arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Argentina Argentina · Hija no reconocida de Madonna
Críticas de Ketty Analfer D
Ordenadas por:
581 críticas
8
20 de febrero de 2013
31 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
"El hombre de las sombras" es un thriller social maquillado de slasher de segunda por lo que es sencillo que tras su presentación y su primera media hora su inesperado giro narrativo te decepcione, y que el segundo te parezca peor aún.

La idea es buena, -es difícil hablar sin spóilers- posee una estructura argumental bien dividida y desarrollada con dos grandes giros narrativos, uno que cambia el punto de vista del espectador y otro que directamente cambia el género del film.
Algo que me gusta mucho de su primer giro (el que se da cuando Biel entra al bar luego de la persecución) es que durante los minutos que transcurren hasta el segundo giro (cuando termina el flashback y Biel es curada por una enfermera) el ambiente ambiguo que se genera lleno de dudas es realmente bueno.

Es verdad que el discurso de Biel en la cárcel está metido con calzador y es bastante obvio pero es bueno y tiene una carga social importante que vale la pena escuchar, y que luego se pasa de rosca con la pregunta interactiva final que hace la niña mirando a la cámara.

Un aspecto confuso que a mí me fue indiferente, pero que seguramente a algunos le habrá parecido molesto, es ese matiz autoparódico que rodea a la cinta con escenas como la que ocurre después de la persecución donde la Biel se interna en un bosque y se sienta a los pies de una "estatua" del Tallman. Además confunden bastante los extravagantes créditos iniciales que no contienen ningún tipo de seriedad -no digo que sean malos- sino que por el contrario son dignos de un slasher protagonizado por Paris Hilton.

La dirección de Laugier es algo a destacar. Me gusta la utilización de largos planos secuencia mudos que con la música de Danna cobran un efecto reflexivo. Además tiene un gran manejo de los sustos, logra que te aterres incluso cuando sabes que nada puede pasar porque ya conoces al Tallman.

Destaco la interpretación de Jessica Biel, a quien siempre critican fácilmente por la elección de sus películas, pero que merece ser reconocida por cargar con un protagónico ambiguo al cual le saca hasta la última gota.

Y lo más importante de todo es que durante 110 minutos me divertí, me enganchó y sostengo que me gustaría volverla a ver.

Lo mejor: sus giros narrativos.
Lo peor: el mensaje puede sonar un poco moralista porque el film intenta tenerlo como trasfondo y termina sacándolo a la luz de una forma un tanto obvia.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ketty Analfer D
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
6 de febrero de 2013
23 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Este casi desconocido film es un drama convencional que pese a su estereotipo está bien llevado con un buen ritmo que mejora luego de su rara pero afortunadamente corta introducción de personajes.

Como sus compañeras de género contiene varios golpes bajos y muchos clichés pero que al contrario de lo esperado no molestan, tal vez porque los diálogos son lo suficientemente buenos como para hacerla más llevadera.

El punto más a su favor es que los personajes están muy bien definidos -más allá de los estereotipos- esto ayuda a que las relaciones en el film no se vean forzadas sino que al contrario parecen muy cotidianas, algo que también le aporta ese aire a cine independiente que respira constantemente.
El guión es inteligente al introducir los personajes con misterio incluido ya que a medida que pasa el metraje vamos descubriendo de a poco sus verdaderas características y su pasado. En paralelo a esto se va revelando también la figura del padre -al que nunca vemos porque el film no posee flashbacks- que es construida como si de un puzzle se tratase. Además de que según quien lo nombre es la forma en que lo vemos y al final con todas las historias sobre la mesa somos capaces de imaginarnos a ese padre "ausente".

Destacar como siempre en este tipo de films intimistas el gran trabajo del reparto que cumple con creces, para mi sorpresa Pine está muy bien en su rol de hijo confundido, y destaca a mi gusto la química madre e hijo de Banks y D'Addario. Acompañan también los modestos aportes secundarios de Pfeiffer y Wilde.

La banda sonora tiene algunas interesantes referencias musicales a épocas pasadas, muy arraigadas con el hecho de que el padre era un productor musical importante.

El video que los protagonistas ven al final de la película, aunque se trate de otro de tantos golpes bajos, es emocionante y es reconfortante saber que valió la pena haber visto los 100 minutos anteriores.

Lo mejor: el final.
Lo peor: cierta falta de originalidad.
Ketty Analfer D
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
9 de febrero de 2013
17 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Increíblemente un director (Demme) y un guionista (Tally) que no me gustan hicieron un enorme y gran trabajo para crear uno de los mejores thrillers policiales de la historia del cine, y que además está muy aderezado con toques magistrales de terror. Haciendo un poco de memoria Tally es guionista de basuras como "La jurado" (Brian Gibson, 1996). Y Demme pese a ser más conocido reconozco que no soy fanática de sus trabajos ("Philadeplphia", 1993; o "El casamiento de Rachel", 2008).

Centrándonos en el guión digamos que funciona gracias a que brinda los detalles justos en el momento indicado, regalando pistas de a poco y ayudado por el buen montaje, del que hablaremos luego. Además tiene diálogos geniales, sobre todo los que comparten Foster y Hopkins.

Un truco muy bien jugado tanto por Tally como por Demme es la debilidad del personaje de Foster. Siempre genera inseguridad y miedo ver la desventaja en la que se encuentra la Foster, muy bien remarcado en escenas como la del ascensor donde hay varios hombres altos y entra Foster con 1 metro 60; o la escena en el velatorio donde el Jefe le dice a uno de los alguaciles que no quiere mostrar determinadas cosas delante de una mujer. Si bien estas escenas pueden tener en un principio otro significado, subliminalmente nos están invadiendo de dudas y miedos sobre las posibilidades de Foster al enfrentarse a Hopkins o a Levine.

Las actuaciones son uno de los grandes pilares del film. Yo destaco la escena donde Foster actúa "a lo oscuro" mientras Levine la mira por los prismáticos infrarrojos. Hopkins, por su parte, tiene la oportunidad de interpretar a uno de los villanos más significativos del séptimo arte y lo deja a la altura de Norman Bates ("Psicosis", Alfred Hitchcock, 1960) o de Jack Torrance (El resplandor, Stanley Kubrick, 1980). Y aunque el rol de Brooke Smith sea menor creo que tiene méritos sobre todo por la escena donde canta el temazo "American girl" de Tom Petty.

Como dije antes el montaje es un gran cómplice, no sólo porque alterna muy bien las circunstancias intercalando escenas de Bill con las de Lecter, sino porque además tiene grandes momentos como la escena donde van a ingresar a la casa de Levine, ese paralelismo está logradísimo y genera un suspenso insuperable.

Para terminar contaré que mi escena favorita, y eso que hay muchas para elegir, es la secuencia en la nueva prisión (la aclaro en SPÓILER).

Lo mejor: el reparto, sobre todo Foster, claro está que por más que lo intentó Moore no le rozó ni los talones en la secuela.
Lo peor: hay poco para criticar negativamente, pero sin lugar a dudas lo "menos" creíble es que Foster sepa más que el resto de la policía junta.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ketty Analfer D
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
28 de noviembre de 2012
17 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Margaret" es el tipo de película fallida que podría haber sido una genialidad y se queda en un planteamiento trunco.
Algo similar a lo que me pasó con "Shame" de McQueen, la idea es buena pero la forma de narrarla es mala, queda muy confuso el mensaje y se tornan demasiado ambiguas las interpretaciones que se pueden hacer del mismo.

Desde mi punto de vista Lisa es una chica que descubre por primera vez lo trivial de su existencia, a través de ese accidente se da cuenta de lo nimia que es su participación en el mundo, "mientras tú estás decidiendo si el vestido te hace gorda hay gente muriendo en Irak", le dice a su madre en cierta parte del film.
A partir de ese accidente da la sensación de que comienza a buscar una forma de mostrar su rebeldía de manera constante, todo el tiempo se encapricha con todos y discute hasta por un cereal. Además se inventa situaciones y busca enemigos en cualquier persona que se le acerca; el conductor del bus, por ejemplo, es un tipo que comete un error y ella lo trata como si fuera un asesino en serie; luego se busca experiencias sexuales y genera la escena del "aborto" que me pareció absolutamente desconcertante y absurda; y ya llegar al punto de contactar a los familiares de la difunta me parece absolutamente exagerado.

Personalmente no me creo la gran mayoría de los diálogos aunque reconozco que en algunos hay conceptos muy buenos, pero esa forma que tienen los personajes de discutir por estupideces me resulta forzada.

Por otra parte se desperdician varios personajes como el del padre y se abusan de escenas cuyo aporte es nulo como la madre masturbándose.

Lo mejor: Anna Paquin, actriz que pese a haber tenido protagónicos y secundarios de importancia nunca había estado en la mira.
Lo peor: la mala narración que posee.
Ketty Analfer D
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
13 de agosto de 2013
16 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hace unos días escribiendo sobre "Cloud atlas. La red invisible" (Wachoswki brothers & Tom Tykwer, 2012) decía que entre dicho film y el que nos ocupa se encuentra la película más innovadora del año. No caben dudas de que para bien o para mal son los films más "raros" que se estrenaron en 2012. Mientras el film de ciencia ficción busca abrirnos la mente en materia de reencarnación, una persona reviviendo en otra y manteniendo su esencia; la de Carax habla de los álter egos, una persona que se camufla y termina por perder su esencia.

Carax maquilla al cine como una forma de vida en la que un actor es alguien que debe vivir su performance como si fuera algo real. Tiene una agenda diaria con eventos -películas- a los que debe concurrir, y luego -Carax- hace referencias claras al "cine dentro del cine", la charla que Levant mantiene con su mánager sobre porqué sigue haciendo su trabajo a lo que este responde: "por la misma razón que comencé" y la charla termina con una frase imponente: "dicen que la magia del cine radica en el ojo del espectador", "y ¿si ya no hubiera espectadores?". El comienzo en esa sala -donde todos están dormidos- es una clara autoconciencia de que lo que veremos es cine, es ficción. El interludio es otra muestra de la autoconciencia de estar haciendo cine.

Ahora analicemos por partes -las más importantes a mi modo de ver-:

El evento con Eva Mendes. Nuestro protagonista debe interpretar a un mendigo sucio e inadaptado, la Mendes es una modelo literalmente, ella se deja llevar por el artista de un modo tan brusco que estos -primero el fotógrafo, luego nuestro prota- la manejan a su antojo como si de su propia obra se tratase. Ella no tiene personalidad, tan sólo se deja "modelar" hasta que el prota compone el cuadro final. Gran crítica/homenaje a dicha actividad.

Evento con la sobrina. El protagonista es un viejo moribundo que mantiene una charla "final" con su sobrina. En este episodio se vuelve a remarcar la idea de "estar actuando", al final Levant le pregunta el nombre como si no la conociera, es decir, lo que acabamos de ver -toda una escena cargada de emociones- no fue sino un trabajo más que ha realizado y en el que él desconocía a su colega.

"Musical" con Kylie. Dejando de lado el "guiño" (pedorro, si me lo preguntan) de poner la canción más conocida de la australiana como ringtone. En un momento de descanso donde el protagonista se topa con Minogue, se da un episodio en "la vida real" donde éste no interpreta a nadie al tiempo que Minogue tampoco lo hace. Entre ellos se da una charla sobre lo laboral donde evidencian la cantidad de maquillaje -color de ojos y peluca- que adquieren para personificar a otros, él se queja de que lo hacen parecer viejo, etc. Ahí vemos que el protagonista no tiene vida social, que le es difícil encontrar tiempo para él, lo mismo le pasa a ella que está a la espera de su colega para realizar su próximo personaje.

El final. Luego de terminar su agenda del día el personaje entra a su casa. Vemos como la cámara no lo acompaña, es decir, ya no está actuando.

Confieso que no he entendido a que hacen referencias las limusinas, sin duda significan algo dentro del séptimo arte pero no he terminado de captar exactamente qué. De todos modos es un film que puede interpretarse de varias otras formas, como una colección de sueños por ejemplo.

Como otras tantas es una película que no está hecha tanto para ser explicada como sí para ser sentida. Tiene algunas escenas un tanto anodinas, una gran BSO y momentos muy bien fotografiados.

Lo mejor: la inventiva de su creador.
Lo peor: episodios que pueden ser algo aburridos como el del padre y la hija.
Ketty Analfer D
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados