arrow

Éxodo

6,7
2.846
votos
Sinopsis
Superproducción sobre el nacimiento del estado de Israel (1948). Seiscientos once judíos que han sobrevivido a los campos de exterminio nazis, abandonan Alemania en un barco (el "Estrella de David") que atraca en Chipre. Después de superar grandes dificultades, logran al fin zarpar de la isla en el "Éxodo", barco de carga con destino a Palestina. El objetivo de los refugiados es crear el estado de Israel. Akiva, ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 5 >>
5 de octubre de 2008
58 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tras la Segunda Guerra Mundial, la causa judía era vista con una gran simpatía por la izquierda política y los intelectuales del mundo occidental. Y no sólo por la gran tragedia que significó el Holocausto. El sistema de kibbutzs se consideraba como el paraíso socialista del proletariado en la tierra por lo que era muy fácil hacer una equivalencia entre el David socialista judío y el Goliat capitalista árabe, - los países árabes en aquellos tiempos eran sobre todo monarquías-, si bien es cierto que la crisis de Suez de 1956 había comenzado a hacer cambiar ese punto de vista. Leon Uris fue precisamente uno de los muchos periodistas que cubrieron dicha crisis.

La novela de León Uris en la que está basada la película fue publicada en 1958 y se convirtió en un best-seller desde el primer día. Uris se inspiró en sus experiencias y entrevistas como periodista durante la crisis arriba indicada. "Exodo" recoge en un gran fresco la gestación y nacimiento del Estado de Israel tomando como base la odisea del barco "Exodus 1947", un desvencijado vapor que fue utilizado por la Haganah para llevar a unos 4.500 judíos supervivientes de los campos nazis desde Francia al territorio de la Palestina bajo dominación británica. A diferencia de la historia real, Uris hizo que la travesía del "Exodus" se viera coronada por el éxito, pero cambiándolo por un barco más pequeño con tan sólo 600 refugiados.

Otto Preminger quedó entusiasmado con la lectura de la novela y propuso a la Fox que comprará los derechos para realizar una superproducción. La Fox no lo dudó ni un segundo. Para Preminger "Exodo" era un drama similar a la de la Independencia Norteamericana, en que el Estado de Israel nace a pesar de la oposición de Gran Bretaña y sus aliados árabes. Pero también fue lo suficiéntemente listo como para darse cuenta de que Uris no era el guionista adecuado para llevar su propia historia a la pantalla. Preminger decidió que el guionista fuera Dalton Trumbo y que firmara con su propio nombre. En esa época, Trumbo estaba incluido en la infame lista negra y esto animó a Kirk Douglas a hacer una declaración reconociendo que Trumbo también estaba elaborando el guión de "Espartaco". Ese fue el fin de la lista negra.

Como suele suceder, el tiempo va poniendo a cada uno en su sitio. En el caso de "Exodo" la película no ha ido envejeciendo bien. Si olvidamos el conflicto que aun sigue desgarrando dicha zona del planeta y hacemos el esfuerzo de fijarnos tan sólo en el aspecto cinematográfico, podríamos decir que sigue siendo una película correcta, pero demasiado larga y maniquea. Sin embargo hay una cosa que sigue mantenido su prestigio intacto y es su banda sonora. Ernest Gold consiguió realizar una destacable partitura con una cierta grandiosidad "bíblica". De hecho, mi parte favorita de la película son los títulos de crédito con la llama sobre fondo azul mientras oímos la magnífica partitura de Gold.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
Major Reisman
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
5 de septiembre de 2006
23 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
Al final de esta peli, Paul Newman está enterrando dos cadáveres y nos suelta un emotivo discurso sobre cómo los judíos y los musulmanes vivirán en paz y harmonía en las paradisíacas tierras de Palestina, y algún desalmado se pensó que era un chiste e irrumpió en carcajadas en medio del cine.

La verdad es que no hay una única respuesta a la eterna pregunta de cómo El Pueblo Elegido (o sea, los judíos) han pasado de ser los pupas del mundo, aquellos que recibían golpes desde todas las direcciones, a convertirse en los supervillanos del siglo XXI.
Parece que hayan ido interiorizando todo el odio que les lanzaban y ahora lo estén soltando sobre Gaza y Palestina y el Líbano...
Un amigo mío que es un poco garrulo tiene la teoría de que si no los circuncidasen, ni los judíos ni los musulmanes tendrían tanta mala leche, pero es una teoría que no ha estado comprobada científicamente.
Y uno de los personajes más entrañables de Éxodo afirma que los supervivientes del Holocausto tienen remordimientos y se sienten culpables por estar vivos. Es terrible, pero quizá es verdad... pero yo de ellos, en lugar de guardar los malos sentimientos, los aprovecharía para vender libros en plan Günter Grass.

El caso es que hoy en día resulta más interesante que nunca repasar la historia que llevó a la creación del estado de Israel en 1947.
Y no se crean que es una penitencia, porque se trata de una espectacular superproducción de 200 minutos de a) aventuras, b) pasiones, c) diálogos memorables, y d) análisis de las justificaciones que pueden tener los oprimidos para lanzarse a la lucha armada (ojo, que algunos de estos diálogos entre terroristas judíos son totalmente intercambiables con los diálogos que tienen los terroristas palestinos en por ejemplo Paradise Now).

Un peliculón de cabo a rabo, con una excelente música de un tal Ernest Gold, por cierto.

Nota: excelente.
Listocomics Puntocom
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de junio de 2006
39 de 69 usuarios han encontrado esta crítica útil
Como pelicula técnicamente es irreprochable, por la buena dirección de Preminger y el gran trabajo tanto de Paul Newman como de Lee J. Cobb. Eva Marie Saint está mas bien dulzona y en algunos momento sobreactua. No obstante no puedo dejar dejar a un lado la historia real cuando veo la pelicula. La creación del estado de Israel fué el colofón de la traición del imperio britanico a los arabes, permitiendo que los sionistas (no los judios como raza) se fuesen introduciendo ilegalmente en Palestina. Durante la primera guerra mundial el imperio britanico necesitaba, por un lado el dinero de los judios ingleses pàra equipar a un ejercito desangrado por varios siglos de guerras coloniales, y por otro a los arabes para luchar contra los turcos en oriente medio. La promesa que hicieron a Faisal fué rota al finalizar la segunda guerra mundial. Los israelitas utilizaron el terrorismo, que hoy tanto utilizan contra los palestinos, para obligar a los britanicos a dejar su "incomodo" mandato sobre Palestina y obligar a la partición. En la pelicula se incurren en varios tergiversaciones, tales como decir que el Irgum eran los terroristas y el Hagana eran partidarios de la negociación. La realidad es que las dos eran organizaciones terroristas (el propio Ariel Sharon fué un reputado activista), así com hacer ver que instructores nazis apoyaban a las tropas arabes. La realidad es que el estado de Israel se fundó con dinero europeo y americano, y que el holocausto nazi supuso el espaldarazo definitivo para entregar Palestina a la causa sionista. Por lo que se refiere al desarrollo técnico de la pelicula, es de destacar la música y el ritmo narrativo impulsado por Preminger, que no obstante refleja de forma bastante verosimil la vida en los Kibutzs, en los cuales, no olvidemos, se desarrollaba la vida de europeos trasplantados. Creo que en estos momentos la pelicula queda bastante trasnochada.
guachirolas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de enero de 2006
17 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
La Metro Goldwyn Mayer encargó al escritor Leon Uris un libro sobre la fundación de Israel. Este libro fue todo un <best-seller>, pero dichos estudios no se atrevieron a llevar el mismo a la pantalla, ante el temor de que los paises árabes tomaran represalias contra todas sus películas. Por ello vendieron los correspondientes derechos al productor Otto Preminger quien con la ayuda de Arthur Krim, presidente de la United Artists, cubrió el presupuesto de esta película que ascendió a tres millones de dólares. Los alcaldes de Jerusalén y Haifa dieron facilidades especiales para rodar la película en cuestión, que ganó el óscar a la mejor banda sonora en film dramático, siendo además nominada para los relativos al mejor actor secundario (Sal Mineo) y fotografía en color.
pablo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de febrero de 2009
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Otto Preminger adaptó la novela de Leon Uris y ya le comportó problemas durante su estreno. El mismo escritor acusó al director de "Laura" de suavizar el contexto de la idea original de su obra, pero Preminger ya había realizado su gran producción, trufado de estrellas y con el conflicto del nacimiento de la nación de Israel. Paul Newman es Ari Ben Canaan el guía de su pueblo hacia las tierras de su origen después de escapar de los tristes años del nazismo en Europa. Así lleva a un pueblo arrepentido hacia la nueva era del Sionismo; el resurgir de una comunidad, no sólo la exiliada, sinó la de los que están establecidos allí desde hace siglos bajo la presión del ejército británico. Después de quedar sitiados en Chile, la Resistencia imparable parte rumbo en un pequeño barco mercante, en condiciones infrahumanas, hacia la Tierra Prometida, con la esperanza por resurgir y establecerse de nuevo en las regiones de sus antepasados.

"Éxodo" sigue causando estragos hoy en día según las circunstancias que se suceden en Israel. Pero Otto Preminger se limita a filmar como el que aprende leyendo un libro de Historia. Y según el año en que rodó, muestra un prólogo sobre el sufrimiento dejando un final en suspenso que podría concluirse como el origen del conflicto Palestino cuando la ONU decidió por unanimidad declarar Israel como Estado. Sin olvidar claro las consecuencias repercutidas por las alas más radicales de los resistentes al atentar en el Hotel Rey David, catástrofe que se saldó con más de trescientos muertos y que para algunos sigue siendo el desencadenante de las guerras que se producen en este lado del mediterranio hoy en día. La música, firmada por Ernest Gold y que ganó el Óscar, sigue llevando una bandera de estremecedor patriotismo en cada una de sus notas.
Natxo Borràs
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 5 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados