arrow
Copiar al portapapeles
España España · Barcelona - Madrid
Críticas de Mikelowski
Ordenadas por:
7 críticas
1 2 >>
2
28 de junio de 2018
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es imposible predecir nada en esta película, todo te pìlla por sorpresa y los personajes se comportan con mecánicas y roles jamás vistos en la historia de los cuentos y fábulas, es muy posible que revolucione lo que sabíamos sobre el viaje del héroe. Esto lo escriben otros y te ponen cliché tras cliché, pero aquí no, aquí es todo gris, matizado y consecuente.

Y sigo debajo para no spoilear nada de esta joya.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Mikelowski
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3
30 de mayo de 2018
11 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
En secundaria uno de mis amigos era gay, nunca me confesó que lo fuera, al contrario, lo negaba rotundamente, incluso salió con una chica de clase durante un buen tiempo para acallar la menor duda. Pero de nada servía, todo el mundo veía lo obvio, que tenía una pluma de locaza, el chaval bailaba Lady Marmalade con las niñas en el recreo, por el amor de dios. Así que hacía falta muy poco para que en lugar de llamarle por su nombre se refirieran a él como bujarrón, bujarra o marica. Yo incluido, por supuesto, no me fueran a llamar a mí bujarrón por defenderlo. Muchos años más tarde lo encontré en facebook, donde por lo que pude ver en sus fotos, ya no ocultaba su atracción por los hombres.

No me queda duda de que aquellos años debieron ser un infierno para él y que ningún buen recuerdo debió quedarle del insti. Sus propios amigos le insultaban a la menor discusión, no es de extrañar que cortase relación con todo el mundo en cuanto el instituto terminó. ¿Por qué esta película pretende contarme eso pero a la vez me coge de la manita y me dice que no me preocupe, que todo saldrá bien?

Demasiado cobarde para contar un drama realista, demasiado buenista para tomársela en serio y creer que esos personajes existen en la vida real.
Mikelowski
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1
19 de marzo de 2018
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
La razón de tan baja puntuación es fundamentalmente por los múltiples engaños con los que juega este "documental". A nivel cinematográfico es un desastre, no merece la pena ni comentarlo. A nivel de storytelling tampoco funciona ni a tiros, no tiene ritmo, no cuenta nada y es repetitivo hasta la saciedad. Pero eso es lo de menos cuando lo peor de The Work es... bueno, The Work.

The Work es una terapia de autoayuda inventada por la gurú espiritual Byron Katie después de tener una epifanía. En su propio linkedin aparece como experiencia el voluntariado en prisiones para introducir su terapia. También escribe libros y da charlas para ir sumando adeptos. Vamos, lo que viene siendo una secta. De esto ni mu nos dicen en el documental, claro.

El otro engaño es evidente, pero merece la pena mencionarlo. Los presos y voluntarios están siendo grabados y llevan micrófonos, por tanto, ¿cómo van a ser espontáneos con una crew alrededor que probablemente tuvo que parar de rodar y reajustar los micros 380 veces? Es el gran problema de los documentales y las investigaciones observacionales. Se suele medio resolver intentando intervenir lo menos posible y pasando mucho tiempo con las personas observadas para que se sientan cómodas. En The Work pasan 4 días, ¡4 días! con un grupo formado por presos violentos y ciudadanos corrientes. Pero es que encima no tardan ni 30 segundos en estar todos como en casa. La nueva incorporación del grupo es Kiki, un miembro de una banda que te focka y te parte la boca en cero coma. Kiki se abre al grupo en 20 minutos y rompe a llorar mientras un preso le mira de forma amenazante y mientras otro le toca la mandíbula y le dice que la relaje. Eso a Kiki se lo hacías en la calle y acababas cortado en más pedazos que con una picadora.

Esto se va sucediendo entre los presos y también entre los ciudadanos. Uno de los presos incluso afirma no tener nada por lo que vivir y amenaza con suicidarse. Le curan con este mismo tratamiento. Cara pegada casi besándose y mirada de "si no hubiera cámaras te molía a palos, modafocka". Al final del todo este preso compungido aparece con un cartón donde anima a las mujeres que vean el documental a escribirle. Jajaj, me quito el sombrero. De suicida a Julio Iglesias en 4 días.

En fin, un disparate todo lo que se ve aquí. Pero por alguna razón la crítica está ensalzando esto. Shame on you BBC por entrar al trapo.

Ojalá se pudiera reinsertar a criminales violentos con este método, pero la realidad no es tal. Y tampoco sirve para resolver los dramas personales. Nuestras conductas vienen influidas por miles de estímulos, la sociedad, la educación que recibimos y también nuestra naturaleza interna, la genética. Hay personas más violentas que otras, su frustración y una serie de circunstancias o malas decisiones pueden llevarles a matar a alguien. Necesitan psicólogos, psiquiatras, educadores sociales y mucho tiempo y paciencia para reencauzarlos. Y a veces ni así.
Mikelowski
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
17 de junio de 2018
Sé el primero en valorar esta crítica
Todos hemos escuchado alguna vez lo de la mariposa que bate sus alas en una punta del planeta y provoca un huracán en el otro extremo. Es una exageración para explicar un concepto de la teoría del caos y de cómo en los sistemas caóticos una pequeña variación en un parámetro puede conducir a resultados muy desviados del modelo predicho. Pues bien, a veces las exageraciones se convierten en realidad. Es el caso de The Thin Blue Line.

Lo vi en 2011 y me quedé con el culo torcido, esa noche casi ni pude dormir. Para mí fue la primera vez que el cine se fusionó con el documental en sus máximas expresiones. Qué pedazo de recreaciones, mostrando lo justo y dejándote siempre al filo. ¡¿Pero quién demonios disparó?! ¿Salió su compañera demasiado tarde del coche de policía? ¿Podría haber visto la pistola desde detrás y evitarlo? ¿Podría haber al menos visto quién disparó? Maldita sea Errol, no me tortures así. Y la música, dios mío, qué musicón. Philip Glass es por lo menos el 50% de esta obra maestra, tal cual.

El tema que más me fascina de este documental es el del azar. A medida que avanza uno no puede dejar de pensar... joder, pero cómo pudo pasar esto y esto otro, no me jodas. Es como uno de esos accidentes de avión con toda una cadena de errores. Y si es duro para nosotros, los espectadores, ni me imagino cómo sería para los implicados vivirlo con la lentitud de la vida real, pasando los días y viendo cómo todo parece desplomarse sobre ti.

Y sigo en el spoiler.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Mikelowski
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
20 de mayo de 2018
Sé el primero en valorar esta crítica
Hay series que cuando terminan te desgarran y te dejan un vacío existencial como una boca de metro, no creo que sea el caso de The Wire, Breaking Bad o los Soprano. Esas series son indiscutibles obras maestras y dejan un vacío, no cabe duda, pero la palabra clave aquí es existencial, es decir, que haga que te replantees las cosas, lo que significa la amistad, el amor, tus sueños, la vida, vamos. Fiday Night Lights es de esos tipos de serie.

Y lo curioso es que no es una obra maestra ni de lejos, no es consistente en sus cinco temporadas, tiene un par de flojas y capítulos irregulares. A nivel dirección primero pensé que la cámara en mano y los zooms in/out molestaban más que ayudar, si bien me acostumbré pronto y entendí la intención de imitar un estilo documental que después se ha repetido mucho en la comedia. Pero entonces, si no destaca ¿por qué puñetas me siento tan hecho polvo? Personajes, señores, personajes bien construidos y buenos arcos narrativos, la clave de todo buen drama. Algunos actores no son demasiado buenos, pero los diálogos, las decisiones que toman y su nexo con otros personajes compensan cualquier carencia interpretativa. Y ya cuando los actores son buenos, como ocurre con Kyle Chandler y Connie Britton, funciona todo como la seda.

Así pues, es una serie de personajes. El fútbol americano es una mera excusa, un telón de fondo. A lo que aspira todo guionista es que sus personajes calen en los espectadores y creen vínculos emocionales, y vaya si FNL lo consigue. De ahí el vacío, de ahí el bajón de que se haya terminado.

En este sentido, quiero comentar un paralelismo interesante. Hay un eje central de la serie que es el clásico coming of age en el paso de la high-school al college americanos. En cine se ha tratado muchas veces, a mi parecer con resultado regulero. Véase Boyhood o la reciente Lady Bird. Crean personajes freaks, raritos, inadaptados pero inteligentes que viven un dramón personal por no saber qué puñetero college escoger. Al no ser americano, nunca he podido empatizar con este dilema, porque aquí uno sencillamente va a la universidad que le queda más cerca de casa, y si se tiene que mudar a lo sumo está a 2-3 horas de sus amigos y familia. Por no hablar de la verdadera tragedia griega en que solemos volver a casa una vez terminados los estudios. Gracias a FNL por fin lo he pillado.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Mikelowski
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2018 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados