arrow
Críticas de Luke_Cage
Ordenadas por:
75 críticas
<< 1 2 3 4 5 6 10 15 >>
7
2 de febrero de 2013
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
"Serenata Nostálgica" narra la historia de una pareja desde sus inicios, románticos, dubitativos, inciertos… pero siempre con el amor como bandera, hasta sus momentos más oscuros, cerca de la ruptura y con todo lo construido echado a perder.

Contamos con la sólida realización del gran George Stevens (director entre otras joyas de Un Lugar en el Sol, Raíces Profundas, Gigante, Gunga Din o el Diario de Ana Frank) y un papel protagonista para una de las bellezas clásicas más atractivas de Hollywood, Irene Dunne que lleva el peso de la película con una tremenda solvencia y saber hacer, luciendo elegancia y una preciosa melena pelirroja.

Su contrapeso en el film y parte masculina de la relación, recae sobre Cary Grant a quien no vamos a descubrir a estas alturas, uno de los más grandes actores de la historia del cine y el tipo que mejor sabía llevar trajes de cualquier film rodado o por rodar. Aquí, además, hace gala de su repertorio característico de registros para pasar de la comedia al melodrama en cuestión de segundos, genial trabajo, tanto es así que estuvo nominado a los Oscars de 1942 como mejor actor (junto a otros colosales genios del séptimo arte como Orson Welles por "Ciudadano Kane" y Gary Cooper por "El Sargento York" que finalmente se alzó con el premio).

Film que pasa constantemente y de manera casi imperceptible de la risa al llanto, con momentos de comedia clásica deliciosos y otros de melodrama acongojantes, que en queda deslucido en su recta final por tener un final feliz marca de la época que no hace sino tirar por tierra gran parte del efecto conseguido en el metraje anterior.

No obstante es una película muy recomendable para amantes del cine clásico, pero mejor abstraerse modernillos y personas que busquen otro tipo de vivencias y sensaciones cuando se sientan frente a una pantalla.
Luke_Cage
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
19 de diciembre de 2015
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tengo que comenzar diciendo que Sergio Leone ha sido siempre uno de mis directores fetiches (y de quién no, si Tarantino lo idolatra en un podio por algo será). Desde bien pequeño he visitado recurrentemente su trilogía del dólar, como tantos niños alentado por los gustos de su padre y abuelo, disfrutando esas calurosas tardes de verano en cualquier pueblo perdido de la mano de Dios.

Poco a poco te vas enganchando a esta maravillosa adicción llamada cine y descubres que oye, tiene otras películas (que no solo de Eastwood vive el hombre) y qué cosas tiene la vida, son peliculones, auténticas maravillas… peeeero no son muchas y decides que vas a desgranarlas poquito a poco, sin prisas que las cosas buenas tienen que llevar su tiempo.

Y un día te descubres esquivando el visionado de para el gusto generalizado (crítica y público va n de la mano en una de esas ocasiones tan atípicas) es su auténtica obra maestra, la película por la que será recordado ad eternum (más allá de su icónica aportación con la trilogía ya mencionada).

Y llega el momento, te sientas en tu sillón favorito y decides que ya vale, que ya va siendo la hora, que quizá se lo debas al bueno de Sergio y aunque con el miedo en el cuerpo: ¿cumplirá las expectativas? ¿un “spaguetti” marca Leone sin Eastwood tiene tanto potencial?, decides que es el momento de cerrar el ciclo.

Y el resto os lo podéis imaginar, aún tengo un escalofrío de recordar su banda sonora (histórica, de las mejores de Morricone), mantengo en mi retina la fría y despiadada mirada de Henry Fonda, en una de sus mejores interpretaciones curiosamente como villano, en las antípodas del regio vaquero de las pelis de Ford. Me enamoro de la Cardinale espectacular como pocas veces se ha visto en pantalla demostrando que las mujeres de Leone tienen más bemoles que muchos personajes macho-alfa de cualquier otro director… Mención especial para el dúo de pícaros formado por Robards y Bronson, a quien su pétrea expresión esculpida a golpe de mazazo y cincel no le puede venir mejor al misterioso personaje Harmónica, hecho a la medida de Clint Eastwood para que nos vamos a engañar, pero a quien no se le echa en falta para nada.

OBRA MAESTRA sí, en mayúsculas.
Luke_Cage
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6
19 de agosto de 2015
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cualquier aficionado al cine que encare el visionado de este film se encontrará con varios detalles que le harán salivar cual perro de Pavlov, a saber: tres adaptaciones de un genio del misterio, del terror psicológico y de lo oculto y sobrenatural como Edgar Allan Poe, llevadas a cabo por tres interesantísimos primeros espadas del cine europeo y una auténtica maravilla de reparto con actores de la talla de Jane Fonda, Alain Delon, la Bardot o Terence Stamp.

El nivel de exigencia está muy alto, pero por desgracia no se satisface quedándose en una típica cinta episódica con poco espíritu y de nivel totalmente irregular.

El segmento de Roger Vadim (“Metzengerstein”) es inconexo, de adaptación totalmente incomprensible con una narración trompicada y con agujeros de guion más que palpables. La más floja de la terna y un más que deficiente homenaje a Poe. Lo único salvable una espectacular Jane Fonda que luce palmito (e improbables cambios de vestuario) lo que hace que la experiencia sea mínimamente aceptable.

La segunda historia (“William Wilson”) corre a cargo de Louis Malle quien consigue sin duda alguna captar la esencia del relato y plasmarlo en imágenes pese a que juega con la historia y la deja en su terreno. El aroma a irrealidad y misterio impregnan cada minuto del metraje y Delon está tan guapo como siempre ofreciendo una doble interpretación a la altura. Brigitte Bardot como siempre espectacular (y además en esta ocasión una de las pocas veces que se la ha visto luciendo cabellera morena en pantalla). Muy lograda.

Para cerrar el metraje contamos con el maestro Fellini que ya avisa desde el inicio de la esencia de libre adaptación del cuento (“Toby Dammit”) por lo que solo cabe dejarse llevar por su estilo tan personal y disfrutar con un relato onírico y terrorífico con unas sugestivas imágenes, decorados y situaciones que desembocan en un final previsible. Excelente Terence Stamp aunque se esperaba algo más del gran maestro italiano a la dirección.
Luke_Cage
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7
28 de febrero de 2015
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
“Una chica afortunada” vale como claro ejemplo de un tipo de cine de estudio, inteligente, bien planificado, con una estructura impecable, buenas interpretaciones y situaciones alocadas al más puro estilo screwball comedy.

Con Mitchell Leisen a los mandos (hombre de estudio y gran gusto cinematográfico: “Mentira latente”, “Si no amaneciera”, “Casado y con dos suegras”, “Medianoche”, “Recuerdo de una noche”, “Vida íntima de Julia Norris”…) y el colosal Preston Sturges a los guiones (hablar de “Los viajes de Sullivan” o “Las tres noches de Eva” son palabras mayores) el producto no podía defraudar, y así fue.

Historia simple pero efectiva, con una Jean Arthur guapísima y elegante como siempre y un jovencito Ray Milland, Edward Arnold da vida a un banquero (padre de Milland) aportando tablas y presencia escénica (memorables sus escenas con la Arthur).

Con momentos realmente divertidos como la escena del autoservicio y diálogos ágiles y ácidos con el sello de Sturges, el film se disfruta con una sonrisa en la cara desde que comienzan los títulos de apertura hasta el fin.
Luke_Cage
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
20 de junio de 2014
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Stuart Rosenberg director cuyo origen se encuentra en la televisión y que cuenta con dos grandes éxitos como son esa portentosa película que es “La leyenda del indomable” y la revisión del género negro con “Con el agua al cuello” (secuela de menor calado pero también recomendable de “Harper, investigador privado”) se acerca en esta ocasión al subgénero del drama carcelario, contando como actor protagonista con Robert Redford, colega, compañero inseparable y amigo, paradójicamente, de Paul Newman, protagonista de los dos films anteriormente mentados.

El guion es simple y correcto, directo a lo que se quiere contar, la lucha social por los derechos humanos de los presos, ante unas condiciones brutales y casi infrahumanas en la prisión donde acaba de llegar el alcaide Henry Brubaker (trasunto de Tom Murtom, personaje en el que basa la película).

Si bien contamos con varios momentos que han envejecido ciertamente mal, como pueden ser el principio y sobre todo el final del metraje, la historia deja muy buen sabor de boca, en especial por un Redford que sostiene la película con una interpretación magnífica, que cuenta entre las mejores de su trayectoria (y eso es mucho hablando de quien estamos hablando).

Como curiosidad apuntar que un casi desconocido Morgan Freeman tiene un pequeño papel secundario de esos que te dejan pegado a la butaca, no se lo pierda.

Dos horas de buen cine con un actor magnífico en su mejor momento interpretativo.
Luke_Cage
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 6 10 15 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2016 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados