arrow

Nymphomaniac. Volumen 1

6,8
16.777
votos
Sinopsis
Historia de una ninfómana contada por ella misma. Una fría noche invernal, un viejo solterón (Stellan Skarsgård) encuentra en un callejón a una joven (Charlotte Gainsbourg) herida y casi inconsciente. Después de recogerla y cuidarla, siente curiosidad por saber cómo pudo haber llegado esa mujer a semejante situación; escucha atentamente el relato que ella hace de su vida, una vida llena de conflictos y turbias relaciones. Para ... [+]
Críticas ordenadas por:
<< 1 4 5 6 7 8 9 10 20 22 >>
24 de abril de 2015
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
La parsimonia al medir el tiempo, como si un metrónomo le marcara la pauta, permite a Lars von Trier situarse en ese privilegiado punto en que el ritmo cobra pleno sentido para contar una historia.
Su historia.
Pinceladas etéreas, poéticas y llenas de lirismo conjugan su verdad con una realidad sórdida que se rompe por momentos en escenas crueles y desalmadas.

La película es sencilla pero elaborada, fluida y profunda, parece sincera y ofrece algo más de lo que suele verse desde un patio de butacas. Y un peculiar criterio narrativo, puesto generosamente al servicio del argumento, le confiere dinamismo, aire sofisticado y reflexivo, crudeza y cierto tinte descarnado.

No hace falta estar de acuerdo con sus postulados.
Basta con reconocer que el director sabe cómo exponerlos sobre la pantalla grande.
ABSENTA
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de enero de 2014
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Obra maestra. Los dialogos son geniales, el planteamiento, la ejecución, la expresión...cine, a lo Lars Von Trier, personal, distinto, pero consciente de que se está generando arte, arte magnético, sensitivo, sagaz, pero no un producto amablemente divertido que genere una buena y sustancial venta...es todo lo contrtario, es arte...
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Scotta
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de marzo de 2014
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nymphomaniac es una comedia. Una buena comedia. Contiene su faceta de drama agresivo, un alto contenido sexual y una cierta reflexión intelectual, pero… es una comedia. Y si no lo fuera, si Lars von Trier hubiese planteado su película para ser tomada en serio, desde el principio hasta al final, la perspectiva cambiaría. En ese caso, Nymphomaniac sería la obra de un cineasta enfermo, traumatizado por su incapacidad para alcanzar a sus ídolos y por sus taras intelectuales.

Sería el testimonio de un creador desnortado, que combina conceptos filosóficos, religiosos, musicales (y un poco de pesca) sin ningún criterio, como quien hace por primera vez un puré de verduras y pone en la cazuela todo lo que ha ido recolectando en el supermercado. A ver que sale. Total, soy Lars von Trier, hago lo que me da la gana. Aunque no tenga ni puta idea de lo que hablo.

Pero no. Nymphomaniac es una película cínica. Queremos creer que lo es. Y así, de hecho, creemos que lo plantea su director, como un juego para el espectador, como un pasatiempo disfrazado de cuento intelectual para el espectador con gafas de pasta y mano en barbilla. Por eso nos gusta. Porque Lars von Trier ha vuelto a reírse del espectador. Y de sí mismo, que es lo más importante. Y lo más sano. Como hizo con Epidemic, aquel experimento descerebrado que siguió a su notable ópera prima, El elemento del crimen. El director parece haber aparcado esa costumbre tan suya (y tan común) de querer parecer más intelectual, culto y perspicaz de lo que realmente se es. El postureo (intelectual) que lo llaman ahora.

(...)

La habitación tarkovskiana de Seligman es el refugio del espectador que mira a través de los ojos de este personaje, tratando de construir un relato lógico, intentando moldear el discurso de la película. Pero pronto desfruncimos el ceño. Comienzan las analogías. El sexo interpretado como armonía musical, como pesca fluvial y cualquier otro ingrediente que Lars tomó aquel día de su nevera. Y empezamos a sonreír.

Las conclusiones filosóficas que Seligman obtiene de los episodios narrados por Joe son una combinación de candidez, desquicio y sentido del humor. No cabía otro final para Seligman. El desenlace es la confirmación del tono de la película. La última frase que, por supuesto, no reproduciremos, es la que probablemente cualquiera hubiese pronunciado en su misma situación…

Pero Nymphomaniac, además, ofrece cuatro o cinco escenas de gran potencial y con valor independiente. La protagonizada por Uma Thurman recuerda al Bergman más incisivo. Porque no todo en esta película es fuego de artificio, también hay pistolas cargadas de malicia, de lucidez. La de los negros, por su parte, es comedia delirante. Y podríamos seguir, pero 4 horas de película dan para mucho…

La promoción de Nymphomaniac, urdida por un Lars von Trier cada vez más interesado en la provocación y la tomadura de pelo, incidió en la parte sexual o pornográfica de la cinta. Sí, en la cinta hay penes y vaginas, están casi todo el metraje cubriendo. Hay un poco de todo: pedofilia, sadomasoquismo, tríos, lesbianismo, lluvias doradas… Pero a estas alturas pretender provocar con una película de contenido sexual es complicado. Lo que se pretendía durante la promoción, repitiendo una y otra vez “porno”, era vender. Vendernos la historia. Ponernos el caramelo. Porque el sexo ya no provoca, pero sigue excitando al personal… Eso es inevitable. Y Lars lo sabe.

Nymphomaniac también tiene sus deficiencias. Algunas expuestas más arriba. También cabría decir que el director danés no es un guionista muy capacitado. Algunos diálogos, situaciones y personajes están mal planteados. El talento visual y el narrativo no siempre van de la mano, aunque muchos autores consideren que ambas competencias vienen en el mismo lote. Su adorado Tarkovski tampoco fue un guionista de primer nivel. La diferencia es que el ruso suplía las carencias con la palabra y el diálogo con su genialidad visual. Lars, a pesar de sus esfuerzos, aun está lejos de su maestro. Aunque tiene algo que no poseía el ruso, o al menos que no mostraba en sus películas: sentido del humor.

Y ese es, ni más ni menos, el mayor hallazgo de Nymphomaniac: su sentido del humor.

Lo Mejor: El tono cínico y travieso que da coherencia a la película. Divertida, excitante, incisiva… por momentos.

Lo Peor: Por momentos, también, un poco ridícula. Algunos diálogos, situaciones y personajes no están bien planteados. Bueno… Charlotte Gainsbourg no se parece a Stacey Martin, ¿o qué?

Nota: es un crítica de Nymphomaniac volumen 1 y 2.

[crítica publicada en alucine.es]
david
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de mayo de 2014
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
"El coño de mi novia es un coño violento, de una zoología más crustácea que molusco (y los gourmets me entienden), aunque a ella le desagrada que de tantos detalles, por si alguien la fuese a identificar (¿quién, me pregunto, si yo he sido su primer novio?" ("Coños" Juan Manuel de Prada)

Tras mucho pensármelo, al final decidí afrontar lo nuevo de Trier, sabía más o menos a lo que me iba a enfrentar: un director cuya carrera va cuesta abajo. Guardando "Dogville" como una obra minimalista, pero soberbia.

Tengo claro que asociar Phibonacci y sexo, la pesca con anzuelo y la muerte con el gozoso llanto del introito femenino, tiñen la pantalla de un barroquismo infantil y superficial.

No tengo nada en contra del sexo explicito, mojigaterías las justas, pero si tengo claro que no es lo mismo una mamada que una felación.

Trier se limita a hacernos una mamada, esto es: succionamiento mecánico, frío e impersonal. Hace una exégesis de pollas al cual más cutre y desconsiderada: todas ellas sin personalidad. Como la mirada de la protagonista, cuyo aire a lo "lolita sin frenos" no despierta ni la más mínima fantasía sexual, (será... que seré... que soy más raro que un perro verde)

Y digo esto porque después de ver "Joven y Bonita", ayo mucho más mensaje en la cinta francesa que en éste collage de escenas de sexo cutre. La presencia de Shia Labeouf es quizás lo más destacable de la cinta, (y eso que es un actor que odio con todas mis entrañas) con lo cual te imaginas cómo es el resto.

Por todos es sabido, que la mujer tiene una poderosa arma entre sus piernas, un arma peligrosa, deliciosa y, en ocasiones, violenta. Un arma capaz de dominar al hombre, pero a diferencia de las "puertas automáticas del super", un coño sin personalidad si se abre demasiado puede constiparse. Y eso es lo que le pasa a Trier con su vaivén sexual.

No se trata de "cantidad", si no de calidad y cantidad y eso sólo se consigue cuando existe verdadero amor y pasión tanto por tu pareja como por el cine. Y no por más pollas, mamadas y desvirgamientos con series phibomaníacas vas a calar mejor el mensaje de vacío manipulador de la protagonista.

La analogía de las tres pollas y la armonía en música, es de chiste: a la tía le gusta tirarse a los tres tíos porque su vinculación emocional es nula con ninguno de ellos. Nunca conocí a una mujer que, por muy putón que fuera, no follara por amor. Ella folla por desquitarse ante su desengaño amoroso.

Porque el sexo duro/light/fetiche/crustáceo/phibomaníaco nunca es igual si no hay una pizca de amor que sazone la unión. Lo demás es como ir al McDonalds: llenar llena, pero no alimenta.

Dejo como recomendación, una obra de teatro del año 2000, llamada "La Habitación Azul": ahí sí había una verdadera secuencia de lo que es saber follar y saber amar con la misma intensidad que se derrite el infierno y el lírismo a manos llenas. Esa es la auténtica felación.

Así que ahora sé cómo se debe de sentir una mujer cuando la dejan a medias: así me he sentido yo al ver ésta mamada de película.
Tearain
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de enero de 2015
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
El mejor aspecto es que te hace pensar, simplemente reflexionar, algo que muy muy pocas veces he experimentado en el 99% de las películas que he visto...

Otro aspecto que me gusta es lo sinceros que son los interlocutores con todos los argumentos y la naturalidad que se respira en el ambiente.

La representación de los actos y escenas sexuales es muy erótica, es la especia que mejor dosificada se encuentra...

En cuanto a las 2 partes... me parece excesivo tiempo, 5 horas más o menos... pero se hacen cortas, la verdad...

Lo único malo son las cuestiones que me han ido apareciendo a lo largo de la película y de verdad da mucho que habar... lo único que siento es no poder compartir con alguien de confianza mis preguntas...

Eso es todo lo que quería decir!
Yordanbg
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 4 5 6 7 8 9 10 20 22 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2016 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados