arrow

La vida secreta de Walter Mitty

6,2
18.748
votos
Sinopsis
El tímido empleado de una editorial consigue evadirse de su gris existencia imaginando que es el protagonista de grandes aventuras; un día, su sueño se hace realidad cuando conoce a una misteriosa mujer que le implica en una peligrosa misión... Remake de ‘La vida secreta de Walter Mitty’ (1947), película dirigida por Norman Z. McLeod e inspirada en un relato de James Thurber. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 4 10 20 28 >>
user-icon fantomas   Fuerte Chungo (España)
Excelente
27 de diciembre de 2013
92 de 122 usuarios han encontrado esta crítica útil
Podría hablar largo y tendido sobre Walter Mitty pero no voy a hacerlo. Si tienes muy bien puestos los pies sobre la tierra que pisas, ésta no es tu película. Si no te emocionas con las chorradas tiernas que cualquier cosa fuera de lo normal puede causar, no es tu película, insisto.

Hay muchos puntos que puedes aún así interpretar favorablemente. Yo no sé si una aleta es de marsopa o de tiburón ni si a un tiburón le puedes espantar dándole con un maletín en el hocico, pero por suerte, son cosas que carecen de importancia. Eso son las chorradas que te atraen al guión, que te le hace cercano; entonces luego te sueltan bonitas imágenes perfectamente combinadas con la música más acertada posible y te enseñan algo de la vida; así de paso se consigue unos resultados de lo más agradables. Si lo ves así, bien; te emocionarás.

Algunos esperan su tiempo pacientemente para cazar la imagen del gato fantasma y luego sólo quieren contemplarlo. Pues sí, ese gato fantasma forma parte ya de ti, y tú de él, y ese conjunto formará parte de un todo y cuando más compartas la vida más parte del todo serás. Me río de esa gente que va de viaje y se tira todo el santo día haciendo fotos para poder enseñarlas luego; al final resulta que no ha visto nada. Insisto, si eres de esos presumidos con barba recortada, este rollo no te va a convencer.

Sí, es bonito viajar. No obstante, no nos confundamos. Aquí se habla de muchachos y de envejecer. Ése es el viaje. Viajar también viajan los chilenos en ese barco pesquero, pero no por placer ni aventura, sino para trabajar. La vida no es un escaparate de tus fotos bonitas en el facebook; no te engañes.

He conocido a Walter Mitty, ese tímido trabajador desconocido por alguna compañera de la misma empresa, ¿raro, eh? Y no voy a hablar de él porque ya lo hace un tío con autoridad, Sean O´Connell, la quintaesencia del viajero incansable. Todo trabajador honrado tendrá siempre un admirador respetable que le hará justicia, no sé si mucha o poca, pero siempre algo de justicia.
Una bonita película, entretenida, emotiva, simpática y llena de positivismo.
fantomas
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon SCuenca   Barcelona (España)
Buena
25 de diciembre de 2013
48 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
A veces una gran cinta puede verse ensombrecida por los tiempos que corren. Quizás ese es el problema que me huelo que ocurrirá con esta maravillosa película que aborda temas tan transcendentales como la esperanza, la voluntad, el esfuerzo, los sueños y la felicidad por vivir la vida. Todo ello desde los ojos de Waltter Mitty, un hombre que se autorealizará como persona en un viaje que tendrá que hacer si no quiere ser despedido.

¿Por qué? Pues porque Walter Mitty (Ben Stiller) trabaja en nada más y nada menos que en la prestigiosa empresa LIFE, la cual está realizando una reestucturacción de personal debido a que dejarán de lanzar su edición en formato impreso para pasarse al digital. Esto conllevará despidos y las impertinencias de sus nuevos jefes para que encuentre la “quintaesencia” de la fotografía que les envió el prestigioso fotógrafo Sean O’Conell (Sean Penn) para LIFE, la cual utilizará para su próxima portada. Para ello tendrá que localizar al fotógrafo realizando un viaje por los sitios en los que éste ha estado. Una aventura y una motivación personal que Waltter Mitty asumirá.

Quizás sea un tópico, pero yo formo parte de ese “club” que no traga a Ben Stiller haciendo comedias que ni hacen gracia, ni entretienen, ni te dejan con un buen sabor de boca. Pero siempre digo que una cosa muy importante y difícil de asimilar es que no tener prejuicios y probar suerte. Arriesgarse, tal y como hace el protagonista en la cinta. A modo de metáfora, quizás el espectador debe dar ese salto como el protagonista y ver más allá de nuestra mente. El resultado acaba siendo el de un Ben Stiller que me ha encantado, a excepción de dos secuencias que no me han gustado un pelo, siendo una de ellas una mofa a El curioso caso de Benjamin Button (2008).

Por lo demás, no hay nada que objetar porque su personaje consigue transportarnos a un mundo no muy irreal del que conocemos. Kristen Wiig quizás es el ingrediente que hace que nuestro protagonista se motive lo que necesita para poder dar ese empujón. Es esa chica de la que se enamora Walter Mitty, con la que sueña y la que tiene en un pedestal.

No se engañen, porque La vida secreta de Walter Mitty es un film ameno, fascinante, divertido y en el que hay que dejarse llevar. Siempre he considerado que lo importante de una película es hacer que logre evadirte de la realidad en la que uno vive, durante un rato en el que los sueños, las metas, las oportunidades y demás son posibles. Yo pienso que esta cinta consigue con absoluta firmeza estos propósitos. No de forma permanente porque como he mencionado, lo que quizás lastra mucho son algunas escenas de humor con las que no simpatizo en absoluto. Quizás es un tipo de humor que yo no entiendo.

Recalcando lo que he dicho al principio, quizás es una cinta que necesitamos para recuperar esa sociabilidad que también hemos ido perdiendo con el paso de los años en los que las nuevas tecnologías se apoderan más y más de nosotros, volviéndonos unos seres fríos, inhumanos (lo que son claramente los jefes en este film) y sin sentimiento de culpa alguna.

Por último recalcar que en el fondo de todo este asunto, no hay que olvidar la extensa y absoluta promoción que esta cinta supone para la revista LIFE, la cual imagino que habrá aportado o recibido algún tipo de financiación. Con todo ello, si se ha hecho una película sobre Facebook, ¿por qué no sobre una de las revistas más prestigiosa existen?
SCuenca
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Caith_Sith   Gijón (España)
Interesante
28 de diciembre de 2013
31 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
"La vida secreta de Walter Mitty" es una fábula, un pequeño cuento de un señor anodino que descubre que hay una vida más allá de lo que experimenta a diario. Ben Stiller vuelve a ponerse tras la cámara después de las notables "Zoolander" o "Tropic Thunder" para facturar una feeling-good-movie que abraza la irrealidad para crear una sensación de confort, de alegre despertar del mundo gris. El problema, en cierto modo porque la película es muy digna, es que si en sus dos trabajos previos conseguía risas (muchas, en mi caso) aquí todo se queda en sonrisa. Que no es poco, pero podría ser más, desde luego.

Con un tono que se ha comparado al de "Forrest Gump", pero diría es más cercano al de un Jason Reitman (guste o no), Stiller hace algunas cosas extraordinariamente bien: la construcción de ese personaje principal, muy imaginativa, con sus 'idas de olla' representadas en secuencias de fantasía de distracción, también ese ecosistema dentro de su lugar de trabajo, y la translación de la historia clásica del príncipe y la princesa adaptada a un contexto actual, con un villano -en forma de jefe- y un sidekick para cada momento. El guión es bueno, por así decirlo, y se permite construir toda la trama sobre un mcguffin, sobre una imagen ausente que motiva toda la historia independientemente de los mecanismos intermedios que se lleven a cabo. Stiller, como director y actor, es sumamente inteligente a la hora de ocultar o mostrar ciertos elementos para generar un interés constante. Todo esto a pesar de que los trucos se hagan algo evidentes cuando llega el momento de enseñarlos, eso sí.

"La vida secreta de Walter Mitty" destila buen rollo, pero pese a inspirar esa buena sensación es una película menos 'inspirada' de lo que parece. Los momentos de fantasía se introducen siempre como gag recurrente y es imposible creérselos dentro del propio microcosmos de la película (en el film original, al menos se creaba un anticipo a ellos). Es un detalle menor, pero creo necesario mencionarlo. También, se abusa del preciosismo: la fotografía es una delicia pero a veces sobra tanto elemento embellecedor, sería mejor algo más palpable, menos estudiado y hermoso. Sin llegar al feismo, pero sirva recordar los instantes con Kristen Wiig en pantalla para entender que realmente no hacen falta contraluces o planos generales de paisajes paradisíacos para capturar algo memorable. Lo que es intocable, eso sí, es su banda sonora. Magnífica.

Stiller ha hecho una película muy digna, no tan buena como sus dos anteriores (de las previas a "Zoolander" prefiero no hablar, las tengo algo olvidadas) pero debería poder encontrar a su público sin dificultad. Sigue estando muy por encima de la media de lo que facturan sus rivales, así que por mi parte no puedo más que esperar al siguiente largometraje (dirigido por) de Ben Stiller. Imposible salir del cine sin una sonrisa dibujada en la cara, aunque ojalá la película llegase más lejos. ¿Una escena para el recuerdo? Todo el bloque del parque, con el guiño a cierta película de David Fincher que ya es -por más que pese a muchos- un clásico atemporal.
Caith_Sith
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon David Reszka   Madrid (España)
Interesante
26 de enero de 2014
22 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desde finales de 2013 la cartelera española está presentando títulos bastante interesantes. En los últimos meses han pasado por los cines películas del calibre de "12 años de esclavitud", "Nymphomaniac", "A propósito de Llewyn Davis", "Gravity" y "Vivir es fácil con los ojos cerrados", que constituyen algunas de las mejores obras del año. La vida secreta de Walter Mitty es uno de esos productos comerciales que se estrenan en Navidades para acaparar toda la atención en taquilla. Una historia cargada de buenas intenciones orientada al público de todas las edades es un éxito seguro en estas fechas. El problema de la película es que, como casi todo este tipo de producciones, peca de incurrir en los convencionalismos de la industria hollywoodiense, y sigue la estela de los anteriores trabajos de Ben Stiller, "Tropic Thunder" y "Zoolander", que caen en los excesos de la comedia forzada. Aún con eso, "La vida secreta de Walter Mitty" fue una sorpresa en ciertos aspectos y una absoluta decepción en otros. Sorpresa en cuanto al contenido y decepción en cuanto a la forma. No obstante, el trabajo de Stiller, tanto frente a la cámara como detrás de ella, es notable.

El mensaje que plantea Walter Mitty al espectador es que se levante de su asiento, deje de lado su rutina gris y empiece a vivir, pues la vida está hecha de recuerdos y sensaciones, y se necesitan experimentar emociones para aprovecharla. El trasfondo de la película se podría resumir en un “Carpe Diem, my friend”. Sin embargo, aunque el planteamiento de la historia sea muy poderoso, la película patina en su desarrollo; un guión pésimo, que roza lo vergonzoso, y que destroza una estructura narrativa sobresaliente. "La vida secreta de Walter Mitty" está tratada sin la seriedad emocional que requiere una historia de estas características.

La conexión entre las diferentes secuencias no tiene ni pies ni cabeza; es decir, no hay elementos sustanciales que creen una continuidad entre las diferentes partes de la película. Al mismo tiempo, dentro de esas secuencias, los diálogos de los personajes pecan de caer en los convencionalismos de la comedia barata americana, convirtiéndose en una sucesión de clichés de lo más común. No es de extrañar que algunos críticos hayan dicho que "La vida secreta de Walter Mitty" tiene mucho cine dentro, pero cuando se coge con pinzas una escena suelta. Yo diría que si se escoge una secuencia al azar, pongamos aquella en la que el protagonista, una vez en Islandia, tiene que cruzar la carretera en patinete en menos de cinco minutos, y se analiza de manera independiente a las demás, el resultado de ese análisis objetivo es sobresaliente. Es una escena que contiene todo el mensaje que pretende transmitir la película y que no está viciada por la sucesión de torpes fallos de guión que se llevan acumulando desde los primeros minutos de metraje.

Si al filme se le eliminasen de raíz todos esos guiños fáciles, tan obvios, tan vistos, que no hacen gracia, que no tienen sentido, que no están situados en ningún punto estratégico y que hacen que el espectador se lleve las manos a la cabeza; o mejor, si la historia hubiese sido tomada en serio y hubiese sido enfocada desde un punto de vista más dramático, o incluso orientado a la comedia negra, en todo caso más maduro; probablemente "La vida secreta de Walter Mitty" hubiese sido una gran obra. Al menos, tenía todas la papeletas para triunfar.

Hay algo que me duele ver en este tipo de producciones; que sobre la mesa estén puestos todos los ingredientes que, con una buena mezcla, puedan hacer que el resultado sea algo superior a la media. Lo que es más, no soy capaz de comprender qué es lo que ha propiciado que Ben Stiller y los demás productores (entre los que se encuentra, por cierto, Gore Verbinski) elijan un tratamiento tan pobre de los elementos. Una banda sonora que resuena en la cabeza hasta después de acabar la película, una fotografía deslumbrante, unos paisajes naturales islandeses que quitan el aliento (ahora que lo pienso, ¿cuántas películas han sido rodadas en todos esos lugares?), unas interpretaciones notables y una historia desmesuradamente buena… todo está recogido en "La vida secreta de Walter Mitty". Además, si se mira con ojos más analíticos, hay una excelente crítica implícita del cine que a día de hoy se está haciendo en Hollywood (las secuencias de acción, fruto de la imaginería de Walter, son un fiel retrato de las idiotescas superproducciones que se están expendiendo como churros en la industria americana). Entonces, ¿por qué "La vida secreta de Walter Mitty" se ha convertido en otra película del montón? ¿Por qué un desarrollo de la acción tan torpe e infantil? ¿Es porque el espectador es cada vez menos exigente y disfruta con este tipo de bromas fáciles, o simplemente que la historia no ha sido planteada con la suficiente sensatez? Lo más acertado es decir que se están viviendo las consecuencias de los excesos de una industria condenada a superarse a sí misma, que a día de hoy está asfixiándose en su propia incapacidad de innovación.

David Reszka - Asgeeks.
David Reszka
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Uzquiza   Donosti (España)
Notable
31 de diciembre de 2013
26 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para empezar, es una película que no es para todos los públicos. No, en serio. No tiene nada que ver con Forrest Gump, pero entiendo que en un país, donde se vendió El bosque como un film de miedo o Olvídate de mi, como una comedia, esta película que nos ocupa se convierta en un intento de Forrest Gump, para los chicos de Marketing.
Así qué quitaos eso de la cabeza.

Continuando..., antes de ver esta película quizás debierais de ver "Extrañas coincidencias" o "más extraño que la ficción" (curioso que las dos tengan una palabra como nexo) porque son películas que beben del estilo de la que lo hace Walter Mitty.
Si se acepta entrar al estilo que proponen los filmes mencionados, Walter Mitty te encantará. Y lo siento, no es peyorativo, pero es una película que no es para la gente que usualmente ni mete el cerebro ni el corazón en la sala de un cine cuando va a ver algo.

Esta película en grandes renglones propone una pregunta tan sencilla como ... ¿Estás realmente satisfecho con tu vida y lo que haces de ella? De eso se trata básicamente.

En una película que se ahogará entre la gran masa social, habida de mutantes, gritos de miedo, grandes explosiones y comedias románticas para gente que no sabe qué narices es realmente el amor. Como le ha pasado a las películas que antes expuse de ejemplo. Tras "El lado bueno de las cosas" David O Russell es un nuevo niño bonito, pese a que nadie preste atención a una obra con mayúsculas suya como es "Extrañas coincidencias". Esto es un ejemplo de lo que sucederá con Walter Mitty.


La película es fascinante en muchos aspectos. El primero de ellos, la manera en la que se presentan los créditos iniciales. Me encantó y son tremendamente originales, tanto que me pregunto si alguno de ellos realmente fue pintado, como es el caso del de Twenty Century.

La película en todo momento obtiene un poder visual increíblemente metafórico, su inicio es un buen ejemplo, aunque falla en el propio hecho de adelantar acontecimientos. Quizás es que Walter camine ya por otras sendas que no muchos recorren y no se diera cuenta.
Como dije, mientras Forrest Gump apela a la historia americana, para forzar un entrañable nexo de unión con el espectador, sea este americano no (demostrado ha quedado), pese a que también se basa en otras muchas premisas, claro esta..., Wallter Mitty habla de cosas igualmente universales sin la necesidad de que todo tenga nostalgia.

Todo esto, me recuerda tristemente a un documental, Mon Petit que está basado en el chico catalán en silla de ruedas que ha dado vueltas al planeta sin un duro. La gente normalmente dice "Oh!!!! Un chico de esa edad (desde los 15 hasta los actuales que tenga, 20/21) dando vueltas por el mundo siendo un tullido, que impresionante, que valor..."



En el trailer de ese documental hay una cosa que dice...

"No hay nada que tenga sentido, más allá de lo que te haga feliz
Se trata de lo que realmente quieres hacer y hacerlo
Y si es viajar, viaja y si no, pues no viajes"

A mi me da pena que no se preste atención a que una persona sea de la condición que sea, tiene el valor de hacer lo que le hace feliz, lo que verdaderamente te llene. No se trata de dinero, no se trata de joyas o fama, se trata de hacer aquello que ames, ya sea archivar fotos que para ti son algo importante, viajar, ser médico o qué sé yo. Cada cual verá.

Esta película deja unos mimbres perfectos que muchos no sabrán valorar, seguramente por el hecho de que están en una situación peor que la del propio Walter Mitty, seguramente no usen ni tan siquiera la imaginación a tal nivel.

Quiero verla una segunda vez y muchas más. Se ha convertido en una de mis cinco películas favoritas. Entiendo el cine de diferentes maneras y aunque sé que esta película no es una joya cinematográfica como El padrino, o Blade Runner por poner algunos ejemplos fáciles, creo profundamente en obras que buscan otras cosas, como en este casó recordar, ayudar y sanar a la gente a un nivel interior, como lo hace Olvídate de mi, Donde viven los monstruos o los otros ejemplos expuestos.

Maravillosa.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Uzquiza
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
1 2 3 4 10 20 28 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados