arrow

La ladrona de libros

6,6
13.115
votos
Sinopsis
Narra la historia de una animosa y valerosa jovencita llamada Liesel, que transforma las vidas de todas las personas de su entorno cuando la envían a vivir con una familia de acogida en la Alemania de la II Guerra Mundial. Para Liesel, el poder de las palabras y de la imaginación se convierte en una forma de escapar de los tumultuosos eventos que la rodean, tanto a ella como a toda la gente que conoce y quiere. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
<< 1 2 3 4 5 6 10 18 >>
user-icon david   Asturias - Madrid (España)
Regular
6 de febrero de 2014
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
“Todos los años hay dos o tres películas sobre judíos en un sótano”, pudimos escuchar el otro día en una conversación sobre La ladrona de libros. Ese es uno de los problemas a los que se enfrenta esta película. La reiteración en las propuestas cinematográficas sobre El Holocausto deriva en un cierto cansancio entre los espectadores. Y no hay que confundir conceptos. A estas alturas, casi todo el mundo, confiamos, está concienciado sobre el drama que vivieron los judíos durante la II Guerra Mundial. Otra cosa es que una parte del público se harte de películas que abusan de las mismas estrategias para sensibilizarlo.

Por otro lado, La ladrona de libros está basada en el exitoso libro de Markus Zusak del año 2005. Y aunque no lo hemos leído, nos tememos que la adaptación de Brian Percival (Downton Abbey) y Michael Petroni (Las crónicas de Narnia) no consigue su propósito. Para empezar, el asunto del narrador no queda suficientemente justificado durante todo el metraje. No sabemos cómo será en el libro, pero en la película resulta un recurso impostado y apenas coherente.

La ladrona de libros no es una mala película. Es una película más. Tal vez dentro de unos años sea pasada a las 4 de la tarde en algún canal y se convierta en un buen pasatiempo bajo la manta. Pero, a nuestro juicio no es más que eso. La presencia de Geoffrey Rush y Emily Watson salvan a la cinta de caer en lo anodino.

(...)

Las escenas familiares y los pequeños toques de humor en la relación del matrimonio Hubermann son los momentos más agradables de La ladrona de libros. ¿Y Liesel? Parece que la adaptación de la pareja Percival/Petroni ha querido abarcar demasiado y al final no acabamos de empatizar ni emocionarnos demasiado con la protagonista, a pesar de las estrategias de trazo grueso utilizadas. Su relación con la mujer del alcalde y el asunto del robo de libros no quedan muy bien perfilados. Y el personaje de Max tampoco es un derroche de originalidad.

No obstante, un diálogo que mantienen Liesel y Max es el instante más brillante de la película, que suponemos, estará tomado del libro. Lo reproducimos, en el spoiler.

Tal vez La ladrona de libros pueda ser disfrutada por un público adolescente no muy habituado a esta temática. Pero en nuestra opinión se trata de un proyecto muy irregular que se cierra, además, de forma un tanto irritante y tópica (también en spoiler).

Lo Mejor: Siempre eficaces, Geoffrey Rush y Emily Watson. La conversación aludida entre Max y Liesel.

Lo Peor: Tópica. Muy irregular en su desarrollo. El germanenglish del guión (O uno, u otro, amigos). Es como si Cristo en La pasión de Mel Gibson entona un sonoro "My God, My God, why have you forsaken me" en perfecto inglés estando en la cruz.
El pesado de John Williams, como es habitual en él, remarcando emociones, por si las moscas. La manzanita que se cuela sobre la bocina.

[crítica publicada en alucine.es]
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
david
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Ranxomare   Mojácar (Almería) (España)
Pasable
13 de octubre de 2014
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una ladrona muy peculiar. Un título muy inexacto. Un film demasiado colorido para mostrar las desgracias infantiles de un personaje, y todo ello explicado por el gran maestro de la vida, la muerte, que sólo aparece en funestos momentos, pero esta vez, es capaz de leer el pasado de forma magistral y detallarnos la vida de una vida viva.

En fin, la película va a trompicones, con momentos activos, pero otros demasiados pasivos carentes de interés y atractivo, con personajes demasiado infantilizados y con una fotografía pastel, donde más que una guerra, parece vivir un campamento de verano sin grandes dramatismos.
Ranxomare
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Josué Vicente   Móstoles (España)
Pasable
3 de enero de 2014
16 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pretensiones:
Sinceramente el trailer no me terminó de gustar, es más ya la vi un poco ñoña y con pinta de edulcorarla un poco así que fui con expectativas bajas a verla con la mentalidad de que me iba a aburrir teniendo en cuenta que la cinta dura más de dos horas por lo cual no esperaba gran cosa y efectivamente la cinta no me ha sorprendido aunque tampoco he encontrado una mala película.
Puntos positivos:
La película cuenta con dos grandes actores como lo son Geoffrey Rush que empatizas con su personaje de padre blandito y cariñoso y con la dura y estricta madre Emily Watson que también brinda una buena actuación. La banda sonora de John Wiliams siempre es agradable de escuchar y en esta cinta no desmerece aunque no sea de sus mejores composiciones. La dirección de Brian Percival es correcta dentro de lo que cabe ya que en los momentos clave de la cinta lo rueda de una forma correcta aunque tampoco sobresale mucho. La historia en su base llama la atención como prácticamente todas las historias relacionadas con la segunda guerra mundial y el nazismo. Tiene momentos interesantes y crueles como la escena de la noche de los cristales rotos y alguna que otra escena donde se enfoca bien como eran los nazis. El ritmo no desentona del todo y entretiene la mayor parte del tiempo además de que el vestuario y la ambientación también están bien logrados. Destacar también el detalle de que la cinta esté narrado por la propia muerte lo que le da un toque irónico a la cinta.
Puntos negativos:
Cuando llegamos al término guión y personajes nos encontramos con sentimentalismo barato de telefilm con una protagonista Sophie Nélisse que no llega a entusiasmarme mucho su personaje no por su actuación porque es correcta pero no llega a transmitirme ni siquiera lástima. El niño rubito es bastante repelente y deja un momento en la parte final rídiculo que provocará risas cuando es lo último que busca. El judío interpretado por Ben Schnetzer se pasa prácticamente toda la película sufriendo y llorando y desaparece sin dejar rastro para luego volver a aparecer de una forma un tanto forzada buscando la lágrima y el final feliz. Le sobra metraje y hay momentos en que se hace monótona y repetitiva. Le falta crueldad y el final destroza una cinta que podría haber sido interesante si hubiera cortado en cierto momento donde podría haber dejado un final bastante bueno.
Resolución final:
Una cinta más del montón con pretensiones para buscar el oscar intentando sacar lagrimones a rajatabla con momentos ridículos y con un final deplorable que podría haber arriesgado mucho más y no recurrir a lo forzado y lo ñoño. No me pareció mala pero no es lo que aparentemente ofrece y mucho menos es una cinta que merezca premios. Eso sí, para pasar la tarde en casa está bien pero para invertir dinero en ella no os lo recomiendo.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Josué Vicente
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Deividsan   CORDOBA (España)
Interesante
12 de enero de 2014
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
“La ladrona de libros” es una película que mientras la estás viendo reconoces y notas que está basada en un libro porque aunque su hilo argumental sea el de una niña que es adoptada por una familia en la Alemania nazi en plena guerra y que oculta a un joven judío en su sótano (una historia que ya se ha visto muchas veces) profundiza en muchas más cosas y nos muestra la gran curiosidad de la niña por la lectura y los libros, la amistad, la guerra ,etc… con una voz en off un tanto enigmática.

Una de las cosas que más llama la atención es su lograda ambientación y el trabajo interpretativo de la chica protagonista que sabe llevar casi todo el peso de la película en diferentes momentos tanto dramáticos como cómicos de forma notable.

Evidentemente al abarcar tantos aspectos de la historia la duración llega a las algo más de 2 horas pero que viendo en su conjunto no se antojan excesivamente largas para todo lo que nos cuenta dejándonos un buen sabor de boca con un buen final.
Deividsan
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Lalachan   País de las Maravillas (España)
Regular
7 de septiembre de 2014
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Enésima película que trata el tema del Holocausto judío, con pocas novedades que aportar a estas alturas de la vida, y que no tiene nada que hacer ante joyas del calibre de "La lista de Schindler" o "La vida es bella". En esta ocasión, la acción nos lleva al año 1938, poco antes del inicio de la II Guerra Mundial. Liesel, la protagonista, una niña que no encaja al principio en esa nueva situación, consigue hallar una suerte de dicha al aprender a leer, al conocer la magia de las palabras que esconden los libros que "toma prestados" de casa del alcalde del pueblo.

La película, en sí misma, no es más que un refrito de otros elementos que ya hemos visto tropecientas veces en otras historias que tienen la temática de la Alemania nazi de fondo, con la única novedad de que ésta parece más enfocada en buscar dos cosas: la lágrima fácil del espectador y el Óscar a la mejor película, dos cosas que no consigue ni por asomo.

Liesel, pese a ser la protagonista, no despierta la menor empatía en el espectador. Es callada y sosa, con poca alma. Su relación con los libros, supuesto eje de la historia, no causa emoción ni comprensión. Por suerte, ahí está su amigo Max, el típico judío escondido que no puede faltar en una película de este tipo, para ayudarla a manejarse con las palabras que le producen curiosidad. Es una verdadera lástima que dicha curiosidad no se traspase también al espectador. Ciertamente, creo que a muy pocos nos han entrado ganas de coger un libro después de ver esta película.

La película, como no podía ser de otra manera, también está aderezada con los típicos personajes-que-no-pueden-faltar-en-un-drama-de-la-segunda-guerra-mundial: el amigo asombrosamente rubio que es el mejor amigo de la niña, el compañero de clase que ya se ve a la legua que va a ser un nazi recalcitrante, la madre sargento que después resulta que es buena, el padre calzonazos, el amigo judío, el alto cargo nazi que era amigo íntimo del padre hasta que se alistó en el ejército, la comprensiva esposa del alcalde... Los niveles de azúcar alcanzan su nivel máximo. Buf.

Por supuesto, las escenas "cumbre" de la película son las que contienen una alta carga emotiva que busca, claramente, la lagrimilla del espectador. Sin embargo, dichas escenas resultan absurdas, carentes de contenido, aburridas, vacías. Se nota tanto el edulcoramiento, la falsedad... que no provocan la menor emoción, ni siquiera a pesar de su gravedad (ver SPOILER). Los libros se convierten también en secundarios y se ven obligados a ceder su protagonismo a unos actores que dan vida a una historia lenta y poco interesante. Triste, porque podría haber dado para mucho.

Y, cómo no, no podía pasar por alto los gazapos de turno. Me parece estupendo que utilicen palabras en alemán para enfatizar según qué cosas (motes, expresiones habituales). Lo que me resulta más chirriante es que una niña, que hasta el otro día no sabía ni leer, de repente se aprenda cientos de palabras en inglés y lea en dicho idioma con una fluidez sorprendente. ¿Tan difícil era darle un libro escrito en alemán?

O Max, el chico judío, que le entrega a Liesel un ejemplar de "Mein Kampf" con una dedicatoria en hebreo, con el que la niña se pasea tranquilamente por su barrio sin ningún temor.

O el hecho de que pasen varios años y los niños no den señales de crecer. Como si les hubieran dado hormonas para retrasar el crecimiento.

O el típico numerito del agente nazi que entra en una casa para ver si hay judíos escondidos... y pase de largo. Por supuesto, no falta el clásico "¡Eh, un momento! (tensión) No deberías dejar tus cosas así tiradas, jajajaja!". En fin...

En mi opinión, no se merece la nota tan alta que se le ha dado. Es una película que, a pesar de sus pretensiones, no te cala, no te llega al alma y con la que no te sientes integrado en la historia. No se puede comparar con la emoción que nos hicieron pasar Spielberg o Benigni con sus obras maestras. Si queréis emocionaros de verdad con una historia sobre el Holocausto, entonces "La ladrona de libros" no es vuestra película.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Lalachan
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
<< 1 2 3 4 5 6 10 18 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados