El discurso del rey

7,4
69.041
votos
Sinopsis
El duque de York se convirtió en rey de Inglaterra con el nombre de Jorge VI (1936-1952), tras la abdicación de su hermano mayor, Eduardo VIII. Su tartamudez, que constituía un gran inconveniente para el ejercicio de sus funciones, lo llevó a buscar la ayuda de Lionel Logue, un experto logopeda que consiguió, empleando una serie de técnicas poco ortodoxas, eliminar este defecto del rey. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
añadir crítica ver por títulos
user-icon cristinamuriel   Antequera (España)
Notable
20 de Septiembre de 2011
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Lo mejor: la actuación de Colin Firth.
Lo peor: demasiado larga.

Sin embargo, aunque sea larga no el falta ni el sobra ninguna escena, todas son imprescindibles. La interpretación de Colin fantástica. De hecho es el que ameniza un guión que de no ser interpretado por él no hubiera suscitado tanto interés.

Elena espectacular como siempre. De hecho, me ha sorprendido que se salga de los oscuros papeles de las películas de su marido para dejar a todos con al boca abierta y demostrar que es una excelente actriz.
cristinamuriel
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon luison   Madrid (España)
Buena
18 de Noviembre de 2011
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil.
La gran triunfadora de los Oscars de 2010 se apoya en una historia muy simple, de la que los grandísimos actores consiguen sacarle hasta el último jugo de ella. Porque la película refleja una historia que ocurrió en realidad, más aún, que tuvo gran repercusión y actualidad hasta nuestros días, y que poca gente conoce. Y es que el film muestra perfectamente el sufrimiento y la impotencia del tartamudo, que no le queda otra que callar aunque no quiera, y que acaba por resignarse al no poder ver cumplidos sus sueños. Además, la película deja una idea sencilla pero rotunda: el miedo no puede ponerte limitaciones. Todo se puede solucionar, y hablarlo con gente que está dispuesta a escucharte es la mejor forma de comenzar. Esa es la idea principal de la película, y queda perfectamente explicada y reflejada.

Es posible que a la película le falte el soporte siempre fundamental de la banda sonora, que sin ser del todo mala, no consigue alcanzar el listón de las circunstancias. Solamente cuando el rey está leyendo el discurso, la música se hace notar para influir en el espectador. Pero en el resto del film, la música aparece efímera y pobre.

Lo que está claro, es que a esta historia tan simple, la hace enorme la increíble interpretación de los actores. Porque es admirable la actuación de Colin Firth, que clava sin ninguna duda el papel del tartamudo, y expresa maravillosamente el sufrimiento y el estado de nerviosismo del paciente. La versión original es obligatoria. Tampoco se queda atrás un Geoffrey Rush que encarna al logopeda que no ha podido cumplir su sueño, pero que, en cambio, no se ha resignado a recordar su pasado fracaso, sino que ha continuado para hacer otra cosa que le gusta: la enseñanza a la mejora de la dicción. Eso, junto a unos personajes secundarios más que correctos, y un humor audaz y efectivo (especialmente el de Geoffrey Rush), levantan la película y la hacen más grande, demostrando así que de una historia súper simple, se puede llegar a una más que notoria producción.
(El resto de la crítica puede contar partes de la película) Ver todo
luison
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon juanantlopez   Murcia (España)
Muy buena
2 de Enero de 2012
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Una de las cosas que más valoro en una película (por extensión, en cualquier manifestación artística) es su capacidad para descubrirnos nuevas historias o incluso parcelas de la Historia que son muy poco conocidas. En ese sentido, mi más sincero bravo para El discurso del rey. Porque, fuera de las fronteras inglesas, ¿quién conocía la historia del tartamudeo del duque de York?
Tal vez haya suscitado un entusiasmo desmedido, pero nadie puede negar que darle vida a esta historia es bastante difícil. El tema puede no parecer demasiado atractivo, al igual que los personajes. De ahí que el mérito por parte de Tom Hooper sea doble, al igual que el del reparto. No sé qué decir de Colin Firth que no se haya dicho ya; seguramente, que éste es el papel que ha venido mereciendo durante toda su carrera, y ahora que ha tenido la oportunidad, ha roto todos los moldes; está inmenso, brillante, dando vida a un personaje bastante gris, y aún así nos metemos en su piel desde el primer momento y sufrimos sus limitaciones.
Pero El discurso del rey encierra muchos otros aciertos. Es el retrato veraz y riguroso de un momento de crisis de la historia europea (la II Guerra Mundial) y cómo lo afrontaron los principales dirigentes, y por supuesto se nos detalla el papel de la monarquía inglesa. Y más concretamente, me gustó mucho El discurso del rey por la forma en que traza la psicología de un miembro de la monarquía, cómo asume sus responsabilidades y supera sus problemas en un momento en que el pueblo necesita más que nunca de una figura que les dé la confianza necesaria para afrontar las dificultades que se les vienen encima.
Son muchos los alicientes de El discurso del rey. Es una cinta rodada con elegancia, solvencia y mucho sentido de la narración. Es una película que nos seduce con el poder de la palabra más que con el de la imagen. Y eso no es nada, nada fácil. Y luego está Colin Firth, brindándonos una de las mejores interpretaciones de lo que llevamos de siglo XXI. En resumen: magnífica.
juanantlopez
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon paquipusa   Kabul (Afganistán)
Notable
7 de Enero de 2012
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Ser la película triunfadora en la última gala de los Oscars comporta crear unas expectativas enormes a cualquiera que se acerque a su visionado, y más cuando entre sus competidoras (y derrotadas) estaba la fantástica “La red social”. Y esas expectativas se cumplen hasta tal punto que no me atrevo a poner en duda el merecimiento de tales premios, aunque, personalmente, estaría más de acuerdo si se hubieran premiado más a los intérpretes que a la película o al director.
La trama nos describe la superación del duque de York (Colin Firth) para poder cumplir, a pesar de su tartamudeo, con las obligaciones y deberes que, al morir el rey, no acepta su hermano mayor, heredero directo a la corona. Esto implica acudir a varias terapias hasta encontrar a Lionel Logue (Geoffrey Rush), el cual le ayudará.
La historia se representa de una forma ágil y está rodada muy eficientemente (aunque poco vistosa), pero lo que hace que la película sea algo memorable son los magníficos diálogos del guión y las apabullantes interpretaciones de sus 3 protagonistas. Bordar el papel es poco para lo que consiguen Colin Firth, Helena Bonham Carter y Geoffrey Rush. Hay tanta sutileza, tanta compenetración y tanta presencia escénica que hasta parece que les sobren los escenarios (Interiores la gran mayoría). Al parecer Tom Hopper se da cuenta de ello y centra la cámara en los bustos de sus actores para que podamos disfrutar mejor de todos los matices. Todo esto y no la previsible histora, y menos el complaciente final, logra dejarnos con la sensación de haber visto un film realmente brillante.
paquipusa
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
user-icon Bradazan   Cordoba (Argentina)
Interesante
28 de Febrero de 2012
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil.
Vi con pocas expectativas esta película un año después de su coronación en los Oscars. No muy alejado de lo que pensé ver, es un film hecho para narrar una historia mediocremente masificada a las personas. Aunque no tanto habla sobre una historia, o un hecho, si no mas la personalidad, acción/reacción y demás sobre un Duque poco humano. Justamente en eso fue lo que no me esperaba, pensé que la razón por la cual esta película estaba nominada, fue solo por el hecho de quien se tratase, y sobre que se tratase. Pero no, el verdadero encanto de este film es si no en realidad, la relación doctor-paciente que presenta.

Me gusto, es bastante entretenida y el carismático personaje de Lionel Logue la hace encantadora. Pero sin alejarnos de la realidad, no es mas que un film hecho para entretener a una masa y ganar premios.
Bradazan
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
NO
  (información)
 
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados