arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de Isaac Paskual
Ordenadas por:
890 críticas
8
12 de marzo de 2018
80 de 104 usuarios han encontrado esta crítica útil
Yo era bastante escéptico respecto al último trabajo de Alex Garland, y el hecho de que acabase siendo estrenado directamente en Netflix no hizo nada más que aumentar aún más mi escepticismo. Pero ahora, una vez visionado, solamente puedo desdecirme y asegurar que "Aniquilación" me ha sorprendido muy gratamente, es el primer derechazo en la mandíbula que me llevo en este 2018.
Para mí la mayor virtud del film, y a la postre el elemento que ha hecho que la cinta me seduzca, es la estupenda mezcla de géneros que acontece en "Aniquilación". El realizador ingles fusiona y equilibra, con precisión de relojero, varios géneros para que incluso el más ateo termine siendo devoto de esta religión. La película parte de una premisa sci-fi con un claro fondo de drama. La bióloga y profesora Lena, consumida por el dolor y la pena fruto de la extraña desaparición de su marido militar en una zona X invadida por una misteriosa y poderosa fuerza venida de otro planeta, decide unirse a una expedición que pretende desentrañar los misterios de dicho lugar. En estas presentaciones Alex Garland va sembrando enigmas casi sin que te enteres con la intención de engancharte desde el minuto uno, cosa que con un receloso consigue sin problemas, así que imagínense con ese espectador que venia totalmente entregado a la causa. Y a partir del segundo acto Garland consigue que esos enigmas te atrapen definitivamente haciendo que la sci-fi dramática que era "Aniquilación" penetre en la más pura esencia del cine de supervivencia con leves dosis de terror y gore, todo ello sin dejar en ningún momento de plantar misterios. Yo, llegado a este punto, ya estaba absolutamente sumiso; "Aniquilación" me había maniatado en sus garras y yo me había rendido con placer.
Y es en esas cuando llegamos a un tercer acto que merece tesis doctoral. Alex Garland te agarra por el cuello, te secuestra y te vuelve loco, literalmente. Yo, de hecho, aún sigo pensando en lo que he visto, cosa que, lejos de acercarme a la solución del enigma, creo que me aleja aún más de ella. Visualmente el clímax final de "Aniquilación" es un lujo que derrocha personalidad y carisma. La peli en general no está hecha para verse en la pantalla de una tablet o de un móvil, y los últimos veinte minutos de metraje mucho menos, pero por desgracia no podremos verlo de otra forma. Y metafóricamente la cinta es un portento, tiene tantas y tantas capas que da para un intenso debate a su finalización, cosa que es muy de agradecer en los tiempos que corren de cine fácil.
Los casi ciento veinte minutos de "Aniquilación" se me han pasado volando, y es que en verdad la cinta de tono y de ritmo va estupendamente. ¡Será posible que me apetece volver a verla!, cosa bastante loable teniendo en cuenta que, de buenas a primeras, no me ponía mucho como película. En definitiva, Alex Garland entrega un trabajo: vistoso, complejo y efectivo.
Isaac Paskual
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
4 de noviembre de 2015
32 de 40 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hace tres años descubrí a Cesc Gay con la película "Una pistola en cada mano", film compuesto por varias historias, con lo agrio de las relaciones de pareja como hilo conductor. Aquella película me encantó, y me abrió los ojos a un realizador al que desde ese momento tendría que tener muy en cuenta. Ahora estrena nueva película, y lo único que puedo decir es que se ha superado, "Truman" es un caramelo.
Muchas cosas se dirán sobre la cinta, y tampoco quiero resultar repetitivo. La historia es genial, Javier Cámara y Ricardo Darín están sublimes, la trama halla el perfecto equilibrio entre el drama y la comedia, cuando hay que reír se ríe y cuando hay que llorar se llora. El espectador que no disfrute con "Truman" es que es de piedra.
Obviando lo obvio, quiero destacar algo que me ha dejado impactado del film. Para mí, en lo que realmente destaca "Truman", es en los silencios. Es de esos trabajos que dicen más con una mirada que con veinte conversaciones. La escena en la que se encuentran por primera vez los dos protagonistas en la puerta de casa del personaje de Darín, es brutal; medio minuto sin palabras que es toda una declaración de intenciones. Esa humanidad que desprenden este tipo de momentos, es los que eleva la película a otra categoría, la del cine con sentimiento. Hablo con sinceridad cuando digo que el último trabajo de Cesc Gay llegara muy lejos en la temporada de premios que se avecina.
"Truman" es una excelente película que demuestra que se puede transformar lo amargo de la vida en dulce, solo hace falta afrontarlo sin miedo.
Isaac Paskual
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9
7 de agosto de 2019
20 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un año más llegó, y ya van tres. Primera jornada del III Ciclo de Cine Fantástico y de Terror al Aire Libre de Burgos, y no se puede abrir esta edición de una mejor manera.
Infinidad e infinidad de recovecos pueblan esta rotunda y desvergonzada versión moderna de los juicios de Salem que es “Nación salvaje”. La sociedad a examen en una magnífica obra comandada por un Sam Levinson con certera mano de hierro en todos y cada uno los aspectos.
La paranoia social de la brujería, acontecida con mayores ecos en Salem entre 1692 y 1693, es sustituida en “Nación salvaje” por la no menos dañina paranoia digital. De la cual surgen además infinidad de ramificaciones que sirven para radiografiar una sociedad no menos enferma que la de mediados del siglo XVII. Machismo, homofobia, transfobia, la doble moral, el peligro de las redes sociales… Y podría seguir enumerando los puertos en los que atraca este barco, pero no lo haré porque el propio Levinson ya se encarga de ello al principio de la cinta. Todo ello para generar un genial y sano debate posterior, que beneficia el ya de por si excelente poso del film.
Técnicamente nada que reprochar, Sam Levinson se sale. Controla a la perfección todos y cada uno de los ámbitos de la película. Hay momentos que están hechos para el evidente lucimiento, como cierto plano secuencia, pero es que el cineasta no deja nada al azar. El montaje, la selección musical, la fotografía, la realización, el diseño de producción… Todo en “Nación salvaje” seduce antes o después.
“Nación salvaje”, con gran valor, opta por criar desde bien pequeño a su propio monstruo antes que por aprovecharse de él ya crecido. Su desarrollo argumental y narrativo es muy jugoso. Cierto que al principio puede chocar un poco, haciendo que cueste un rato entrar y aposentarse en el producto, pero luego todo va rodado. El film empieza con un velado guiño a "El resplandor" (Stanley Kubrick, 1980) y acaba con un tercer acto puro Harmony Korine. No hará falta citar todo lo de en medio para comprobar el buen gusto cinéfilo de Levinson, reflejado en un carismático trabajo incapaz de acomodarse en un género. Cierto que dentro del estupendo y maduro desarrollo argumental choca un poco lo hiperbólico e incluso inverosímil del tercer acto, muy a lo “Spring breakers” (2012). Es evidente que está hecho con la intención de que resulte exagerado, pero no deja de chocar que Sam Levinson haya medio tirado por el retrete la rectitud que llevaba durante el resto del metraje.
En definitiva, “Nación salvaje” es de lo mejor del 2018. Cierto que el producto va inevitablemente destinado a un target bastante concreto, pudiendo dejar algo apartado al que no pertenezca a dicho grupo. Pero en fin, no se puede tener todo.
Isaac Paskual
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
8 de marzo de 2018
40 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tras prácticamente toda una carrera dedicada a un mismo personaje, lo cual incluye cinco películas, Santiago Segura se despoja de José Luis Torrente para entregarnos su primer largometraje dejando aparcado al carismático ex policía madrileño, algo que, quien más quien menos, todos estábamos esperando como agua de mayo. Cada cual tendrá sus motivos, el mio particular era demostrar que detrás de Segura hay mucho más talento del que aparenta, aunque el motivo general de la mayoría era dejar claro que sabe hacer más cosas. Al final "Sin rodeos" servirá más para apoyar lo segundo que lo primero, pero lo relevante es que el realizador ha dado el paso para ofrecer cosas nuevas, y creo que es el camino que le llevará a demostrar el talento que atesora.
Santiago Segura siempre ha sido defensor a ultranza del cine latinoamericano, reivindicándolo y defendiéndolo en todo momento, y el último gesto de ese amor es convertir su nuevo trabajo, "Sin rodeos", en un remake de la cinta chilena "Sin filtro" (Nicolás López, 2016). La cinta sigue a Paz, una treintañera que en apariencia tiene una vida idílica, pero a medida que vamos ahondando en su vida y en la relación que mantiene con quienes le rodean, presenciamos atónitos como todo es apariencia, en realidad nada funciona y la única solución será poner a cada uno en su lugar. Argumentalmente "Sin rodeos" es bastante sencilla, aunque en realidad el dilema que atormenta a nuestra protagonista es algo que a todos nos ha sucedido alguna vez, así que empatizar con ella será lo más fácil del mundo, cosa que hará que la cinta nos gane sin demasiados problemas. Narrativamente "Sin rodeos" tiene más sombras, la película es una autentica montaña rusa. El film posee un ascenso muy torpe, culpa de un primer acto con presentaciones farragosas y lentas culpa de la abundancia de secundarios, un preámbulo que puede desesperar un poco. Pero una vez que se culmina la subida, "Sin rodeos" prácticamente se ahorra el segundo acto para desembocar en un descenso: divertido, desasosegante, con relativa mala baba y muy disfrutable. El guion tiene golpes verdaderamente buenos, y más dañinos de lo que realmente puedan aparentar, un texto que analiza bastante fidedignamente la sociedad que por desgracia nos rodea. Todo ello aderezado con un mensaje final absolutamente satisfactorio detonante de que "Sin rodeos" se cierre en un punto bastante alto.
A pesar de que en "Sin rodeos" Santiago Segura se ha suavizado bastante respecto de sus anteriores trabajos, sigue manteniendo cierto puntito canalla, aunque no negaré que para mi gusto, si la cinta hubiese tornado más en dramedia negra, me habría ganado definitivamente. El momento Candela Peña es magistral, y sobra decir que alrededor del personaje de Enrique San Francisco podría haber habido incluso un cameo del mismísimo Torrente. En su filmografía Segura siempre ha tenido facilidad para dibujar secundarios que se recuerden, y en "Sin rodeos" lo vuelve a lograr. Y decir que Maribel Verdú está absolutamente genial, te enamoras de ella.
En resumidas cuentas, "Sin rodeos" es una comedia sana y muy placentera. Seguramente se ve tan fácil y bien como se olvida, pero tampoco está mal olvidarla pronto ya que creo que es de esas películas que, en el segundo visionado, se disfrutan aún más que en el primero.
Isaac Paskual
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
27 de febrero de 2018
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Lady Bird" es la enésima película acerca de un adolescente peculiar/rebelde que busca su identidad. El paquete de Greta Gerwig tiene todo bien puesto en su sitio: goza del mensaje bienintencionado de turno, hay correctas interpretaciones y una realización decente, pero tengo la pegajosa sensación de que todo está extrañamente magnificado desde fuera para elevar lo corriente a extraordinario únicamente por la necesidad de los tiempos.
En "Lady Bird", film que supone el debut en solitario como directora de Greta Gerwig, la californiana nos narra el día a día de una chica que aspira a conseguir plaza en una universidad privada del medio este para escapar de la ciudad que odia, cosa que choca con los problemas económicos de su familia. Entretanto tiene tiempo para: reñir con su madre, descubrir el amor y el sexo, volver a discutir con su madre, hacerse pasar por quien no es como vehículo para escapar de su realidad, llevarse mal otra vez con su madre, descubrir la verdadera amistad... En fin, cosas interesantes pero que desde mi punto de vista no dan para elevar el film al pedestal que ha sido elevado. En el fondo "Lady Bird" es más agradable de lo que preveía y no me ha irritado tanto como esperaba, pero de ahí a colocar la película en el altar en el que algunos la han colocado hay un trecho bastante grande.
Uno de los inconvenientes que hacen de "Lady Bird" una cinta que nunca termina de dar el paso hacia algo más, es el hecho de que siempre se queda a las puertas, nunca las cruza. Su protagonista, la resabida y pedante Lady Bird del título, es singular como personaje pero nunca termina de lanzarse definitivamente a la rebeldía absoluta. Ella acude a un centro católico, hecho que unido a su constante cinismo y al no demasiado apego que le tiene a la religión, el guion usa para lanzar pullas a la iglesia y al catolicismo, pero nunca termina de explotar o de confirmarse tal reproche. La película tiene como trasfondo el post 11-S y una de las muchas crisis económicas que hemos tenido, pero tampoco termina de definir en beneficio de que pretende usar esos hechos. En definitiva, en la lista de la compra había productos interesantes, pero lo que realmente ha llegado del mercado en poco o nada se parece, y obviamente no da para el sabroso plato que habían pretendido que hiciéramos.
"Lady Bird" tiene además esos momentos que es absolutamente imposible creerse. Madre e hija de viaje por carretera escuchando el audiolibro de "Las uvas de la ira", lo siento Greta Gerwig pero no me resulta creíble, es como si yo hiciera lo mismo pero con "El Quijote", no me lo creería ni yo. O ese guion sabiondillo repleto de frases ingeniosas que te hagan adorar a su protagonista, yo lo siento pero lo único que logran es que la odie.
En resumidas cuentas, de "Lady Bird" me ha gustado su mensaje de sé tu mismo y quiere lo que tienes antes de que no lo tengas, pero todo ello en un producto que he visto sin más y que por descontado no me ha marcado.
Isaac Paskual
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados