arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Alfred Hitchcock Presents: Crack of Doom (TV)

Año
1956
País
Estados Unidos
Director
Reparto
Género
Drama. Thriller | Crimen. Póker. Telefilm
Sinopsis
Una partida de póker lleva a gran empresario al borde de la bancarrota.
Críticas ordenadas por:
10 de enero de 2019
Sé el primero en valorar esta crítica
Alfred Hitchcock presenta: Crack of doom (El día del juicio final), temporada 2, episodio 9, dirigido por James Neilson en 1956. Absorto en uno de sus deportes favoritos de mesa, Hitchcock lo interrumpe brevemente para saludar y pedir algo que necesita para seguir su lúdico entretenimiento, aunque un impedimento técnico le podría originar problemas sin verse cumplida su demanda. En la historia que hoy nos presenta se dan algunas circunstancias surgidas por la mala visión, la falta de escrúpulos y el peligroso ego que lleva al protagonista hasta la frontera con la angustia; algo parecido le sucede a Hitch, aunque su forma de enfrentarse a las consecuencias no va más allá de una ligera preocupación.

Desde cualquier rincón surgen indeseados consejos de aventura y riesgo que unido al arrojo y a la suerte puede arrastrar a cualquiera llevándolo hasta el fin de la ruina, al fracaso matrimonial, incluso a lo que podría ser peor: la desestabilización personal. Mason Bridges (Robert Horton) es uno de esos personajes que estando en el confín de la debacle total, arriesgó el modo de salir de una severa situación en la que Jessie Bridges (Gail Kobe), su esposa, tuvo algo que ver.

Con base en el flashback, James Neilson nos aporta los detalles necesarios para situarnos en el origen del problema, donde el irresponsable arrojo bañado en el angustioso miedo por el fracaso, sitúa a Mason Bridges en los límites de la desesperación. A una mano de conocer el éxito o el fracaso de su peligrosa apuesta, se le acumulan todos los temores, los sudores fríos, la incertidumbre y sobre todo, el conocimiento de lo que se está jugando: el éxito o el fracaso dependerá de lo que arroje la última mano de la noche sobre un abultado y desorbitado monto final que sostiene el caldeado tapete sobre el que, la decisión de su contrincante Sam Klinker (Robert Middleton) le ayudará a ganar, o no, la arriesgada situación.

Ligeramente alarmado por la posible reacción negativa de la audiencia a la historia acabada de ver, Hitch intenta justificar la ausencia de crueles enfrentamientos, alegando cierta escasez de victimizados y sanguinarios personajes, cosa que llevaría probablemente a la disminución del elenco para futuros guiones. Decididamente convencido por lo contado hoy, alega que ha sido lo más apropiado para la historia narrada; pero, antes de despedirse quiere dejar constancia en forma de leve queja sobre la criticable densidad del campo visual que no le ha permitido gozar totalmente del epílogo con la normalidad que le hubiese gustado.
avanti
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados