arrow

La ladrona de libros

6,6
20.255
votos
Sinopsis
Narra la historia de una animosa y valerosa jovencita llamada Liesel, que transforma las vidas de todas las personas de su entorno cuando la envían a vivir con una familia de acogida en la Alemania de la II Guerra Mundial. Para Liesel, el poder de las palabras y de la imaginación se convierte en una forma de escapar de los tumultuosos eventos que la rodean, tanto a ella como a toda la gente que conoce y quiere. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 22 >>
12 de enero de 2014
49 de 67 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nunca vayáis a ver una película basada en un libro que os guste. En serio, sólo conseguiréis amargaros. A la gente que había leído "La ladrona de libros" parece que no le ha gustado en exceso esta adaptación más lacrimógena que la verdadera, que parecía que tenía más ironía y menos de folletín. Bueno, yo no he leído el libro, nain nain nain, por tanto no me ha parecido tan mal.

La historia más que trillada ya de la Segunda Guerra Mundial y de Hitler nos viene ahora de la mano de una niña cuya madre es comunista y que tiene que ir a vivir a un pueblecito de Munich (ay, pero qué bonita es Alemania) con un padre postizo simpático que toca el acordeón, una madre postiza y dura como una piedra, un amigo rubito 100% alemán al que le gusta correr como a Jesse Owens, y, lo más importante, un joven judío perseguido que le enseñará la importancia de la lectura y con el que entablará una relación muy especial.

Con ciertas reminiscencias de El Lector (aquí a los protagonistas también les une el amor por la lectura y las historias, y están en la misma época) y una fotografía especialmente bonita la historia no está mal, aunque tampoco dice nada nuevo, y creo que ese es el problema... la película es fácil de ver, aunque no suceden demasiadas cosas (por lo menos hasta la mitad) pero tampoco añade nuevas cosas. Ideal para los Globos de Oro o algo parecido. Geoffrey Rush y Emily Watson le añaden puntos, obviamente, y los niños protagonistas son muy monos. El único inconveniente que le veo es que deberían haberle dado mucho más juego a dos personajes que me parecen fundamentales: Max, el judío, y la mujer del alcalde.

Por cierto ¿desde cuando los alemanes aprenden a leer en inglés? Y, ¿por qué coño tienen que repetir cada dos por tres "ja" "nain" y chorradas de ese tipo? ¿Por si se nos olvida que son alemanes? Tranquilos señores productores, que en ningún momento voy a pensar que Hitler fuera español/inglés aunque los niños hablen en español/inglés en la película...
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Ada Nb
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de enero de 2014
36 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película es muy, muy bonita. De hecho, es "demasiado" bonita. Gustará a cualquiera que la vea, como La vida de Pi, como Slumdog Millionaire, como La vida es bella... Es de ese tipo de películas de esperanza y amor que tan bien venden, y que sí, que están muy bien dirigidas, escritas, actuadas, ambientadas, pero que no dejan de ser una especie de falsa obra tan estéticamente labrada y tan masticada que se nota demasiado su intención. Y por lo menos a mí me molesta un poco que me redirijan tanto, que tenga que sentir esperanza en un momento dado, o que suenen unas notas de piano o una melodía de violín en el momento en que debo llorar.

Tras la aparente crudeza de algunos momentos, en el trasfondo de la terrible historia de todos conocida, se nos presentan unos cantos a la alegría de vivir que no hacen sino dejar un regusto muy agradable pero como en exceso pasteloso. Tiene así, más que nada, la forma de un cuento. Y si esa es la intención, y si eso es lo que quiere ver la gente, la película es redonda. Pero no pasa de ser la peli de ''las buenas intenciones'' del año, llena de estética, de magia, y de almíbar.

De todo tiene que haber... eso es bueno. Lo importante es no engañarse al ir al cine...
DPD
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de septiembre de 2014
23 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
No soporto la insondable cretinez manipuladora de los guionistas y directores que usan el idioma alemán como si fuese un esputo amenazante o una maldita jerga fascista que se puede dejar sin traducir según convenga. Y no la soporto ni aunque venga del venerado Spielberg ni de su sobrevalorada Lista de Schindler...

Alucino con los votantes que ponen como buena esta ladrona colección de tópicos, imposturas, sentimentalismo huero y ridiculeces (lo de la "borriquita como tú que no sabes ni la u" -literalmente- convertida en un plis plás en gran lectora, es algo completamente idiota). Mi mujer se ha reído conmigo viendo como me escandalizaba progresivamente, sobre todo por lo dicho, por verme de nuevo ante esa aberración tan tendenciosa, que sabe que detesto, sobre el uso del idioma: en una película anglosajona sobre alemanes de Alemania -en Germany, sí- donde cualquier diálogo está, lógicamente, en el inglés de la película (o en el doblaje que corresponda) ¡dejan que los actores nos hablen en alemán sin traducir cuando son nazis, cuando son soldados... o cuando son tontos! Tratándonos a nosotros como tales. No, claro, nein, a los putos nazis no hay que doblarlos, nein, sino que hay que dejarlos escupir en alemán de vez en cuando (¡como si lo odioso fuese su acento y no su ideología!). Y esta película es tan boba que riza el rizo y los protagonistas conservan el alemán en cada “no” (“nein”) y en cada “sí” (“ja”)... ja, ja, ja... sin haber aprovechado, ya puestos, para darnos unas clasecillas gratis de prusiano ¡que va! ni tan siquiera con un simple “guten Morgen”, ni con un “guten Tag”, ni con un triste “Auf Wiedersehen”... con el que olvidar esta chorrada y mandarlos burlonamente a la “Scheiße”.
Yanpol64
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
2 de marzo de 2014
28 de 38 usuarios han encontrado esta crítica útil
Una de las críticas más acertadas que he leído sobre esta película acaba diciendo que no dan ganas ni de leer la novela. No solo estoy de acuerdo sino que añadiría que no dan ganas de leer ninguna novela. Y esto viene al caso porque esperaba que “La ladrona de libros” desprendiera verdadero amor por la literatura, que salieras de cine ansioso por devorar cualquier libro que cayera en tus manos. Y desafortunadamente no es así. La película de Brian Percival se muestra como una simple crónica infantil sobre un determinado momento de la historia de Europa, tan blanda, vacía y previsible como un capítulo de “La casa de la pradera”. No solo es que los personajes secundarios sean meros estereotipos, es que incluso Liesel, el personaje principal y sobre el que gira todo el relato, no despierta la más mínima empatía, mostrándose excesivamente azucarado y falto de matices. Fiel reflejo de una película de difícil digestión, demasiado infantilizada en su desarrollo para llegar a cautivar a cualquier sector de público que no comulgue con los relatos juveniles. Sin un ápice de poesía, de magia o de creatividad en la dirección, “La ladrona de libros” parece caer víctima de sus bajas pretensiones y de su propia incapacidad para captar el espíritu de la historia.

Lo mejor: la delicada banda sonora de John Williams.

Lo peor: que sea tan plana de principio a fin.
AMQE
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de enero de 2014
28 de 42 usuarios han encontrado esta crítica útil
En un principio la adaptación de la novela de Markus Zusak me daba miedo porque me parecía difícil llevarla a la gran pantalla por ciertos elementos como el punto de vista del narrador, sin embargo al final me da miedo porque lo que nos ha llegado a las pantallas es un telefilm edulcorado con sobredosis de After Efects para retocar la fotografía y que todo quede con colores más brillantes, especialmente el pelo rubio de la joven Sophie Nélisse, que para algo es la protagonista.

El mayor problema de "La ladrona de libros" es que es demasiado hollywoodiense, me explico: en su desesperante búsqueda por no incomodar (el libro, hasta donde he leído, tambien es algo blandito pero mucho más aceptable), hace que todo sea visualmente muy bonito, mermando así la empatía con los personajes. A ver, si la madre adoptiva de la protagonista la llama mugrienta cuando la ve por primera vez, lo que yo quiero ver es a una niña que este sucia y hambrienta, no que tenga las mejillas sonrosadas, la piel blanca como la nieve, que vista el último modelo en cuando a vestiditos de la época y luzca un pelazo pantene. Si la familia pasa hambre y durante más de dos años solo comen sopa de guisantes dos veces al día quiero verles con hambre, delgados y sufriendo; sin embargo todos los personajes muestran una lozanía impropia de familias pobres en época de guerra. No digo que obliguen a adelgazar al reparto, pero si gracias al maquillaje Charlize Theron sale fea en Monster, aquí pueden hacer que los actores parezcan delgados. Así pues, si la película se niega a mostrarnos a los protagonistas sufrir, ¿cómo vamos a sufrir con ellos? No me vale que digan que tienen hambre cuando muestran una forma física envidiable, sino que quiero verlo para poder sufrir con ellos.

El problema que esa falta de coherencia no es el único error, sino que hay muchos más:

-La voz en off del narrador resulta horrible por su mal uso, aparece al principio y luego solo hace acto de presencia de una forma tan arbitraria e innecesaria (menos al final) que te saca de la película. O metes un narrador en off y lo utilizas bien durante toda la película o no lo metes, pero no lo utilices únicamente para hacer guiño al lector del libro para contentarlo.
-El desarrollo de la historia es totalmente arbitrario en cuanto a detalles importantes, por ejemplo: descubrir cuando ya llevas media película a que se dedica la madre solo porque te has acordado que tienes que crear un encuentro entre la protagonista y un secundario no es de recibo, las cosas importantes hay que ir preparándolas poco a poco, no de manera precipitada ni por sorpresa.
-Lo ridículas que resultan algunas de las decisiones de los personajes. Puedo entender que un personaje tome una decisión creyendo que es la correcta y se equivoque, pero es que el modo de actuar de los personajes en esta película no tiene lógica. Ver la sección de spoilers para profundizar en este aspecto.
-Me da rabia no acordarme de una sola pieza de la banda sonora cuando todo el mundo dice que es tan maravillosa.
-El idioma, ¿es necesario que metan palabras en alemán para recordarnos que los personajes son alemanes? No. Gracias a la magia del cine podemos perdonar ver una película ambientada en Alemania en la que los personajes hablen en inglés (o el idioma al que se doble la peli), pero lo que me saca totalmente de la ambientación y la película es que metan morcillas en alemán y que sin embargo todos los libros, cartas y palabras escritas en la pared del sótano estén en un perfecto inglés... eso sin hablar del discurso del alcalde del pueblo en el cumpleaños de Hitler, nos pasamos todo el rato escuchando a los actores hablar en inglés (o en el idioma al que se doble la peli) y cuando llega el momento del discurso este esta en alemán, rompiendo otra vez con toco rastro de coherencia. Supongo que para los productores un discurso nazi no es suficientemente nazi si no esta en alemán.

En fin, que "La ladrona de libros" es una película que busca emocionar a cualquier precio aunque ello suponga dinamitar cualquier rastro de coherencia. Es tan "bonita" y esta tan pensada a ganar premios que se olvida que lo importante es conseguir que el espectadorser identifique con los personajes y que sufra con ellos cuando hay que sufrir y se alegre con ellos cuando hay que alegrarse.
SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama. Ver todo
Chechu Rebota
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 22 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2016 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados