indudable corrección en cuanto a dirección y a guión, sí destaca la falta de entusiasmo general ya que Nichols se esfuerza tanto en hacer una obra maestra moderna del cine de terror revitalizando un antiguo mito que se olvida de darle a los espectadores lo que necesitan para disfrutar de una película de semejantes características, resultando aburrida casi en todo momento, con muchísima falta de tensión y en la que no se pasa absolutamente nada de miedo. Si esperan ver una gran película que revitalice un antiguo mito del horror, mejor búsquense otra opción porque me temo que esta es posible que les defraudará.

En lo referente a las interpretaciones, decir que ninguno de los actores escogidos encaja con su respectivo rol asignado. Jack Nicholson vuelve a interpretar a otro loco más (y van...) de su extensa lista de personajes, con una gran actuación y con carisma pero sin ser el actor adecuado. Michelle Pfeiffer secunda de buena manera a Nicholson y es innegable su buena química en los momentos que comparten juntos. Destacar también a James Spader y a Christopher Plummer, los únicos intérpretes que encajan lo mínimo con sus personajes y que aportan mucho más allá de su papel de simples secundarios. En cuanto a los recursos técnicos, la banda sonora es buena y contiene un tema muy ideal para el filme. No así los efectos especiales, dignos de Serie B y realmente muy anticuados.

En resumen, una pasable película que revitaliza uno de los mitos clásicos del terror, con una buena puesta en escena pero a la que le falta verdadero corazón y a la que le sobran muchas pretensiones, además de no dar con los actores ideales para los personajes. No obstante, es muy posible que agrade a los fans que hayan seguido las películas anteriores sobre la leyenda.

·LO MEJOR: la dirección. Jack Nicholson. La banda sonora.

·LO PEOR: le sobran pretensiones y le falta mucho corazón. Los bizarros efectos especiales. Algunas escenas caen en el ridículo (spoiler).
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Dirover
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de agosto de 2009
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tras el éxito del Drácula de Coppola dos años antes y el Frankenstein de Brannagh (estrenada el mismo año que "Lobo"), parecía irremediable que alguien se lanzara a por el Hombre Lobo. Esta película, es por tanto consecuencia de aquella saga de películas de primeros de los 90 que retomaban mitos del Terror gótico y los actualizaban. Por desgracia, aquí se estrellaron por completo, entre otras razones porque ese concepto ya lo había desarrollado mucho antes y con gran acierto Landis con su novedosa “Un hombre lobo americano en Londres” (1981). La película de Nichols es por el contrario una aburrida y nada interesante historia, donde los guionistas crean una especie de híbrido entre el Hombre-Lobo y Mr. Hyde, no muy mal interpretado por Jack Nicholson, pero que resulta poco creíble como conquistador de “jovencitas”, en este caso una guapísima pero insulsa Michelle Pfeiffer que tampoco se ajusta del todo bien al papel que le adjudicaron. El pastiche se redondea con unos lamentables efectos especiales, que avergonzarían al propio Paul Naschy.
Una cinta totalmente prescindible, excepto para satisfacer alguna curiosidad personal.
Dr Stone
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 7 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados