arrow

Las ventajas de ser un marginado

7,2
24.424
votos
Sinopsis
Charlie (Logan Lerman), un joven tímido y marginado, escribe una serie de cartas a una persona sin identificar en las que aborda asuntos como la amistad, los conflictos familiares, las primeras citas, el sexo o las drogas. El protagonista tendrá que afrontar dificultades, al tiempo que lucha por encontrar un grupo de personas con las que pueda encajar y sentirse a gusto. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 5 6 7 10 20 30 35 >>
22 de diciembre de 2012
13 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
En un mundo en el que lo más alternativo (en teoría) a la hora de abordar las historias sobre adolescentes en ambiente de instituto es "Glee" (Ryan Murphy, 2009-¿?) que llegue una película como "The Perks of Beign a Wallflower" es casi un milagro, por la lucidez que desprende su retrato de personajes en los límites, pero mostrándolos no sólo como unos frikis (ahí entraría la fantástica "Superbad" de Greg Mottola) o unos inadaptados felices de serlo (véase las más libérrimas "Easy A", "Detention" o "Mean Girls"), sino como seres humanos con sus dramas internos y problemas a los que hacer frente. Stephen Chbosky, que adapta al cine su propia novela, se apoya en tres buenas interpretaciones por parte del reparto principal (Logan Lerman, Emma Watson, Ezra Miller) para conseguir una textura de híperrealismo que no ahoga en absoluto el tono lúdico del film, que no busca dar grandes lecciones morales: va de frente, siendo como quiere ser, y le sale bien la jugada.

Así, se sigue la historia de un chaval (Lerman) que acaba de llegar al instituto y que se convertirá en el foco de las burlas de algunos de sus compañeros. Lejos de sufrir por ello en plan drama queen consigue salir adelante gracias a la ayuda de dos hermanos (Watson y Miller) que viven junto a un grupo de chavales en esa situación de marginados o invisibles, que alternan las clases con pequeñas fiestas cuando no representan de forma underground una especie de versión musical de "The Rocky Horror Picture Show". Efectivamente, son "alternativos" pero no al modo de Glee, donde los clichés se usan como un todo, prescindiendo de matizarlos, y es aquí donde el filme le gana la jugada: más maduro de lo previsto, pese a tratar un tema que generalmente está dado a la mueca más exagerada, a la comedia bufa, pero rara vez a darle densidad a los personajes, motivaciones y razones para actuar como lo hacen.

Dejando de lado las notables interpretaciones principales, y pese a cierta solución narrativa que se da bien avanzada la historia (todo lo que viene a ser el pasado traumático del protagonista y en lo que desemboca) se trata de una obra lúcida, mucho más cercana (coged esto con pinzas) a la nouvelle vague (francesa, claro) o a las películas influidas por ésta como "Soñadores" (Bernardo Bertolucci, 2003) pero sin la coartada: aquí no se pretende crear una obra total. Es un trabajo equilibrado, que puede entretener sin prescindir de ahondar en esas relaciones que se crean entre sus personajes. En cierto modo, recuerda además a otro film británico sobre tres adolescentes perdidos en su propio mundo, invisibles... "Never Let Me Go". Muy recomendable.
Caith_Sith
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de diciembre de 2012
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tres cosas para empezar. Primero: Quiero aclarar que me leí en su momento el libro en inglés y que lo recomiendo a todo el mundo. Segundo: Viendo el trailer en español no tengo ninguna fe en esta película doblada. Tercero: Lo admito, me ha encantado.
Decir que al ser el propio autor de la novela el director y guionista de la película me esperaba una muy buena adaptación (que lo es) y una película muy modesta en cuanto a dirección (que también).
La película empieza muy fiel al libro. No tenía muy claro el tema de que casi todo fuera narrado mediante una voz en off (en Crepúsculo al menos es desesperante) pero en este caso el conjunto de las imágenes con lo que se cuenta lo hacen bastante agradable.
El trío protagonista lo hace bastante bien, destacando por encima de todos a Ezra Miller (causante de mi falta de fe en la versión doblada al español en un futuro próximo). Cada vez que entra en escena es de los pocos momentos en los que no estás pensando la pena que te provoca Charlie y lo extremadamente bella que es Emma Watson (que hace del personaje de Sam, ya de por si agradable en el libro, algo INCREÍBLE). Además la cantidad de temas míticos que se escuchan en la película ya son más puntos a su favor.
Aunque también si he de decir algo malo de ella es que no se explota lo suficiente a los secundarios.
En definitiva, una película muy agradable con un trío protagonista más talentoso que el de Harry Potter (y eso que soy fan tanto de los libros como de algunas de las pelis) y que gustará y entretendrá a muchos. La recomiendo
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
JCandelaBHallow
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
12 de febrero de 2013
26 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
El súmmum wannabe. Para lectores de Jenesaispop.

El cine, más que nunca, es una mercancía, un producto que sacia las necesidades de los carroñeros más despiadados, y es que lo que está claro es que el indie más prostituido y perverso está de moda. Este ¿nu-indie? ha rechazado todo aquello con lo que comulgaba. Ha olvidado el contenido y perpetua de una manera degradante las formas superficiales más triviales del concepto, ¡y en tan solo unos años! Las últimas décadas han sido las décadas de la preposición neo -ideológicamente hablando-, y era de esperar que poco a poco fuera permeabilizando las capas más susceptibles, la base principal, consumidora de ingentes cantidades de mierda.

En Las ventajas de ser un marginado hay algo que huele mal. La tríada de amigos a lo Godard resulta nefasta, y es que cuando falta contenido de nada sirve subirse a la parte trasera de una ranchera evocando a la Winslet mientras suena un desconocidísimo Bowie -nótese el sarcasmo-. Y es que recordemos que está ambientada en 1990 y con lo sabiondos que son todos, que hasta conocen al grandísimo Nick Drake, resulta raro que no reconozcan el Heroes del 77 de Bowie. Cuando el mercado habla, la cultura se adapta, se trafica con los intereses y acaban imponiéndose a golpe de fuerza.

La película parece una recopilación hecha a medida de elementos empatizadores: marginados sociales -extremádamente guapos, aunque Emma Watson todavía huele a caldero mágico-; ambientación no lo suficientemente lejana como para que resulte atractiva para los jóvenes -recordemos que los 90s ya son vintage-; inclusión de historias homosexuales y heterosexuales; el marginado que termina siendo el héroe; una fotografía cuidada, y; constante música -ya sea la banda sonora en sí (ahora mismo recuerdo a Sonic Youth, New Order, David Bowie, Dexys Midnight Runners y The Smiths) o la burda representación de The Rocky Horror Picture Show que realizan (que si alguien me explica cuál es el aporte argumental a la historia le estaré muy agradecido)-.

El director, Stephen Chbosky, alimenta con su película a un sector muy vulnerable de la población: aquellos orgullosos del no-conocimiento que venderían su alma al diablo por encontrar el manual del buen cinéfilo o melómano, un conocimiento que queda relegado a las capas más superficiales de ambos y no utilizado como herramienta de crecimiento personal, sino como utensilio escaparate; ese estrato social cuya ideología ha sido víctima de la manipulación y el reclutamiento neoliberal como ya venía vaticinando Gramsci con su concepto sobre la hegemonía -ideológica-; ese sector de la población cuya cultura musical y fílmica no supera el consumo porque sí, consumir por consumir, consumir lo que les han dicho que consuman.

En el cine solo hay dos categorías: el bueno y el malo, y esta película peca de pretenciosa y mafiosa.

Te gustará si tu cultura musical se basa en el indie más recalentado y artificial (no me refiero a la BSO de la película, sino al tipo de espectador que no sabrá ni quienes son los dichosos Smiths), si sólo ves las películas de Antena 3 de los domingos, si te chiflan las películas hiperrealistas en las que el protagonista -a pesar de ser un marginado- está más bueno que el pan, o si tu capacidad de reflexión personal ha quedado supeditada a las grandes mafias cinematográficas.


Y es que lo dicen hasta ellos mismos: son infinitos... [censurado].

http://musicaprostituida.tumblr.com/
PerroLobo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
26 de diciembre de 2012
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es en sí misma, una película adorable. Stephen Chbosky construye una historia que inmediatamente conecta con el espectador logrando que éste forme parte de él. Las ventajas de ser un marginado es un film contado con amor, poesía, realismo, algo de fantasía y mucho sentimiento, relata las pericias de un joven cualquiera en un año trascendental de su vida e invita a seguirlo de cerca en sus aventuras.

Un relato magnifico sobre la amistad, sobre la adolescencia, sobre la familia, sobre cómo superar traumas del pasado, sobre cómo afrontar la soledad. Ezra Miller y Emma Watson encarnan a dos hermanastros que tratan de vivir su vida con la mayor de las libertades, y así y pese a todo se sienten de una u otra manera esclavos de su día a día; ambos realizan estupendas interpretaciones, pero es Logan Lerman el que nos entrega una apullante interpretación del "marginado" común que llega a narrarnos su historia. Lerman desarrolla su personaje con pericia y elegancia, de una forma sorprendente.

Punto aparte la banda sonora, y el gran guión que hacen más llevadera la cinta.

No se la pueden perder, es diferente a cualquier drama-comedia juvenil y merece el reconocimiento que está cosechando.
Danny
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de octubre de 2014
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Es evidente, según vemos en un montón de programas y series de USA, desde "Los Simpson" a "La chica invisible" o "Glee", pasando por "Bienvenidos a la casa de muñecas", que el acoso escolar en ese país no está perseguido, es más, yo diría que no sólo no está perseguido, sino que parece que el pringado de turno es el culpable de ser acosado.

Teniendo en cuenta que USA es la metrópoli sociocultural de la sociedad actual, no es extraño que el fenómeno del bullying se esté extendiendo en Europa como algo universal o normal, y no es que en Europa no lo hubiera, pero era algo excepcional y que no gozaba del beneplácito universal de esa manada que forman los adolescentes de una clase.

Charlie -Logan Nerman-, un chico sensible e inteligente que aspira a ser escritor en lugar de jugador de fútbol americano o baloncesto -primera lacra- se enfrenta cada día a un entorno que normaliza la violencia (física, verbal, emocional), el rechazo a lo diferente y que tiende a culpabilizar al diferente por el hecho de serlo. Todo el mundo debe aceptar las normas de la manada de forma incondicional.

Y sin embargo Charlie tiene la infinita suerte de encontrar a ese amigo que logra estimularte y sacar lo mejor de tí mismo, Patrick (Ezra Miller), que le aceptará tal como es y le introducirá en su círculo de amistades en el que Charlie tendrá la oportunidad encontrarse a sí mismo.

Precioso film sobre una época tan dura como la adolescencia y sobre un fenómeno tan incómodo y hostil como el acoso escolar que consigue subirte el ánimo y dejarte un buen sabor de boca, lo que no era nada fácil a priori.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
lisufelligus
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 6 7 10 20 30 35 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2015 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados