arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de ALosaBallatatum
Ordenadas por:
20 críticas
1 2 3 4 >>
6
28 de abril de 2017
53 de 77 usuarios han encontrado esta crítica útil
Atesoraba muchas ganas de ver este film y debo reconocer que no me ha decepcionado. La animación es impecable, la banda sonora te engancha especialmente con el tema central de la película, la trama sin ser original resulta entretenida y dinámica por la forma en que se suceden las escenas... No obstante, hay algunos aspectos en los que falla rematadamente y me gustaría hacer un par de puntualizaciones:

-Contiene demasiados clichés. En cierto modo puede resultar incluso positivo por la manera de ser tan inocente que tienen los dos adolescentes protagonistas, pero resulta un tanto pesado soportar la reproducción de los mismos estereotipos en este tipo de películas románticas.

-El último tramo de la película resulta agotador. No parecía necesario redundar en lo mismo miles de veces, y perfectamente pudo ser acortada la última parte de la película. Además, que resulta excesivamente ñoña. Y si bien es cierto que es una película romántica y que desde el comienzo se sabía por donde iban los tiros, no hacía falta adornarla de una forma tan melosa y contraponerla al tono que había imperado durante la mayor parte del film. Al menos durante buena parte de la película a mí me pareció que tenía un tono más cómico y desenfadado.

Pese a estos errores, la película se hace amena. Te reirás recordando la inocencia de la adolescencia y te envolverá el misterio a partir de cierto acontecimiento. Aparte de ser romántica y contener comedia, la valoraría también como una película de ciencia ficción. Sin ningún tipo de pretensiones científicas, lo cual es de agradecer porque la magia de la ciencia ficción reside precisamente en no explicar diversos actos.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
ALosaBallatatum
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
16 de enero de 2018
42 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil
Steven Spielberg es uno de los mejores ejemplos que tenemos de director capaz de tener una filmografía irregular, dónde podemos encontrar grandes películas y otras que tienen una intención únicamente comercial.

'Los archivos del Pentágono' no es una de sus mejores películas, pero resulta interesante por la trascendencia de los hechos que se relatan en ella. Basada en el contexto de la Guerra de Vietnam, el film nos transporta directamente a la Estados Unidos de principios de los 70, en pleno y perpetuo cambio social en el seno de la sociedad estadounidense. El dinamismo con que se cuenta la trama y las interpretaciones de Tom Hanks y Meryl Streep -a ratos- son las principales virtudes de la cinta. La trama es relevante, aunque de sobra conocida, por lo que su potencial tenía que hallarse necesariamente en la forma.a de narrarla. Es una película muy recomendable para acercarse a comprender un poco mejor la profesión periodística y una parte de la historia de la misma -así como de la historia de EEUU y de la política global-.

Uno de los principales errores de la película, no obstante, es su firme y redundante intención de presentar estos hechos acompañados de melodrama. No parecía necesario narrar estos hechos acompañados del sentimentalismo, pues como ya he dicho, su virtud principal es la trama política y periodística y la fluidez con la que se relata. Además, supone desaprovechar a una gran actriz -si no la mejor de Hollywood- como es Meryl Streep, ya que su papel en el film es sin duda importante y relevante, y resulta ciertamente decepcionante que le den un cariz melodramático y excesivamente emocional.

Otro aspecto en el que falla es uno muy común en el cine: la necesidad de decir con palabras lo obvio en algunas escenas. Por lo demás, estamos ante una película a tener en cuenta que sin duda puede ser considerada una de las mejores del año en Hollywood.
ALosaBallatatum
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
29 de diciembre de 2017
29 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
'Star Wars: Los últimos Jedi’ es, en términos generales, una película mediocre, en la línea de los blockbusters modernos. Esto no sorprende, aunque uno no se espera que puedan superar a -la también mediocre- 'el ataque de los clones’. He de reconocer que se nota la marca Disney, ya que, por instantes, no sabía si estaba viendo Star Wars o Piratas del Caribe. Sin duda, buena parte de las ridículas escenas de este filme recuerdan a las últimas películas del Capitán Jack Sparrow, alguna de las cuales comentaré más adelante en forma de spoilers.

¿Por qué 'los últimos Jedi’ es una película mediocre? ¿Acaso por remover conceptos de Lucas? ¿Acaso por desmitificar ciertos personajes e ideas preestablecidas? Ni por asomo. Puedo entender -y de hecho entiendo- las quejas de los fanáticos de las películas originales y de los cómics viejos, pero esa no es razón suficiente para sostener la mediocridad cinematográfica de esta cinta. Básicamente porque en ese caso hablamos de un criterio muy personal e íntimo: el del fanático decepcionado. Las críticas como fan las dejo para comentar en spoilers.

Pero sucede que este film no puede ser defendido desde una perspectiva puramente cinematográfica. A este respecto mucha gente puede aseverar que el cine de fantasía -no, Star Wars no debe ser considerada ciencia ficción- es siempre igual, que siempre se apoya en los efectos especiales y que no hay nada destacable en ellas más allá del puro entretenimiento. Este planteamiento es un error, ya que supone menospreciar el género de fantasía y considerarlo inferior a otros géneros. Y de aquí se deduce la intención de juzgar las películas siempre dentro de su género. Si quienes están detrás de este argumento supieran las maravillosas historias de fantasía halladas en la literatura… Y en el cine tenemos la figura de 'el señor de los anillos’, ejemplo de muy buen cine de fantasía, donde cada detalle estaba cuidado con mimo, donde cada plano, cada composición, cada escena, cada paisaje, cada interpretación, cada música, etc dibujaban en conjunto una trilogía fílmica preciosa. Y eso que el argumento no es gran cosa, sobre todo en comparación con los libros.

La trama es importante -especialmente que esté bien hilada y no tenga agujeros-, pero tiene que estar bien acompañada. En el cine tenemos ejemplos de historias simples narradas y rodadas de forma magistral, e historias complejas narradas y rodadas de forma mediocre. La de 'Los últimos Jedi’ es una trama simple narrada y rodada de manera francamente penosa, con unos agujeros de guión increíbles, con frases cliché por un tubo -excesivas incluso para el cine comercial moderno-, con escenas feas y ridículas que provocan la carcajada, con supuestos mensajes políticos modernos que se quieren hacer pasar por profundos e interesantes, con escenas rápidas y fáciles, sin pausas -1000 frames por segundo-, con frases que dan al espectador todo bien masticado para que no tenga que pensar… Todos los elementos del mal cine reunidos en una cinta. De ahí el pésimo resultado global.

Que conste que la anterior cinta -episodio VII- no es buena, ya que también comete importantes errores, pero en conjunto -y teniendo en cuenta cómo es el cine comercial hoy día- resulta mínimamente aceptable. Pero este bodrio es indefendible como cinéfilo. Qué mala imagen tienen algunos de la fantasía, y qué malas expectativas si aceptan como bueno este despropósito de film. Y qué decir de la trilogía original, cine de fantasía puro, no perfecto pero si carismático. ¿Y las precuelas? Cine fantástico que no se la juega mucho aunque tampoco resultan memorables -tal vez solo, y a ratos, 'la venganza de los sith’-.

Con 'los últimos jedi’ tampoco estamos ante la película realmente distinta de Star Wars. Dejemos de repetir ese mantra como loros. Que no os engañen, la película está plagada de guiños y de escenas calcadas de los episodios V y VI. Este argumento parece más bien un intento desesperado de defender esta bazofia cinematográfica. Parece, en efecto, un intento calculado para sortear la consideración de film zafio y sin alma. Sin duda es un contra-argumento atractivo, pues para responder porqué no ha gustado a muchos basta con asegurar que eso se debe a que la película ha innovado. Quienes dicen esto piensan que todavía existe un marco muy amplio para innovar en todas las artes humanas. Nada más lejos de la realidad...

Llegados a este punto, cabe preguntarse el porqué de esta crítica tan larga. Pues para tratar de responder a quienes dicen que “al cine se va a pasar un buen rato, no te comas tanto la cabeza ni critiques cada punto” que el cine es mucho más que mero entretenimiento, y que las historias de fantasía bien narradas y bien ambientadas existen. Y no, ésta no es una de ellas. Alguien podría pensar que yo me esperaba un peliculón, más no era así. Solo esperaba un película decente en la que no me considerasen tonto a cada instante. Y por supuesto, no esperaba un insulto tan directo a Star Wars. Porque la idea de fondo, la idea que motiva la trama y el título de la película, es buena y de hecho se venía mucho tiempo debatiendo en el fandom. Pero la ejecutan MAL, cargándose una saga entera e insultando a los que vinieron antes. Hay que se crítico con los antepasados, no cagarse en su legado.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
ALosaBallatatum
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
5 de junio de 2019
25 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
A las últimas temporadas de GOT les ha pasado como al final de otras sagas: han dividido a los seguidores. Aun así, parece haber consenso sobre que la serie había bajado de calidad. Pero es necesario colocar todo lo que sabemos en un contexto para entender en qué ha fallado la serie estas últimas temporadas. No se trata de enfadarse como los de la petición de change.org, sino de criticar y valorar.

Las primeras temporadas contaron no solo con los libros de base, sino con la implicación George RR Martin en el guión y en la producción. Al principio era evidente que los creadores no sabían muy bien cómo iba a funcionar y el show no contó con un gran presupuesto, descartando la espectacularidad gráfica y centrándose en contar una buena historia.

Acertaron de lleno, con un guión que apenas mostraba fisuras y con el cual cada personaje, cada conversación, cada plano y cada composición cumplía su función. Nada sobraba. Todo ello, unido a una trama política compleja y realista que se inspira en la historia medieval británica y en la guerra de las dos rosas, que enfrentó a dos casas.

Si no era suficiente con el respeto a la obra original y con un gran guión, también había giros inesperados. Pero bien construidos y cimentados, que hacían pensar que ningún bando estaba a salvo. Fue también lo que terminó de encandilar a crítica y público, no solamente la posibilidad de empatizar con los personajes y sentirse representado por sus experiencias y su evolución.

La paradoja es que esto también es lo que ha estropeado la serie, pues ha acabado siendo un recurso imprescindible y más importante que el sentido de los hechos que se narraban. Conseguir la sorpresa del espectador ha acabado rebasando como prioridad a la verosimilitud del relato. Se ha interpretado mal lo que funcionó en un inicio.

De las conspiraciones en los pasillos pasamos a las conversaciones multitudinarias. De los diálogos inteligentes a las conversaciones refritas. De la astucia de algunos personajes a la ingenuidad de los mismos. De los matices al blanco y el negro. De las sorpresas bien construidas a las sorpresas por conveniencia del guión. De las batallas humildes y certeras también pasamos a la espectacularidad y los efectos especiales. De la trama política adulta a las soluciones rápidas y fáciles. De las traiciones fuera de cámara a las traiciones escupidas a la cara. De dejar que hable la imagen a encomendar ese papel a conversaciones superfluas y sin sustancia.

Hubo escenas que no habíamos leído en los libros. Otras, viceversa. Incluso hubo modificaciones en las decisiones y los actos de ciertos personajes. Pero la serie marchaba bien, quizá porque estaba Martin en el proyecto o porque los showrunners sí adaptaron bien al principio. Lo cierto es que la serie entendía a sus personajes y respetaba la esencia de la obra original.

Ya en el final de la temporada 4 hubo errores de guión, tal vez por el distanciamiento de Martin de la ficción televisiva. Entonces Benioff y Weiss se quedaron solos ante el peligro. Pero fue solo un preludio de lo que vendría. Cuando tocaba adaptar el cuarto y el quinto libro para la temporada 5, los showrunners decidieron desechar muchas tramas y personajes de la obra original para encaminar la historia a su final.

Dorne, las Islas del Hierro, Mance Rayder, Barristan Selmy, los Tyrrel, Lady Corazón de Piedra (Catelyn Stark), el Pez Negro, la Hermandad sin Estandartes, el destino de Brienne, el viaje de Tyrion, el valonqar, la teoría de las 3 cabezas del dragón, el príncipe prometido… Todo desechado o radicalmente cambiado. La decadencia se había instalado con dos temporadas irregulares que aún mantenían la serie con cierta dignidad y reminiscencias de lo que fue. Pero aún quedaba lo peor.

Todo se agravó a partir de la temporada 7. Si ya en la sexta la trama avanzó atropellada, con suma rapidez, tal situación se acrecentó en los 13 capítulos finales. Ciertos personajes y tramas les sobraban para desarrollar el final que se habían marcado. Por ello vimos cómo borraban del mapa familias enteras, separándose del quinto libro de forma definitiva.

Resulta obvio que la conclusión merecía de más desarrollo y, por ende, de más capítulos. ‘Juego de Tronos’ ha pagado el precio de querer terminar rápido su historia. Una trama que ha tenido dos ritmos: uno calmado, en el que las tramas maduraban poco a poco; y otro precipitado, lastrado por el cansancio de los showrunners en el proyecto.

Llegados a este punto, cabe preguntarse si todo lo que nos contaron durante 8 temporadas ha sido para nada. ¿Ha merecido la pena realmente la serie? ¿Cómo es posible que hayan quedado tantas incógnitas tras el final? ¿Cuántas tramas hay en las últimas dos temporadas que no se adhieren a la verosimilitud? Donde había un cómo y un porqué nítidos acabó imperando lo inexplicable y la regla del “todo vale”. Claro, es que “es fantasía, ¿qué te esperabas?"

Menos mal que la serie ha vuelto a contar en esta última temporada con buenos directores como Miguel Sapochnik o David Nutter. Menos mal que Ramin Djawadi ha continuado componiendo una Banda Sonora extraordinaria. Menos mal que HBO ha invertido más que nunca en efectos especiales, sonoros y visuales. Menos mal que Lena Headey ha vuelto a interpretar fantásticamente a Cersei Lannister.

Menos mal, también, que actores tan inexpresivos como Kit Harington o Emilia Clarke han interpretado como nunca. Menos mal que la fotografía ha sido impecable. Menos mal que la decoración y el maquillaje han sido nuevamente fabulosos. Porque si no, nada tendríamos de esta temporada de calidad. Tampoco en las dos anteriores.

Los encargados de todos esos departamentos y de otros muchos pequeños detalles no tienen culpa de un guión desastroso. Únicamente a Benioff y Weiss les corresponde la culpa del mismo por su cansancio y sus ganas de terminar rápido y mal una obra que había logrado un gran reconocimiento.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
ALosaBallatatum
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
9 de junio de 2019
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Resulta encomiable el esfuerzo por recuperar un hecho singular acaecido hace más de 100 años (finales del siglo XIX, principios del XX). Y, además, es fundamental que se hagan este tipo de películas con esta mirada para poder empatizar y normalizar. Sobre todo porque aún queda mucho que progresar.

Sin embargo, Coixet naufraga, al intentar trasladar la relación entre dos mujeres desde la perspectiva del presente, en lugar de intentar entender los entresijos de aquel tiempo. La película resulta poco veraz e incongruente, por tanto.

Las protagonistas parecen tener una mentalidad propia de nuestros días. Falta esa auto-represión inicial que sí tuvieron las protagonistas, por ejemplo, de 'Carmen y Lola' (ganadora de dos Goya hace unos meses), que trataba sobre el romance de dos mujeres gitanas.

Los errores de guión se hacen también extensibles al retrato caricaturesco de la mayoría de personajes (despojados de toda humanidad), que choca con el esbozo descontextualizado de las dos jóvenes.

Es, además, previsible que las excepciones del comportamiento de otros personajes resulten todo lo contrario: completamente humanas (en el buen sentido del término).

El filme funciona mejor cuando impera el silencio y se deja hablar a la imagen, cuyo trato es bueno (lo mejor de la película), al igual que la fotografía y la elección del blanco y el negro.

La interpretación de las protagonistas no emociona, no tiene chispa, no engatusa como en otras películas recientes del mismo tipo ('Carol', Disobedience').

Quizá sea por la dificultad que entraña tener que interpretar a dos lesbianas en un tiempo muy distinto al nuestro. Dos mujeres que, de manera impensable, consiguieron casarse en una época muy diferente. Aun así, bonito intento.
ALosaBallatatum
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados