arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Valencia
Críticas de dragoner
Ordenadas por:
164 críticas
1 2 3 4 10 20 33 >>
4
2 de octubre de 2010
24 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Stella Oleson sobrevivió al ataque indiscriminado de su ciudad por parte de un clan de vampiros aprovechando que por su situación geográfica la noche era continua durante 30 días. Sin embargo su marido murió y eso la llena de rabia y de sed de venganza. 10 meses después de lo ocurrido sigue con sus esfuerzos por que se reconozcan los verdaderos hechos, pero nadie la cree. En un viaje a California encontrará aliados y una manera de golpear a estos seres que la han marcado tanto.
Existen dos películas hechas en Hollywood llamadas 30 días de oscuridad. La primera es muy conocida. La otra es una miniserie de una calidad discutible. Aquí tenemos la continuación de la primera realizada por los mismos que hicieron la segunda. Así pues la única razón de ser de esta cinta es la de aprovechar el tirón de la primera. Sacar rentabilidad atrayendo a incautos que se dejan seducir por un nombre conocido y entregarles un producto que guarda relación con el original sólo mínimamente en las formas y nada en absoluto en su alma.
La cinta es fallida a todos los niveles y sólo funciona a medias la parte de la acción. El director no se aclara y mete la pata al grabar escenas de acción casi a oscuras únicamente iluminados por la luz de las armas de nuestros protagonistas. La única palabra que se me viene a la mente al ver esto es barullo. Por lo demás hace un trabajo decente, pero no brillante.
El guión trata de conectar con la primera parte de la saga, pero al situarla en un entorno tan distante y cambiar por completo las reglas de juego con una protagonista en busca de venganza y no de su supervivencia te hace preguntarte la necesidad de enlazar ambas cintas más allá de la razón económica. Los diálogos son mayoritariamente irrelevantes y la historia no aporta nada digno de mención. A pesar de ello encuentras algún que otro sobresalto que te anima a terminar de verla. Lástima que la falta de coherencia en las decisiones de los personajes llegue a exasperar.
Con un elenco de actores curtido en otras películas hechas para ser estrenadas directamente a televisión o vídeo no debemos esperar actuaciones memorables. Nadie consigue destacar e incluso la protagonista no es más que una actriz puesta exclusivamente por su cara bonita.
En definitiva hay pocos argumentos para defender el visionado, aunque si eres un fan de los vampiros y sólo buscas pasar un rato con una película del montón esta cumple perfectamente.
dragoner
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
24 de septiembre de 2009
18 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Joe Bowers es un soldado normal que además no tiene parientes. Es elegido para un novedoso experimento por parte del ejército americano. Iba a estar en hibernación un año, pero las cosas no van como esperaban y despierta 500 años en el futuro. La sociedad ha cambiado radicalmente. La gente es menos inteligente, haciendo de él alguien sobresaliente. Luchando en esta desquiciada sociedad por encontrar una manera de regresar a su tiempo, Joe será testigo del daño que es capaz de producir tanta telebasura y demás vicios actuales.
Del creador de Beavis y Butt-Head, Mike Judge, nos llega una muy gamberra película. Donde nadie de la actual sociedad se libra de un tirón de orejas por el desastroso futuro que nos estamos labrando. Y es que para este señor la evolución no beneficia al más inteligente o mejor dotado, sino que beneficia al que tiene más hijos, aunque sea el tonto del pueblo. Presenta la progresiva involución de las personas como algo que se está produciendo ahora, pero que será tangible dentro de mucho tiempo. El mundo distópico que nos presenta es claramente insostenible por la sociedad de incompetentes que lo forman. Ese mensaje es uno de los más importantes que trata de inculcar al espectador y es culpa nuestra. Lo mejor de todo, es que si miras más detenidamente, te das cuenta que en cierta manera los problemas que acucian a este futuro, son extrapolables al nuestro. Acumulación masiva e incontrolada de basura y desperdicios. Elección de políticos según su fama y verborrea, no por su capacidad de llevar el país. Aborregamiento de las personas frente a la caja tonta con programas sin ningún valor. Control al ciudadano en cuanto que hace y donde va. Todo eso ocurre en nuestro tiempo, solo que aquí lo encontramos ampliado y exagerado para que mirar hacia otro lado solo sirva para ver más desgracias y sentir vergüenza.
La película gira entorno a un chiste, al choque que produce una persona inteligente entre un grupo claramente menos agraciado. Muchas veces es como ver a Charlton Heston en El planeta de los simios discutiendo que él es humano y no un animal. Es curioso lo de este chiste, será porque no recuerdo haber visto esta temática antes, pero no llegas a cansarte de la gracia. Vale que tanto escuchar a esta gente hablar como palurdos, estar obsesionados con el sexo y con el dinero puede resultar excesivo para algunos, pero no deja de ser toda una sátira hacia nuestra manera banal de reírnos de los que no son como nosotros. Y cuanto más diferentes más nos reímos.
Tampoco es un prodigio en cuanto a calidad artística, quitando a Luke Wilson, que hace un trabajo excelente, a los demás se les ve un poco forzando su papel para que sea más vistoso de lo que son capaces de trasladar a la pantalla.
La película no ha tenido excesiva promoción, tal vez por las veladas críticas y burlas a conocidas corporaciones, lo que está claro es que merecía más difusión. En definitiva una pequeña joya, que seguro te hace pasar un buen rato.
dragoner
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
26 de marzo de 2009
16 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
Freya McAllister es una adolescente normal, preparándose para el baile de graduación de su instituto. Pero las cosas cambiarán ya que sufre repentinamente un desorden mental, del cual los médicos son incapaces de tratarla. Así pasará algún tiempo en una institución hasta que es sacada por un extraño doctor que parece conocer perfectamente su dolencia.
Estamos frente a una película poco conocida, que por la forma en la que se desarrollan las cosas no dejas de tener la sensación de que iba encaminada a convertirse en una serie. En realidad da mucho más la impresión de ser un capítulo piloto, que una película en sí misma.
El guión es en sus inicios un drama bastante convencional, simplemente nos cuenta la historia de Freya, de como le ataca su mal, como lo encara. Nos da a entender lo desahuciada que está, y cuan perdidos se hallan los médicos que la tratan Te das cuenta, por el meticuloso tratamiento a la situación inicial de Freya que dura más de media hora, que les era más importante cimentar perfectamente el personaje antes de desarrollar el resto de la trama. Esta es otra pista que nos hace pensar en el asunto del capítulo piloto. Y que aunque convierte a la cinta en algo lenta, mientras esperas que llegue la acción prometida, no nos terminará por aburrir debido a lo peculiar de las circunstancias en las que se encuentra la protagonista. Además conseguirá que la segunda parte de la película tenga un más que correcto ritmo, una cantidad consistente de acción y una trama elaborada.
Tanto los guionistas, como el director de esta entretenida película, repitieron dos años después con muchas más ambiciones, mayor presupuesto y claro está, más éxito, con la conocida Sahara.
Navi Rawat, interpreta a Freya McAllister. Es una oportunidad que no sabe aprovechar del todo la actriz, pues sobreactua demasiado en la parte dramática. Algo que pasa desapercibido en la parte con más acción, pero que muestra sus carencias. Peter Horton es el médico que rescata a nuestra protagonista del hospital, su actuación es solo correcta. Lo tienes hasta en la sopa en la primera parte, pero luego está desaparecido en la segunda. Lo contrario que Joe Flanigan que interpreta a Brendan Dean. Conocido por su papel en Stargate Atlantis, dejará asomar su faceta divertida, aunque de forma contenida, cuando lo que esperas es que sea serio, haciendo de él el personaje más interesante de todos. La química entre Navi Rawat y Joe Flanigan es perfecta y eso sí que es bueno para la película.
Si la ves sin pretensiones, teniendo en cuanta el lento inicio, te encontrarás una cinta por encima de la media. Sin destacar, pero suficiente para hacerte pasar un buen rato.
dragoner
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
26 de junio de 2009
15 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Jake Carter es un matón, un tipo duro que se dedica a recordar a aquellos que no pagan que ha llegado la hora de cumplir. Tras la extraña muerte de su hermano, Jack volverá al lugar que le vio crecer. Allí se encontrará con viejos conocidos y la única familia que le queda. Desbordado por la repentina muerte de su hermano, la cual todos parecen querer olvidar, usará sus propios métodos para hallar toda la verdad de lo sucedido.
Como con toda película que resulta ser un remake, las comparaciones con el original son inevitables. Si a eso sumamos que el actor que entonces protagonizó la película tiene mucho oficio a sus espaldas y que el que la protagoniza esta vez, suele ser menospreciado en sus interpretaciones, ya tenemos las claves para comprender como se tomó el público esta película. Y es que no importa la calidad del trabajo que realice Sylvester Stallone. Todos verán en él al eterno actor de películas de acción, musculoso y sin cabeza. Eliminando este lastre, la cinta resulta interesante, pues es una correcta actualización del clásico de Mike Hodges.
Lo que primero hay que dejar meridianamente claro es que la historia se aleja de los convencionalismos de Hollywood. Jack Carter no es un tipo amable y bueno. Firme pilar y ejemplo de la comunidad. Es un matón y por tanto su búsqueda de justicia no será de la impartida por los jueces en un tribunal, sino de la repartida por sus puños. Este alejamiento de los cánones esperados, viene marcado por la procedencia del original. El guión muestra la suficiente complejidad y tino para mantenernos intrigado e interesados en su desarrollo.
Stephen T. Kay hace un poco más que correcto trabajo como director. Tengo varias quejas, pues es que en un momento crucial de la película, esta descuida el rumbo de la acción. Deja de contarnos la historia con claridad y se pierde con el uso casi experimental de planos. Este problema causa que le cueste volver a su cauce y dificulta discernir las acciones del protagonista. Además se coloca a mucha gente en pantalla, de manera que vas algo perdido tratando saber que pasa. Eso unido a que los personajes aparecen sin apenas una introducción que nos explique quien son, conforma un pequeño barullo argumental.
Hay quien puede estar sorprendido porque Sylvester Stallone sabe actuar, no tanto quien ya le vio en Copland o en Oscar. Pero claramente quien conozca solo sus trabajos como Demolition Man, Juez Dredd y algunas de Rambo o Rocky no tendrá la suficiente perspectiva para comprender que cuando le das un guión trabajado y una buena historia, no tiene problemas para hilar un buen papel. Otro que podríamos colocar en la misma situación es a Mickey Rourke, recuperado ahora gracias a su trabajo en Sin City o The Wrestler.
Sin esperar ninguna maravilla, y aceptando el bache que sufre, tenemos enfrenta a una aceptable película que tiene muchas más posibilidades de gustar que de aburrir.
dragoner
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
29 de mayo de 2009
29 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
Jeff Lebowski es confundido por dos matones con un conocido millonario por su nombre. Exigen el pago de una alta cantidad de dinero, por la suma que les debe su mujer. Pero Lebowski ni es millonario, ni está casado. Lo que lleva a estos dos tipos a ensuciar su alfombra y Lebowski a buscar a su homónimo millonario. Pero esto solo es el inicio de una historia que irá enmarañándose poco a poco. Alterando la paz y la tranquilidad que este vago vividor posee como su mayor tesoro.
Los hermanos Cohen tienen trabajos para todos los gustos, como la genial película O brother y otros no tan buenos como Ladykillers. En esta ocasión su labor cae por desgracia más cerca de esta última que de la primera, haciendo que ver la película resulte un esfuerzo que nunca esperas al elegir una comedia. El humor negro que abundan en O brother está ausente y es sustituido por extrañas escenas, no tan pésimas como para llegar a odiar la cinta, pero suficientemente estrafalarias como para algunas veces sentir vergüenza ajena y otras dejarte indiferente. No entiendo que la cataloguen como comedia, porque como mucho te puedes reír del vago Lebowski. Y es imposible mantener durante dos horas el mismo chiste, aunque salga en casi todas las escenas.
Solo soy capaz de encontrarle un problema, pero con él se arrastra al resto de la película, y es que no hay guión. Al protagonista le ocurren hechos, a cual más estrambótico, pero yo no diría que conforman una narración coherente. Todo se basa en un hecho completamente fortuito y ajeno al protagonista, que dispara una cadena de situaciones y con ello construyen la trama. No ves hacia donde avanza todo, le falta definirse mejor, proporcionarnos unos objetivos claros. Porque sabemos donde empieza la aventura, pero los objetivos se van poco a poco diluyendo y al final, después de dos horas de despropósitos, todo te da igual. Consigue hastiar a cualquiera, quitando toda posibilidad de encontrar divertida la película, solo pasable. Y no ayuda que la lista de secundarios sea especialmente larga, esto también enturbia la claridad del mensaje y alarga el metraje innecesariamente.
Los hermanos Cohen aciertan completamente con la dirección. Alcanzando una calidad superior a la del flojo guión, tampoco era difícil. Jeff Bridges como Jeff Lebowski y John Goodman como Walter Sobchack nos deleitaran con un excelente trabajo. Sin dudas de lo mejor de sus carreras. Las dos horas que dura la película podría haber sido un completo fracaso, pero gracias a estos dos esfuerzos labrados por sus responsables, se salvan y lo evitan.
Te deja un sabor de boca extraño, no es un completo fracaso, pero le falta sustancia que mantenga el interés de quien la ve. Vierte todo su esfuerzo en pintar un escenario complejo, por el que debe transitar el sencillo y despreocupado Lebowski. Pero falla al esperar que nos interesemos por su suerte, si todo se limita a verle ir de un lado a otro sin llegar a nada.
dragoner
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 33 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados