arrow
Haz click aquí para copiar la URL
Críticas de carloslamole
Ordenadas por:
53 críticas
1 2 3 4 5 10 11 >>
10
17 de septiembre de 2007
45 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es una de mis películas favoritas y aunque la he visto innumerables veces, me sigue pareciendo extraordinaria. Jonatan Demme acabó con todas sus neuronas para realizar un filme que reinstaló el thriller policial como género después de haber permanecido aletargado en los ochentas. Mas allá de las soberbias actuaciones de Jodie Foster y Anthony Hopkins (un ícono para la posteridad), la película se sostiene en un argumento inteligente y realmente duro para los estándares de entonces. Los "serial killers" estaban confinados a filmes gore de bajo presupuesto, pero aquí Demme ubica a sus Hannibal Lecter y Buffalo Bill como verdaderos "star systems" capaces de sostener una historia a pesar de lo horripilantes que sean sus fechorías. El choque veladamente sexual entre la virginal y novel agente del FBI Clarise Sterling y el oscuro Dr. Lecter es una de las subtramas que enriquecen la historia de por sí sórdida del destazador Buffalo Bill, a su vez de la admiración (deseo sexual?) de Sterling por su jefe Jack Crawford (Scott Glenn). Sin embargo, es Hopkins quien sin duda hace creíble todo con su performance del terrible Dr. Lecter, componiendo un personaje detestable y a la vez atrayente por su misma malignidad. Hay muchos mensajes subliminales en la película, pero es dificil encontrarle peros porque desde el comienzo te atrapa y no te suelta hasta su electrizante final. Escenas notables las de la fuga de Lecter y el enfrentamiento de Clarise con Buffalo Bill en el cuarto oscuro (de primera) hacen de esta película una verdadera joya de los noventas. Olvídense de la catarata de óscares que ganó, porque es un filme imprescindible para cualquier aficionado al cine que se respete.
carloslamole
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
14 de septiembre de 2007
38 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ted Demme, sobrino de Jonathan Demme, falleció a los 38 años de un "ataque al corazón" aunque todos coinciden que su afición a las drogas duras fué lo que acabó con su vida mientras jugaba baloncesto. Con solo 5 películas en su haber, "Blow" es la última y ciertamente su obra cumbre, aunque ya había demostrado su talento en pequeñas joyas como "Snitch" y "Beautiful Girls". Resulta curioso que un talento tan notable haya sido tan poco valorado, probablemente porque hizo un cine sumamente personal y muy alejado de los "estándares de calidad" de Hollywood. "Blow" es una gran película, con innegable influencia de un maestro como Martin Scorcese. Aunque es un bio-pic, el auge y caída del famoso narco George Jung es narrado en forma simple y contundente. El director no juzga ni analiza, simplemente desnuda la figura controversial de este "dealer" que aun hoy sigue en cárcel, famoso por introducir la cocaína como droga "demodé" a finales de los setentas. Johnny Depp compone su personaje en forma notable y en general todo el cast es estupendo, destacando Penélope Cruz y Jordi Mollá. Demme a través de su personaje George nos muestra el descarnado mundo del tráfico de drogas y el lógico devenir del éxito al fracaso en una existencia plagada de violencia, miedo, traiciones, vicios y falsos sentimientos. Toda la película destila un aire crepuscular que sin duda es otro de sus aciertos, así como estereotipar al mínimo personajes como Pablo Escobar y otros narcos de aquel entonces, mostrados sin los conceptos y maquillajes a lo "caracortada" que algunos norteamericanos aún mantienen. No entiendo sinceramente cómo una película con tantas cosas buenas haya pasado casi desapercibida y su director permanezca en el limbo de los no identificados. Una pena.
carloslamole
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
21 de agosto de 2007
27 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
Basada en una obra de Clive Baker (sí, el mismo de "Hellraiser"), "Candyman" es una inesperada y sorprendente película de terror gore que tiene muchos puntos a favor. Curiosa la carrera de su director, Bernard Rose, que se inició con un bodrio llamado "Chicago Joe" (con actuación de Kieffer Sutherland) para luego dar en la diana con su única película de terror a la fecha. Después volvió a su nivel meridiano con una versión muy recargada de la vida de Beethoven en "Amor Inmortal", que vale la pena solo por la actuación de Gary Oldman. Y después le perdí el rastro por completo.
"Candyman" cuenta la historia de una estudiante de la universidad de Chicago (muy bien interpretada por Virginia Madsen) que investiga las leyendas urbanas de los ghettos de la ciudad. Pronto se topa con la leyenda de "Candyman", un fantástico asesino negro con un garfio al que se le invoca llamandolo tres veces por su nombre frente a un espejo. Su investigación va originando extrañas muertes en los ghettos que visita hasta que su desafío al ser fantasmal la envolverá en una vorágine de más terror y muertes, cambiando su propia existencia. A pesar de algunas escenas realmente gore, es la atmósfera opresiva, sucia y malsana de los barrios pobres tan estupendamente graficada lo que realmente asusta. La investigadora, escéptica y hasta soberbia ante la supuesta ignorancia de la gente miserable que cree a pie juntillas en la leyenda del "Candyman", pronto se verá desquiciada en su propia arrogancia, envolviendonos el director en una suerte de pesadilla fantástica, donde no se sabe hasta qué punto termina la realidad o comienzan las alucinaciones de la estudiante.
Muy buena película, con algún exceso de truculencia, pero realmente un respetable y sólido thriller que vale la pena visionar. Ya la segunda parte es un bodrio pseudo gore que no les recomiendo para nada.
carloslamole
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
18 de septiembre de 2007
24 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sidney Lumet realizó este filme casi una década después de habernos entregado otro buen policial con el mismo "leit motiv": la corrupción de los hombres de azul. En "Serpico" (1973) Lumet realiza un irregular filme de denuncia que si bien tiene puntos altos (especialmente por la gran actuación de Al Pacino), apela a muchos lugares comunes y termina como cualquier film convencional. No obstante, con "El Príncipe de la Ciudad" Lumet se redime y perfecciona su denuncia con una película casi redonda. Su retrato de los policias corruptos de Nueva York, verdaderos "intocables" pues estan amparados por su placa, es demoledora y cautivante. La violencia, falta de escrúpulos y crueldad de la unidad antinarcóticos de la ciudad que supera a sus peores enemigos es retratada de tal modo que en su época el filme recibió el calificativo de "R", reservado a las películas porno y de ultraviolencia. Alucinen. Un notable Treat Williams compone un personaje de la vida real, primero cautivado por su poder y el de su unidad para luego enfrentarse a su propia conciencia y tomar partido. Pese al tiempo transcurrido desde su aparición, creo que el tema de "El Príncipe de la Ciudad" sigue vigente y su capacidad de sacudir nuestras conciencias no ha perdido un ápice de su potencia. Es junto a "El Año del Dragón" de los mejores policiales de los ochentas y una película absolutamente imperdible.
carloslamole
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
24 de mayo de 2007
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
En anteriores opiniones ya he expresado que es difícil encontrar términos medios para el cine de David Cronenberg. Te gusta o te causa repulsión. Hay en casi todos sus filmes una fascinación casi casi enfermiza por las malformaciones físicas y su incidencia en la siquis humana. Pero es un cineasta notable. "The Brood" (ó "La Camada", traducción correcta que alude a los engendritos protagonistas del filme) es una película donde Cronenberg lleva estos conceptos a niveles escalofriantes. Un siquiatra (Oliver Reed) intenta curar las enfermedades mentales mediante una técnica en la que los sicóticos manifiestan sus aberraciones mediante alteraciones de su propia anatomía. Como concepto es delirante, pero en la película funciona bastante bien, describiendonos a una paciente (Samantha Eggar) que empieza a desarrollar una horrible malformación física originada por sus traumas infantiles, dando origen a "la camada". Esta fue la primera película de Cronenberg filmada con presupuesto A1 y a la presencia de buenos actores como Reed, Eggar y Art Hindle, debemos señalar que los efectos especiales, a pesar de las limitaciones del cine setentero, están bastante bien logrados. Si bien el director se ceba especialmente en las partes más truculentas, el filme remonta el propio gore para sumirnos en una atmósfera inquietante y perturbadora, haciéndonos bastante creíble su alucinante línea argumental. Aun sin alcanzar los picos de creatividad que logró con "La Mosca" y "Dead Ringers", aquí Cronenberg muestra en muchas secuencias su mejor lado aunque para ello nos deje al final una horrible sensación. No la recomiendo ver con pizzas o algún bocadillo. Es preferible visionarla en ayunas y con algún antidepresivo a la mano. Por si acaso.
carloslamole
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 10 11 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados