arrow
Haz click aquí para copiar la URL
España España · Cáceres
Críticas de Sinhué
Ordenadas por:
1.060 críticas
7
4 de noviembre de 2009
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Película costumbrista con suaves toques de neorrealismo. Es la primera y última película de ficción de su director, Juan García Atienza, que en el futuro dedicaría su tiempo a otros menesteres: guiones, libros de investigación, televisión, etc..

Un terceto de jubilados (dos hombres y una mujer) que rozan los ochenta años deciden, para cumplir ilusiones (panteón, vacaciones, familia y obras de caridad) y para entretenerse, atracar la mutua donde cobran sus míseras pensiones....

Pepe Isbert, dos años antes de su muerte, nos regala otra interpretación única, y no le van a la zaga el italiano Carlo Pisacane (que trabajó hasta con Rosellini) y la mexicana Sara García; los tres abuelos cómplices, que transmiten ternura y vivos deseos de que todo vaya bien en esta nueva faceta de su vida.
A destacar la aparición secundaria de la gran Lola Gaos.
Sinhué
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
17 de julio de 2009
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
La primera parte de su Trilogía de la vida la dedica Pasolini al libro de cuentos o relatos que Giovanni Bocaccio escribió allá por el año 1351, cuando la Edad Media tocaba a su fin. El Decameron son en realidad cien historias que unos jóvenes (7 mujeres y 3 hombres) cuentan a lo largo de 10 días en que se hayan recluidos huyendo de la peste negra que asoló Florencia y sus alrededores por aquellas fechas.

Como era de suponer, Pier Paolo Pasolini adapta las nueve historias que considera más irreverentes utilizando el erotismo como eje principal, aunque no único. La traslación de sus personajes al ambiente medieval es muy cuidado y desde sus vestimentas a sus habitáculos, pasando por sus gestos y burlona palabrería de supervivientes de la miseria, hacen perfectamente creíbles las divertidas y pícaras situaciones en que se desenvuelven: príncipes de la Iglesia, maricones, pintores ilustres, sinvergüenzas sin escrúpulos, ladrones de poca monta, nobles corruptos, maridos cornudos, mujeres insatisfechas, bobos desdentados, monjas ardientes....

La simpleza de bastantes de los protagonistas es fiel reflejo del escaso nivel intelectual de aquella "fauna" que se hacinaba en torno a los señores feudales, que vivía y dormía con sus cerdos y gallinas y que dedicaban sus cortas vidas a la rapiña, la holganza y a comer como animales.

Pero Pasolini no se queda ahí. A poco que nos fijemos podemos observar paralelismos con clases sociales de nuestros días y ver que en algunos aspectos, sobre todo en los morales (hipocresía, corrupción, religiosidad...) hemos evolucionado bien poquito en los últimos 650 años.
Muy recomendable, como todo lo del genio boloñés que se reserva aquí el papel protagonista del pintor que bebe de las fuentes populares.
Sinhué
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
22 de junio de 2009
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un niño amish, reciente huérfano de padre, es el único testigo de un asesinato; que resulta ser el de un agente de la brigada antivicio, en los servicios de una estación. El policía encargado del caso (Harrison Ford) descubre una trama tan letal, que tanto la vida del jovencito y su madre, como la suya propia corren grave peligro. De momento, sólo la huida interesa. John Book, el protector herido, decide borrar las huellas y refugiarse en la granja menonita a la espera de tiempos mejores.

Durante el período de recuperación, nuestro hombre, ha de adaptarse a un "modus vivendi" que tiene más que ver con el siglo XVIII que con los finales del XX. El proceso es apacible, no sólo por la vida bucólica y la necesidad de permanecer oculto, sino por la atracción que sobre él ejerce la joven viuda Raquel, madre del jovencito, eje de la historia.

Buen guión, que hace balsámico el paso del tiempo, y buenas interpretaciones, especialmente la de Kelly McGillis que da cuerpo a una mujer de ojos grandes, mirada limpia y sincera y de una inocente carnalidad, encerrada en una cárcel de convencionalismos morales y bíblicos.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Sinhué
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
20 de mayo de 2014
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
SUBLIME. (Del lat. sublīmis). 1ª acepción: Dícese de la última película de Yasujiro Ozu, que llevó por título "Sanma no aji". Dícese también del propio director.
Así podría definirse este adjetivo, lo que obligaría a cuantos se encontraran con él a ver la obra de un japonés único, muerto a los sesenta años (1963), que llegó a realizar 26 títulos (de los 53 que firmó, Guerra Mundial por medio) en sus primeros cinco años y que se resistió al sonido argumentando: "¿para qué buscar el ruido cuando reina el silencio?"

El sabor del sake, tiene la facultad de transmitir sensaciones desconocidas, incluso para aquellos que hemos visto mucho cine y nos emocionan miles de películas.O sea, descubre Yasujiro Ozu en nuestra coraza anti-sorpresas cientos de poros por los que colarse y despertar en nuestro interior una comezón que acabamos agradeciendo, aunque nos ablande y nos arranque la triste sonrisa de lo irremediable.
Esta invasión afectiva la lleva a cabo desde la sencillez de las propuestas, aunque con una primorosa y estudiada técnica que consigue que los espectadores veamos, a través de sus encuadres y sus fotos fijas, cómo el tiempo juega (acaricia, vapulea, hace crecer, destruye, ..) con los humanos.

El señor Hirayama, viudo y con tres hijos , acomodado y respetuoso tradicionalista, amigo de sus amigos y de las reuniones con el sake de por medio; comienza a sentir picazón en la conciencia al advertir que la pequeña (el motor de la casa) ha cumplido 24 años y corre peligro de, como ha sucedido habitualmente con otras desgraciadas, quedarse para vestir santos. Medita que la vida de los que quieres también depende de las concesiones que tú realices, pero esto no es fácil. Tal vez para que ellos vivan más tú debas morir un poco.

El jardín que nos muestra el maestro Ozu, que en principio puede parecer monocromático, está lleno de matices vivificadores.Triunfadores, tímidos, nostálgicos, emprendedores, perdedores.... todos bosquejados con el pincel de la melancolía. Historias de las que acabamos siendo cómplices aunque hayan pasado cincuenta años desde que calló el narrador, porque los oficinistas, las solteronas, los bebedores respetables y los borrachos (a secas), los que ambicionan, los que recuerdan, las jóvenes en sazón, los bares y las calles solitarias....., son sitios y personajes que se repiten en Japón y en Bolivia, son lugares y seres universales. El lo sabía; solo tuvo que revestir a los humanos de humanidad y dar un leve brochazo azul al tiempo invisible que se nos escapa de los bolsillos del alma. Pero eso, ¿cómo se hace?.

SUBLIME: 2ª acepción: Excelso, eminente, de elevación extraordinaria. U. m. en sent. fig. apl. a cosas morales o intelectuales. Se dice especialmente de las concepciones mentales y de las producciones literarias y artísticas o de lo que en ellas tiene por caracteres distintivos grandeza y sencillez admirables. Se aplica también a las personas.
Sinhué
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
22 de octubre de 2012
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Vistosa la adaptación que la realizadora india, afincada en Canadá, lleva a cabo de la obra (guión incluido) de Salman Rushdie. Colorido, fantasía y espectacularidad, para contar treinta años de la historia de la India y de algunos de sus protagonistas. Los "Hijos de la medianoche" son aquellos que nacieron con la Nueva India (que se presumía) y que se independizó del Imperio Británico en 1947.
Con excesivo simbolismo y magia, para nuestros pragmáticos y rápidos gustos occidentales, se nos muestran los innumerables intentos de organizar una sociedad ingobernable y desnortada, desde las buenas intenciones y el positivismo de la directora, que parece vacunada contra el desaliento.

Como es lógico, contando lo que cuenta, la película es convulsa, pero a pesar de su larga duración no tiene tiempo, o no quiere, escapar del abigarramiento.
En algunos momentos reconocemos, voz en off incluida, episodios ya vividos cinematográficamente, que se refieren a sagas, destinos insalvables y condenas históricas de repetición.
Deepa Mehta, no sabemos si apoyándose menos de lo debido en el guión, hace un ejercicio optimista de patriotismo; de agradecer, supongo, para el pueblo indio; pero, herencias culturales aparte, inservible para la realidad cotidiana que viven precisamente los desheredados a quienes supuestamente se refiere. Esa India, que ella abandonó hace más de cuarenta años, no guardará esas dosis de esperanza que le atribuye.
El punto de arranque es bastante más prometedor que su desenlace. Pero véala para argumentar mi equivocación.
Sinhué
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2019 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de cine y series basada en la afinidad entre sus usuarios.
Filmaffinity es un medio independiente, y su principal prioridad es la privacidad, mantenimiento y seguridad de los datos de sus usuarios,
información que no comparte fuera de la web con ninguna entidad y/o empresa, bajo ninguna circunstancia.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados