arrow
Haz click aquí para copiar la URL

Un hombre en apuros

5,1
352
votos
Sinopsis
Alain es un respetado hombre de negocios y un brillante orador. En su vida, no hay lugar para el ocio o la familia. Un día, sufre un derrame cerebral que frena su brillante carrera profesional y le causa problemas profundos en el habla y la memoria. En su rehabilitación cuenta con el apoyo de Jeanne, una joven logopeda. A fuerza de trabajo y paciencia, Jeanne y Alain llegarán a conocerse y él intentará reconstruirse y empezar una nueva vida. [+]
Críticas ordenadas por:
9 de marzo de 2019
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
He podido ‘disfrutar’ de una “comedia-drama” descafeinada, amable, como para usar y tirar que, no obstante, sirve para un sábado a la tarde. Sí, prefiero esta película a la cacharrería y el despropósito de la ciencia ficción desmedida y apocalíptica que nos invade en el cine.

Cuenta esta película la historia de un hombre de sesenta y cinco años que vive su vida de alto ejecutivo con una prisa y una intensidad que acaba provocándole un infarto cerebral. A partir de este punto, el hombre puntero, el brillante orador, el diligente Alain Wapler (Fabrice Luchini) se ve afectado en el habla, la orientación o la memoria. Ahora necesitará de una logopeda, del apoyo de su hija y de la compañía de su perro. En tanto, poco a poco se va convirtiendo en alguien muy diferente del que era, alguien que expresa bondad, simpatía y agradecimiento, algo que nunca antes había hecho.

La tercera obra del director Hervé Mimran se puede calificar de correctita, una cinta sin pretensiones que es una llamada al lado bueno del ser humano, esa que anida en todos nosotros y que sólo espera alguna forma de shock, conversión o inesperado encuentro con uno mismo para manifestarse, incluso en personas tan refractarias a ello como el protagonista de la obra.

Conducido por un libreto del propio Mimran y Hélène Fillières (adaptación de las memorias del ex jefe de Peugeot, Christian Streiff, “J’étais un homme pressé” - “Yo era un hombre bajo presión”), la trama discurre por momentos mejores y otros más deslavazados y torpes, o sea, relato sencillo y previsible (melodrama de manual), con alguna leve crítica al mundo vertiginoso del deshumanizado capitalismo, el arribismo, la ambición o el afán de riqueza y de estatus social. Todo ello lleno de gags alguno de los cuales resultan venturosos, en tanto otros son mediocres o sencillamente pedestres. Pero quizá lo más destacable del guión sea la inconsistencia, pues va enlazando momentos y situaciones que no están hilados ni dicen al conjunto del film, por ejemplo, el encuentro de la logopeda con su madre, la trotada a pie del protagonista recién salido de un ictus haciéndose cientos de kilómetros por el camino de Santiago, salvando a un cervatillo (¿Bambi?), etc., etc., sin hablar de la truculenta ama de llaves que se pasa el metraje matando animalitos para comer: pollos, conejos, etc.

La banda sonora de Balmorhea resulta pertinaz y excesiva en un extraño intento por aportar ímpetu y energía a unas escenas de enorme futilidad; eso sí, canciones de Bob Dylan, algo de country o una versión de “Father and Son”, eso me gustó. Buena la fotografía de Jérôme Alméras que recrea las calles y el ambiente parisino.

Sin duda lo que mantiene a flote el film es la interpretación genial de Fabrice Luchini. Luchini es el centro del relato, el que anima al espectador con su excelencia actoral y su manera de llenar pantalla, de moverse ante ella haciendo uso de una técnica y eficiencia, propia de quien se siente seguro en su oficio, de quien domina y controla su repertorio como actor de categoría. Luchini es realmente el artífice que hace olvidar por momentos al respetable el carácter desvaído y plano del film. Le acompañan actrices y actores de medianía que saben hacer funcionar sus personajes de reparto con más oficio que solvencia.

Película con moraleja-moralina buenista, buen-rollista, buena onda, estructura manida y obvia hasta el tuétano que Luchini salva de la asfixia haciéndola incluso entretenida por momentos. Se ve bien y se olvida antes.
Kikivall
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de octubre de 2019
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Biopic al canto, basado en las memorias del director general de Peugeot en Francia, un hombre apresurado, como nos revela el título original, y que tras padecer un ictus tuvo que aprender, no sólo a hablar normal, sino a vivir de otra manera. El personaje interpretado por el siempre excelente Fabrice Luchini tiene la suerte de contar con dos mujeres que le quieren y apoyan, Jeanne, su ortofonista, y Rebecca, su hija. Hervé Mimran combina con gusto comedia y drama, pero sin llegar a sus límites: sonreímos más que reímos, y los momentos más escorados hacia el drama evitan la autocompasión, la sensiblería y la sacarina. Aunque cuento de hadas lo es, sin duda. Las situaciones son verosímiles, y todos sabemos que ese hombre ha tenido una suerte poco común, siendo además un poco hijoputa, cuando no un mucho. La gente que le rodea, en lugar de odiarle, se desvive por él. Los diálogos son ingeniosos, y cuentan con una argucia derivada del problema de Alain con el habla, que no desvelaré (atención a los títulos de crédito finales). Por tanto, es ineludible la VOS, para poder disfrutar de los juegos de palabras y los dobles sentidos. Un puñado de agradables canciones se hallan engazadas en la banda sonora, bien elegidas para la ocasión. La película es distraída, Luchini está bien acompañado por la brillante Leïla Bekhti y la joven Rebecca Marder. En suma, una obra decente que no engaña en ningún momento acerca de sus intenciones.
Eduardo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de febrero de 2019
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Adaptación de la novela "Un hombre apurado"de Christian Steiff, un poderoso jefe de Peugeot-Citroen francés que en 2008 tuvo un ictus quedando con parte de su memoria perdida y el habla con graves problemas. El libro cuenta la historia de su lucha durante tres años para liberarse de su discapacidad y una terrible confrontación consigo mismo. Y a la vez intentar ocultar su enfermedad al público para no alarmar a los accionistas.

Fabrice Luchini es Alain Wapler que dedica todo el tiempo de su vida a la empresa, descuidando su vida familiar, un hombre meticuloso que lleva el orden del dia hasta el último detalle. Por otro lado está la simpática Leila Bekhti, mujer en la vida real de Tahar Rahim los cuales se conocieron en le rodaje de "Un Profeta" y que aquí interpreta a una logopeda que brinda un papel bastante tierno intentando ayudar a Alain a salir adelante y conseguir realizar una presentación importantísima en el salon del automovil.

Un regreso a la humildad de un hombre poderosísimo, que no puede mostrar signos de debilidad y acostumbrado a tener siempre la sartén por el mango.

Mezcla bien la comedia con la dimensión trágica de un derrame cerebral y sus consecuencias, en este caso la del típico empresario que de repente se enfrenta solo a la fragilidad de la vida. Una historia sencilla, un poco impactante pero con los claros toques de esperanza deseados en este tipo de films.
Destino Arrakis.com
videorecord
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de marzo de 2019
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
El director y guionista Hervé Mimran nos presenta su tercera película, primera en solitario. Para llevarla a cabo se ha inspirado en la historia real de Christian Streiff, el cual fue presidente de grandes empresas como Citroën o Airbus. Entre sus anteriores trabajos podemos recordar “Nous York” y “Todo brilla”.

Nos cuenta la historia de Alain, un hombre de negocios, cuya vida es un autentico no parar, va de la lado a lado siempre con prisas y sin tener ningún tipo de descanso. Todo ese ritmo de vida ha hecho que deje completamente de lado a su familia. Pero su vida cambia radicalmente cuando sufre un derrame cerebral y encima para colmo será despedido.

A partir de ese momento tendrá que empezar una etapa de recuperación, en la cual tanto su hija como una logopeda que se le ha asignado tendrán mucho que ver. Es a partir de ese momento cuando vamos viendo los momentos más divertidos de la película, las secuelas que le deja el incidente no le permitirán decir dos palabras seguidas y aunque es un tema muy delicado el director consigue llevarlo a un terreno más acogedor.

La mente humana y sobre todo la memoria es un tema que se ha llevado ya mucho al cine, pero aún así, nos sigue estremeciendo de lo que es capaz y de los laberintos que habitan en nuestro cerebro. La cinta deja un mensaje fundamental, toda persona que hoy puede estar una situación tanto laboral como familiar muy buena, de repente y de un día para otro puede cambiar y convertirse en un infierno.

Lo mejor: La actuación de Luchini
Lo peor: El doblaje , es una película para verla si o si en Vose

Pueden leer esta crítica con imágenes y contenidos adicionales en: http://www.filmdreams.net
LASO83
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Configuración de privacidad | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2020 Filmaffinity - Movieaffinity | Filmaffinity es una página de recomendación de películas y series, y es un medio totalmente independiente cuya principal prioridad es la privacidad y seguridad de los datos de sus usuarios.
All Rights Reserved - Todos los derechos reservados