arrow

Nymphomaniac. Volumen 1

6,8
15.302
votos
Sinopsis
Historia de una ninfómana contada por ella misma. Una fría noche invernal, un viejo solterón (Stellan Skarsgård) encuentra en un callejón a una joven (Charlotte Gainsbourg) herida y casi inconsciente. Después de recogerla y cuidarla, siente curiosidad por saber cómo pudo haber llegado esa mujer a semejante situación; escucha atentamente el relato que ella hace de su vida, una vida llena de conflictos y turbias relaciones. Para ... [+]
Críticas ordenadas por:
<< 1 4 5 6 7 8 9 10 20 22 >>
12 de enero de 2014
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Al comienzo de Funny games, una familia de clase alta vuelve a casa entre prados verdes, ópera y juegos hasta que la armonía se rompe y la música cambia para advertirnos de que todo se tornará en una amarga pesadilla. En el caso de Nymphomaniac también sucede algo así. No existe música celestial, solo los sonidos rutinarios y habituales de un barrio. Sin embargo, estos simples ruidos desaparecen, al igual que en el juego musical del filme de Haneke, para dar paso, ahora, a Rammstein. En ambas obras entramos en una atmósfera de dilemas, dudas y descubrimiento en la que el espectador está obligado a participar o a abandonar la sala. Ni Lars von Trier, ni Michael Haneke van a permitir que nadie se mantenga indiferente.

Al citado inicio le sigue una serie de diálogos absolutamente fascinantes que nos van descubriendo los temores y obsesiones del propio autor. Me gustaría destacar una de las conversaciones, la que se centra en Edgar Allan Poe. Al igual que el otro genio de la literatura fantástica y de terror, Howard Phillips Lovecraft, Poe desarrolló todo un universo basado en los miedos más profundos del ser humano. La herencia y la influencia de los antepasados en nuestro comportamiento futuro se pueden ver en prácticamente la totalidad de relatos e historia de ambos autores y, por ello, es tan destacable que el momento en el que Lars von Trier habla del escritor tenga que ver con los últimos días que Joe pasa con su padre moribundo. Los pocos lazos que le unen con una persona más allá del deseo parecen desaparecer. Aún y todo, poco a poco veremos que Joe es capaz de crear nuevas relaciones, cuyo resultado en muchos casos todavía es una incógnita.

El personaje interpretado por Stacy Martin (Joe joven) tiene algo de aquella prostituta que nos mostró recientemente François Ozon en Joven y bonita. Al igual que ella, Joe avanza por un camino de autodescubrimiento en el que se debe definir entre sus límites y los tabúes externos. En el caso de Nymphomaniac el relato da un paso más, ya que al descubrimiento se une el juicio moral de una Joe madura y hundida (Charlotte Gainsbourg) que recuerda su juventud. Si en Joven y bonita el encuentro final con la mujer de uno de sus clientes (Charlotte Rampling) era el único punto de vista adulto en el que podíamos ver o imaginar los pensamientos futuros de Isabelle (la protagonista), en la obra de Lars von Trier es la propia Joe la que muestra su visión con respecto al pasado.

En el campo interpretativo no se puede más que alabar absolutamente a todo el reparto de la película. Stellan Skarsgård, habitual colaborador de Lars von Trier, mantiene una maravillosa ambigüedad entre conversador y voyeur. Uma Thurman y Christian Slater firman sin ninguna duda su mejor interpretación de los últimos años y Shia LaBeouf se desentiende por fin de su eterno papel de héroe impoluto de Hollywood. Por último, el dúo Gaingsbourg - Martin, donde recae la fuerza y la credibilidad del filme, es impecable. Los personajes femeninos de todo el cine de Lars von Trier muestran una aparente debilidad, en ocasiones por cuestiones físicas (como en el caso de Bailar en la oscuridad), psicológicas (Anticristo), morales/religiosas (Rompiendo las olas) o por simple indefensión (Dogville). Sin embargo, debajo de sus carencias sobreviven fortalezas mucho más relevantes que se alzan como la clave de las reflexiones del realizador danés. En este sentido, en Nymphomaniac no solo mantiene su trabajo con los personajes femeninos, sino que también recoge los juegos simbólicos con los que experimentó en su comedia El jefe de todo esto y la reflexión política que ya citó en 1991, con Europa, acerca del futuro moral de nuestro continente.
msuarezpamplona
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
6 de enero de 2014
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lars Von Trier es uno de los directores mas peculiares, y sus películas nunca dejan indiferente a los espectadores. Tiene muchos adeptos y detractores, ya que hace un cine poco convencional. En Hollywood hace años que no es tenido en cuenta, principalmente por declaraciones en contra de la industria americana. Uno de los iniciadores del Dogma junto a Thomas Vinterberg, un movimiento que tuvo mucho éxito en su momento, pero que a día de hoy pasa desapercibido.En su filmografía hay películas que están entre mis favoritas de los últimos 20 años, pero también otras que no me gustan nada.
" Rompiendo las olas ", " Bailar en la oscuridad " , " Europa " y " Melancolía " son obras maestras, y por el contrario no me gustan nada " El jefe de todo esto " ," Anticristo " y " Manderlay " . Su cine crea amor y odio, pero siempre con una polémica previa al estreno de sus películas, en este caso sobre sus escenas de sexo, con unos trailers que anunciaban algo muy fuerte, y la ausencia de pases de prensa.
Todo esto unido a que el director danés no autoriza esa versión de dos partes, y avisa que la única la veremos en el festival de Berlín y en el Dvd-Bluray. Pero siempre juega con la ambigüedad y el márketing para crear más morbo y que los fans( entre los que me encuentro) vayamos al cine para ver su película. Cuando vemos que el resultado no es el esperado nos pone el gusanillo de comprar el dvd para ver la versión supuestamente completa.
Centrándome en la película, el resultado es diferente al esperado, pero no quiere decir que peor. En lugar de encontrarme con una película transgresora llena de escenas de sexo, solamente hay alguna pero nos encontramos con una historia sorprendente llena de matices, contada por Joe a Seligman. La podemos dividir en cinco partes, claramente diferenciadas( cosa habitual en el cine del director), y en todas hay algo positivo que podamos extraer.
El comienzo es de lo más sorprendente de los últimos años, y a nadie que conozca el cine del director sorprende esos recursos técnicos, entre otros el inicio en negro sin imagen y continuando con un gran movimiento de cámara. De repente pasamos de la ausencia de sonido( solo la caída de unas gotas de agua ) a la música del grupo alemán Rammstein. Si exceptuamos la segunda parte, un poco más clásica aunque con una bonita fotografía, las otras tienen cosas bastantes interesantes.
Lo mejor es la aparición de Uma Thurman, casi irreconocible, corta pero intensa. Su actuación junto a la de Charlotte Gainsbourg es lo más destacable a nivel interpretativo, y en este último caso vuelve a demostrar que es una gran actriz( era la mejor de " Melancolía " , aunque la crítica opinaba que la mejor era Kirsten Dunst).
Recomendable a los amantes del cine del director danés, y a todos los que les guste el cine independiente. Si buscan una película llena de escenas de sexo esta no es su propuesta, para eso está el cine X.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
WILLY74
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de febrero de 2014
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Haciendo un símil culinario, le doy un notable a esta gran tortilla hecha por un gran chef, cocinada a fuego lento, con matices y sabores diferentes a cada bocado que te presenta. Aunque no esté hecha con huevos ecológicos precisamente, hay que decir que la textura es buena y el color de los huevos en esta primera parte es más claro.

El plato donde se cascan los huevos(Joe) es muy bucólico, con fresnos, parece el jardín botánico. Luego llega la sal con Jerome(no es que sea un tío salado,no confundir) y al batir se hace una mezcla muy sabrosa. Posteriorme la sartén donde se cocina es un lugar más sombrío, donde la tortilla va cuajando a base de fogonazos y diálogos entre los cocineros, los cuales van subiendo de tono. El resultado de la tortilla está en el Vol. II, y promete ser bueno.

Como anécdota, la compañia de trenes de la zona pidió una muestra la cuál se repartió entre los comensales por cada vagón y quedaron satisfechos.
ProyectoZebra
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
14 de marzo de 2014
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nymphomaniac es una comedia. Una buena comedia. Contiene su faceta de drama agresivo, un alto contenido sexual y una cierta reflexión intelectual, pero… es una comedia. Y si no lo fuera, si Lars von Trier hubiese planteado su película para ser tomada en serio, desde el principio hasta al final, la perspectiva cambiaría. En ese caso, Nymphomaniac sería la obra de un cineasta enfermo, traumatizado por su incapacidad para alcanzar a sus ídolos y por sus taras intelectuales.

Sería el testimonio de un creador desnortado, que combina conceptos filosóficos, religiosos, musicales (y un poco de pesca) sin ningún criterio, como quien hace por primera vez un puré de verduras y pone en la cazuela todo lo que ha ido recolectando en el supermercado. A ver que sale. Total, soy Lars von Trier, hago lo que me da la gana. Aunque no tenga ni puta idea de lo que hablo.

Pero no. Nymphomaniac es una película cínica. Queremos creer que lo es. Y así, de hecho, creemos que lo plantea su director, como un juego para el espectador, como un pasatiempo disfrazado de cuento intelectual para el espectador con gafas de pasta y mano en barbilla. Por eso nos gusta. Porque Lars von Trier ha vuelto a reírse del espectador. Y de sí mismo, que es lo más importante. Y lo más sano. Como hizo con Epidemic, aquel experimento descerebrado que siguió a su notable ópera prima, El elemento del crimen. El director parece haber aparcado esa costumbre tan suya (y tan común) de querer parecer más intelectual, culto y perspicaz de lo que realmente se es. El postureo (intelectual) que lo llaman ahora.

(...)

La habitación tarkovskiana de Seligman es el refugio del espectador que mira a través de los ojos de este personaje, tratando de construir un relato lógico, intentando moldear el discurso de la película. Pero pronto desfruncimos el ceño. Comienzan las analogías. El sexo interpretado como armonía musical, como pesca fluvial y cualquier otro ingrediente que Lars tomó aquel día de su nevera. Y empezamos a sonreír.

Las conclusiones filosóficas que Seligman obtiene de los episodios narrados por Joe son una combinación de candidez, desquicio y sentido del humor. No cabía otro final para Seligman. El desenlace es la confirmación del tono de la película. La última frase que, por supuesto, no reproduciremos, es la que probablemente cualquiera hubiese pronunciado en su misma situación…

Pero Nymphomaniac, además, ofrece cuatro o cinco escenas de gran potencial y con valor independiente. La protagonizada por Uma Thurman recuerda al Bergman más incisivo. Porque no todo en esta película es fuego de artificio, también hay pistolas cargadas de malicia, de lucidez. La de los negros, por su parte, es comedia delirante. Y podríamos seguir, pero 4 horas de película dan para mucho…

La promoción de Nymphomaniac, urdida por un Lars von Trier cada vez más interesado en la provocación y la tomadura de pelo, incidió en la parte sexual o pornográfica de la cinta. Sí, en la cinta hay penes y vaginas, están casi todo el metraje cubriendo. Hay un poco de todo: pedofilia, sadomasoquismo, tríos, lesbianismo, lluvias doradas… Pero a estas alturas pretender provocar con una película de contenido sexual es complicado. Lo que se pretendía durante la promoción, repitiendo una y otra vez “porno”, era vender. Vendernos la historia. Ponernos el caramelo. Porque el sexo ya no provoca, pero sigue excitando al personal… Eso es inevitable. Y Lars lo sabe.

Nymphomaniac también tiene sus deficiencias. Algunas expuestas más arriba. También cabría decir que el director danés no es un guionista muy capacitado. Algunos diálogos, situaciones y personajes están mal planteados. El talento visual y el narrativo no siempre van de la mano, aunque muchos autores consideren que ambas competencias vienen en el mismo lote. Su adorado Tarkovski tampoco fue un guionista de primer nivel. La diferencia es que el ruso suplía las carencias con la palabra y el diálogo con su genialidad visual. Lars, a pesar de sus esfuerzos, aun está lejos de su maestro. Aunque tiene algo que no poseía el ruso, o al menos que no mostraba en sus películas: sentido del humor.

Y ese es, ni más ni menos, el mayor hallazgo de Nymphomaniac: su sentido del humor.

Lo Mejor: El tono cínico y travieso que da coherencia a la película. Divertida, excitante, incisiva… por momentos.

Lo Peor: Por momentos, también, un poco ridícula. Algunos diálogos, situaciones y personajes no están bien planteados. Bueno… Charlotte Gainsbourg no se parece a Stacey Martin, ¿o qué?

Nota: es un crítica de Nymphomaniac volumen 1 y 2.

[crítica publicada en alucine.es]
david
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de abril de 2014
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un film lleno de simbolismos y metáforas,en una historia poco creíble,con un director demasiado especial y no de mi particular gusto.
Muy larga a mi entender y lenta en muchos aspectos,bastante deprimente,llena de interpretaciones de actores conocidos,la mejor sin duda Uma Thurman en los diez minutos que sale,pero bastante vacía y tediosa.
La Película es mas bien deseos o fantasías reprimidas del propio director aderezadas con frases que quedan bonitas para el espectador y mezcladas con imágenes explicitas,(no tantas como yo pensaba) con una lentitud y depresión total,eso si para quedar bien,culto y original mezclo Fibonacci,Bach,Edgar Allan Poe y técnicas de pesca con primeros planos de penes,algún pecho y alguna vulva.

Un 4.

http://filmefilico.blogspot.com.es/
Médano
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 4 5 6 7 8 9 10 20 22 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2015 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados