arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Halt auf freier Strecke (Stopped on Track)

6,8
296
votos
Sinopsis
El doctor ha dicho la verdad. Los días están contados. ¿Por qué yo y por qué ahora? Un hombre deja atrás a su mujer y a sus hijos, a sus padres, a sus amigos, a sus vecinos y a su antigua amante, a todos aquellos que formaron parte de su vida. Cada día es un pequeño adiós. Las palabras son cada vez menos comunes, el silencio se prolonga cada vez más. Ante la ventana, el año cambia de color. Morir, un último trabajo. Quedarse solo pero ... [+]
Críticas ordenadas por:
20 de marzo de 2012
11 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es tremenda la película, es muy dura cierto. Pero también muy real, o será que viví la situación similiar por un familiar cercano. Pero es que es demasiado. Terminas la película con lágrimas en los ojos, aunque hay momentos que te sacan una sonrisa.
La actuación del protagonista es sencillamente brutal, lo borda al máximo y se mete tanto en el papel, que cuando termina la película deseas que sólo sea una película. Y el papel de la mujer..
Es que te quedas sin palabras de todas las actuaciones.
Es fabulosa y altamente recomendable. Porque te muestra la verdadera cara de la enfermedad.
Mislillo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
15 de junio de 2012
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desde un prólogo que parece enmarcar la obra en un documental se despierta tanto la alarma del matrimonio protagonista como la de los espectadores. Un tumor cerebral sesgará la vida de ese ser que tenemos delante en apenas dos meses. No hay marcha atrás, el tiempo se ha puesto en camino a un oscuro túnel y los días están contados. Una familia feliz con dos hijos, nueva casa y coche recién estrenado se ven sometidos a un terrible golpe del destino. Deben ‘parar’, tal y como indica el título, y resurgir de sus propias cenizas. En “Declaración de guerra” los integrantes de una joven pareja se tienen que convertir en héroes contra la guerra destructiva y personal que supone la grave enfermedad de su hijo (también un tumor cerebral). Mientras que Valérie Donzelli, que también contaba con aspectos biográficos y protagonistas reales de los mismos, optaba por la esperanza, el musical y la comedia, el filme de Andreas Dresen se decanta por la rigurosa veracidad. Un enfoque duro y sin efectismos para hablar sobre un tema que realmente es tabú desde la perspectiva cinematográfica habitual del mismo.

Tan sólo la visualización del tumor como una entidad corpórea (interpretado por Thorsten Merten) dentro de la mente del protagonista es una percepción cómica y surrealista alejada del tono que alcanza el conjunto. Pero ese camino onírico que explota el director correctamente con las grabaciones de un iPhone también es el que acerca al final del camino al protagonista. Mucho despojo (tal vez demasiado para tal oscuro camino) que convierte la obra en un material sin esperanza posible, algo que poseían “Restless” y “Las alas de la vida”, por ejemplo.

En “Stopped on Track” se utilizaron personas y profesionales reales, que asisten este tipo de casos, dotando de una mayor veracidad sus diálogos. El docudrama despega para compensar ambas vertientes: el tratamiento ficcional se ha generado sobre testimonios auténticos y la plasmación sobre la improvisación. Andreas Dresen no se ha olvidado de cierto estilismo cinematográfico y una puesta en escena inteligente, con la llegada de ese invierno que enmarca la anunciada muerte del protagonista. La celebración navideña se contrapone a la solemnidad de un futuro funeral. Familia, amigos, compañeros de trabajo e incluso amantes disipadas en el tiempo aparecen para dar el último adiós, mientras la enfermedad destruye físicamente al personaje y lo reduce a un mero ser postrado en una habitación con preciosas vistas. El lento e inmortal tic-tac de un reloj marca la banda sonora final mientras es seguida por esa respiración tan audible que delimita la vida que se nos abandonará. El tiempo seguirá allí una vez lo hayamos dejado. Pero también las otras vidas que lo acompañan, y la frase final, tan demoledora como cortante, es capaz de devolver a la vida tanto a los protagonistas como a los estremecidos espectadores.
Maldito Bastardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de octubre de 2012
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una película dura, desgarradora. A diferencia de otras películas contemporáneas a este film de Andreas Dresen, como Declaración de guerra en la que se defiende la vitalidad en la lucha contra el cáncer, o 50/50 en las que el protagonista convive con la enfermedad en una irónica, melancólica contemplación, Stopped on Track supone el enfrentamiento directo, la resistencia pasiva, la asución de la muerte. Se trata de un acercamiento exageradamente natural y realista; y no hay sorpresa final. La película es una cuenta atrás, tan cargada de dolor como un cielo empedrado, sólo aliviado a través de la nevada final, de esos copos de nieve que caen leves, ligeros. Y en la espera, el amor, la paciencia, y la resignación.

El trabajo de los actores es magnífico, aunque es imposible no destacar el trabajo de Milan Peschel, que realiza una interpretación genial de alguien cuya razón se apaga paulatinamente. Andreas Dresen consigue, en fin, que el espectador penetre de lleno en el escenario, en la casa, como si fuera un miembro más de la familia a la espera de lo inevitable.

El film es áspero desde el primer minuto. Apenas alguna pincelada de humor, alguna evasión surrealista (el telediario informando del cáncer del protagonista, el tumor acudiendo a un programa de televisión) que relajan la carga dramática del guión, y esa frase final en boca de la hija, irónica, lapidaria, que supone una autoafirmación humana y sincera: en realidad, la vida sigue.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Denis
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
9 de octubre de 2012
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es una película dura e incómoda, pero tiene la virtud de introducir el tema de la muerte, con valentía y sinceridad. Sin caer en sentimentalismos, no deja de ser emotiva y de un realismo sobrecogedor.

He leído una frase del director sobre esta obra que me parece muy reveladora:
"Enfrentarse a la muerte nos lleva a preguntarnos qué significa la vida. Todos los días, la vida nos hace un montón de pequeños regalos" Andreas Dresen
Kesap
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados