arrow

El discurso del Rey

7,4
84.134
votos
Sinopsis
El duque de York se convirtió en rey de Inglaterra con el nombre de Jorge VI (1936-1952), tras la abdicación de su hermano mayor, Eduardo VIII. Su tartamudez, que constituía un gran inconveniente para el ejercicio de sus funciones, lo llevó a buscar la ayuda de Lionel Logue, un experto logopeda que intentó, empleando una serie de técnicas poco ortodoxas, eliminar este defecto en el habla del monarca. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
<< 1 50 54 55 56 66 >>
30 de enero de 2014
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Aunque fue bautizado como Albert Frederick Arthur George, su familiares lo llamaron siempre Bertie. Era el segundo hijo del rey Jorge V y por lo tanto era a su hermano Edward a quien le correspondía heredar el trono… pero, como lo que es para uno nadie se lo quita, no había transcurrido un año y el buen Edward se enamoró de una mujer norteamericana, Wallis Simpson -dos veces divorciada- y prefirió renunciar al trono antes que dejarla. Por derecho, le correspondía a Albert sentarse en la silla del rey, pero para su desgracia, sufría de una disfemia aguda que, tras largos años de experimentar con diferentes tratamientos, no conseguía superar.

Lo que nos relatará este sensible filme de Tom Hooper, “EL DISCURSO DEL REY”, es la singular relación que, el aspirante al trono de Inglaterra, habrá de tener con un plebeyo dedicado al tratamiento de disfluencias en el habla, quien sin títulos, ni renombre, ni “clase”, conseguirá conquistarlo con su entereza, su equilibrado carácter y su dedicada eficiencia.

El filme resulta muy humano y logra que sintamos la mayor consideración, e incluso aprecio, por ese hombre que lucha denodadamente contra sus propias limitaciones, porque nada debe ser más cruel que saber que se puede alcanzar un gran poder, pero sentir pánico porque bien se comprende que, ese mismo poder, te puede traer los peores momentos de tu vida.

Colin Firth nos ofrece una soberbia caracterización de ese futuro rey que pasa por cruciales momentos y que se ve abocado a asumir compromisos tan obligantes como aquel de leer, por la radio, un mensaje de su padre que se encuentra enfermo. Pero, en adelante, para un hombre como éste, un gran amigo será un gran apoyo, y con la disposición a superar los tropiezos y choques que se avienen en el camino, pronto quizás, encuentre las fuerzas que le permitan salir avante.

Como el tratante, Lionel Lowe, Geofrey Rush le hace a Firth una perfecta segunda y el filme se convierte para ellos en un tour de force magnífico, que redundó luego en el premio Oscar para Firth y en la reafirmación de Rush como uno de los más notables actores de los últimos años.
De alto abolengo por sus antepasados Asquith, también Helena Bonham Carter tiene aquí otra grata aparición como Elizabeth, la amorosa y comprensiva esposa de ese hombre que lucha para poder ser un día digno de su pueblo.

Y al margen ya de este brillante filme, me considero entre aquellos que agradecemos a Jorge VI (así se llamará Bertie cuando llegue al trono) que durante su reinado (1936-1952) haya dado ocasión para el comienzo del desmembramiento de unos cuantos países subyugados por Inglaterra (Irlanda del Sur, La India y Pakistán…), y por supuesto, también le agradecemos que contribuyó al fracaso del nazismo durante la Segunda Guerra Mundial.
Luis Guillermo Cardona
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de agosto de 2014
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Toda la fuerza de esta película está concentrada en las magníficas interpretaciones de Colin Firth y Geoffrey Rush.
Esta historia de amistad y superación entre el duque de York y su logopeda está muy bien llevada a cabo por los actores que le dan vida. Es fácil conectar con ellos, pues está llena de momentos emotivos, a pesar de que en el fondo tiene un argumento realmente simple.
Firth representa muy bien lo que es el miedo escénico. Para él es un tremendísimo problema tener que hablar en público, algo que transmite a la perfección. Aunque desde fuera pueda parecer que no es para tanto, para él es un mundo. El logopeda trata de ayudarle con esto, y terminan entablando una gran amistad en la que no importan las clases sociales.
Los actores secundarios están también de lujo, destacando Bonham Carter, que casi siempre está haciendo cine británico de pura cepa como aquí.
Y ¿qué más se puede decir? Pues que es el típico drama capaz de llamar la atención de la crítica y del público. Pero eso no quita que sea una película realmente sencilla en su planteamiento, pero muy efectiva en su resultado, porque las actuaciones y los diálogos son tan increíblemente buenos que no importa nada de todo lo demás. Y eso, en mi opinión, es saber hacer buen cine.
i42poloj
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
20 de febrero de 2015
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
El Discurso del Rey es un drama biográfico dirigido por Tom Hooper, director de The Damned United y de Los Miserables.

Jorge VI (Colin Firth) es tartamudo desde pequeño, y por mucho que ha visitado expertos a lo largo de su vida, ninguno ha conseguido solucionar su problema.
Por una recomendación, su mujer (Helena Bonham Carter) acude a Lionel Logue (Geoffrey Rush), un logopeda australiano con unos métodos extraños, pero eficaces. Este entablará una estrecha amistad con el futuro rey del Reino Unido, y lo ayudará con sus discursos.

La película estuvo nominada a cuarenta premios diferentes, de los cuales ganó diecinueve. Entre ellos cuatro Oscar y siete Globos de Oro.
Todos los galardones son merecidos. El reparto es sencillamente perfecto, con un tierno Rush y un muy acertado y talentoso Firth a la cabeza.

Esta historia, ambientada a principios de los años 30, se centra en la entrañable relación que se crea entre los dos protagonistas, basada en hechos reales. A pesar de ser de carácter histórico, se enfatiza mucho en lo personal, con lo que consigue llegar más al espectador.

La preciosa música de Alexandre Desplat acompaña de maravilla a los actores y a los escenarios; a las imágenes tan bonitas y cuidadosamente seleccionadas por el director.



http://ellagodeloscines.blogspot.com.es/2015/02/el-discurso-del-rey-2010.html
Pilar Álvarez
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de enero de 2011
8 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
¿A alguien le interesa el tema de esta película? Por lo demás, la película me parece formalmente perfecta, divertida a ratos y los actores, a excepción del hilarante Winston Churchill, son irreprochables. Pero después de verla uno se pregunta... ¿y qué?
TONI
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de febrero de 2011
4 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una película muy sobrevalorada cualquier actor sabría interpretar mejor a un rey tartamudo, no es la mejor película del año aunque los cada vez mas demacrados oscar digan lo contrarío, una película que va de obra maestra y se queda en película sencilla, aunque a todos nos haya engañado incluyendo a los nefastos críticos de Hollywood, como digo un film muy sobrevalorado.
alphamatrix
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 50 54 55 56 66 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados