arrow
Críticas de Beatlespock
Ordenadas por:
274 críticas
<< 1 30 37 38 39 55 >>
2
19 de marzo de 2011
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hay gente dedicada al mundo del cine que no tiene vergüenza. Aparte de engendrar montañas de minutaje para deglutir en las tardes de sábado o domingo para ociosos en las típicas sobremesas siesteras, se va más allá en algunos casos, plagiando por completo películas resultonas y bien hechas, con resultados horrorosos y sonrojantes. Vamos, que sólo les faltaba colocar aquí a Rebecca de Mornay haciendo un cameo...

Pero menos vergüenza tiene perder el tiempo en ver semejantes truños y encima escribir una crítica de ellos, ya lo sé. No hace falta escribir nada sobre películas que, por sí solas, ya desprenden un tufillo de suspenso absoluto y tienden a la autodestrucción. Yo creo que, en el fondo, tengo un síndrome de desintoxicación del bello cine y necesito ver y calificar carroñadas de vez en cuando para conservar cierta perspectiva de las cosas y valorar el buen celuloide con mayor ecuanimidad. Sin llegar a extremos de vómitos tropezonescos españoles como la película de OT o el Gran Marciano, que sí deberían ser ilegalizados a toda costa.
Beatlespock
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
9 de octubre de 2010
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Está claro que ver esta película en una agradable habitación de hotel influyó claramente en la clasificación final, ya que normalmente adaptaciones del cómic suelen terminar en desastres sin paliativos: recordemos la ridícula "The Spirit", las últimas entregas de "Superman" o los intentos poco afortunados en la gran pantalla de "Mortadelo y Filemón". El cómic "Punisher" sólo me sonaba por la calavera alargada característica, pero descubrir que un tío es capaz de hacerse justiciero sólo para limpiar el mundo de criminales y a causa de una dolorosísima cuestión personal, conlleva innumerables sensaciones agridulces:

Agrias sensaciones, porque opino que en este planeta todos los delincuentes, chorizos, estafadores y demás calaña impresentable deben tener un merecido, pero siempre bajo todo el peso de la ley legal. Es decir: que si alguien choriza pasta gansa, debe irse a chirona sin miramientos. Si alguien roba impunemente 200 veces por la calle, lo mismo. A reflexionar entre rejas. Etcétera. Pero nadie, absolutamente nadie, por muy buen sentido de la justicia que tenga, puede transformarse en un criminal para hacer cumplir la ley.

Dulces sensaciones, porque yo habría dado una vuelta de tuerca al personaje: En vez de "The punisher", lo hubiese llamado "The Pennis-her". Toda criminala que cayese en sus manos sería convenientemente copulada mediante una verga de 30 centímetros con una calavera en el extremo. Sin distinción de sexos, por supuesto. Créanme: sería una película mucho más divertida, tendría la conveniente sesión de sexo duro, morbo antecoital y placer postcoital. Evidentemente, los malos serían todas malas malísimas que estarían muy buenas.

Que no se molesten las mujeres: una película con los papeles cambiados con una heroína que se folle a todos los criminales hasta dejarlos con el miembro viril más irritado que el culo de un mandril; es totalmente posible y deseable. El nombre de la protagonista presenta todavía alguna problemática ávida de depuración lingüística, pero creo que "Moneypennis" sería muy adecuado, sobre todo, como homenaje a la secretaria de 007 y a las señoritas que practican el segundo oficio más antiguo del mundo. Claro está que se tendría que transformar a la justiciera originalmente sin afán de lucro en alguien que cobra por su trabajo...y eso ya no es lo mismo.

¿The Pennis-her o Mrs. Moneypennis? ¿Y si se hace también otra película con los dos justicieros a la vez? Qué cachondeo, en el literal sentido de la palabra. ¿No juntaron a Alien y Predator y nadie dijo nada?
Beatlespock
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
19 de mayo de 2010
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
...y eso que "Señales del futuro" no es, ni mucho menos, una película desdeñable y mejora bastante la ridiculez alcanzada con "Next", un filme de un aire parecido. El problema es que a Nicholas Cage, lo coloques donde lo coloques, siempre pone las mismas caras, tanto en la edulcorada "Family man", en la interesante "Faces off" y, por supuesto, en esta producción que parte de una idea muy interesante, la de embotellar temporalmente conocimientos de una época para que sorprendan a futuras generaciones, algo que se ha realizado en Barcelona hace unas escasas semanas con la siguiente pregunta: "¿Cómo se imaginan Barcelona en el año 2150?"

Sin entrar en chistosas ocurrencias que seguro han poblado la cápsula de la Ciudad Condal, la idea base de "Señales del futuro" da paso a un acertijo estremecedor cabalístico que hará las delicias de los aficionados a la numerología. Dicho acertijo pondrá a prueba la resistencia de un profesor de astronomía y su familia desmembrada, que verá cómo su lucha contra un destino incierto es un descubrimiento progresivo de sus sentimientos más internos.

La mejor virtud de "Señales del futuro" es condensar elementos muy diferentes en un crisol atractivo para un público con gustos muy diversos. Ciencia-ficción, cábala, acción mesurada (no llenar la película de explosiones y efectos repetidos hasta la saciedad) y efectos especiales, los justos, para que no se carguen la idea principal del argumento, en el spoiler:
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Beatlespock
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
2 de septiembre de 2009
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
El tópico de que las segundas partes nunca fueron buenas aquí, por fortuna, no funciona. De hecho, durante una parte de mi adolescencia, "Supermán II" fue mi preferida, por encima de la primera película. Si le pongo un punto menos es porque Gene Hackman, desgraciadamente, baja su nivel interpretativo y su personaje es menos creíble; por no decir la testimonial aparición de su sufrido ayudante Otis, una baza a favor que aquí no es explotada. Tampoco se explica cómo la Señorita Teschmeaker vuelve a caer bajo los brazos de Lex Luthor, después del asuntito con Supermán en la última parte de la primea película...vamos, que esta tía es imbécil de cojones o sencillamente prefiere vivir a todo tren que ser honesta, lo cual es igualmente reprobable.

Margot Kidder supera con creces su interpretación en la primera película con una Lois Lane mucho más complicada y llena de matices, cosa que es de agradecer en la heroína de turno. Y un sobresaliente para Terence Stamp, el jefe de los malos desterrados de Krypton, que empiezan siendo confundidos con unos hippies de Los Ángeles por el sheriff soplagaitas de turno. Sarah Douglas también da el pego como Ursa, la lugarteniente de Zod (probablemente en el sexo también), pero realmente el tercer hombre malo malísimo mudo, sobra. Podían haber puesto a Michael Lonsdale en su lugar (el malo Hugo Drax de la bondiana Moonraker)...de hecho, durante algún tiempo pensé que éste había sido el actor escogido para representar al mudito.

Supermán se enfrenta, aparte de con el crimen y el agilipollamiento humano, con sus propios deseos, contrapuestos en casi todos los casos con sus obligaciones...recordemos ese famoso dicho:

- "Prohibido inmiscuirte en la historia de los seres humanos, Kal-El".
- "Joooo, Jor-El, con la buena pinta que me gasto y no me dejas echar un casquete con Lois Lane...y la tetuda de la Srta.Teschmeaker."
- "Hijo, Krypton se destruyó porque muchos se dedicaron a echar polvetes en lugar de hacerme caso, que les dije que nuestro planeta estaba sentenciado."
- "Padre, Krypton se destruyó porque no les dejabas follar, se mataban a pajas y con la influencia del sol rojo y la densidad de la masa molecular, las pajas destruían todo lo que atravesaban".
- "Kal-El, no me cuentes trolas, que eso sólo pasa en tu planeta. Vete a zurrar a Zod, Ursa y Nong y no me des más la lata por hoy, que tengo que ver el culebrón."
- "Padre, qué coño culebrón, si hace mil años que Krypton desapareció."
- "¿Y cómo es que te estoy hablando en La Fortaleza de La Soledad? ¿Eh? ¿Eh?"

Eso mismo me pregunto yo...que alguien me lo resuelva, que esto es un fallo de guión. O Jor-El era un portento de la informática programando chismes para hablar con su hijo en tiempo real, o lo de la consola de vídeos de la Fortaleza de La Soledad no hay quién lo entienda.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Beatlespock
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5
5 de enero de 2009
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hay que olvidar completamente la encomiable labor de Sean Connery, cuando se trata de calibrar la interpretación del superbritánico Roger Moore en el controvertido papel del agente 007. Mientras que el Bond de Connery era la personificación de la sexualidad bruta, el culto a Epicuro y la falta de escrúpulos total para conseguir sus objetivos; el Bond de Moore no abandona por completo esa deliciosa caradurez intrínseca del agente ni su desmesurada afición por las mujeres, pero gana en ese humor y en ese refinamiento tan característicos de un caballero británico...y recordemos que Connery es un escocés de pies a cabeza y Moore un inglés de tomo y lomo.

En la primera película de Sir Moore como 007, se apuesta por un escenario oscuro como el mundo del vudú, el color y los sonidos particulares de Nueva Orleans y unos malos malísimos que se pasan el día riendo a carcajadas, como si eso del crimen fuese nada más que una diversión con la que pasar el rato. Solitaire, la chica Bond de la película, se nos muestra como una mujer extremadamente refinada y frágil, una artista en las artes adivinatorias por medio de las cartas que tiene la extraña facultad de predecir lo que va a pasar en un futuro inmediato, a pesar de que ese porvenir sea su perdición. Jane Seymour está bellísima, encantadora y extremadamente elegante, un contrapunto a la habitual sexualidad voluptuosa de las partenaires del agente británico. Sin duda, esta actriz logró dar una nueva dimensión al hasta entonces tradicionalmente excesivamente encasillado papel de las chicas Bond.

La banda sonora, basada en la excelente canción de Paul McCartney y su grupo Wings, "Live and let die", es utilizada con muchas variaciones durante la película, marcando de manera sincopada los hitos de suspense. George Martin, ex-productor de los Beatles, es el encargado de envolver con celofán el enorme tema y darle una consistencia de sabor clásico.

Se nota que las aventuras con Moore no han hecho más que empezar, pero los inicios no son nada desdeñables, a pesar de cierta monotonía a lo largo del filme y excesiva proliferación de la acción, que evita bastante que los espectadores podamos conocer mucho más al nuevo Bond. Tampoco el jefe de los bandidos (Kananga) tiene suficiente empaque y echamos algo de menos los manejos turbios de Spectra. Por fortuna, estos detalles se corregirían en las siguientes entregas y Roger Moore lograría labrar un excelente 007, en mi opinión, a la misma altura que el de Sean Connery.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Beatlespock
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 30 37 38 39 55 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados