arrow

La ladrona de libros

6,6
20.155
votos
Sinopsis
Narra la historia de una animosa y valerosa jovencita llamada Liesel, que transforma las vidas de todas las personas de su entorno cuando la envían a vivir con una familia de acogida en la Alemania de la II Guerra Mundial. Para Liesel, el poder de las palabras y de la imaginación se convierte en una forma de escapar de los tumultuosos eventos que la rodean, tanto a ella como a toda la gente que conoce y quiere. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 5 6 10 20 22 >>
10 de enero de 2014
15 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
Durante buena parte de la proyección de “La ladrona de libros” me venía a la mente la adaptación cinematográfica de otra novela de éxito: “El niño con el pijama a rayas”. En ambos casos, se pretende dar protagonismo a la bondad en un contexto de barbarie, en principio, incompatible con aquella. Su director, Brian Percival, proviene del mundo de la televisión. De hecho, ha ganado un Emmy como realizador de la serie “Downton Abbey”, donde demostró un notable dominio en la recreación de épocas pretéritas. Por ello, no sorprende que el principal mérito de su largometraje sea la esmerada labor técnica y artística, que hará las delicias de esos espectadores que disfrutan con los viajes al pasado y con las ambientaciones estéticas de decorados y vestuarios asociados a estos. Desde ese punto de vista, el film resulta impecable. Será asimismo una buena elección para quienes gusten de esas historias de superación en las que las penurias de sus honrados y sencillos protagonistas devuelven la esperanza en el género humano.
Sin embargo, el relato es demasiado convencional, en el sentido de previsible y poco sorpresivo. Responde a un guión poco arriesgado que, al ofrecer al público lo que sabe con antelación que funcionara, juega sobre seguro. Por esa razón, a los amantes de las apuestas atrevidas, de los personajes complejos y de los análisis audaces les resultará probablemente una cinta facilona, no porque su montaje sea sencillo sino porque su contenido es bastante simple.
Durante la Segunda Guerra Mundial, una niña es adoptada por una familia de Münich y, una vez que aprende a leer, decide robar los libros prohibidos por los nazis para poder leerlos. La situación se complica cuando decide acoger a un joven judío al que encuentra delante de su casa. Esta contraposición del bien y del mal está rodada con eficacia, aunque con cierta sobreexplotación del sentimentalismo. En todo caso, la moraleja que pretende transmitir es tan elevada que trasciende a la propia obra cinematográfica.
Se ha colocado al frente del elenco a la joven y desconocida Sophie Nélisse, que ya había intervenido con anterioridad en “Profesor Lazhar” y que aquí lleva a cabo una meritoria interpretación. Incluso la Asociación de Críticos de Phoenix la ha premiado por este papel, así como en los denominados “Satellite Awards”. Los personajes de sus padres adoptivos han recaído sobre los veteranos actores Geoffrey Rush (ganador de un Oscar por “Shine” y nominado en otras tres ocasiones) y Emily Watson (aspirante a la estatuilla de Hollywood). Rush es versátil y eficaz frente a la cámara y constituye una garantía y un lujo para cualquier reparto. Por su parte, Watson ha decaído ligeramente en una trayectoria marcada por excelentes actuaciones dramáticas como las de “Rompiendo las olas” o “The Boxer”, que la convirtieron en un referente de la década de los noventa. Desde entonces, aunque ha seguido mostrando su calidad profesional, no ha vuelto a disponer de un gran papel con el que lucir sus enormes dotes interpretativas.
Finalmente, reservo mi mención especial para John Williams, maestro de maestros y referente indiscutible de la historia del Séptimo Arte. A sus casi ochenta y dos años, este compositor de bandas sonoras, además de ostentar el récord de ochenta y cinco galardones de un total de ciento cuarenta y ocho nominaciones – entre ellos cinco Oscar de cuarenta y ocho candidaturas o cuatro Globos de Oro de veinticinco posibles-, atesora memorables aportaciones en forma de maravillosas melodías siempre ligadas a imágenes de la gran pantalla. En esta ocasión ha vuelto a acertar, regalándonos los oídos como sólo él sabe hacerlo. Ha sido, es y será –espero que por muchos años- el mejor.
www.cineenpantallagrande.blogspot.com
@gerardo_perez_s
gerardops
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
7 de septiembre de 2014
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Enésima película que trata el tema del Holocausto judío, con pocas novedades que aportar a estas alturas de la vida, y que no tiene nada que hacer ante joyas del calibre de "La lista de Schindler" o "La vida es bella". En esta ocasión, la acción nos lleva al año 1938, poco antes del inicio de la II Guerra Mundial. Liesel, la protagonista, una niña que no encaja al principio en esa nueva situación, consigue hallar una suerte de dicha al aprender a leer, al conocer la magia de las palabras que esconden los libros que "toma prestados" de casa del alcalde del pueblo.

La película, en sí misma, no es más que un refrito de otros elementos que ya hemos visto tropecientas veces en otras historias que tienen la temática de la Alemania nazi de fondo, con la única novedad de que ésta parece más enfocada en buscar dos cosas: la lágrima fácil del espectador y el Óscar a la mejor película, dos cosas que no consigue ni por asomo.

Liesel, pese a ser la protagonista, no despierta la menor empatía en el espectador. Es callada y sosa, con poca alma. Su relación con los libros, supuesto eje de la historia, no causa emoción ni comprensión. Por suerte, ahí está su amigo Max, el típico judío escondido que no puede faltar en una película de este tipo, para ayudarla a manejarse con las palabras que le producen curiosidad. Es una verdadera lástima que dicha curiosidad no se traspase también al espectador. Ciertamente, creo que a muy pocos nos han entrado ganas de coger un libro después de ver esta película.

La película, como no podía ser de otra manera, también está aderezada con los típicos personajes-que-no-pueden-faltar-en-un-drama-de-la-segunda-guerra-mundial: el amigo asombrosamente rubio que es el mejor amigo de la niña, el compañero de clase que ya se ve a la legua que va a ser un nazi recalcitrante, la madre sargento que después resulta que es buena, el padre calzonazos, el amigo judío, el alto cargo nazi que era amigo íntimo del padre hasta que se alistó en el ejército, la comprensiva esposa del alcalde... Los niveles de azúcar alcanzan su nivel máximo. Buf.

Por supuesto, las escenas "cumbre" de la película son las que contienen una alta carga emotiva que busca, claramente, la lagrimilla del espectador. Sin embargo, dichas escenas resultan absurdas, carentes de contenido, aburridas, vacías. Se nota tanto el edulcoramiento, la falsedad... que no provocan la menor emoción, ni siquiera a pesar de su gravedad (ver SPOILER). Los libros se convierten también en secundarios y se ven obligados a ceder su protagonismo a unos actores que dan vida a una historia lenta y poco interesante. Triste, porque podría haber dado para mucho.

Y, cómo no, no podía pasar por alto los gazapos de turno. Me parece estupendo que utilicen palabras en alemán para enfatizar según qué cosas (motes, expresiones habituales). Lo que me resulta más chirriante es que una niña, que hasta el otro día no sabía ni leer, de repente se aprenda cientos de palabras en inglés y lea en dicho idioma con una fluidez sorprendente. ¿Tan difícil era darle un libro escrito en alemán?

O Max, el chico judío, que le entrega a Liesel un ejemplar de "Mein Kampf" con una dedicatoria en hebreo, con el que la niña se pasea tranquilamente por su barrio sin ningún temor.

O el hecho de que pasen varios años y los niños no den señales de crecer. Como si les hubieran dado hormonas para retrasar el crecimiento.

O el típico numerito del agente nazi que entra en una casa para ver si hay judíos escondidos... y pase de largo. Por supuesto, no falta el clásico "¡Eh, un momento! (tensión) No deberías dejar tus cosas así tiradas, jajajaja!". En fin...

En mi opinión, no se merece la nota tan alta que se le ha dado. Es una película que, a pesar de sus pretensiones, no te cala, no te llega al alma y con la que no te sientes integrado en la historia. No se puede comparar con la emoción que nos hicieron pasar Spielberg o Benigni con sus obras maestras. Si queréis emocionaros de verdad con una historia sobre el Holocausto, entonces "La ladrona de libros" no es vuestra película.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Lalachan
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
3 de enero de 2014
19 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pretensiones:
Sinceramente el trailer no me terminó de gustar, es más ya la vi un poco ñoña y con pinta de edulcorarla un poco así que fui con expectativas bajas a verla con la mentalidad de que me iba a aburrir teniendo en cuenta que la cinta dura más de dos horas por lo cual no esperaba gran cosa y efectivamente la cinta no me ha sorprendido aunque tampoco he encontrado una mala película.
Puntos positivos:
La película cuenta con dos grandes actores como lo son Geoffrey Rush que empatizas con su personaje de padre blandito y cariñoso y con la dura y estricta madre Emily Watson que también brinda una buena actuación. La banda sonora de John Wiliams siempre es agradable de escuchar y en esta cinta no desmerece aunque no sea de sus mejores composiciones. La dirección de Brian Percival es correcta dentro de lo que cabe ya que en los momentos clave de la cinta lo rueda de una forma correcta aunque tampoco sobresale mucho. La historia en su base llama la atención como prácticamente todas las historias relacionadas con la segunda guerra mundial y el nazismo. Tiene momentos interesantes y crueles como la escena de la noche de los cristales rotos y alguna que otra escena donde se enfoca bien como eran los nazis. El ritmo no desentona del todo y entretiene la mayor parte del tiempo además de que el vestuario y la ambientación también están bien logrados. Destacar también el detalle de que la cinta esté narrado por la propia muerte lo que le da un toque irónico a la cinta.
Puntos negativos:
Cuando llegamos al término guión y personajes nos encontramos con sentimentalismo barato de telefilm con una protagonista Sophie Nélisse que no llega a entusiasmarme mucho su personaje no por su actuación porque es correcta pero no llega a transmitirme ni siquiera lástima. El niño rubito es bastante repelente y deja un momento en la parte final rídiculo que provocará risas cuando es lo último que busca. El judío interpretado por Ben Schnetzer se pasa prácticamente toda la película sufriendo y llorando y desaparece sin dejar rastro para luego volver a aparecer de una forma un tanto forzada buscando la lágrima y el final feliz. Le sobra metraje y hay momentos en que se hace monótona y repetitiva. Le falta crueldad y el final destroza una cinta que podría haber sido interesante si hubiera cortado en cierto momento donde podría haber dejado un final bastante bueno.
Resolución final:
Una cinta más del montón con pretensiones para buscar el oscar intentando sacar lagrimones a rajatabla con momentos ridículos y con un final deplorable que podría haber arriesgado mucho más y no recurrir a lo forzado y lo ñoño. No me pareció mala pero no es lo que aparentemente ofrece y mucho menos es una cinta que merezca premios. Eso sí, para pasar la tarde en casa está bien pero para invertir dinero en ella no os lo recomiendo.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
StarNine27
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
30 de enero de 2014
9 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sin haberme leído el libro, llegaba al cine con la sensación de que iba a visualizar "una película más de nazis al estilo Steven Spielberg"; es decir, sensiblería barata (aunque en esta ocasión, en color). Al salir de la sala, quedé con la sensación de haber acertado y equivocado al mismo tiempo. De lo que no me cabía la menor duda era de haber presenciado una cinta soporífera.

Durante toda la película, se intenta encandilar al espectador con esa despreciable sensiblería a la que ya se nos tiene acostumbrados en este tipo de largometrajes. Sin embargo, está tan mal llevada y, al mismo tiempo, nos mantiene tan alejados de los personajes, que a medida que va transcurriendo la película sólo deseas que termine cuanto antes. No te importa lo que le pase a la niña, ni a cualquiera de las personas que la rodean (excepto, quizás, al amigo de Liesel, porque tiene una cara de simpatía que no le cabe en su cabeza), puesto que comienzas a aburrirte desde los primeros minutos de la proyección.

Asimismo, tiene algunos detalles que, finalmente, acaban por irritarte. Uno: Aparece la niña en el coche y su nueva madre le dice "mugrienta"; sin embargo, la niña ni va manchada, ni lleva el vestido roto, la ropa está limpia... Vamos, recién sacadica de un anuncio. Dos: La familia no tiene casi ni para comer; mas, durante la peli, no adelgaza nadie. Tres: Los niños, no envejecen apenas, y pasan más de seis años. Cuatro: ¿Cómo aprende la niña a leer en inglés? Tanto los libros que aparecen, como muchas palabras de la pizarra del sótano están en inglés (recordemos que transcurre en Alemania). Asimismo, posee algunos momentos y detalles penosos; sin embargo, esos los dejo para el spoiler.

Si a todo este cóctel, añades una voz en Off (la de la muerte) que lo único que consigue es sacarte de la película y que la detestes todavía más, pues poca miga se puede sacar más.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
MrPibe
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
22 de enero de 2014
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una peli de impactante factura. Hay muy buenos profesionales (música, fotografía...) y supongo que bastante dinero detrás de este film, y eso se nota. Todos los actores cumplen, desde la niña protagonista hasta los consagradísimos Rush y Watson. El argumento es interesante, y se inicia de un modo muy efectista, que engancha a cualquier espectador. En fin, me ha entretenido y por eso la apruebo. Pero...

El problema, a mi entender, es que toda la película desprende un aroma de dramón sensiblero. Da la impresión de que quien tomaba las decisiones pensaba más en reventar taquillas y conseguir premios que en el mérito cinematográfico propiamente dicho. Y si bien al principio ese aroma es llevadero, porque la película se sigue bien por su tratamiento directo y su eficaz ejecución, poco a poco todo va apestando cada vez más, hasta que al final se aprecia un tufo insoportable.

La historia daba para mucho, quizá demasiado para una peli de dos horas. El impacto que puede causar en una niña el dramático cambio de ambiente familiar se resuelve con demasiada sencillez, casi de un plumazo. También habría agradecido una mayor profundidad en algunas subtramas, como la quema generalizada de libros, o el drama social que se vive por el reclutamiento de los hombres y el bombardeo sistemático sobre la población civil. Claro, era mejor centrar el metraje en cosas mucho más efectistas, como las relaciones de la niña con el padre "que todos querríamos haber tenido", o con la madre "mala-por-fuera-buena-por-dentro", o en el despertar al primer amor, o en las paredes de un sótano infestadas de palabras anotadas alfabéticamente... Por cierto, he visto la película en versión original subtitulada, y me adhiero a alguna crítica que he leído, referida a la inverosimilitud que se genera al ver a los personajes hablando en inglés, con algunas palabritas sueltas en alemán para que a nadie se le olvide dónde transcurre la acción. Eso sí, el discurso nazi es en alemán, que no haya dudas...

El final, que debía ser dramático, a mí me ha dado más bien grima. Algunas situaciones rozan el esperpento y generan más risa absurda que llanto, por el desmesurado interés de los guionistas de provocar unas emociones que, precisamente por eso, a mí no me han surgido. Hay un excesivo afán de almibararlo todo. Con alevosía y ensañamiento.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
rober
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 6 10 20 22 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2016 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados