arrow

El ilusionista

7,2
89.003
votos
Sinopsis
En la Viena de 1900, el misterioso Eisenheim (Edward Norton) cautiva al público con sus espectáculos de magia e ilusionismo. Sus poderes sobrenaturales llegan a oídos del príncipe heredero Leopold (Rufus Sewell), un hombre escéptico que acude al espectáculo acompañado de su prometida, la bella y sofisticada Sophie (Jessica Biel). Sospechando un fraude por parte de Eisenheim, el príncipe encarga al perspicaz inspector de policía ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 30 56 >>
25 de mayo de 2009
52 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil
Recuerdo pocas historias en las que lo estético limara las carencias que acompañaban al grueso de la trama. Kill Bill o los chistes de Chiquito podrían ser dos buenos ejemplos, el otro sería esta película. Ya desde los títulos de crédito la maravillosa banda sonora y las difuminadas letras nos anticipan una atmósfera de ensueño. El argumento, burdo a más no poder, no interfiere en los golpes de efecto que Neil Burger le imprime. Estamos de acuerdo en que a estas alturas narrar una historia de estas características está algo desfasado, pero a pesar de ello El ilusionista contiene las suficientes virtudes como para esquivar algunas lagunas y un final un tanto atropellado. Edward Norton y Paul Giamatti otorgan credibilidad a sus interesantes personajes, así como Rufus Sewell, idóneo para el papel de villano. La fotografía amarillenta, el estudiado vestuario y la colosal banda sonora imprimen un estado casi mágico a una película que por momentos se devora a sí misma. Recomendable.
Txarly
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de noviembre de 2006
59 de 90 usuarios han encontrado esta crítica útil
De qué va:

==========

Es, en difinitiva, una historia de amor. Un amor juvenil que resulta tempranamente abortado por causas externas, lo que nos lleva a sospechar que su reanudación será sólo cuestión de metraje.

El enamoradizo prota es un famoso ilusionista (Edward Norton), ella es -toma complicación- la prometida del heredero al trono.

El tiempo y lugar: la Viena de 1900 (aunque está filmada en Praga).

El reencuentro se produce durante una actuación del mago. El heredero del imperio le encarga a su jefe de policía (Paul Giamatti) que hunda al mago, pero el inspector no puede evitar sentir una cierta admiración y simpatía hacia el personaje que le encargan destruir...

Lo que más me gustó:

* Indudablemente: las muy notables interpretaciones de Norton y Giamatti. Y la "química" que se produce entre sus personajes.

* El hacernos caminar dubitativos -y con ojos hasta infantiles- en la frontera de la ilusión, al no saber como espectadores si estamos ante una historia fantástica y mágica o ante un ilusionista sublime; el director juega [hasta abusar un poco con alguna trampa, cierto es] con nosotros aprovechando las posibilidades que le ofrece este tipo de historia.

* El hermoso aspecto visual de la película, con su lograda ambientación, esos exteriores de Praga, esos interiores en los teatros, me gusta hasta el maquillaje, ea: esos mofletes héidicos que le colocan a Jessica Biel tras el fornicio... ¡dan ganas de repetir!

Lo que menos me gustó:

* Las "trampillas" antes insinuadas.

* Contraindicaciones: puede producir algún pequeño, leve y pasajero sarpullido a espectadores/(im)pacientes hipersensibles a la "melazina" de etiología cupídica.

* Yo -que disto mucho de ser un espectador "avisado"- pude anticipar con cierta facilona previsibilidad el final de la historia.

Frases favoritas: «Vida y muerte. Espacio y tiempo. Destino y casualidad. Estas son las fuerzas del universo»
Elfaraon
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
16 de enero de 2010
24 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sin ser una obra maestra su fuerza contribuye a elevar esta película a los altares de la calidad cinematográfica, gracias a la buena combinación de su cautivadora fotografía, música y trabajo del reparto. Tiene sus defectos, como escenas vacías en las que su lentitud no ayuda a digerir con entusiasmo la película o lo presumible de algunas de sus secuencias, que no dan cabida a momentos de sorpresa.

Pero más allá de su impecable ambientación, el conjunto de la película constituye una obra de gran calidad e interés en el que destacan los papeles de sus actores principales, Edward Norton y Paul Giamatti, siendo a mi parecer más sobresaliente el trabajo de Giamatti sobre todo el reparto.

La historia nos habla del enigmático Eisenheim (Norton), que se dedica a hacer disfrutar al público más exquisito con sus espectáculos de magia e ilusionismo. Unos actos que no tienen buena acogida por parte del príncipe heredero Leopold (Rufus Sewell) que considera que Eisenheim no tiene poderes sobrenaturales como hace parecer ver en sus espectáculos, y que lo que en sus números se ve es una farsa compuesta de múltiples trucos que deben tener una explicación lógica.

Por esto pone la situación en manos del inspector jefe de policía Uhl (Giamatti) que, a pesar de su admiración por el mago, deberá investigarle para desmontar su espectáculo y evidenciar lo que su desagradable jefe pretende demostrar: que todo es una patraña.

Y mientras Eisenheim continúa superando como puede los obstáculos que la incredulidad de la realeza le brinda, el amor llama a su puerta de la mano de la prometida de Leopold, Shopie (Jessica Biel) que deberá elegir entre hacer caso a lo que dicta su corazón o cumplir sus planes nupciales y convertirse en princesa.

Bonita es la palabra más idónea para describir esta película, narrada como un cuento (que de hecho, está basado en la historia corta de Steven Millhauser) y contando con preciosos detalles llenos de elegancia, sostenidos por la mágica música que Philip Glass (El show de Truman, 1998) creó para la ocasión.
Sandro Fiorito
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de diciembre de 2009
27 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me pongo a pensar en las causas para que una película como “El ilusionista”, que posee un argumento tramposillo y algo mediocre, llegue a ser a ser tan deliciosamente entretenida. Pronto caigo en la cuenta: la historia no vale mucho pero la estructura narrativa del filme es de diez.
Tres partes bien diferenciadas, cada una con su propia estructura interior, cada cual el doble de larga que la anterior y el doble de intensa. De manual. Si a esto le añadimos una ambientación muy lograda (fotografía sublime) y un elenco de actores que da la talla desde el primero hasta el último (destacando sin duda el gran Paul Giamatti) tenemos una película altamente recomendable para ladies and gentlemen, boys and girls. Para todo el mundo, vaya.

La verdad es que yo ese final tan previsible que todo el mundo comenta no me lo olí hasta tenerlo prácticamente en la cara. Y no se tiren de los pelos por el engaño, señores, que Hitchcock los hacía mucho más toscos y no veo a todo el personal poniéndolo a parir. Claro que el gordito sabía bien como metérnosla doblada.
Favio Rossini
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de junio de 2009
23 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
La película comienza con un joven de clase baja que, asombrado por un viejo ilusionista ambulante, se enamora de una chica de la nobleza. Cuando planean fugarse, ella es retenida, y él desaparece. Tras varios años, él aparece en Viena bajo el nombre de Eisenheim, estando su amada Sophie prometida con el despiadado heredero al trono.

A partir de este punto, encuentro romántico, discusión, truco por aquí y rebeldía por allá. Edward Norton está asombrosamente sosainas, y Jessica Biel demuestra que su talento está, más que delante de una cámara de cine, delante de una fotográfica, máxime con Maxim o FHM mediante. Y (¡oh!) el gran Paul Giamatti, ganador de un oscar por una película independiente, importado expresamente para que esta superproducción tenga ese toque ambiguo, tan original y fresco hoy en día. Casi me caigo al suelo cuando veo su expresión de duda, esos demonios interiores intentando aflorar al exterior. Ojo, no digo que sean malos actores, pero están fuera de su hábitat. Pero aguanté un poco más, y ya me caí del todo cuando empezaron los efectos especiales de verdad. De aquí el título de mi crítica.

Y es que la cinta es muy tramposa, yo creí que iba a ver una película realista, donde podemos ver los entresijos que rodean a un truco de ilusionismo, una historia de amor redonda, algún toque de humor... ¡Que es una superproducción, coño! Pero salí completamente decepcionado. Y lo peor llegó cuando la película termina: sucede exactamente lo que todos andábamos esperando, pero no queríamos que sucediera. ¡Habernos sorprendido, Neil Burguer! ¿No te das cuenta de que, hoy en día, un final sorpresa ha de eso mismo, sorpresa? ¡Que el concepto es el concepto!

Ahora puedo decir que la película podría haberse resumido en un corto, pero hubiera sido una birria por la chapuza de historia que nos cuentan; así que el amigo Burger debió pensar en meter de por medio musiquilla agradable, efectos especiales, bonitas tomas con cámaras caras y mucha, mucha grandilocuencia. Pero si eres grandilocuente para hacer un truco, por lo menos no nos dejes ver las cartas de tu bolsillo.

Menos mal que, gracias a Heraclio Founier o como se llame, siempre nos quedará Tamariz.
Rudyger
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 30 56 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2015 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados