arrow

La bicicleta verde

7,1
4.085
votos
Sinopsis
La película se basa en la vida de una sobrina de la directora. Wadjda tiene diez años y vive en una sociedad tan tradicional que ciertas cosas como ir en bicicleta le están totalmente prohibidas. A pesar de todo, es una niña divertida y emprendedora que bordea siempre el límite entre lo autorizado y lo prohibido. Wadjda desea tener una bicicleta para poder competir con su amigo Abdullah en una carrera, pero su madre no se lo ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 9 >>
21 de marzo de 2013
45 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
Primer largometraje oficial de Arabia Saudí, resulta sorprendente, que además de ser dirigido por una mujer sea tan crítico con la realidad del país.

A través de los ojos de una niña se nos muestra el día a día saudí desde el punto de vista de la mujer. Casi un mundo extraterrestre a ojos occidentales. Las mujeres siendo sombras, ocultas a los ojos de los hombres, la religión presente en cada momento. Pero la película se adentra en ese mundo femenino y nos demuestra que las personas son iguales en todos los sitios, pese a las reglas morales que tengan que soportar y lo hace sin truculencias ni efectismos, con una mirada natural.

La pequeña historia de una inteligente niña que desea una bicicleta (algo mal visto en esa sociedad) y hará todo lo posible para conseguirlo. A su alrededor se van viendo las realidades represoras del colegio, el deseo de libertad de las mujeres, la insensibilidad de los hombres, la castración que supone la moral represora...

Wadjda posee un excelente ritmo, está realizada con sencillez pero con inteligencia, la pequeña protagonista borda un estupendo papel y la película posee momentos de una gran fuerza, como son aquellos en los que muestra su amistad con un niño.
Aunque no interesará a todos los públicos, Wadjda resulta una película muy recomendable ya sea por sus cualidades cinematográficas, que las tiene, ya para conocer otro mundo. Además huye de dramatismos, presentando la realidad de forma alegre y con cierta esperanza, sin caer nunca en el aburrimiento ni en la reiteración.
Meinster
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de julio de 2013
33 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hay películas necesarias que presentan y exploran un mundo reconocible y cercano y que sin embargo nos parecen salidas de otro mundo o de otra galaxia, es decir, que nos desvelan una cultura diferente a la nuestra donde la relevancia y significación de la mujer no sólo está en tela de juicio, sino que se relega a un abisal segundo plano que nos produce perplejidad, irritación y rechazo.

En esta película saudí (financiada con dinero alemán) se nos muestra un mínimo relato de una niña saudí de diez años cuya máxima ilusión es montar en bicicleta, lo cual choca con la sensibilidad, las creencias y la cultura que le ha tocado vivir. Y ese episodio en apariencia menor se encuentra enmarcado dentro del destino no menos atroz y lacerante de su madre, que por no dar un hijo varón al matrimonio, se ve relegada y contempla, impotente, como su marido se casa (guiado y asesorado por su suegra) con otra mujer para poder romper esa falta de virilidad en el linaje del marido.

Y además se presenta una blanca historia de amor entre esa niña, volcán emprendedor y llena de vigor e iniciativa, con un vecino de su edad que la trata como a una igual desde la fascinación que produce un sexo apenas intuido y del todo secundario, pero que se podrá acabar plasmando en un destino no menos frustrante y estéril que el de la madre repudiada y postergada (como viene a decir en un momento de la cinta, sin énfasis, pero sin equívoco posible).

Por lo tanto esta película ofrece un retrato sutil y complejo de la realidad social de un país bajo el persistente absolutismo religioso (que no se cuestiona ni por un momento) y cómo el día a día se ve masacrado y condicionado por esas reglas atávicas que reducen a la mujer en paridora de vástagos masculinos, cubiertas como objetos deleznables que hay que retirar de la luz del día, intentando desechar el influjo del demonio a cada paso.

Lo mejor de la cinta es que se muestra todo esto sin subrayados, sin énfasis, sin denuncias expresas, lo cual convierte el resultado final en un poderoso alegato a favor de la libertad individual y de la lucha por la dignidad personal. No hay sorpresas narrativas en la película, todo es previsible y poco original, pero al optar por la mera exposición de una realidad insoslayable, el resultado acaba siendo poderoso, intenso, envolvente y muy satisfactorio.

Totalmente lograda y recomendable para cualquier alma sensible. Un prodigio de sencillez y eficacia.
antonalva
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
28 de julio de 2013
14 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
Haifaa Al-Mansour denuncia de forma sutil y con mucho tacto, todos estos abusos y discriminaciones que, como ella, han sufrido millones de mujeres desde la infancia, convirtiendo así a La Bicicleta Verde en la primera película dirigida por una mujer en Arabia Saudí.
Con una narración de tintes autobiográficos, la directora cuenta de qué manera, Wadjda, una niña con una mente demasiado progresista para el lugar en el que vive, tratará de evitar a toda costa una serie de normas y prohibiciones con las que no está de acuerdo. Contada, como no podría ser de otra manera, desde el punto de vista femenino, el filme relata las preocupaciones, conflictos y dificultades que significan ser mujer en las diferentes etapas de la vida.
Alejándose del estilo demagógico y del drama descarnado al que este género suele ir ligado, Al-Mansour muestra dos historias paralelas, expresadas con ternura y con la intención de no ofender a nadie, pero sin dejar de lado el grito de protesta. Historias que no son más que el reflejo de miles de vidas anónimas, todas ellas unidas por un mismo factor común, el cromosoma X. La primera de ellas trata de la preocupación de una madre por mantener la monogamia de su marido, intentando por todos los medios ser la mujer más guapa, atenta y servicial de Riad, con los pocos ingresos que le quedan tras pagar deudas, facturas y a un chofer maleducado que, como tantos otros, se aprovecha de la prohibición de las mujeres para conducir, lo que obliga a la mayoría de las trabajadoras a emplear más de la mitad de su jornal en pagar a conductores privados intransigentes. La segunda es la de su hija de 12 años, una niña inquieta que disfruta jugando con su amigo Abdullah y haciendo cosas que no corresponden a una futura hembra respetable. El día que Wadjda ve una bicicleta verde en la tienda de su barrio, decide que ningún obstáculo evitará que sea suya, aunque tenga que aprender a recitar el Corán de memoria para ganar el concurso que su escuela ha organizado, y cuyo premio le aportaría el dinero necesario para poder costearla.
La lucha en favor de los derechos de la mujer es un movimiento que hasta este momento sigue siendo imprescindible en muchísimos países. Es gracias a películas como La Bicicleta Verde, cuando se consigue dar otro paso más en esa difícil batalla, reabriendo el interminable debate sobre la igualdad.
Geniales las interpretaciones de todo el, hasta ahora desconocido, reparto. Entre ellas destacamos las de los fantásticos niños Waad Mohammed y Abdullrahman Algohani, que conmueven por su complicidad, y dibujan nuestra sonrisa en más de una ocasión con sus travesuras. Estupendo reflejo de una sociedad ultraconservadora en la que al igual que la pequeña Wadjda, las mujeres aceptan las normas que les son impuestas pero no las entienden, es claro ejemplo la implacable y fría directora del colegio, capaz de emplear las más severas sanciones por el incumplimiento de lo preceptuado en el libro sagrado, y a la misma vez, recibir las consentidas visitas periódicas de un misterioso “ladrón nocturno”.
Una sencilla puesta en escena, sin alardes ni pretensiones de ningún tipo, donde es de destacar el poco trabajo que los actores han dado al equipo de vestuario por lo limitado de su indumentaria.
Tras compararse la versión original de la cinta con su doblaje al español, es de mencionar que, en esta ocasión, las voces traducidas no han sido las más acertadas, perdiéndose con ellas gran parte de la calidad interpretativa de los actores, en una película muy cultural donde el idioma juega un papel muy importante. Como también lo hacía el título original, Wadjda, un nombre propio que representa todo lo que la cinta defiende, La Mujer.
Peaky Boy
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
4 de julio de 2013
16 de 22 usuarios han encontrado esta crítica útil
Estamos poco acostumbrados a ver películas en Arabia Saudí, su cultura, su gente y sobre todo los problemas que tienen las mujeres que no quieran seguir los cánones establecidos. La película es sencilla por su forma de rodar, pero a su vez compleja por lo que cuenta y sobre todo por lo que oculta.
La protagonista no está contenta con la disciplina religiosa, tanto en su casa como en la escuela, en donde la mujer no puede opinar y tiene que estar totalmente supeditada al hombre. Es una sociedad muy evolucionada en muchos aspectos, como los tecnológicos, pero no en la religión y la importancia de la mujer en la sociedad. Hay muchos detalles en donde se ve su revelación, pero tampoco puede quedarse atrás, se marca un objetivo material para poder poseer lo que tiene su amigo Abdullah.
Esos pequeños detalles de insumisión están bien, pero quizás le falte algo de intensidad, debido a la inexperiencia de la directora. Un argumento similar hubiera tenido más matices en manos de Kiarostami, Panahi o Ghobadi. Pero en este caso cuenta con una gran actuación de Wadd Mohammed, con una gran escena dramática en la parte final.
El final es el esperado, como casi todo lo que transcurre en la película, pero es emotivo y bien contado.
Ojala se hicieran más películas como esta, tan sencillas y con tanto mensaje, pese a sus deficiencias.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
WILLY74
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de julio de 2013
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
"La bicicleta verde" es el primer largometraje de ficción filmado en Arabia Saudí por un cineasta local. En un país en el que no hay salas de cine y en el que la exhibición comercial de películas lleva prohibida tres décadas -pese a tener cada año un festival de cine en la ciudad de Yeda- filmar se nos antoja una heroicidad y si, además, lo hace una mujer (Haifaa Al-Mansour) el mérito es todavía mayor en una sociedad tan conservadora como la saudí.

Por si fuera poco, "La bicicleta verde", partiendo de un tema aparentemente simple, aborda temas complejos como la situación de la mujer en Arabia Saudí, el machismo imperante o la rígida educación islámica en los colegios.

La película sigue en todo momento a Wadjda, una niña de doce años (excelente Reem Abdullah) cuyos movimientos y naturalidad en su vida cotidiana nos van mostrando sin estridencias las contradicciones de una sociedad represiva, especialmente con la mujer y con todo aquel que se sale un poco del rol que le ha tocado desempeñar.
Marius
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 9 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2016 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados