arrow
Críticas de hanschristian
Ordenadas por:
21 críticas
1 2 3 4 5 >>
3
9 de marzo de 2013
85 de 125 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es inevitable perder soltura en tu profesión cuando llevas cierta trayectoria. Billy Wilder tuvo su apogeo en la comedia crítica justo el mismo año que Mankiewicz y Bette Davis tocaron la cumbre de su carrera juntos cuando ambos se veían desterrados. Y Almodóvar se vio al borde de un ataque de nervios para conseguir su mejor cinta. A partir de ahí, todo va a peor. Lo que nunca imagina uno es cuán bajo se puede caer, y esta película que pretendía ser de altos vuelos (permítanme el chiste, es una película que transcurre en un vuelo), acaba como lo que el espectador deduce que podrá (o no) ser el desenlace: un accidente. Y así es como es probable que sea recordada esta cinta a medio plazo, ya que uno no sabe si, en un futuro lejano, algo que hoy parece el mayor error de Almodóvar se convierte en una cinta de culto.

Antonio Banderas y Penélope Cruz se quedan en pista al despegar la película y, cuando el director me presenta a la tripulación y me doy cuenta de que van a ser ellos quienes me van a acompañar durante la siguiente hora y media, me agarro fuerte al apoyabrazos de mi butaca apretando los dientes y los dedos de los pies mientras mi cabeza grita que por favor paren ese avión para rescatar a Antonio y Penélope. No puede ser que tres azafatos con más pluma que Caponata tengan la misión de sacarme una sonrisa lo que dure el vuelo. Pero el frío me encoge al arrancar la cinta: me saludan en pista dos actores estelares como cebo para subirme a un avión en el que me obligan a tragarme un episodio musical de '7 vidas' que gira en torno a temas tan poco sorprendentes en Almodóvar como las drogas, el sexo o la homosexualidad, todos ellos presentados en su formato más esperpéntico como ingredientes clave de una serie de escenas teóricamente cómicas pero prácticamente patéticas. Lo único que me atrevo a salvar de esta película es el único ingrediente Almodóvar que no me ha traicionado y hasta diría que he saboreado más que nunca, y es el tratamiento del color gracias a una espectacular fotografía, vestuario e iluminación.

Parafraseando a Sara Montiel, "en la vida todo tiene arreglo, menos la muerte" y Pedro aún está a tiempo de rehacer esta película de nuevo, si me permite la sugerencia, con Rossy De Palma, Chus Lampreave, Victoria Abril, Verónica Forqué y Juanjo Puigcorbé en el papel que les debería haber correspondido y, por favor, que no vuelva a descargar el peso del argumento sobre los azafatos, que deberían haber sido los personajes secundarios, para mi gusto.

Como es complicado convencer a Pedro de que rehaga este tropiezo con las sugerencias que he presentado, permítanme recetar al espectador un par de píldoras contra este virus que es la "comedia ligera" (eufemismo para definir lo que se conoce como un bodrio): si desean ver comedias simpáticas, sin grandes pretensiones que transcurran en un avión, Manolo Gómez Pereira (el rey de la comedia española clásica) puso a Juanjo Puigcorbé como capitán de vuelo en 'Todos los hombres sois iguales' y 'El amor perjudica seriamente la salud', ambas películas muy a la altura de lo que cualquier espectador esperaba encontrar en esta entrega de Almodóvar.

Y si es usted seguidor de Pedro y desea resolver este trago amargo porque había olfateado cierto regusto a comedia de los 80, le recomiendo revisionar (o ver) 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' y asumir que difícilmente recuperará el talento que demostró en esa comedia.
hanschristian
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
27 de agosto de 2014
7 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lo afirmó Billy Wilder en una entrevista con Cameron Crowe, hablando sobre esta cinta. Y, realmente, lo fue.

El género de la comedia romántica tiene algo que pone nerviosa a la gente. Se puede comprobar leyendo otras críticas (en esta misma web) puramente machistas y escritas, en algunos casos, sin haber visto la película. Algunos supuestos cinéfilos no toleran este género (alguno ha llegado a escribir que prohibiría, literalmente, esta película en Europa). Lo que convierte a este producto tan comercial en un objeto de culto. 'Pretty woman' escandaliza, 20 años después, con lo que podemos estar hablando de un producto subversivo y agitador, lo último que habría concebido el creador de la película.

Inicialmente, iba a ser una historia mucho más dura y difícil de ver pero, por suerte, Disney (propietaria de Touchstone Pictures) decidió blanquear el guión y hacer una historia mucho más fácil de digerir, limando las durezas de una historia llena de droga y vapuleos. Así, nació 'Pretty woman' en el seno de The Walt Disney Company, para convertir esta historia en algo bello, increíble, ingenuo y superficial, desplegada por un excelente lenguaje cinematográfico. Todo se confabuló para reunir una historia simple, un director hábil, unos productores visionarios y un par de actores carismáticos para crear la película más demandada de la historia, al menos, en España, donde pocas veces ha perdido una batalla en las audiencias de televisión y ha sido objeto de especial atención por parte de la prensa. ¿El secreto? Pues eso: la sencillez.

Un ricachón tropieza con una puta (no la anda buscando, como cuentan las malas críticas escritas sin haber visto la película). La puta, Vivian, es una mujer ingenua y con carisma que, como muchas putas, quiere salir de su situación. Se produce una chispa que va más allá de la diferencia de clases o el poder adquisitivo: él ve en ella una personalidad cándida y alejada del mundo rígido y calculado en el que se mueve; ella ve en él a un hombre elegante y con habilidades sociales. Y viven el cuento de hadas durante 6 días.

La película presenta Los Ángeles como una ciudad donde todo puede cambiar: desde un suburbio de Beverly Hills hasta la boutique de Boulmiche. Vivian, gracias a su encuentro con el magnate, descubre otra parte de la ciudad y se mueve en un mundo hasta ahora desconocido, no sólo para ella, sino para la mayoría de los mortales que no somos ricos. Se tropieza con el lado oscuro de la gente pudiente, pero su candidez y su belleza (requisito básico este último para caer en gracia en el mundo de los ricos) le brindan la ayuda del director del hotel para poder transformarse en una pequeña dama. Y es esta una de las partes más atractivas de la película: la historia mil veces contada de cómo un personaje brusco se transforma en algo distinguido, cosa que siempre resulta interesante de ver.

El carisma de los actores, la tranquilidad con la que transcurre la cinta (planos abiertos, pausas, miradas, sonrisas y mucho lenguaje corporal, en general) y la belleza de la producción, en general, hacen que esta pueda ser considerada una de las últimas screwball comedy, si no la última, dando la razón al genio de Billy.
hanschristian
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
3 de agosto de 2013
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los críticos de cine sólo se excitan viendo tragedias y dramas, pero por suerte el cine es más complejo que eso, y 'The Flintstones' es una comedia que no debería quedarse fuera del juego de la crítica por no ser seria y dramática, algo que encuentro injusto y vengo a salvarla con un notable.

Steven "Spielrock" imaginó cómo sería ver 'Los Picapiedra' de carne y hueso y, la verdad, el resultado en esta película (no en las siguientes, de menor calidad) no podría haber sido más redondo: grandísimos actores, buen ritmo, guión original y un divertidísimo escenario "cartoon" para mantener el aire de los dibujos animados originales.

Técnicamente, está realmente bien hecha. No sobra ni un segundo de metraje y es fácil de ver. Por supuesto, uno tiene que saber qué va a ver y alejar de su mente las pretensiones de cine de altos vuelos que parece ser que esperan los críticos de cine. Vamos a ver una representación cinematográfica de 'Los Picapiedra' y el señor Spielrock se ha encargado de meter hasta la misma Elizabeth Taylor para que todos los públicos se sientan cómodos viendo esta película.

Los efectos especiales corresponden a su época (los años 90) y, en ese contexto, se agradece la escasa intervención informática para dejar paso a criaturas creadas por la factoría de Jim Henson, dándole el realismo que la película merece. Y el escenario, acorde, recreando ese mundo "cartoon" de cartón piedra que proveían el carácter infantil que la película exigía al contexto prehistórico imaginado por Hannah y Barbera.

Por último, la música corre a cargo del divertido grupo The B-52's que vivieron una segunda época dorada gracias a esta película con el tema de cabecera, la cual aprovecharon para rodar el videoclip. De paso, hacen un cameo en la escena del restaurante poniendo música a la velada y poniendo a bailar un "twicht" a los cavernícolas.

En definitiva, muy cómoda de ver, agradecida, más que simpática (Liz Taylor aporta la interpretación y el humor que los adultos necesitan) y que resiste al tiempo, mal que pese a algunos. No le falta nada y no podría haberse imaginado una mejor recreación de la serie original en carne y hueso. Genial.
hanschristian
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10
10 de mayo de 2016
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cualquiera coincide con el dato de lo magistralmente planteada que está esta película planteando una sociedad totalmente real. El impacto que produce una persona con una deformidad tan chocante no da pie en la película a caer en el cliché de los matones de instituto que se burlan del chico raro. Al contrario de lo que espera el espectador, Rocky se encuentra un instituto donde, sí, es objeto de inevitables miradas, pero es tratado con el respeto que merece y despertando la mirada honesta del chico más guapo del instituto. Un planteamiento innovador y astuto que me resulta mucho más cercano a cómo considero que la sociedad reaccionaría ante un caso así.

Esta película registra el momento en el que Cher despejó cualquier duda sobre lo insuperable que es como actriz. Cómo sólo su presencia, sus ojos, su actitud y su personalidad hacen que cualquier película donde ella aparece valga la pena. Fue la actriz perfecta para encarnar a una madre soltera, independiente e indomable que compagina con nobleza la vida de una mujer liberal y cínica con su deber de madre coraje (papel que pareció retomar pocos años después en 'Mermaids'). La historia de amor pasa por debajo, y con sutileza, de la historia principal.

No deja de ser menos interesante el personaje de Laura Dern interpretando a una chica ciega que conoce a Rocky en un campamento y se enamoran, aún siendo ella consciente, mediante el tacto, de la especial característica de Rocky.

Lo especial de la película (además de la cegadora luz que proyecta Cher por sí sola) reside en lo auténtico de los personajes: reales, nada sobredimensionados y de una notable credibilidad. Justo lo que ameritaba una historia real que, aunque la película adapta y cambia para el lenguaje cinematográfico, es tratada con la dignidad que merece.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
hanschristian
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8
15 de febrero de 2015
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sólo para admiradores de Wes Anderson o, en su defecto, de películas caricaturescas.

Tras revisar montones de críticas y ver a montones de señores defraudados con lo que se cuenta en esta cinta, me veo obligado a avisar a quien quiera verla por primera vez: esta película es sólo para estetas, amantes de la belleza y que tengan una visión de esa palabra tan repetida alrededor de 'The Grand Budapest Hotel': preciosista. Si les gustó 'Amélie', esta película les encantará. Si, por el contrario, detestaron 'Amélie' por lo superficial o por la falta de profundidad en el guión, no es necesario invertir ni un minuto aquí.

Inicialmente, iba a otorgarle un 9 inmediatamente al ver la película pero, transcurrida la noche anterior, y teniendo luz natural atravesando mi ventana mientras escribo, la cosa ha caído a un 8. Bien reflexionado, es cierto eso que tantos critican a la película: le falta calidad interpretativa y le falta un guión interesante. Al menos, un diálogo interesante. Pero, siendo honestos, sólo por toda la presentación de la Europa oriental de la primera mitad del siglo XX y por todo el sentido artístico desarrollado en torno a esta maravilla visual, es obligatorio partir de un 5. Aunque fuese cierto que es vacua y carente de historia (cosa totalmente falsa), el talento artístico ya bien merece la mitad de la puntuación.

'The Grand Budapest Hotel' está dividida en actos, como si de una ópera se tratase; o de una opereta, más bien. Tiene mucho más de obra teatral, que de película. Desde las interpretaciones hasta los planos, pasando por la música, todo se corresponde mucho más con una obra puramente estética que con un producto de la profundidad de Costa-Gavras, Ken Loach, o lo que sea que admiren los señores que odian esta cinta y que han dejado bien claro y firmado por triplicado que no son "gafapastas".

No cometa usted el error de esperar de esta película una historia trascendental o un guión sobrecogedor, porque terminará la película con el sabor amargo de tantos otros. Acomódese y relaje la vista, porque Wes Anderson ha creado un cuento con tanto color, que sus ojos van a necesitar varios visionados sólo para degustarlo superficialmente, y es que, donde sí es profunda, como ha quedado sobradamente remarcado, es en el trabajo visual, de una calidad impecable y que convierten a esta película en una especie de obra pictórica animada. En el aspecto artístico, donde compite directamente con Tim Burton, Wes Anderson ha ganado por goleada.

La historia no es algo especialmente trascendente a la hora de valorar una película. Objetivamente, 'Star wars' es otra ópera espacial cuya historia es, francamente, absurda, y donde el guión no alumbrará nuevos cineastas, pero es otro ejemplo, junto a esta historia, de que el guión y la historia no siempre pueden alterar la prioridad artística de una película. En este caso, se trata de una entrañable pareja de un conciérge y un botones que se enredan en el asesinato de una huésped del hotel, seguido de una historia de corrupción policíaca alrededor del robo de una obra de arte. Lo raro, de hecho, es que alguno se atreva a aseverar que la película carece de historia o que es una sucesión de escenas sin sentido (esta será la sensación de alguien que, seguramente, se haya confundido de película y haya estado viendo 'Birdman' o un episodio de 'Benny Hill'). Pero la tiene.

Las interpretaciones, por la velocidad de la narración, se quedan en mera aparición y el ritmo impide que el director pueda profundizar en el espíritu de los personajes, y es que la película no ataca ese punto, como sí tratan de hacerlo (o deberían) la mayoría de películas. Tampoco es cierto que sea una sucesión de caras conocidas, puesto que no he sabido reconocer a algunos famosos actores como Jeff Goldblum o Tilda Swinton, de tan caracterizados que estaban. Y apenas he advertido la presencia de Bill Murray, que tampoco ha sido gancho para esta película, y es que apenas realiza una pequeña intervención. El protagonista, en realidad, es el dueño del hotel, Zero, que narra la historia desde el comienzo, y se presenta durante la historia dentro de la historia, en la época en la que era botones, donde aparece un muy joven actor de apenas 17 años (Tony Revolori) haciendo un papel magnífico y con el que el espectador sentirá cierto cariño. Por último, Adrien Brody viste a un perfecto villano clásico, sin reinvenciones ni giros de tuerca al concepto: un villano muy ensombrecido que utilizará todos los medios posibles para hacerse con el cuadro robado. Como se puede observar, un cuento clásico de héroes, romance y villanos.

Lo más importante para remarcar: no es una comedia. Tampoco es un drama. Pero es injusto apelar a la falta de carcajada, y es que no trata de hacer reír en ningún momento. No sucede nada gracioso. Más bien, todo tiene un aire tenebroso y macabro, esa oscuridad presentada de forma musical que sabrán reconocer los amantes del mejor Tim Burton.

Nada tiene de "gafapasta", ni de "hipster". 'The Grand Budapest Hotel' es algo que gustaría más bien a románticos y amantes de los cuentos cinematográficos. Porque eso es lo que es: un cuento.
hanschristian
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados