arrow

La ladrona de libros

6,6
10.198
votos
Sinopsis
Narra la historia de una animosa y valerosa jovencita llamada Liesel, que transforma las vidas de todas las personas de su entorno cuando la envían a vivir con una familia de acogida en la Alemania de la II Guerra Mundial. Para Liesel, el poder de las palabras y de la imaginación se convierte en una forma de escapar de los tumultuosos eventos que la rodean, tanto a ella como a toda la gente que conoce y quiere. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
<< 1 2 3 4 5 6 10 15 >>
user-icon DavidTC   Valencia (España)
Muy buena
12 de Enero de 2014
13 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Siempre que un filme trata hechos históricos tan fuertes y angustiosos como el régimen nazi en Alemania y a nivel internacional, la II Guerra Mundial, la figura del Führer Adolf Hitler y, en concreto, aquellos años 30 y 40, en los que transcurre precisamente esta cinta, es cuestión de tomárselo con tacto, calma y reflexión, ya que suele impactar bastante y tiende a desprender o despertar profundos sentimientos en los espectadores. Aparte de ello, claro está que también aprendes y observas hechos, o incluso "versiones", que antes no sabías.

"La ladrona de libros" propone una visión desde el punto de vista de los niños o infantes de aquella época, y evidentemente la parte sentimental y "curiosa" se ve aumentada exponencialmente, ¿por qué? pues por la inocencia, la pureza, la virginidad, de estos. Ellos, o mejor dicho ella, Liesel, la protagonista, son más de la mitad de la gracia de esta historia, son, en parte, el motor. Jovencitas como Liesel tienen curiosidades, incertidumbres, que se ven lapidadas debido al régimen que hubo en Alemania, pero como chica menor inteligente que es, a través de los libros, las relaciones sociales en la calle, en casa, con los judíos, etc. acaba comprendiendo que el contexto, las fuerzas y poderes bajo las que le ha tocado vivir son un infierno. Ella, con alguno de los amigos que hace en el pueblo de Münich en el que es adoptada, protagoniza algunas escenas con mucho desparpajo (dicho para bien), fuerza libertadora, pura verdad y sentimiento, además de escenas más normales y cotidianas en su nueva casa con sus nuevos padres, en la calle jugando con Rudy, leyendo y aprendiendo a leer, entre otras, que ayudan a empatizar, y mucho. Parte de la culpa de que nos encariñemos con unos u odiemos a otros son las sublimes, sobresalientes, actuaciones: Sophie Nélisse, en esta, una de sus primeras películas, lo hace perfecto; Geoffrey Rush, de pirata a una extraordinaria actuación como padre; Emily Watson, a la par que Geoffrey Rush, genial; y no nos extendemos más, aunque, si fuera posible, ya podrían nominarlos o premiarlos a todos por las interpretaciones. Magníficas, de verdad; también acompaña mucho el buen doblaje. La banda sonora, a cargo del gran John Williams (bso de "Tiburón", "Star Wars" y muchas otras conocidas), es igualmente notable -no será la mejor de las que ha parido, pero es muy buena-.
La historia, que narra desde los años 30 cuando Liesel llega al pueblo hasta aproximadamente el 45 con el fin de la Segunda Guerra Mundial, es bonita, interesante, inteligente, y aporta bastantes hechos y datos sobre el contexto y la vida -sobre todo pueblerina- de la época. El vestuario, la atmósfera creada, el diseño, la ambientación: estupendos.
El ritmo del filme es lento, o sea, correcto teniendo en cuenta que es un drama "familiar". Personalmente, una vez finaliza, sí veo justificadas las dos horas que dura.

Pues, tenemos entre manos un drama que se contextualiza en los años 30 y 40, con la Segunda Guerra Mundial, años que fueron bastante caóticos para la humanidad, pero que en "La ladrona de libros" se les sabe sacar alguna sonrisa ante tanta "guerra" y penuria, algunas lágrimas también, y que narra una poderosa trama familiar, de amor, amistad, desde una parte más inocente, más infantil, protagonizada por una humana, preciosa y sencilla niña llamada Liesel (Sophie Nélisse).

En fin, opino que la película como tal es notable -de 7 u 8-, pero personalmente me ha encantado, es un diamante en bruto. Sobresaliente.
DavidTC
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Deividsan   CORDOBA (España)
Interesante
12 de Enero de 2014
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
“La ladrona de libros” es una película que mientras la estás viendo reconoces y notas que está basada en un libro porque aunque su hilo argumental sea el de una niña que es adoptada por una familia en la Alemania nazi en plena guerra y que oculta a un joven judío en su sótano (una historia que ya se ha visto muchas veces) profundiza en muchas más cosas y nos muestra la gran curiosidad de la niña por la lectura y los libros, la amistad, la guerra ,etc… con una voz en off un tanto enigmática.

Una de las cosas que más llama la atención es su lograda ambientación y el trabajo interpretativo de la chica protagonista que sabe llevar casi todo el peso de la película en diferentes momentos tanto dramáticos como cómicos de forma notable.

Evidentemente al abarcar tantos aspectos de la historia la duración llega a las algo más de 2 horas pero que viendo en su conjunto no se antojan excesivamente largas para todo lo que nos cuenta dejándonos un buen sabor de boca con un buen final.
Deividsan
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon david   Asturias - Madrid (España)
Regular
6 de Febrero de 2014
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
“Todos los años hay dos o tres películas sobre judíos en un sótano”, pudimos escuchar el otro día en una conversación sobre La ladrona de libros. Ese es uno de los problemas a los que se enfrenta esta película. La reiteración en las propuestas cinematográficas sobre El Holocausto deriva en un cierto cansancio entre los espectadores. Y no hay que confundir conceptos. A estas alturas, casi todo el mundo, confiamos, está concienciado sobre el drama que vivieron los judíos durante la II Guerra Mundial. Otra cosa es que una parte del público se harte de películas que abusan de las mismas estrategias para sensibilizarlo.

Por otro lado, La ladrona de libros está basada en el exitoso libro de Markus Zusak del año 2005. Y aunque no lo hemos leído, nos tememos que la adaptación de Brian Percival (Downton Abbey) y Michael Petroni (Las crónicas de Narnia) no consigue su propósito. Para empezar, el asunto del narrador no queda suficientemente justificado durante todo el metraje. No sabemos cómo será en el libro, pero en la película resulta un recurso impostado y apenas coherente.

La ladrona de libros no es una mala película. Es una película más. Tal vez dentro de unos años sea pasada a las 4 de la tarde en algún canal y se convierta en un buen pasatiempo bajo la manta. Pero, a nuestro juicio no es más que eso. La presencia de Geoffrey Rush y Emily Watson salvan a la cinta de caer en lo anodino.

(...)

Las escenas familiares y los pequeños toques de humor en la relación del matrimonio Hubermann son los momentos más agradables de La ladrona de libros. ¿Y Liesel? Parece que la adaptación de la pareja Percival/Petroni ha querido abarcar demasiado y al final no acabamos de empatizar ni emocionarnos demasiado con la protagonista, a pesar de las estrategias de trazo grueso utilizadas. Su relación con la mujer del alcalde y el asunto del robo de libros no quedan muy bien perfilados. Y el personaje de Max tampoco es un derroche de originalidad.

No obstante, un diálogo que mantienen Liesel y Max es el instante más brillante de la película, que suponemos, estará tomado del libro. Lo reproducimos, en el spoiler.

Tal vez La ladrona de libros pueda ser disfrutada por un público adolescente no muy habituado a esta temática. Pero en nuestra opinión se trata de un proyecto muy irregular que se cierra, además, de forma un tanto irritante y tópica (también en spoiler).

Lo Mejor: Siempre eficaces, Geoffrey Rush y Emily Watson. La conversación aludida entre Max y Liesel.

Lo Peor: Tópica. Muy irregular en su desarrollo. El germanenglish del guión (O uno, u otro, amigos). Es como si Cristo en La pasión de Mel Gibson entona un sonoro "My God, My God, why have you forsaken me" en perfecto inglés estando en la cruz.
El pesado de John Williams, como es habitual en él, remarcando emociones, por si las moscas. La manzanita que se cuela sobre la bocina.

[crítica publicada en alucine.es]
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
david
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon rirocbel   Barcelona (España)
Buena
18 de Enero de 2014
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
“La ladrona de libros” es de esas películas que no puede decepcionar a nadie, que emocionará a algunos pero que tampoco sorprenderá a ninguno como para salir del cine boquiabierto y diciendo “menudo peliculón” porque su mejor virtud es a la vez su mayor defecto. Es una película rodada de manera pulcra, con un guión complaciente que el director maneja con habilidad pero que nunca da un paso más allá para no correr el riesgo de caer en el abismo, ni tan solo en su tramo final donde hubiese podido echar más carne en el asador y donde se limita a rodar lo escrito de manera aséptica y que no moleste demasiado. Una película hecha para gustar, que gusta, pero ahí acaba la historia. Todo está milimétricamente calculado y todo funciona milimétricamente bien. “La ladrona de libros” es una buena película pero está a años luz de ser una magnífica película. Se le ven las costuras, se le ven todas y cada una de las trampas que tiene para emocionar. ¿Eso es malo? Para nada porque consigue lo que persigue y hay que reconocerle un mimo extremo en el tratamiento de la imagen, pero el mensaje es complaciente y evita complicarse la vida. Eso si, es entretenida, es hermosa e incluso en más de un pasaje es una película inteligente.

Lo mejor: La prodigiosa banda sonora de John Williams. Las interpretaciones de Geoffrey Rush y Emily Watson.

Lo peor: No toma el menor riesgo.
rirocbel
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Luis Guillermo Cardona   Medellín (Colombia)
Notable
7 de Marzo de 2014
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una sombra lenta pero terrible se cierne sobre Alemania. Transcurre el año 1938 y el nazismo ya está en el poder con sus aires de prepotencia y sus locuras de exterminio. Para la gente del pueblo, la vida comunitaria, el trabajo diario para ganar el pan, y la atención esmerada a los miembros de su familia, es todo lo que les interesa. Hablarles de guerra, de lucha contra otras naciones y de ideales nazis, es algo a lo que se someten, por miedo la mayoría y muy pocos por convicción.

En el hogar de Hans Hubermann, el pintor de brocha gorda y acordeonista, y su esposa Rosa, la planchadora, muy pronto van a ser cuatro. Liesel Meminger, una chica de 12 años les será entregada en adopción cuando su madre, al separarse de su padre, cree que no podrá ver por ella, y Max Vandenburg, el hijo de un viejo y gran amigo judío, buscará refugio con ellos cuando siente que peligra su vida. Para los Hubermann, estos dos chicos son un regalo del cielo y Hans está dispuesto a complacer el ímpetu de conocimiento que tiene la chica, y a proteger con su vida al hijo de su leal amigo. Rosa, en cambio, servirá a sus vecinos planchándoles la ropa para conseguir el dinero que les permita la manutención.

Es una relación donde el respeto, la solidaridad, la entrega incondicional y la lealtad, tiene bases muy sólidas, quedando bien en claro que, es esto y no otra cosa, lo que interesa a los Hubermann para hallar la felicidad. Pero ellos, ni nadie, pueden sustraerse al entorno y a la política del Estado… y pronto, los portadores de la svástica comenzarán a traer miedo, inseguridad e inestabilidad a la calle Himmel.

“LA LADRONA DE LIBROS” es un título que alude al alto aprecio que comienza a tener, para Liesel, cada libro que encuentra en su camino, pues quiere engullir, entender y memorizar cada palabra que en ellos encuentra, hasta convertirse pronto en una chica brillante que defiende el arte y la vida por encima de todas las cosas.

La película es curiosamente narrada por La muerte, la cual discurre con ironía a medida que los hechos avanzan y nos va contando cual es y ha sido su papel entre esta loca humanidad que tiene tanto de encanto como de horribles desafueros. La ambientación resulta muy atractiva en esos tonos cálidos y colores intensos, que transmiten la idea de un cuento de hadas. La banda sonora y las viejas canciones que interpreta Hans en su heredado acordeón, aumentan la placidez de los momentos felices… y el filme transcurre en forma muy satisfactoria, mirando con sutileza el discurrir de la historia, y centrada mucho más en los sentimientos que dan a la vida su verdadero significado.

Los personajes han sido puestos en muy buenas manos, con un Geoffrey Rush dando vida a un papá de los que poco abundan, prodigándose sin reparo alguno entre su familia y con sus amigos. Emily Watson jugando a ser dura, pero con un compromiso por los suyos que quizás todos bendigan. Y Sophie Nélisse (la pequeña que debutara en “Profesor Lazhar”), en un rol desbordante de calidez y de entusiasmo por el conocimiento, que ojalá sirva de ejemplo a los tantísimos jóvenes que hoy ven la vida como si, en ella, todo valiera nada.

Esta es la suerte de filme que debería verse en las escuelas que hoy padecemos.
Luis Guillermo Cardona
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
<< 1 2 3 4 5 6 10 15 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados