arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · malaga
Críticas de frankie
Ordenadas por:
26 críticas
1 2 3 4 5 6 >>
Justice League Dark
5,7
1.169
Animación
6
27 de enero de 2017
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
A pesar de que siempre me he considerado un gran fan de este grupito de personajes de manera de individual (Constantine, pero sobre todo Swamp Thing) jamás llegué a tocar un sólo cómic de los que titularon al igual que esta cinta animada. Por una sencilla razón, suponía que, a pesar de ser grandes personajes de manera independiente, a la hora de juntarlos tendrías que amoldarlo todo a una trama básica de reunión de grupo y villano de turno en pelea a gran escala. Y repito, nunca llegué a leerlos (a pesar de la implicación de un tipo como Jeff Lemire), pero esta película me confirma un poco mis temores.

A pesar de ello, Justice League Dark se las apaña para juntar a esta amalgama con gracia, apoyándose en un muy buen arranque y en lo pintoresco de cada uno de ellos. Las dinámicas funcionan. La construcción de cada uno de ellos es decente en general, muy buena en algunos casos, y precaria quizás en La Cosa del Pantano. Sin embargo, en la trama general no arriesga demasiado para ser una película de animación con las posibilidades que le da un +18. Hay momentos como el arranque en el que sí se aprovecha, y a la acidez de Constantine le viene bien, pero en general tiran por una trama sorprendentemente acomodaticia. No sé en qué formato funcionarían todos estos juntos, quizás en un universo de series como el que tiene Marvel en Netflix (de hecho me parece una gran idea), pero para apretujarlos a todos en una hora y cuarto y que te salga una película redonda tienes que ser un rematado genio. Jay Oliva es muy bueno en lo suyo, pero tampoco es Dios.
frankie
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
3 de octubre de 2016
14 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me sorprenden muchísimo las declaraciones del señor Quentin Tarantino del otro día. No porque proclamara a los cuatro vientos que le ponía la cruz a esta serie por su falta de fidelidad con el material fuente, después de asegurar que nunca dirigiría una película de cómics por miedo al fandom. No. Es por críticar precisamente la falta de sentimiento "exploit" en la adaptación. Y es que no me prodigo yo precisamente en el blaxploitation setentero, aunque tampoco soy lo que se dice un neófito, pero encuentro precisamente en la no-tan-marcada herencia de la exageración hortera del Black Power la miga de la última serie Netflix/Marvel.

No tiene la profundidad emocional ni los personajes tan gigantescos que ofrece Daredevil (¡que vaya si ha acusado la marcha de Drew Goddard!) ni la embriagadora ambientación de Jessica Jones, pero emana personalidad, carisma y simpleza a raudales. La mitad del cast es de serie B, el protagonista es todo carisma y poquito talento, el personaje de Mahershala Ali es chirriante cuanto menos y la trama, a la par que obvia, bebe quizás demasiado del esquema de la primera temporada del diablo rojo de Hell's Kitchen. Pero hay una honestidad en esta serie, un compromiso y, sobre todo, un sentido del pragmatismo que la coloca por detrás de Daredevil S01 como la mejor temporada (la propia naturaleza de los crossover invita a esta distinción sobre "mejor serie") fruto del hermanamiento entre la empresa del ratón Mickey, Marvel y el servicio de streaming.

Sabe lo que tiene entre manos, sabe que la profundidad emocional no es su objetivo, que la historia debe tener carisma, ser hortera, desenfadada, no perder el ritmo y, desde luego, no da lugar a piruetas narrativas. Y es que, como ya he mencionado, el personaje de Cottonmouth puede recordar a más de un infame y olvidable narcotraficante de la serie B más que al bueno de Wilson Fisk, pero ojo cuidado con los Killgrave de turno, que tienen que durar 13 episodios montando planes.

En cierto modo, y salvando las distancias, me recuerda a cuando sacó Darabont su adaptación de L.A. Noir y a cómo se la crucificó por plana, además de lloverle las comparaciones con Boardwalk Empire. La de Winter es de mis series favoritas, no voy a negarlo, pero donde esta se presentaba como un caldero de deconstrucciones trágicas al más puro estilo Coppola, la de la AMC era una taza de expresso pulp, muy edulcorado y con estilo y narices, aun contando con un reparto muy inferior. Era debatir entre peras y chirimoyas, pero una cosa estaba clara, quizás Mob City hubiera sido incluso peor si hubiera apostado por el terreno que pisaba la HBO con la serie de Winter, pero hizo un muy buen producto yendo a lo suyo, con su apuesta reverencialmente pulp, sin, como se suele decir, "mearse fuera del tiesto". Y en ese terreno se mueve Luke Cage, una serie que sale muy bien parada de la comparación con las dos últimas entregas que tuvimos en este universo.
frankie
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
25 de mayo de 2016
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me hizo mucha gracia y a la vez me produjo gran extrañeza cuando en su día compartió Seth Rogen en su cuenta de Twitter las referencia cinéfilas para la adaptación de Predicador para la AMC, sobre todo porque entre ellas se encontraba The Tree of Life de Terrence Malick. Pero claro, una vez visto, es evidente el por qué de esta curiosa elección.

Una de las peculiaridades del cómic de Ennis es que, a diferencia de cuando profundizan en el pasado y la melancolía de alguno de los personajes del mundo Preacher, el cómics suele tener un ritmo de lo más frenético. Es una de sus virtudes, pero suponiendo que AMC no tenía en mente una mini serie al estilo el 22.11.63 de Hulu, ese ritmo en una serie de televisión de 13 capítulos por temporada se antojaba, o bien un desastre, o un ejercicio de trampa narrativa estirada hasta el sopor, con diferencia de ritmos muy acusados entre temporada y temporada. Ya podría verse el panorama. De modo que lo lógico era adaptar de manera libre, llevarlo al formato y encajarlo, y para ello hay que pisar el freno y plantearse algunas cuestiones.

El piloto apuesta por la teología vista, no sólo desde los renegados, sino también desde los santurrones y los pecadores, los infelices y los soberbios. Es ese plano humano el que, me figuro, querría sonsacar Rogen de la cinta de Malick y termina funcionando más bien que mal para darle otro aire a esto, un tono más reflexivo a consecuencia de dejar a un lado parte del extremismo de las viñetas. También hay que destacar que, dicho por los productores y el propio cast, la narración de la serie será diferente, ahondando en el pasado de los personajes durante la primera temporada, para dejarlos en la situación inicial del cómic al finalizar la primera temporada, a raíz de esto se intuye, por la introducción de los ángeles, que la serie se irá volviendo más y más loca a medida que avancen los episodios. De entrada se mantiene fiel a parte de la esencia del cómic de Ennis, dejando atrás ciertas cosas en favor de otras, pero haciendo que la serie funcione a todos los niveles, tanto de cast, como de universo, como de tono.
frankie
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
6 de mayo de 2016
50 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil
El cine de terror, al igual que las adaptaciones de cómics y algunos otros, es un género que carga con un estigma impuesto por ciertos sectores más puristas y críticos. Esto es así por muchas razones, entre ellas el resurgir de una generación de películas de casquería, la ramificación en géneros de dudosa calidad artística pero de gran entretenimiento, etc etc.

El caso es que se necesita mucho para romper la barrera de los críticos y triunfar en las secciones de opinión de THR, Variety o NYT, y para ello el autor tiene que encontrar no siempre el buen hacer, sino el contraste. Aquí Eggers se le ocurre la idea de la película de brujas definitiva a partir del formato Hanekiano en un ejercicio de belleza fotográfica y una magnífica puesta en escena. El factor histórico está cuidado al dedillo, ya sea el acento y lenguaje de la época, los miedos y la superstición, y todo ello ejecutado con equilibrio y el mejor de los gustos. Pero al igual que ocurre con otra película aclamada casi-unánimamente como es Blue Ruin de Jeremy Saulnier, el clímax no satisface a la tensión, no le hace justicia. Es bastante común encontrarte en las grandes producciones de hoy en día el caso contrario: se intenta llegar a niveles de clímax y epicidad que la película no se ha ganado. En The Witch es a la inversa: la tensión está tan bien masticada y cocinada que el premio se nos queda insuficiente y un poco atropellado en ese afán de darle impacto al asunto (otro aspecto con el que jugaba la adaptación cinematográfica de Gomorra).

En cuanto al reparto no hay nada que reprochar, todos magníficos. Pero como tengo que justificar este 6 de alguna manera, a la par de lo dicho antes, no siempre menos es más, muchas veces menos es menos, y visualmente esta película prometía una de las interpretaciones de la brujería más interesantes hasta la fecha, pero salvo un par de conceptos ovinos todo está ya muy supuesto.

A lo que iba con lo del principio, es que es el tipo de película de las cuales es tremendamente impopular señalar sus carencias o mostrar discrepancias. Porque es un ejercicio con pretensiones muy artísticas y reivindicativas, así que tanto por aquellos que son más escépticos con el género como aquellos que forman parte de la resistencia del horror vais a encontrar un tremendo rechazo y posiblemente desdén. Tampoco se trata ahora de romper la espiral del silencio, pero sí de destacar que esta película vale como interesante y buena aproximación a una realidad supersticiosa desde un punto de vista bello, pero ni de lejos es la cinta de terror de brujería definitiva, ni siquiera una de las más potentes de los últimos años.


@TheGeeksaw
frankie
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
30 de marzo de 2016
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
No sólo supone el crossover de dos personajes míticos de DC que pretende subir los números que hace Supergirl en CBS, además de atraer a los espectadores de The Flash, este capítulo era una oportunidad de ver algo que no veremos en el cine, que es el cruce entre las versiones más clásicas de los personajes (tomando a Kara como una heredera en espíritu del Superman de Christopher Reeve).

Y la sensación al terminarlo es que han dado lo que la mayoría de la temporada de Supergirl ha demostrado que es su tope: un par de villanas se alían para derrotar a Supergirl y resulta que Flash pasaba por allí y echa un cable. El principio es genial cuando Barry le explica cómo funciona el multiverso y Winn conecta directamente con el personaje. Se nota la presencia carismática entre Gustin y Benoist, más incluso que cuando el primero se cruza de vez en cuando con Stephen Amell. El problema es que la posibilidad del crossover se queda ahí y lo que viene más adelante es el uso de Barry como mero recurso para el arco de Supergirl de reconciliación con la gente, solucionado de lo más cursi, hay que decir. Para más inri, el capítulo termina de afearse con un cliffhanger de lo más soso.

Otra cosa que me chirría, y que me imagino que será una decisión tomada en un despacho, es que la historia se encuentre en el aire en lo que a la continuidad de The Flash se refiere. A saber si va antes o después del episodio 'Flash Back'...

En definitiva, un capítulo agradable con sus pinceladas de servilismo y deleite del fandom por ver a estos dos compartir pantalla, pero que a fin de cuentas la historia se nutre muy poco de ello y que lo que podría haber sido una "mini crisis" (los fans de DC sabrán de qué hablo) termina pareciendo un intento porque las audiencias suban antes del season finale.
frankie
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 6 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2021 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados