arrow

El Hobbit: La desolación de Smaug

6,9
35.705
votos
Sinopsis
"El Hobbit: La Desolación de Smaug" continua la aventura de Bilbo Bolsón en su viaje con el mago Gandalf y trece enanos liderados por Thorin Escudo de Roble en una búsqueda épica para reclamar el reino enano de Erebor. En su camino toparán con multitud de peligros y harán frente al temible dragón Smaug. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 4 10 20 30 51 >>
user-icon Pablodelaossa   Frodópolis (Corea del Sur)
Interesante
13 de Diciembre de 2013
374 de 476 usuarios han encontrado esta crítica útil
Voy a empezar mi crítica evitando que tengáis prejuicios sobre ella, evitando que penséis que soy un friki habitualmente cabreado por la adaptación, de esos que no entienden que Tom Bombadil no tenía cabida en la Comunidad del Anillo. Soy un gran fan de Tolkien y de las adaptaciones cinematográficas. Me encanta la trilogía del Señor de los Anillos, pese a sus cambios y a ser infinitamente inferior que los libros. Con la primera parte el Hobbit disfruté como un enano (nunca mejor dicho). Ciertamente estaba demasiado estirada, pero te ofrecía tres horas de entretenimiento sin parangón, alejándose del drama épico de sus predecesoras para ofrecernos una aventura de esas que ya no se ruedan, simple y emocionante. Acepté los cambios, comprendí que metiesen a Azog, que necesitaban un enemigo malísimo que combatir, incluso me gustó la adaptación de Radagast, por mucho que variase del personaje de las novelas. Era una película bastante simple: tres horas de enanos siendo enanos.

Pero esta… es pasarse.
La trama se estira hasta el infinito. Los personajes inventados no vienen a cuento, entorpecen la historia, la ralentizan. Buscan una épica inexistente en el texto original (que recordamos, no es más que un cuento). Jackson no puede olvidarse de la trilogía original y no se da cuenta que lo que tiene entre manos es diferente y no puede ser tratado igual. El personaje de Tauriel es un cortapega de Arwen, sin sentido, metido con calzador. Una pena, porque Evangeline Lilly está estupenda, pero no me la creo. Vergüenza su romance inventado, igualmente sin venir a cuento y que no aporta nada.
Lo mismo pasa con Bardo, un personaje que ha ganado un protagonismo excesivo y que vuelve a poner en evidencia que Jackson no sabe qué inventar y utiliza recursos pasados. En personalidad, en estética y todo, es una mala copia de Aragorn. Toda la parte de la ciudad del lago me aburre, se hace densa y dilatada. Horrible el personaje del gobernador, ese pobre Stephen Fry que no está cómodo con el papel. Y su consejero, otro cortapega de la trilogía anterior, un personaje exactamente igual al de Grima.
Bajo mi modesta opinión, en vez de rellenar con una épica inventada, podrían haber buscado profundizar en las relaciones entre los enanos, de los que simplemente se comenta por encima que algunos son familia. O de Bilbo con ellos. Es más, la película está tan ocupada en prepararnos para un gran desenlace épico que se olvida de lo más importante: del hobbit que le da título. Hay escenas en las que Bilbo es un mero secundario, que no tiene ni un diálogo y que hasta nos olvidamos de él.

No todo es malo en esta película. La escena de los rápidos, aunque muy exagerada, está rodada de maravilla, y resulta fresca y divertidísima. Las referencias ocultas a la trilogía anterior (el cameo de Gimli y de Jackson) son una joya. Y Smaug… toda la escena con Bilbo y Smaug es una maravilla. Lástima que queden enturbiadas por un sentimiento absoluto de decepción.

En definitiva, una saga que se ve muy perdida, sin rumbo, que se nota que no han sabido que hacer exactamente con ella, y que no puede desprenderse de su predecesora.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Pablodelaossa
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon La quinta dimension   Madrid (España)
Pasable
13 de Diciembre de 2013
189 de 251 usuarios han encontrado esta crítica útil
Fastuosa, megalómana, titánica y sobre todo, aburrida. Peter Jackson nos termina de confirmar que el mundo tenía razón y él no. El hobbit no merecía hacerse en tres películas de casi tres horas de duración, ya que es una adaptación que va contra toda lógica.

A Jackson se le va la mano con esta nueva entrega en la que el ritmo es artificial. Un ritmo basado en crear pequeños episodios de veinte minutos para dar cabida a casi todo lo que sale en el libro y otros tantos hechos que él se saca de la manga. Elfos que no deben estar ahí, y que si están, lo hacen para llenar tramas sin sentido y sin relevancia real. Personajes importantes como Beorn que, aunque afortunadamente salen, no tienen ni el peso ni la imagen que se da en el libro y por tanto se suman a una larga lista de agravios a la obra de Tolkien.

Es una película aburrida en sí mientras se ve. Es cierto que contiene escenas memorables como la aparición al fin del dragón Smaug. Un personaje clave, igual que el hobbit, salvo que de este último se olvida por completo. Es uno más de los enanos y ya no hay diferencia. Ni nos importa realmente. Es una mera excusa para el espectáculo digital y sonoro. Para las intrigas de palacio élfico y la estrategia sauroniana de andar escondido en las sombras.

El guión queda desaprovechado al no usarse el planting. Término de guión que significa poner información poco relevante en apariciencia y que luego se revelará como vital. El guión es plano en ese sentido. Las cosas se resuelven en el momento, sin estirarlas de manera dramática. Repleta de diálogos insulsos. Termina siendo agotador escuchar una y otra vez las referencias del mundo de los enanos y lo que estos deben conseguir dentro de la montaña. La piedra del arca. Ya lo sabemos. Lo sabemos las primeras dos veces que lo repiten. Lo sabemos desde la primera entrega. Y también sabemos que hay una sombra creciendo en el este (Sauron). No es spoiler, es que lo repiten cuando ya quedó claro antes, ahora y hay una trilogía sobre el tema. Esta película habría ganado muchísimo más interés y calidad si se hubiesen trabajado los diálogos tanto como las escenas de acción. Por eso El señor de los anillos era y es tan buena. Por eso seguimos viéndo las reposiciones o haciendo maratones de ella. Era compacta y de calidad en todos los aspectos.

Nunca me meto con las bandas sonoras. Todos estamos acostumbrados a ellas. Sin embargo en este caso resulta apabullante y excesiva. Incrustada en todas las escenas, hay una en especial en que resulta ridícula a más no poder: Gandalf subiendo unos peldaños de piedra. Música épica para subir las escaleras. Abusar de la banda sonora nunca es bueno y en este caso menos, ya que convive con multitud de efectos sonoros que sí son relevantes en muchos casos.

Por eso esto no es El hobbit (bien) adaptado. Esto es otra cosa, una apuesta tan personal como comercial que ya se está viendo fallida a nivel artístico (que no comercial). Tampoco esto es Peter Jackson, que ya parece endiosado con cualquier cosa que haga y dirija.

Siendo serios, la película entretiene. No es incompatible decir que entretiene ahora y antes decir que es aburrida. Ambas ideas son válidas, al menos para este film. Sin embargo es decepcionante ver en lo que han terminado convirtiendo un buen libro al que muchos (incluídos yo y mi familia entera) tenemos un gran cariño. Siendo la película que es habrá que verla. Hay que verla. Será un éxito de taquilla sin lugar a dudas pero, sinceramente, animo a todos aquellos a los que no les ha gustado en conjunto o algunas de sus partes a decirlo bien alto y claro.

@dimensionquinta en Twitter
La quinta dimension
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon KesheR   Atlántida (Fidji)
Floja
16 de Diciembre de 2013
135 de 168 usuarios han encontrado esta crítica útil
En el fondo, esto tenía que pasar tarde o temprano. La estupidización de las masas embrutecidas por la industria audiovisual (con la del videojuego a la cabeza) no podía dejar de imprimir su huella en el cine fantástico de Peter Jackson. La trilogía del Anillo comenzó a prepararse en 1997, desde lo que ha llovido muchísimo; por ejemplo, sólo unos pocos utilizaban Internet en España por aquella época; los teléfonos móviles ni siquiera podían soñar con acceder a la red; la videoconsola Playstation tan sólo tenía un par de años de existencia; aún no existía Windows 98. La industria del cine estaba desperezándose de la estúpida década de los ochenta, asimilando lo mejor que había producido la década de los noventa, y desarrollando unos efectos visuales lo suficientemente potentes para apoyar la historia de Tolkien pero no tanto como para que la eclipsaran.

La situación ha cambiado.

"La Desolación de Smaug" está infestada de escenas de acción absurdamente largas, de frases épicas y grandilocuentes, de personajes generados innecesariamente por ordenador, de supuestos cameos que se convierten en coprotagonismos y de escenas inventadas que sólo introducen violencia y efectos digitales. Dos horas y media frenéticas e impactantes no se sostienen, pues el relato original de Tolkien no da para tanto. "El Hobbit", a diferencia de "El Señor de los Anillos", no es una historia épica y definitiva de la lucha del Bien contra el Mal, sino muy al contrario una historieta de aventuras destinada a entretener. Por mucho que Howard Shore remarque cada frase con acordes majestuosos, por mucho que Peter Jackson convierta cada movimiento y cada frase de los personajes en un momento único y espectacular, lo cierto es que estos trece enanos no pueden soportar el peso de tanta epicidad.

El tono de la primera película me pareció correcto, y los cambios introducidos, un acierto. Aunque me encanta Tolkien y su universo, no me interesa especialmente la novela de "El Hobbit"; el año pasado me pareció que Peter Jackson había elevado el tono de la novela con acierto, introduciendo un tono más adulto y añadiendo escenas interesantes, acercándolo al espíritu de "El Señor de los Anillos". Pero por algún efecto malévolo de las ciénagas de Mordor, Jackson ha pisado a fondo el acelerador y ha decidido que primero va a rodar el trailer del videojuego, y que en algún momento posterior rodará la película propiamente dicha. Con su pan se la coma. Hacía tiempo que no me aburría tanto viendo una película.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
KesheR
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Traveler   Madrid (España)
Buena
13 de Diciembre de 2013
110 de 161 usuarios han encontrado esta crítica útil
..es que The Hobbit es una buena película, pero igual no lo suficientemente buena como para contarla en tres cintas de dos horas y media, cada una.

Hoy vi las dos (de nuevo la primera), en IMAX, 48FPS y llegué a la conclusión que hay lagunas entre cine de primer nivel y secuencias de vacío.

ES PORQUE..

Cuando ESDLA descansaba de su épica, los personajes contaban historias y respiraban en el mundo que les rodeaba. Las películas estaban llenos de diálogos, tan necesarios como encantadores.

Aquí a falta de diálogos, las secuencias de acción se extienden hasta el infinito y las conversaciones ocupan hojas de información, que al final aporta poco para el desarrollo de la historia.

Stephen Fry y su siervo no son Grima y Theoden. Bard no llegará a ser Faramir. Ahí, donde en ESDLA había misterio y ojos llenos de vida y emociones, aquí a veces quedan personajes pasajeros, que inevitablemente serán comparados con la antigua compañía de la Tierra Media.

Evangeline Lilly es preciosa.. Orlando Bloom sorprende, Richard Armitage aguanta el tirón.. y eso, junto a las ganas de Jackson y su equipo.. brinda al espectador una buena película. Sin embargo, del 7 al 10 hay una gran distancia. Es la distancia entre las tres primeras y las nuevas, que.. aún así.. extienden el viaje de una manera agradable, que todos los fans de El Señor De Los Anillos recibimos con los brazos extendidos.
Traveler
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Vaklav   Barcelona (España)
Buena
15 de Diciembre de 2013
67 de 81 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ya iba avisado: "Peter Jackson ha empezado a saltarse el guión".

Pensé que bueno, que total el libro no daba para las casi 9 horas de filme planeadas, así que no tenía por qué ser necesariamente una mala noticia. Desde luego, cabe criticar el por qué de nueve horas, pero una vez decidido que sería una trilogía larga, al estilo ESDLA, probablemente sea mejor añadir que intentar estirar de donde no se puede.
Total, que con esa intriga me fui al cine.

Y el experimento ha salido mal. Casi todo lo que se ha añadido ha dañado la película. Y no me malinterpretéis: no hablo desde el "purismo" reverencial al libro original. Critico la notable pérdida de coherencia y credibilidad de la historia. Por momentos da la impresión de que los protagonistas, más que en superhéroes, se trasforman en personajes de dibujos animados. Mención especial para Bilbo, que pasa de no saber cómo se desenvaina una espada a dejar en ridículo a su futuro sobrino, y a los elfos, convertidos en auténticas máquinas de matar. Pero lo peor de todo es la sensación de arbitrariedad que te invade a medida que avanza el metraje. Dependiendo del humor del director, el grupo de enanos puede sucumbir ante amenazas aparentemente asequibles para, de forma sorprendente, superar amenazas diez veces más formidables unos minutos después, simplemente porque alguien grita "¡Ahora!"
Si a eso le añadimos la "física exótica", donde el fuego avanza en línea recta si hay protagonistas detrás de una columna y de forma normal si no los hay, o donde el metal fundido se comporta como... bueno, como le da la gana al director, queda como resultado una película mucho más mediocre de lo que la saga se merece. Estas licencias de guión se me antojan completamente innecesarias, y francamente no compensan las dos risas que te echas cuando Jackson saca su vena gamberra (escena de los toneles).

Me parece mejor que se ciña al libro, porque demostrado queda que a la hora de inventar carece de criterio, y no se puede arruinar así una saga como la de la Tierra Media. Ojalá no pille la "yorchlucasitis"; sería una auténtica lástima.

Por cierto, el final es para exigir que te devuelvan el dinero. No se puede tratar una película como si fuese un capítulo de una serie de televisión.

"¿y con esta crítica le pones un 7 a la peli?"

Pues sí, porque estamos en la Tierra Media, la película es entretenida, técnicamente está muy bien resuelta, la ambientación es magnífica... no es todo malo, claro. Pero es que a ESDLA yo le puse un 10. Friki que es uno, oyes, qué se le va a hacer.
Vaklav
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
1 2 3 4 10 20 30 51 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados