arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Calahorra
Críticas de ddarko_1980
Ordenadas por:
996 críticas
6
25 de septiembre de 2011
27 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿Quién no tiene o ha tenido un jefe impresentable cuya única función aparente es la de putear al personal sirviéndose de su privilegiada posición? Pues bien, esta comedia gamberra nos cuenta cómo tres amigos, Nick (Jason Bateman), Kurt (Jason Sudeikis) y Dale (Charlie Day), hartos de que sus jefes les hagan la vida imposible, idean un plan para… ¡asesinarlos!

Ya de entrada el argumento pintaba bien, pero es que además la mayoría de sus gags (aunque sea por acumulación y se eche en falta un poco más de mala baba) funcionan y su reparto no puede ser más acertado. Atención especial merecen los intérpretes que dan vida a los jefes de los protagonistas: Kevin Spacey (genial en su altiva prepotencia), Colin Farell (irreconocible y demostrando una vis cómica estimable) y, por encima de todos, Jennifer Aniston, quien da vida a una deborahombres cuyas escenas acaban siendo las más hilarantes de la cinta.

Si nos ponemos exigentes podríamos decir que la película no llega todo lo lejos que debiera en su triste visión del actual panorama laboral, pero lo cierto es que colma de sobras todas las expectativas cómicas que se le pueden pedir a un trabajo de estas características.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
ddarko_1980
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
23 de septiembre de 2011
23 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cosas que nunca te dije (Things I Never Told You) se convirtió, desde la primera vez que la vi, en una de mis películas favoritas. A partir de entonces he seguido con especial interés la carrera de su directora (una Coixet a la que sus detractores ridiculizan argumentando que su cine peca de ñoño o cándido, nunca falta quien saca a relucir, de forma especialmente despectiva, sus anuncios de compresas, aunque a mí me parece que su trabajo destaca por bello, poético y sensible). Y es que a fecha de hoy, y aunque su carrera contenga distintos altibajos, nos ha ofrecido otro par de pequeñas joyas: La vida secreta de las palabras (The Secret Life of Words) y la cinta que nos ocupa.

La protagonista de Mi vida sin mí es una mujer, Ann (Sarah Polley), que descubre con horror que le queda muy poco tiempo de vida, por ello decide aprovecharlo al máximo y hacer todo aquello que no pudo o no se atrevió a hacer.

Pero que su argumento no nos lleve a engaño, no estamos ante la típica película con enfermo terminal, llena de lugares comunes y decidida a usar mil y una trampas cuya única finalidad consiste en tocar la fibra sensible del espectador a cualquier precio. No, Coixet es mucho más inteligente que todo eso y consigue emocionar sin caer en falsas moralinas (de hecho, algunas acciones de nuestra protagonista pueden resultan algo reprochables o poco éticas). Atención asimismo merecen los actores, especialmente una impecable Polley. Mi vida sin mí es una maravillosa película que nunca me cansaré de recomendar.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
ddarko_1980
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
22 de noviembre de 2008
31 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
Heathers se convirtió casi desde el primer visionado (la he visto incontables veces) en mi película favorita. Es cierto que mi primer interés en ella era la presencia de Ryder y Doherty, pero también me llamaba mucho la atención su título en castellano... pero esto no sabría decir si para bien o para mal...

Heathers es una comedia negrísima que hoy en día no estaría bien vista al tratar de manera irónica temas tan serios como el suicidio y la violencia en las aulas. Sin embargo esta película esta llena de aciertos, desde un guión irreverente y repleto de frases memorables hasta una banda sonora entre tétrica y épica (que recuerda a las usadas en las películas de Tim Burton) con predominio de la armónica pasando por unos actores en estado de gracias.

Christian Slater recuerda en algunos momentos la histeria del Jack Nicholson de El resplandor (The Shining), mientras que Winona Ryder resulta creíble mostrando la dualidad de su personaje y Shannen Doherty está perfecta, destacando sus (des)encuentros con el personaje de Ryder. En definitiva, una película original, delirante, ofensiva y tremendamente adictiva.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
ddarko_1980
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
8 de octubre de 2011
18 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
Russell Crowe y Jennifer Connelly, dos de mis actores favoritos, son los protagonistas de este biopic que firma el irregular Ron Howard (cuya inclasificable filmografía se compone tanto de anodinos subproductos comerciales como de trabajos mucho más adultos e interesantes, como éste) y que nos narra la obra y milagros del matemático John Forbes Nash (Russell Crowe), quien tuvo que lidiar con una terrible enfermedad: la esquizofrenia.

Lo que me impulsó a ver esta película fue, obviamente, la participación de Crowe y Connelly. El primero me parece uno de los mejores actores de la actualidad, capaz de dar vida tanto a héroes de acción (Gladiator, Robin Hood…) como a personas con mil y un problemas físicos o mentales (véase la película que nos ocupa), mientras que ella era, hasta que le llegó el reconocimiento con este papel, una de las actrices más injustamente infravaloradas de su generación. En Una mente maravillosa ambos están tan espléndidos como acostumbran.

Pero la película también cuenta con otros valores, como por ejemplo la sobria dirección de Howard, aunque yo creo que su mayor logro como director (por mucho que esta película sea, en conjunto, superior) se encuentra en El desafío: Frost contra Nixon (Frost/Nixon), o un acabado notable (a pesar del terrible trabajo de maquillaje durante el último acto). Que se inviertan grandes cantidades de dinero (se rumorea que el presupuesto de esta cinta superó los sesenta millones de dólares) en producciones de este tipo, cuya historia no parece destinada a entusiasmar a las masas, es de agradecer. Sobre todo si el resultado final es tan satisfactorio.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
ddarko_1980
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
3 de agosto de 2010
17 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
A mediados de los ochenta el rostro de Molly Ringwald era uno de los más populares entre los intérpretes juveniles, gracias a los éxitos (casi consecutivos) de Dieciséis velas (Sixteen Candles), El club de los cinco (The Breakfast Club) y la película que nos ocupa.

La actriz interpreta a Andie, una estilosa e imaginativa joven (véase su customizado vestuario) enamorada de Blane (Andrew McCarthy), un tipo tímido y adorable. Pero, su romance no es visto con buenos ojos ni por el entorno de ella, ya que su mejor amigo (Jon Cryer) está perdidamente enamorado de la joven, ni por el de él, compuesto por los más pijos del lugar, quienes no pierden oportunidad alguna para burlarse de nuestra protagonista.

La película recuerda mucho (sobre todo por el cariño que desprende hacia sus protagonistas) a las producciones de Hughes, no en vano suyo es el guión y además ejerce de productor. Otro de los puntos fuertes de La chica de rosa reside en el carisma de su protagonista femenina y en la química de ésta con McCarthy, así como en sus divertidos personajes secundarios y en su cuidada (y excepcional) banda sonora. Un pequeño clásico del cine juvenil.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
ddarko_1980
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados