arrow

El mono borracho en el ojo del tigre (Drunken Master)

6,5
2.359
votos
Sinopsis
Wong Fei Hung es hijo de un gran maestro de Kung Fu de la cuidad. Pero, aunque es bueno, en lugar de estudiar Kung Fu se pasa el día haciendo el payaso, hasta que por culpa de una gamberrada suya resulta herido el sobrino de un pez gordo de la zona. Entonces su padre decide recurrir a la ayuda de su tío para que le enseñe un poco de disciplina. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 >>
1 de abril de 2008
31 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película ha cambiado el cine de las artes marciales. Hasta entonces, la hegemonía la tenía Bruce Lee. Jackie Chan, listo él, vio que jamás destacaría en el campo de Bruce, ya que éste había muerto convirtiéndose en un mito. Así pues, decidió innovar. Y se convirtió en el rey de las artes marciales… cómicas. Y todo comenzó con esta película.

El mono borracho causó furor y no hay un verdadero aficionado a las artes marciales que no le guste esta película. Jackie creó el estilo del luchador borracho, imitado después en infinidad de sitios, como en videojuegos. Él fue el primero. Él fue el primero en ver chistes en peleas. Un innovador.

Tengo que decir que la versión actual, extendida en un minuto de la versión antigua, ha tenido un cambio en el doblaje que a mí, personalmente, me gusta menos. Sam Seed es un nombre americanizado, todos los amantes de antaño de la película preferimos el nombre So Hai. Y el maestro del palo será para siempre el Rey del Bambú.
Urin
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
29 de marzo de 2009
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
Un joven, interpretado por un casi irreconocible Jackie Chan, tiene la desagradable costumbre de meterse en líos. No es que los busque, simplemente le persiguen. Su padre decide hacer lo necesario para solucionarlo. Es entonces cuando aprenderá a luchar, pero más importante que eso disciplina. Esta es una aproximación muy libre, de la vida de un famoso experto de artes marciales Chino, llamado Wong Fei-Hung.
Cuando tratas de describir los hechos que ocurren en esta película, te das cuenta hasta que punto la trama es simple. Tanto como un capítulo de los Snorkels, y hay nada menos que tres guionistas. Aquí vamos a encontrar todos los elementos que han hecho famoso el género de películas de artes marciales: peleas increíbles e interminables, música tradicional, efectos sonoros vistosos con los que adornar los combates, malas actuaciones salvo honrosas excepciones y si hablamos de una cinta de Jackie Chan no puede faltar su toque de humor.
El guión no es más que una idea, alargada a base de combates interminables. No confundamos lo que se suele hacer con las películas de acción donde creen que diez o veinte minutos de explosiones y abuso de armas de fuego pueden justificar que el resto de la cinta tengas que aguantar a unos actores hablando y aburriendo. No, esto es una película clásica de artes marciales y está más que claro que lo que importan son las peleas. Los diálogos son secundarios, poco más que una explicación de los motivos por los que empieza la lucha, algo con lo que llenar el espacio entre los combates. Son tan importantes estos, que es extremadamente inusual que pasen cinco minutos sin ver ninguno. Nadie va a ver estas películas por intrincadas tramas y es inútil esperar más.
La dirección es regular en cuanto a los momentos donde no hay acción, pero brillante cuando sí la hay. Es lógico pensar que algo tan importante y que resulta por lo menos el 80% de todo lo que vamos a ver, estará pensado, estudiado y planificado hasta el más mínimo detalle. Sin lugar a dudas las coreografías son lo mejor que vamos a encontrar. Son prodigiosos ejercicios físicos, o mejor aun acrobacias casi imposibles. Que perderían gran parte de su encanto si no fuera por el trabajo que tienen después, añadiendo toda la serie de efectos sonoros tan característicos e imprescindibles del género.
El reparto en general es flojo, nadie destaca excepto el maestro Su Hua Chi y el propio Jackie Chan. Este, ya establece lo que será la base para su singular estilo de cine. Donde sus personajes suelen ser expertos en artes marciales, pero añadiendo ese toque de humor personal. Aquí, tenemos una de sus primeras películas y su forma física era realmente envidiable, así que lo aprovecha para mostrarnos sus excepcionales aptitudes acrobáticas por encima de la vertiente humorística.
Si te gustan estas películas, un clásico, que no puede faltar cuando alguien piensa en las mejores películas del género, o al menos en las más conocidas.
dragoner
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
25 de julio de 2009
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
Conociendo a Jackie como le conocemos y echando la vista atrás, siempre se espera encontrar un producto de calidad en cualquiera de sus películas rodadas en Hong Kong en los 70 y 80. El caso de Drunken Master no es una excepción. Artes marciales en estado puro que harán las delicias de los entendidos, los no entendidos y los que tan solo se sientan para pasar un rato entretenido. Cumple en cualquier tipo de frente y eso siempre es una virtud. Incluso se hace algo larga.

Sin embargo me ha parecido ver algunos retazos desmitificadores: Un maestro borracho, estudiantes de Kung Fu alocados y poco cabales, Jackie haciendo trampas en los ejercicios, escapándose de los entrenamientos… Sin duda pinceladas que al menos para mí se alejan del tradicional perfil de respeto y sabiduría que siempre he tenido del mundo de las artes marciales. No había visto nunca un maestro y un alumno con tan poco “feeling” mutuo.

Pero de todos modos Jackie siempre quiso hacer un estilo propio de artes marciales aplicadas a la comedia, y por eso todos los ideales del honor y la rigidez moral hay que tratar de dejarlos un poco de lado en casos como este. En los países del sureste asiático siempre apreciaron sus películas.
JazzOn
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de marzo de 2009
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
La verdad es que a pesar de lo que es el pésimo pero divertido doblaje al castellano de esta película, es una cinta de acción bastante buena, y una comedia muy entretenida, y la verdad es que se puede decir que es Buena.
Yo creo que el año del Film puede afectar en cuanto a sonido, ya que los golpes que se dan en las escenas de artes marciales, son demasiado escandalosos, y puede que para aquel año estuviesen bien graciosos, pero ahora no es que concuerden mucho viéndolo desde la sociedad actual.
El argumento del Film es bastante previsible, se puede saber lo que va a pasar cada 5 minutos y que es lo que va a ocurrir al final, pero bueno que le vamos a hacer.
Las actuaciones de estos chinos son bastante buenas, hacen reir bastante, alguna que otra vez una buena carcajada, y otras no tanto, pero se mantienen dialogando y en sus coreografías de lucha, que por cierto son muy buenas, también.
Destacar que para ser de los principales Films del gran, aquí bastante joven, Jackie Chan, el chaval no es que lo hiciera flojamente, todo lo contrario, a pesar de aún ser un novato, hay que darse cuenta de que lo hace fenomenalmente, no me extraña como le va su carrera palomitera.
En fin, un divertido y entretenido Film de comedia y artes marciales, un clásico que no se deberían perder. Un saludo.
Cinemaniaco
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
17 de febrero de 2015
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Yuen Woo Ping ( coreógrafo de famosas películas como MATRIX y KILL BILL ) dirige a JACKIE CHAN en esta genial película de humor y artes marciales que hará las delicias de los amantes del género.

La historia es muy simple: Un chico muy problemático con gran dominio del Kung Fu ( JACKIE CHAN ) es castigado por su padre enviándolo a ser entrenado por su tío, un duro maestro que posee el secreto de la técnica de los 8 dioses borrachos. Tras un durísimo entrenamiento, JACKIE aprenderá la técnica, para el uso de la cual es indispensable emborracharse como una cuba.

Cuando uno se dispone a ver una película de este tipo tiene que tener claro lo que se va a encontrar: peleas, humor, peleas y humor. Nada más.

La virtud de DRUNKEN MASTER es que te ofrece todo esto con la mayor calidad posible, ya que las actuaciones aunque exageradas son buenísimas, sobretodo la del tío JACKIE que además de ser un hacha en lo que al Kung Fu se refiere es un gran actor cómico.
Las coreografias son excelentes, sobretodo en las que está presente la técnica del borracho. Por momentos llegan a arrancar carcajadas. Además están muy bien rodadas.

Poco más se puede decir de una película de este tipo cuya pretensión no es más que la de hacer pasar al espectador un buen rato y darle un digno espectáculo. Aquí no encontrarás ningún mensaje subyacente ni ninguna reflexión sobre la vida o la sociedad. Si es eso lo que esperas, te llevarás una hostia. Valga la redundancia.

DRUNKEN MASTER es sin lugar a dudas todo un clasicazo del cine de artes marciales y una auténtica JOYA a reivindicar. Si no le pongo un rotundo 10 es por que a pesar de que la amo, tengo que reconocer que la cantidad de combates que se dan lugar en el film es excesiva y por momentos puede llegar a ''emborrachar'' al espectador. ( También depende del día en que la veas. A veces apetece un buen empacho de hostias. )

En definitiva, si te gusta JACKIE CHAN, el cine de artes marciales, el humor, las películas añejas y quieres descubrir una auténtica JOYITA... pilla una botella de JACK DANIELS y bebetela entera viendo la película. No fallarás.

Un saludo y que disfrutéis de esta borrachera cinematográfica.
Tanatorius
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2015 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados