arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de Felipe Larrea
Ordenadas por:
276 críticas
1 2 3 4 10 20 56 >>
7
2 de enero de 2009
335 de 576 usuarios han encontrado esta crítica útil
La mayor virtud y el mayor defecto de "La ola" es el mismo: es una película didáctica para hacer reflexionar a los adolescentes. Por eso la narración se expresa en sus términos, no en los de un adulto: la música es muy moderna, salen muchas tribus urbanas, muchos grafittis, mucho internet y mucho mocoso de teleserie juvenil. Es tan efectiva como efectista y logra su objetivo: estoy seguro de que a cualquier chaval de 16 años con más de dos neuronas le resultará fascinante y se preguntará si es posible que resurja un sistema totalitario en nuestros días.

Y respondiendo a esta pregunta, yo digo que sí que es posible, y si no vengan a visitar el País Vasco. En mi tierra hay una amplia masa social con una idea muy clara y muy excluyente de cómo son los verdaderos vascos. Al que no comparte el ideal o los objetivos, se le margina, se le expulsa o se le mata. Expresado en los términos de la película: si ETA asumiera responsabilidades de gobierno, no nos encontraríamos muy lejos del I Reich Vasco.

Los alemanes asumen el pasado con responsabilidad y ya desde después de la guerra supieron qué hacer con los nazis. Nosotros no lo tenemos tan claro...
Felipe Larrea
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
10 de diciembre de 2008
97 de 112 usuarios han encontrado esta crítica útil
Apostaría a que la imaginación de Chicho Ibáñez Serrador es tanta como su inteligencia, porque me he quedado sorprendido con los muchos hallazgos de esta rareza que tranquilamente puede mirar de tú a tú a clasicazos como "Los pájaros" o "La semilla del diablo".

Ese prólogo que recapitula las atrocidades históricas cometidas contra los niños capta la atención desde el minuto 1 y la elección como escenario de una islita mediterránea con sus casitas de cal y su solazo perpetuo es sencillamente una genialidad única en el género. Destaca asimismo el inquietante uso de la música, y ese estupendo clímax que juega con las perspectivas creadas por el mismo título de la película.

Sólo algunas reacciones pelín extrañas del protagonista pueden descolocar al espectador. Una joyita.
Felipe Larrea
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
22 de septiembre de 2009
77 de 86 usuarios han encontrado esta crítica útil
Peter Morgan ha pintado en tres películas escritas en los últimos cuatro años un espléndido y completo fresco sobre el ejercicio del poder: "The Queen" (2006), "El desafío: Frost contra Nixon" (2008) y "The Damned United" (2009). Sí, esta última va de fútbol, pero no aborda apenas lo que ocurre sobre el césped de los estadios de fútbol, sino la gestión en los despachos y los aspectos psicológicos que influyen en el juego.

Dicho así suena frío, pero nada más lejos de la realidad, porque es una película apoyada casi por completo en el magnetismo de sus personajes, en unos diálogos magníficos y en esos actores secundarios británicos de los que nadie conoce su nombre, que nunca serán estrellas porque son muy feos, pero que clavan cualquier papel que les echen. El resto lo pone la legendaria rivalidad entre el Leeds y el Derby County en una época en la que, pese a lo que dicen sus protagonistas, el dinero no lo era todo y un equipo podía pasar de coquetear con el descenso a tercera a ganar la primera división en apenas dos años.

Morgan forma un extraño támden con Michael Sheen, que interpreta casi todos sus guiones y que sigue creciendo a velocidad de vértigo como actor. Ahora se permite un gracioso punto histriónico apoyado en un potente vozarrón (imprescindible versión original) que aporta un toque de comedia que enriquece todavía más una narración que parece sencilla pero que deja entrever horas de trabajo para perfilar una historia y unos personajes muy complejos.

Esperemos que nadie confunda comedia, temática futbolística o duración corta (90 minutos sin un sólo segundo de relleno) con ligereza, y que consiga el reconocimiento que merece, como mínimo el mismo que los anteriores trabajos de Morgan y Sheen.
Felipe Larrea
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
1 de junio de 2009
74 de 84 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Muchachada Nui" hace perfecto honor a aquel eslogan de La 2 de "Para inmensas minorías", puesto que su público es tan concreto y reducido que cualquier persona "normal" se siente ajena al surrealista mundo de Joaquín Reyes y compañía. Y eso es lo que yo les agradezco en el alma. El humor en televisión siempre tiene un carácter generalista y aborda los temas que todo el mundo conoce, llámese política, parodias de los programas más exitosos, monólogos sobre relaciones de pareja o chistes para toda la familia.

No tengo nada en contra de eso, pero me encanta que alguien se acuerde de mí y se dedique a los chistes cinéfilos y las gracietas absurdas a costa de personajes que apenas debemos conocer el 10% de la población. Porque mi abuela no sabe quien es Lars Von Trier o Bunbury y probablemente piense que un personaje tan serio como Arturo Pérez-Reverte no es nada caricaturizable.

Tampoco entenderá que una voz enlatada o una cutrísima melodía electro-pop me hagan gracia o que una cinta de vídeo sea la protagonista de un sketch. Pero digo yo que los que disfrutamos con esas frikadas también merecemos un espacio en televisión, aunque sea de media hora a la semana y de madrugada.

Por supuesto que la serie tiene sus altibajos y que hay episodios que apenas te ríes dos veces, pero eso pasa en todos los programas de humor y tampoco era una excepción el "Monty Python Flying Circus" que efectivamente ha influido mucho en los creadores de "Muchachada". Y creo que no soy el único que utiliza la palabra "viejuno" o se deja en la boca unos "paluegos".
Felipe Larrea
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4
12 de junio de 2011
119 de 181 usuarios han encontrado esta crítica útil
La entrada de Woody Allen en el panteón de los dioses crea situaciones embarazosas a la hora de evaluar su último cine. La mayoría del público se desnuca mirando hacia la atalaya en la que lleva unos años acomodado, bien ensalzándole por el mero hecho de devolverle el favor de haber escrito algunas páginas gloriosas del séptimo arte, bien por una actitud de nula exigencia hacia su obra o bien por la inercia acrítica de quienes se conforman con opinar lo que diga la rubia, digo el crítico. Nos encontramos ante la decadencia de un clásico en vida, esa complicada condición en la que la condescendencia y el esnobismo se vuelven moneda de cambio habitual.

El fondo de sus grandes películas aborda las relaciones humanas en toda su complejidad, a veces en plan liviano y otras con cierta gravedad, mientras los rasgos formales suelen concentrarse en el periplo de un tipo tartamudo e ingenioso, una amalgama de señoras y caballeros de bolsillo abultado que verbalizan todo lo que les pasa por la cabeza, alguna pullita al paletismo supuestamente inherente a los votantes republicanos y bellas estampas de las ciudades más románticas y cosmopolitas del mundo, todo ello engalanado con referencias culturales de alto nivel. Esto era hasta hace unos años, porque ahora ya no hay fondo, solo estos rasgos formales.

La consecuencia principal de que Woody Allen se haya convertido en un imitador de Woody Allen es que "Medianoche en París" parece un "Torrente" no ya para esnobs, sino todavía peor, para pringaos que quieren ser esnobs. Así lo atestigua la retahíla de cameos insustanciales (hola Carla Bruni, hola Adrien Brody) y las referencias culturales anecdóticas colocadas a huevo para que el aspirante a listillo se sienta realizado al reconocer a los artistas de principios del siglo XX que pululan por la pantalla sin aportar nada que se aleje mínimamente del tópico. Se trata por tanto de pensar "qué gracia, si es Buñuel", en lugar de pensar "qué interesante es el personaje de Buñuel". Ni siquiera los personajes principales están bien perfilados. No lo digo por Owen Wilson, cumplidor y majete en su labor de alter ego de Allen, sino por la novia, los padres de esta y el repelente personaje de Michael Sheen, todos ellos caricaturas que invitan a desempolvar la guillotina.

No puedo hablar de decepción, porque daba por hecho que estaba sobrevalorada, pero me esperaba algún destello de los buenos tiempos,sobre todo ahora que andaba deslumbrado con la fuerza de su talento en "Delitos y faltas". Procederé pues a comerme con patatas mis siete euros y a pensar en Allen en pasado en lugar de en presente. Con un cine como este, es normal que se muestre más pesimista que nunca en las pocas entrevistas que concede, porque seguramente es el primero que sabe que se ha dejado vencer por la pereza y que sus últimas entregas no son más que alpiste para los conversos. Si no dedica un mínimo de dos años a cada película, podemos ir despidiéndonos del genio.
Felipe Larrea
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 56 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados