arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Micronesia Micronesia · Freedonia
Críticas de Rufus T Firefly
Ordenadas por:
716 críticas
7
24 de junio de 2017
10 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
No, no lo niegues, si eras niño en los ochenta o los noventa, seguro que recuerdas que los sábados por la mañana los destinabas a ver Werstling en lugar de estar haciendo tus deberes o limpiando tu cuarto. Glow, siglas de Gorgeous Ladies of Wrestling. Nombre real de una liga de lucha libre femenina de los años ochenta en Estados Unidos, es una parodia muy divertida sobre ese mundo.
Seguro que en la inocencia de la infancia creías que esos combates eran reales, en lugar de piruetas en el aire y personajes diseñados para ser odiados y por ende abucheados y personajes a los que querer y que, claro, siempre debían ser los vencedores.

Glow cuenta la historia de catorce actrices en paro, un director de películas de terror barato y un productor con más dinero que sentido común, que deciden grabar un programa piloto de lucha libre femenina. La primera temporada cuenta la odisea del grupo por grabar dicho programa.

Comedia divertida, que recuerda mucho a Orange is the new black, por la variedad de personajes femeninos y la importancia que tienen todos y cada uno de ellos. Lo peor, los tópicos en los que cae la parte más dramática de la serie, pero como comedia funciona y es divertida.

Si quieres saber más en detalle de este o de otros estrenos, o de series veteranas temporada por temporada, quedas invitado a mi modesto blog.
Rufus T Firefly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
17 de junio de 2017
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vuelve un Blomkamp en plena forma. El mismo que deslumbró con District 9. Como en aquella, utiliza la ciencia ficción para hacer una crítica a la humanidad. Si entonces fue el tema del racismo, recreando una Sudáfrica que tanto se parecía a la del Apartheid, aquí la crítica es contra la humanidad que está (estamos) destruyendo nuestro propio planeta y condenando a la extinción a miles de especies. Unos alienígenas han invadido la tierra y la están terraformando, cambiado por completo su atmósfera y extrayendo todos sus recursos.

No falta la inevitable resistencia a los invasores que encabeza Sigourney Weaver y unos efectos especiales espectaculares los que nos trae Blomkamp a través de su productora Oaks Studios, creada por él mismo después de que se cancelara Alien 5.

Se habla de extender la idea del corto a una película. No sería mala idea después de haber alucinado visualmente con Rakka.
Rufus T Firefly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
1 de mayo de 2017
31 de 52 usuarios han encontrado esta crítica útil
Si te impactó la novela de Gaiman, aún más te impactará la adaptación que se marca Bryan Fuller. La misma estética visual que creó para su serie sobre Hannibal Lecter, la encontrarás en American Gods. Habrá a quien no le guste ese tipo de forma de rodar, con exceso de gore y exceso de escenas lentas con imágenes oníricas, pero si alucinaste con el envoltorio que rodeaba a Hannibal, más vas a alucinar aquí.

Un libro tan original, complejo y arriesgado encuentra aquí su réplica perfecta en formato serie.La lucha entre los viejos dioses de la mitología que han acompañado a la humanidad desde hace siglos, en una relación de subordinación y dependencia con ellos, se enfrentan ahora a los nuevos dioses que la humanidad ha creado. Dioses como la ciencia, la tecnología o el afán de popularidad. Los viejos dioses han emigrado y buscan recuperar su lugar en la mente del hombre. En mitad de esa lucha tenemos una road movie a través del territorio de Estados Unidos que une al señor "Miércoles" en realidad el Dios de la sabiduría que finge ser un timador de poca monta, acompañado por Shadow Moon, un ex-convicto sin fe, y menos después de descubrir que su mujer no era quien él creía que era. A este último lo interpreta Ricky Whittle, que se dio a conocer como secundario en las últimas temporadas que ha emitido la serie de Los 100, para nada mal en su primer gran papel. Pero el que lo borda es Ian McShane en un personaje que le sienta genial y que enseguida vas a pensar que no había otro actor que pudiera haberlo hecho mejor del señor miércoles. En una interpretación que nos recuerda por momentos a su cínico personaje de Al Swearengen en Deadwood. Aún no ha salido Gillian Anderson, pese a que todos los que han podido verla hablan maravillas de su trabajo. A poco que esta sume a la serie, la va a convertir en uno de los estrenos del año.

Sus primeros capítulos tienen un breve prólogo narrado con voz en off donde vamos a ver la relación de dependencia de la que antes hablaba, que la humanidad ha tenido con los Dioses a lo largo de los tiempos. Con ritmo e intriga suficientes para saber qué quieren contarnos, grandes personajes y actuaciones, convierten a American Gods en la adaptación que la novela merecía y en una de esas series que acaban dando mucho de lo que hablar.
Rufus T Firefly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
28 de abril de 2017
158 de 224 usuarios han encontrado esta crítica útil
Magnífica adaptación de la novela El cuento de la criada de Margaret Atwood. Esta serie no tiene nada que ver con la fallida adaptación alemana de los años noventa. Treinta años han pasado desde que la escritora canadiense imaginara un futuro donde EEUU estuviera gobernado por una teocracia y lo que entonces parecía ciencia ficción hoy parece cada vez una posibilidad más real. No vamos a hablar del Islam, la Sharia o el Califato, donde el mundo que pintaba Margaret en su novela existe ya. Ella apuntaba al corazón de la democracia occidental. Bienvenidos a los Estados Unidos de los Amish.

Narrada en dos planos temporales distintos, por una lado tenemos a Defred, ya convertida en esclava sexual de uno de los comandantes (dirigentes) de la teocracia que ha derribado a la democracia y por otro lado tenemos a Defred cuando aún era June y a través de sus ojos vamos a ver cómo los fundamentalistas cristianos (que me perdonen los Amish por haberlos usado en mi anterior comparación) van a ir poco a poco a hacerse con el poder. Tras presentarse como los salvadores después un atentado en el Congreso, van a establecer su ley. Su ley quiere decir la ley de la Biblia y más concretamente la interpretación "surrealista" que ellos hacen de las Sagradas Escrituras. Porque que un don nadie viole a una mujer merece la horca, pero que uno de sus dirigentes viole a una de las esclavas sexuales con fines reproductivos, venía en "su" Biblia.

Porque ese es el punto de partida. La contaminación ha hecho que sean pocas las mujeres que logren dar a luz a niños sanos. Estos fundamentalistas van a aprovecharse de la situación para hablar de una vuelta a las tradiciones. Un mundo donde la ciencia o la universidad o la cultura o incluso las religiones cristianas que no comulguen con su visión del cristianismo están prohibidas y perseguidas. Un mundo donde la mujer ha sido relegada a un papel secundario, sin poder trabajar o poseer propiedades.

Aunque el peso inicial recae en la actriz Elisabeth Moss, con el paso de los capítulos ganan peso otros personajes. Curiosamente todos femeninos, Desde Yvonne Strahovski, la mujer del comandante Fred Waterford, el dueño de De-Fred. con su mezcla de celos, hipocresía y fascinación por el poder, pasando por otra de las esclavas sexuales, Of-Glen, (Alexis Bledel) personaje rebelde que a partir del tercer capítulo coge un vuelo espectacular y terminando por la tía Lydia (Ann Down) la mujer (la bestia) que dirige la Casa Roja, donde se doblega la voluntad de las mujeres para que acepten ser esclavas reproductivas, como si fueran animales.

La serie es buenísima, pero no seria ni la mitad de buena sin el papelazo que se marca Elisabeth Moss. Madre mía que capacidad tiene esta actriz para trasmitir emociones contenidas. No habla mucho, aunque a veces oímos sus pensamientos, pero lo dice todo con esa mirada que expresa a la vez ira, miedo, frustración, asco, algunos destellos de orgullo y una chispa muy, muy escondida de esperanza en poder reencontrarse con su hija, único motivo para que siga viva. Después de haber sido Peggy Olson en Mad Men, la actriz se marca el papel de su vida. Tras haber visto Feud, creía que Jessica Lange o Susan Sarandon se merecían todos los premios del año. Rectifico. Elisabeth Moss acaba de adelantarlas por la derecha.

Aunque los mejores personajes sean femeninos, esta distopia no es una excusa para presentarnos a la ya habitual heroína de medio pelo que viene a salvar el mundo. De-Fred bastante tiene con salvarse así misma. El libro fue una denuncia de la posible deriva hacia la que caminaba la humanidad en 1985. 32 años después ese mundo ya existe en algunas partes y en otras a muchos les gustaría que existiera. Serie denuncia que capta a la perfección el espíritu de una de mis novelas favoritas de su género.
Rufus T Firefly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
24 de abril de 2017
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Recién terminada una de las series emblemáticas de AMC, han encontrado sustituto con otro Western, que si es inferior a aquella es porque le falta un personaje central tan fascinante como Cullen Bohannan, pero por lo demás es un western de lo más entretenido e interesante. Le cuesta arrancar, pero al final del cuarto capítulo te vas a sentir atrapado en las dos historias que cuenta, cuando la acción despega, las historias cogen ritmo y las motivaciones de cada personaje van quedando a la luz.

Por un lado tenemos al coronel Eli McCullough patriarca al uso del Oeste americano, un hombre hecho así mismo, un superviviente que contempla el final de una era, aún se galopa a caballo, aún quedan tiroteos, aún se toman la justicia por su mano, aún los sheriffs son corruptos, pero todos esos tiempos viejos conviven con los primeros automóviles y la llegada del Oro Negro. McCullough es de los primeros en entender que la riqueza de su rancho ya no es el ganado, sino el petróleo. Todo eso le va a llevar a enfrentarse con su hijo y heredero, que no solo duda de que en sus tierras haya petróleo, sino que cree que se puede convivir en paz con los mexicanos.

Por otro tenemos al mismo Eli McCullough de adolescente, su familia masacrada por los apaches y el mismo raptado por ellos. Como dije antes, un superviviente, camaleónico, capaz de adaptarse a todas las situaciones y que es aceptado por la banda que le raptó y mató a su familia. Veremos como evoluciona esa trama, y cómo Eli logró pasar de huérfano sin patria, adoptado por una banda apache a cumplir el sueño americano.

Luego está la era y lugar en que está ambientada, tan de actualidad hoy día con lo del muro de Trump. Valle del Río Grande, sur de Texas, año 1915. Lo que antes fue parte del Imperio Español y después parte de México es ahora territorio USA, pero aún quedan muchas familias mexicanas, incluso ricos terratenientes. Los García, familia de rancio abolengo serán los terratenientes rivales de Eli McCullough, todo ello pese al amor imposible que hay entre su hijo y la hija de los García.1915 Plan De San Diego, el intento de un grupo de mexicanos por sublevar el territorio y devolverlo a México acabará en un baño de sangre, los texanos de origen mexicano serán marginados y perseguidos perdiendo todos sus derechos como ciudadanos de EEUU. Como digo no podía ser un tema de mayor actualidad.

Rodada en inglés, no duda en saltar al español para dotar de realismo a las conversaciones del clan de los García. Una serie que retrata el ocaso del far-west. Como digo en mi título de la crítica, se puede decir que es la continuación de Hell on whells. De la llegada del ferrocarril a la llegada del petróleo. los dos acontecimientos que cambiaron la historia del Oeste Americano.
Rufus T Firefly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados