arrow

Baraka

8,1
8.741
votos
Año
1992
País
Estados Unidos
Director
Ron Fricke
Reparto
Documentary
Género
Documental | Naturaleza
Sinopsis
Aclamado documental sobre la naturaleza del planeta Tierra. Rodada en 24 países diferentes, trata de captar la esencia de la naturaleza y la cultura de la humanidad y sus costumbres, al tiempo que señala las formas en las que el ser humano se relaciona con su medio ambiente. La aparente fragilidad de la vida humana es contrastada con la grandeza de sus obras, subrayándose la desigual relación entre hombre y naturaleza. Baraka no ... [+]
Críticas ordenadas por:
<< 1 4 5 6 7 8 9 >>
14 de diciembre de 2005
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Documental donde no hace falta documentar, donde poco importa la palabra y el lugar, pues enfoca al hombre como a un todo dentro de su propia diversidad y a la naturaleza como planeta que es, esferico, ilimitado y sin fronteras de ningún tipo.
Lolo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de diciembre de 2009
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
La complejidad y diversidad humanas no tiene límites, como tampoco lo tiene el dinero para moverse de un lugar a otro, límites y fronteras que tienen sí millones de seres humanos que son desechables e indeseables para la jerarquía social y subjetividad de cada sociedad y grupo humano. Violencia y serenidad, destrucción y armonía, maquinismo y naturaleza, esclavitud y libertad, todo eso en noventa minutos de genialidad. Cuando los últimos humanos vean Baraka entenderán, tal vez, la aniquilación del planeta.
Un manejo de cámara soberbio, montaje y fotografía de la ostia y una banda de sonido impecable.
Material complementario de la trilogía Qatsi, La Muerte del Trabajador, Nuestro Pan Diario, Zeitgeist, La Isla de las Flores y muchas más...
esceptikuz
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de junio de 2011
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Baraka cuenta sin palabras más que la mayoría de documentales, porque a lomos de la música y con cámaras aladas nos lleva al pie de la inmensidad natural y nos sitúa ante la verdad incuestionable para que veamos con nuestros propios ojos, de hormiguitas ridículas, qué somos, qué hacemos y hacia dónde caminamos; convirtiendo en pecata minuta siglos de introspección y filosofías existencialistas.

Las miradas de los otros, de culturas exóticas y milenarias, nos hablan de mundos que están siendo exterminados por quienes se han puesto la etiqueta de "nosotros, los más civilizados". Las religiones, en todas partes, venden mágicas recetas para solventar la brevedad de la vida prometiendo paraísos en el más allá y atribuyéndose el monopolio de la espiritualidad. Mientras los ricos intentan embotellar el Iguazú y transformar en dinero el oxigeno del Amazonas, un simple estornudo de cualquier volcán o un bostezo de la tierra nos devuelve a nuestra condición de amedrantados homínidos irresponsables.

Baraka es un bombardeo pertinaz de imágenes, que sin orden preestablecido nos coloca ante los miles de trozos de un espejo que comenzó a hacer añicos el primer primate, ¿inteligente?, que averiguó que golpeando con una porra se conseguía poder.
Sinhué
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de diciembre de 2011
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cuando llegó a la Tierra una foto tomada por la sonda Voyager I en los confines del sistema solar, más allá de Plutón, el genial Carl Sagan dio un discurso sobre aquel punto azul pálido. Pues bien, Baraka sirve como complemento; ahonda en la complejidad de nuestro planeta, sin hacernos olvidar que estamos sumidos en la más vacua e inmensa negrura espacial.

Aún así, la esfera en la que se desarrolla nuestra existencia no puede sino fascinarnos al momento de estudiarla mediante la tesis que Baraka nos sugiere. Paisajes de ensueño, desde el árido oeste de los EE.UU. a las pluviselvas tropicales. Desde los vestigios de Angkor Wat o Persépolis, al bullicio contemporáneo de Tokio. Desde los ritos más ancestrales, como los funerales en las aguas del Ganges a su paso por Varanasi o los cánticos tribales, a los procesos industriales en cadena.

No exagero si digo que la selección de lugares y eventos es tan acertada, que Baraka sería ideal para mostrar a una hipotética civilización extraterrestre nuestro mundo y la forma tan injusta en que la sociedad occidental gestiona sus recursos. Y no sólo existe un desequilibrio para con el planeta, sino también para con la propia humanidad. A tal reivindicación le dedica el documental unos sórdidos minutos en los que se plasma el sufrimiento causado durante el holocausto nazi y el genocidio perpetrado por los Jemeres Rojos en Camboya.

Una obra que trata de expresar con imágenes y música el lugar que ocupamos en el espacio, nuestro verdadero valor, que trata de contarnos de dónde venimos para elegir mejor hacia dónde iremos. Un trabajo de índole global en el que se interrelacionan todos los aspectos del ser humano y sus interacciones con el entorno. Totalmente recomendable.
ElSaurioManuel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de noviembre de 2012
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
No he podido evitar escribir respecto a este bellísimo documental. Una película que actúa como ventana al mundo y siento que debería ser vista por todo ser humano. Al menos que quede de resumen-diario para un futuro terrenal incierto.
Ha sido capaz de provocarme escalofríos, emociones que hacía tiempo que no sacaba a la luz, pensamientos, reflexiones… una mirada atenta a estas imágenes, impactantes tanto por su calidad como por su valor natural y antropológico, me ha planteado muchas cuestiones y debates, pero al mismo tiempo siento que no ha querido responder, al menos de una manera tradicional, objetiva, histórica. Es una obra abierta, libre de guías, real. Uno mismo es quien hace las transiciones de un lugar a otro, pues el mensaje que quiere transmitir quizá sea ese, que todos estamos conectados, nada se encuentra dividido.
A lo largo de la hora y media me he hallado perdida en el espacio y tiempo: en qué lugar está tal monumento, tal paisaje, tales gentes; qué adoran, el por qué de este rito; en qué época se encuentran en este lugar respecto a mi… pero me he dejado llevar por las imágenes acompañadas de músicas meditativas, y esta fusión me ha transportado a través de una vía de relajación contemplativa.
Ahora en serio ¿pertenecemos ha este planeta?
Matsys
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 4 5 6 7 8 9 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2015 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados