arrow

Gran Torino

8,2
115.727
votos
Sinopsis
Walt Kowalski (Clint Eastwood), un veterano de la guerra de Corea (1950-1953), es un obrero jubilado del sector del automóvil que ha enviudado recientemente. Su máxima pasión es cuidar de su más preciado tesoro: un coche Gran Torino de 1972. Es un hombre inflexible y cascarrabias, al que le cuesta trabajo asimilar los cambios que se producen a su alrededor, especialmente la llegada de multitud de inmigrantes asiáticos a su barrio. ... [+]
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
user-icon Gilbert   Barcelona (España)
Notable
22 de Marzo de 2009
112 de 143 usuarios han encontrado esta crítica útil
¡Aleluya! Después de tres películas no muy allá, con pasta y de cara a la galería, Clint vuelve por sus fueros. Quizás sobrevalore esta película, pero es por algo personal que cuento al final.

Vivimos en una época en que se ha agudizado eso de que importe más el parecer que el ser. Desde poltronas y confortables barrios mucha gente se llena la boca de palabrejos de moda como "interculturalidad", "tolerancia cero" y demás eufemismos estúpidos.

Tipos como Walt Kowalski no tienen cabida en este mundo. A los negros les llama negros, a los orientales putos amarillos, a los cobardicas maricas, y a los pelmas los manda a tomar por culo. Pero todo es pura fachada, y por eso supongo que a este tipo de gente les llaman facha. Queda mejor soltar un discursito correcto desde el despacho pero puaj yo no me mezclo con gente así.

Clint Eastwood descarga en esta que parece ser su última película como actor sus demonios internos. Ha ido soltando perlitas en varias de sus películas, pero en esta, que no es muy ambiciosa, parece que los suelta todos: su heterodoxo republicanismo, su indiferencia ante la ley, su paternalismo a la antigua usanza, sus dudas religiosas, su incomprensión tolerante hacia el mundo moderno, su sentido del honor, su ambigua moral, etc. Y lo hace en quizás su mejor actuación. Porque la historia no es nada del otro mundo, ya la hemos visto antes. Pero la composición que hace del vejete cascarrabias es muy auténtica. ¿Que gruñe como un bulldog a veces? Bueno, yo eso lo tengo visto...
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Gilbert
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Servadac   Madrid (España)
Interesante
8 de Mayo de 2010
80 de 94 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tres son los pilares de la sociedad EEUU: patria, familia y religión.

‘Dios bendiga América’, entonan todos a una en el sofá frente a la tele. Así reza el cliché del perfecto ciudadano.

Clint Eastwood conoce a su público al dedillo, sabe a quién se dirige y lo que quiere. Utiliza una figura que es emblema (un veterano de guerra retirado) para tumbar los tres pilares USA desde dentro.

Patria: ahí tenemos la bandera inmensa presidiendo el porche… pero el barrio está plagado de inmigrantes.

Familia: la de Kowalski es sólo una caricatura… pero los orientales sí que saben compartir.

Religión: el cura es un imberbe inocentón; carece de experiencia… pero el santón amarillo sí que lee en lo profundo de los corazones.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Servadac
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Taylor   Terrassa (Polonia)
Notable
24 de Marzo de 2009
58 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil
No sé cuántas películas pueden quedarle por hacer al viejo Clint. Dos, tres, cuatro... La verdad es que tampoco quiero saberlo. Me pongo malo sólo de pensar que un día u otro este fenómeno palmará y todos los que siempre hemos sentido devoción por su carismática estampa y por su lúcido discurso nos quedaremos huérfanos. Huérfanos de naturalidad, de simplicidad, de franqueza. Huérfanos de referentes en un panorama cinematográfico repleto de prepotencia, de esnobismo, de extravagancia. De fuegos de artificio.

No sé si ésta será su última, penúltima o antepenúltima peli. Lo que sí sé es que “Gran Torino” podría ser perfectamente un dignísimo -y hasta brillante- testamento cinematográfico.

No en vano su peli viene a ser una especie de autobiografía fílmica. Una autobiografía de sus personajes y de sus obras en la que aparecen todas y cada una de sus constantes. Empezando por su propio estereotipo de hombre rudo, duro, solitario, paternalista, políticamente incorrecto... y acabando por su propia concepción del cine como discurso narrativo sencillo, ágil, honesto, sensible, crítico y/o reivindicativo. Clásico, dicen. Pues eso, clásico.

Sobre la peli me limitaré a recomendarla sí o sí. Sin reticencias ni contraindicaciones de ningún tipo. Solo añadiré que aunque los tiempos del hombre del poncho o de Harry Callaghan pasaron ya, quien tuvo, retuvo. Y este Walt Kowalski gasta muy mala ostia. Pero, insisto, “Gran Torino” huele a testamento. A crepúsculo, como poco. Y eso me jode.

Preferiría pensar que los viejos rockeros nunca mueren.
Taylor
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon deivi   badajoz (España)
Muy buena
25 de Diciembre de 2008
59 de 70 usuarios han encontrado esta crítica útil
Eastwood se fabrica en Gran Torino un papel a medida, una exacta replica de lo que su admirado/entregado fan quiere ver, todo un touchdown en cuerpo y alma, un golpe ganador de un rey imbatible.

Sorprende en su noble y desnuda mirada el vehículo elegido para su retirada interpretativa, una despedida triunfal que le ennoblece, una historia sencilla, despegada de excesos, cotidiana y mordazmente cautivadora. Gran Torino puede y debe verse como un film modélico, un copioso manjar para paladares selectos, una película que guarda en su sereno y adulto mensaje un bello relato de amistad, dolor, fe, redención, recuerdos y sentimientos, un alegato perspicaz contra el racismo y la difícil cohabitación entre culturas, otra (y van…) demostración de sabiduría de un viejo zorro que hoy por hoy se vuelve a posicionar como el último cineasta clásico en vida, algo que no le priva de seguir evolucionando en cada nuevo sacrificio cinematográfico, avanzando velozmente en su particular escala de valores, unas manos de artista que moldean una creación del todo milagrosa.

Clint Eastwood, en su genial encarnación de veterano de guerra gruñón y atormentado, divisa sentado desde su porche un vecindario multirracial, violento y desdibujado, con la amenaza constante de bandas callejeras y la desaparición de principios y valores, una sociedad muy bien radiografiada por el objetivo limpio de un director enfurecido con el mundo, una furia que se refleja sentida en la relación maestro/aprendiz del protagonista con el tímido Thao, un chico oriental que albergará esperanzas en el dolorido corazón de un hombre angustiado, un Kowalski que emprende su viaje final en solitario, sin el apoyo ni el cariño de una familia aterradora o el perdón definitivo de sus pecados en batalla.

El realizador de Sin perdón presenta insuperable doblete (El intercambio y Gran Torino) en su posible y merecida presencia en los próximos Oscar, unas candidaturas que podrían premiar por fin su intachable trabajo como actor, Gran Torino es su llave a la puerta del definitivo reconocimiento.

LO MEJOR: La cada vez más interesante faceta del Eastwood compositor, aquí atreviéndose incluso a cantar en la hermosa canción final. Todos los actores asiáticos, en especial los dos jóvenes hermanos. La fotografía de Tom Stern (virtuoso iluminador del maestro en sus siete últimas películas) y su falta de pretensiones.

LO PEOR: Falta desarrollo en algún que otro personaje secundario y huele (esta vez sí) a retirada definitiva de Clint frente a las cámaras.
deivi
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Vfoul   Terranova (Canadá)
Interesante
12 de Marzo de 2009
60 de 74 usuarios han encontrado esta crítica útil
Clint Eastwood, como actor, se ha despedido de todos sus fans y admiradores, con una película que de bien cierto, muchos encontrarán fabulosa y con un perfecto desarrollo, y no será un servidor el que les lleve la contraria. Pero desde el principio de ella ya se intuye el final, y bien es cierto que el guión no tiene altibajos, y está lleno de matices, pero no es ninguna novedad.

Es demasiado el respeto y la admiración, como para sacar a relucir ahora todos aquellos fallos, que a la misma se le pueden encontrar. Eastwood, a querido despedirse así, pues muy bien, como actor, ya nos a demostrado sobradamente su calidad. Esperemos que aún nos siga deleitando en la dirección de otras películas, porqué esta faceta todavía la va a seguir realizando.

"Gran Torino", no es una película mala, pero podría haber sido mucho mejor y su despedida como actor podría haber sido más grandiosa, lo digo con el debido respeto y admiración, de peliculón nada.
Vfoul
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados