arrow

Guantanamera

6,4
4.731
votos
Sinopsis
Comedia satírica sobre la vida en Cuba. Un atípico cortejo fúnebre y un camión siguen la misma ruta. El cortejo, compuesto por un funcionario, su esposa Gina y un anciano enamorado de la difunta, debe cumplir un nuevo y ahorrativo plan estatal de traslado de difuntos. En el camión van Mariano, un seductor empedernido, y Ramón, su más fiel aliado. Mariano y Gina se reconocen: él fue alumno de Gina en la Universidad y se enamoró ... [+]
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 >>
user-icon Keating   Alicante (España)
Notable
13 de Julio de 2008
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Años hacía que había oído hablar de esta película... nunca me había llamado la atención, pero hace poco llegó a mis manos, y ayer, ante la decadente programación televisiva, decidí verla acompañado de mi señora madre... ¿y que me llevé? una grata sorpresa... hora y media de sencillez, humor y verdad, cine cubano en estado puro, como la anterior cinta de sus autores, "Fresa y chocolate". Es lo que tiene el cine cubano, que desprende un halo de alegría, de fiesta, con sus canciones de fondo, su "Guantanamera" narrando la historia, pero al mismo tiempo tiene un trasfondo triste, sentido, verdadero... La película narra la historia de una muerte, y de un nacimiento, la historia de muchas vidas que se entrelazan en un viaje muy peculiar, de antiguas historias de amor que vuelven a la vida, de otras que terminan... de amistad, de matrimonio, de vida.

Grandísima a la par que sencilla película, con brillantes interpretaciones (destacando a Mirtha Ibarra y Jorge Perugorría) con sabor agridulce, y con mil mensajes que sacar de ella.


Lo mejor: el guión, el aire cubano, Mirtha Ibarra y Jorge Perugorría, Guantanamera.
Lo peor: Nada
Keating
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Leonidas85   Valencia (España)
Buena
15 de Noviembre de 2011
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me siento afortunado de haber podido encontrarme con este bello retrato sobre la vida y la muerte, todo ello sobre un fondo social de la Cuba bajo el régimen, algo que se agradece, más aún cuando está llevada a cabo e interpretada por cubanos. Me ha hecho reír, llorar y pensar, sinceramente creo que no puedo pedirle más a una película. Además a ello he de sumar una buena banda sonora (fundamentada en una versión de la canción popular cubana "Guantanamera", adaptada a los sucesos de la película), unas adecuadas interpretaciones y un más que acertado guión.

Me han conmovido las historias de "Yoyita" y Cándido, y la especie de trío amoroso que conforman Gina, Mariano y Adolfo (aunque éste parece estar más enamorado de su trabajo y de su deseo por obtener poder y reconocimiento); disfruté de diversas escenas cómicas (entre ellas destaco los accidentes que sufre el pobre compañero de trabajo de Mariano); y, por supuesto, destaco los diferentes mensajes que el dueto a la dirección nos dejan a lo largo de toda la historia.

En cuanto a la muerte y la vida ("una flor se marchitó, pero de nuevo otra apareció"), su expresión es simbólica, aunando el amor y el desamor en la misma reflexión. En definitiva me ha gustado mucho, y me ha dejado con un buen sabor de boca, algo difícil y encomiable tratando el tema de la muerte.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Leonidas85
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Mr_Miga   San Fernando (España)
Notable
30 de Diciembre de 2011
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Guantanamera es la última película dirigida por el cubano Tomás Gutiérrez Alea y la segunda en la que comparte dirección con Juan Carlos Tabío tras la premiada Fresa y chocolate. Se trata de una coproducción entre Cuba, España y Alemania. Se trata de una comedia negra que relata el traslado por carretera de un cadáver de un lugar a otro de la isla caribeña mediante un nuevo plan burocrático ideado y puesto en marcha por el marido de la sobrina de la fallecida, un funcionario del Estado, durante el “periodo especial”.

La cinta realiza una crítica al funcionamiento de la Administración del Estado durante unos años difíciles en los que la isla, tras la caída del Muro de Berlín, perdió a su principal socio y sostén de la economía, la Unión Soviética. Pero esta crítica al régimen tiene dos particularidades; por una parte, la lleva a cabo desde una posición de militancia revolucionaria y por otra parte, utiliza la sátira y el fino humor negro rememorando el estilo de Berlanga. Esto último fue reprobado posteriormente por el propio Fidel Castro, ya que consideró el tono cómico de la obra como falta de respeto al pueblo cubano, que tanto había sufrido durante esos años.

Además de ello, la película refleja los problemas cotidianos vividos durante aquellos años, como fue la escasez de combustible y de medios de transporte (que actualmente ha mejorado gracias al apoyo de Venezuela); y atiende a otras cuestiones como son la ineficacia de la burocracia, el exilio, la apertura al turismo o el mercado “paralelo” de productos básicos. No obstante, a la vez que muestra sus miserias, también reivindica las virtudes de la sociedad cubana en la búsqueda de la utopía socialista y muestra a sus ciudadanos como gente formada y educada (universitarios que incluso no tienen más remedio de ocupar puestos de trabajo inferiores) y a las mujeres como motor del cambio. Por último, realiza una fotografía impecable de la cultura cubana, su música (estupenda banda sonora), su gastronomía y sus creencias religiosas (leyenda Yoruba).

En resumen, se trata de una obra inteligente, bien dirigida y con diálogos memorables, muy recomendable para conocer un poco mejor Cuba, una bella isla con un pueblo heroico, que día tras día lucha por sobrevivir dignamente frente al asedio del imperio más poderoso.
Mr_Miga
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Sandro Fiorito   Madrid (España)
Buena
19 de Febrero de 2011
6 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Divertida, fresca, agradable y entretenida road-movie cubana, dirigida por Tomás Gutiérrez Alea (“Fresa y chocolate“, 1993), que falleció un año después del estreno de la película, y Juan Carlos Tabío (“El cuerno de la abundancia”, 2008). En “Guantanamera” somos partícipes de un viaje a contrarreloj, el que tiene que disputar un cortejo fúnebre que, adaptado a nuevas, absurdas y desproporcionadas medidas sobre el traslado de cadáveres entre ciudades, debe atravesar Cuba teniendo como prioridad el ahorra de gasolina y las precarias dietas de los trabajadores, así como la llegada en tiempo récord al punto de destino. Adolfo (Carlos Cruz) es el encargado de que todo el plan se desarrolle según lo previsto, sacando de quicio con sus datos y cálculos a todos los que le rodean, tanto familiares como Giorgina (Mirta Ibarra) y Cándido (Raúl Eguren) o trabajadores del séquito. Todos ellos tendrán que lidiar con posibles problemas que puedan surgirles durante el trayecto, discusiones, y todo tipo de momentos enmarcados en el humor negro que invade la totalidad de esta comedia.

Por la misma carretera por la que marcha el cortejo, se encuentran dos camioneros que deben llevar su carga a su punto de destino. Ellos no van tan apurados de tiempo pero el principal problema que les surge son los amores de carretera de uno de ellos, Mariano (Jorge Perugorría), que tiene más de una “amada” repartida por el país. Esta historia paralela supone un gran acierto de la dirección, pues además del interés de sus entretenidas aventuras, consigue que el ritmo de la película no caiga en la monotonía de un solo viaje, convirtiendo al espectador en el testigo de dos trayectos que conducen a la misma dirección: La Habana. Todo con una visible intención crítica de los realizadores de la cinta, que denuncian lo incoherente de los excesos burocráticos que paren leyes o normas patéticas que sólo buscan el beneficio de quienes menos lo necesitan, en detrimento de los dolientes, principal referencia que se emplea en el guión para hacer alusión a los familiares de los muertos. Y es que el fallecido no importa, porque “ya no padece”, y la familia… “pues que se aguante” mientras transportan a su ser querido como un saco de patatas, siendo cambiado constantemente de vehículo para que la tacañería llegue hasta límites insospechados.

Todas las interpretaciones del plantel son geniales, siendo la más destacada, a mi parecer, la de Raúl Eguren, que da vida al bueno y afligido de Cándido. Carlos Cruz, Mirta Ibarra y Jorge Perugorría, junto al resto del reparto, completan unos gratos papeles con una calidad que se encuentra muy por encima de lo esperado para una película de bajo presupuesto como la coproducción Cuba-España-Alemania de la que se informa mediante estas líneas.

(Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento, por falta de espacio)
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Sandro Fiorito
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon kafka   ciudadano del mundo (palencia) (España)
Notable
26 de Marzo de 2011
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un ya moribundo Gutiérrez Alea realizó junto a su camarada Tabío la que fue su última película. demostrando su talla de notable cineasta una vez más. "Guantanamera" es una de las mejores comedias de los últimos años, sutil, divertida y honesta.
Trata del traslado de un cadáver desde Guántanamo hasta La Habana. En clave de road movie de humor negro, "Guantanamera" es una luminosa comedia de logradas pretensiones metafóricas y mensaje conciliador, nada áspero, optimista. Y esto proviene de un hombre consciente de su cercana muerte y que se apoya en este tema para tratarlo desde un registro tragicómico, el predilecto de su autor, dónde lo segundo prima por encima de lo primero. El mensaje esencial de la película (junto al manido e insustituible de la importancia del amor) es que hay que vivir y saber morir. Tan fácil y díficil a la vez.
Tiene ráfagas de realismo mágico y sabe tratar con total delicadeza, sin caer jamás en lo burdo o clicheado, nada menos que la solemnidad de la muerte desde la solemnidad de la vida. En la realidad de la mortalidad y en que ese momento no debe ser tan trágico como inefablemente es. Excelente interpretación.
kafka
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
1 2 3 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados