arrow

Noé

5,2
23.142
votos
Sinopsis
En un mundo asolado por los pecados humanos, Noé, un hombre pacífico que sólo desea vivir tranquilo con su familia, recibe una misión divina: construir un Arca para salvar al mundo del inminente diluvio. Todas las noches tiene una pesadilla recurrente en la que puede ver la catástrofe provocada por ese diluvio, pero después el sueño termina con la reaparición de la vida en la Tierra. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
<< 1 2 3 4 5 10 20 30 40 >>
5 de abril de 2014
35 de 59 usuarios han encontrado esta crítica útil
Qué lástima. Pensé que Aronofsky, cuya carrera es bastante sólida, podía en esta ocasión no solamente mantener a flote el mismísimo Arca de Noé, sino también combinar sus constantes metafísicas con el presupuesto de lujo. Y una vez más no ha sido así, como ya ha ocurrido en otras ocasiones en la historia del cine de Hollywood. Se ve que la maquinaria absorbe al creador (el director, conviene aclararlo ya que tocamos tema bíblico) dando como resultado un despropósito con ingredientes variados: batallitas mamporreras emulando el estilo y casi estética de “Conan” en cualquiera de sus derivaciones, gigantes de piedra a lo Transformers, toque religioso, aunque de lo más alejado del cine más logrado para rozar un tono casi pelum-telefílmico y ciertas licencias que las reservamos por si alguien, aún a pesar de la advertencia decide verla, pero que no benefician en absoluto a la película, y que en su último tercio sobre todo renquea a más no poder y se torna farragosa. No sé si el haber rodado “Noé” a lo De Mille hubiera sido más entretenido o más vistoso, pero a pesar de contar “Noé” con un presupuesto bestial no luce, aunque visualmente pueda ser “bonita” en ningún momento es rotunda, ni solemne ni visceral. Tiene exceso de trucos digitales y por ejemplo, destaco el tramposo diseño artístico del interior del arca que es confuso, no se sabe bien como es por dentro, ya que parece que es más grande que el Poseidón cuando a los guionistas les conviene. Creo que siento preferencia por el Noé que encarnó Huston en la versión que él dirigió titulada “La Biblia: en su principio” y de la que por ejemplo, tenía una de las más logradas bandas sonoras que se han hecho para el cine comercial- religioso, muy arriesgada, y que corría a cargo de Toshiro Mayuzumi. Aquí Clint Mansell hace una miscelánea musical que, como en las escenas de batallas, nos llega a recordar los compases que se utilizaban en los westerns más clásicos cuando atacaban los apaches. Y de colofón, una hermosa canción que cierra los créditos finales cantada por Patti Smith, aunque no pega ni cola. En su guión se apuntan intenciones todas ellas curiosas pero que se van desvaneciendo o no son aprovechadas, perdiéndose en vaguedades. Los actores, aunque discutible la elección de muchos de ellos, se ve algunos ponen intención en ciertos momentos, pero aún así no es suficiente. Ocasión perdida para el cine religioso- espectacular que es un género muy denostado, pero que creo que hoy día es imposible producir, ya que sería conveniente despojarlo de tanto efectito por ordenador, no digo rodarlo en Cinemascope, Todd- Ao o utilizando los 70 milímetros, pero sí que requiere un despliegue artístico y sobre todo técnico de “vieja escuela” que no se puede pagar y en el peor de los casos donde ya no quedan casi profesionales que lo pudieran desempeñar. Por cierto, como detalle de la represión actual que hay en el cine norteamericano, la versión de Huston, del año 1966, retrataba con elegancia los desnudos de Adán y Eva, y aquí se opta en una breve secuencia por poner a Adán y Eva fluorescentes, como si de dos extraterrestres se tratase. Salieron a imagen y semejanza del creador, pero será que ¡hemos cambiado tanto!
Maggie Smee
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de abril de 2014
25 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
La verdad que cuando vi el título y el director pensé que había un error, el director del Cisne Negro, Réquiem por un sueño, Pi…, películas dirigidas con un sello muy personal y de repente nos encontramos con una película al más puro estilo de superproducción americana, algo no me encaja…este director se ha vendido.

Noé pretende ser un mito cinematográfico pero se ha quedado en un intento de superproducción ya que ni la acción transcurre con fluidez…todo es espeso y lento y lo peor de todo, sin gracia ninguna.

Esto se debe a que no es el estilo de director, Aronofsky es muy buen director pero este tipo de género no es lo suyo, admitámoslo, hay directores que son perfeccionistas en este género, películas que olvidarás muy pronto pero que vas al cine para pasar un buen rato.

Con esa intención fui el domingo al cine, para pasar un buen rato con una película en 3D pero ni a eso llegué, me aburrí como una ostra y eso porque esto no me encaja.

Película de acción o mito histórico, ese es el gran dilema del director…

A él se le dan muy bien los análisis psicológicos del ser humano, sus carencias y sus virtudes pero el cine histórico con esa “guinda” de cine fantástico…la verdad que no.

Demasiadas cosas se presentan…un Noé divino, un padre justo, un gran luchador, un buen marido…demasiadas cosas a tratar, además no te crees lo que estás viendo.

La acción es muy escasa y los diálogos son muy planos y vacíos, además, te esperas el final.

Sin más, muy aburrida, zapatero a tus zapatos, Aronofsky, este no es tu género.
manuel
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de abril de 2014
20 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lo tuvo en su mano. Hasta la fecha, no se había realizado ninguna superproducción en pantalla sobre la historia del diluvio por lo que sonaba tentador y mas en manos del cineasta Darren Aronofsky, de quien me declaré fanático desde su inicio y me dejó totalmente enamorado con La Fuente de la Vida (The Fountain) para poco después poner la guinda con Cisne Negro. Sin embargo, cual es mi asombro cuando contemplo que Noé, esa película que antes de su estreno ya se había colocado la etiqueta de "polémica", poco tiene que ver con el relato bíblico. Es cierto que la historia del diluvio no ocupa mucho en las Santas Escrituras, pero había información suficiente para mostrar cada detalle en la película y tornarlo en superproducción. El amigo Aronofsky, acostumbrado a ser especial por el misticismo que rodea a su cine, el cual me encanta, ha tratado de integrar esa faceta en ésta historia, de forma que el resultado no es tan solo ficticio sino que se torna en una fantasía más cercana a El Señor de los Anillos que a la Biblia.

Hay que recordar que ésta película fue una historia en forma de espina que llevaba tiempo clavada el director. Con vistas a la película, plasmó su idea sobre la obra en un cómic que escribió junto a Ari Handel y dibujos de Henrichon. Os puedo decir que es un cómic espectacular y fantástico, alejado de la esencia bíblica y lleno de acción y gigantescas criaturas. Probablemente incluso sea mejor que la película. No obstante, Aronofsky ha cogido la esencia de su cómic y del relato bíblico y ha plasmado una amalgama compleja que como resultado se ha quedado en un triste intento por montar una superproducción. Noé no es una película épica y mucho menos es una superproducción. Pero lo peor de todo, es que lo que ha cogido de esencia bíblica lo ha hecho mal. Por ello voy a pasar a hacer, o intentar, un breve análisis sobre algunas incongruencias que han terminado de hundir, nunca mejor dicho, ésta película. Por lo tanto, ésto conllevará algunos spoilers. Estáis avisados.

En primer lugar, en la película tenemos a "Los vigilantes", unos ángeles caídos que como castigo fueron convertidos en piedras o gólems. En el relato bíblico, esos ángeles caídos eran los llamados Nefilim, quienes bajaron del cielo para transfigurarse en humanos y tener relaciones sexuales con mujeres. Como castigo, fueron condenados a vivir en la tierra, y éstos, hombres de forma gigante, abusaban de los demás, comiendo y violando a su paso. En la película, éstos gólems no solo están arrepentidos, sino que construyen el arca mano a mano con Noé y luchan en una batalla "épica" para finalmente morir y volver al cielo tras haberse arrepentidos al ser "buenos". Ya el simple hecho de ser condenados y luego perdonados, denota una falta de principios básicos con respecto al relato bíblico. Y si ya hablamos de los gólems, apaga y vámonos. Pero aun así, ésto podría resultar hasta representativo por el estilo de Aronofsky, algo visionario, por lo que incluso podríamos saltar ese detalle por alto. Lo que viene a continuación es aun más drástico.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
obidantenobi
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de abril de 2014
23 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Decepción completa. Una de las historias bíblicas que nos cautivaron a muchos de pequeños, pisoteada y maltratada. No sé que pretendía el director con esta versión de Noé. De hecho, se podían haber ahorrado el diluvio (completamente desaprovechado) y poner alguna otra excusa para una buena batalla entre buenos y malos. Claro que entonces habría que cambiar el nombre de la película, pero no me hubiera importado. Y sí, también en esta hay monstruos raros, mas que raros, absolutamente ridículos. Los efectos especiales, señores, estamos en 2014 y me parecía estar viendo volar los pájaros de Hitchcock. (¿será un homenaje al maestro?). El guión también me ha parecido malo, cargado de excusas para ver peleas, golpes y malos saliendo disparados. De la música, sinceramente, no me acuerdo. Propongo ahora una película sobre la torre de Babel. Pero ésta no la iré a ver tan alegremente. Pregunta: ¿porque casi no hay película de acción hoy en día que no aparezcan monstruos tipo transformers o naves intergalácticas o dragones voladores vomitando fuego? Probablemente estoy anticuado, quizá deban hacer caso de otras críticas mas favorables.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Zimar
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
11 de abril de 2014
15 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
Noé es una película que si bien ha sido recibida positivamente por la crítica, no por el público en general. Y es que Aronofsky no intenta hacer aquí una típica película épica-religiosa. Esta no es como La última tentación de Cristo, ni como La Pasión de Cristo, sino la evolución del carácter de Noé a través de la misión que le fue encargada por Dios. Aquí Noé no es un héroe, sino un padre y un sirviente de Dios.

Pero la advertencia que les quiero dar es ésta: vean ésta película como si nunca hubieran conocido antes el relato del Arca de Noé. Y es que ese es el principal problema por el cual la película no está siendo vista como es. Noé presenta la historia del Arca de una manera tan diferente a la que todos conocemos, la de la Biblia, que muchos sienten que Aronofsky la ha "profanado" yéndose al género de la Fantasía; pero tienen que saber que Darren Aronofsky es judío, sus padres son judíos masortí, NO CRISTIANOS. La literatura religiosa judía, el Tanakh, las tradiciones judías tienen una versión distinta de esta historia. Sólo busquen en Internet, en libros, donde sea. Los vigilantes, las criaturas de piedra que todos están comparando con un Transformer (¡qué sé yo de dónde habrán sacado eso!), pertenecen al libro de Enoc, un libro que no está en la Biblia ni es aceptado por el cristianismo. Tubal-cain también aparece en la biblia hebrea. Y la historia que cuenta Noé de la creación del mundo viene del creacionismo evolutivo, que cree en el relato de la creación, sin embargo cree que los "Siete días de la creación" son un simbolismo, y que todo aquello ocurrío en millones de años (es como una mezcla de ambas creencias). Así que si van a ver Noé, espero que sea sin prejuicios, y califíquenla sólo por su valor estético, artístico, narrativo, pero no religioso.
Brayan Jaimes
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
<< 1 2 3 4 5 10 20 30 40 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2016 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados