arrow

Jimmy P.

5,1
428
votos
Sinopsis
Al final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Jimmy Picard, un indio Blackfoot que combatió en Francia, ingresa en el hospital militar de Topeka (Kansas), un centro especializado en enfermedades mentales. Picard sufre varios trastornos: vértigo, ceguera temporal, pérdida de audición... Debido a la ausencia de causas fisiológicas, el diagnóstico es esquizofrenia. La dirección del hospital decide, sin embargo, pedir la ... [+]
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 >>
user-icon Nachogf   El puerto de Santa Maria,Cadiz (España)
Floja
19 de Noviembre de 2013
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Sobre Jimmy P. me hice demasiadas ilusiones al leer la sinopsis de la guía del festival SEFF, en la cual se comentaba que la película de Arnaud Desplechin era cercana a películas como "Un método peligroso, de Cronenberg. Empezaré diciendo que Benicio del Toro, nuestro protagonista, no me causa simpatía. Es un actor que interpreta siempre el mismo papel y ha llegado a un punto por el cual no me creo nada de lo que haga. Pese a que intenté deja de lado mis prejuicios, y confié en mi capacidad de sorpresa, desgraciadamente no se pudo más que corroborar mi tesis. Benicio realiza una pésima interpretación protagonista, interpretación en la que Desplechin deposita en vano su confianza y gran parte del peso del filme, manteniendo la misma expresión y el mismo tono de voz se enfrente al personaje o a la situación a la que se enfrente. Él es así.

Aparte de éste importante punto débil, nos enfrentamos a un interesante duelo de egos. Interesante teniendo en cuenta el matiz narrativo de la película que nos presenta a un psicoanalista contra su propio paciente, pero este conflicto no explota ni se juega realmente hasta el final, y cuando ocurre, la película no tarda demasiado en terminar. Mientras tanto no veremos evolución alguna en ningún personaje, simplemente observamos unos actores algo perdidos que se mueven ciñéndose a un guión, sin convicción alguna por su rol. Con ello veremos una estructura de conversaciones sucesivas que intentan descifrar a Jimmy P, el cual resulta poco interesante, bastante insípida y repetitiva. El personaje del doctor resulta curioso y más interesante, pese a que no deja de ser un conjunto de tópicos y clichés.

Lo mejor de la película podría ser su tono e intenciones que no son más que, simplemente, crear simpatía al espectador. Jimmy P. es la típica obra que pretende sacar a relucir tu lado sensible para que al salir del cine experimentes un sentimiento reconfortante. Palpamos y conocemos dichas intenciones, pero el filme francés no consigue llegar al puerto deseado. Jimmy P. no busca realizar un análisis complicado y profundo de los personajes, sino la felicidad de su espectador. Para terminar me gustaría comentar el papel de ella, la amante del doctor. Es curioso (o no) que una película basada en el miedo a la mujer, al amor o a enfrentarse a sentimientos similares, tenga unos personajes femeninos tan simplones y tópicos. Los personajes femeninos representadas en Jimmy P. están dibujadas con desgana, resultan planas, construidas sin ambición y son concebidas como mero complemento, como mero relleno. Al salir del cine, sentí cierta sensación gratificante pero pasados no demasiados minutos, me invadió la indiferencia ante la arriba comentada obra.

Crítica original: www.lallaveazul.com/2013/11/conexion-seff-la-mostra-de-venecia.html
Nachogf
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon lourdes lulu lou   valencia (España)
Interesante
22 de Marzo de 2014
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Terapia a un indio pies negro, es lo que vas a encontrar; literalmente, dos horas de terapia a un indio pies negro. Y no albergues esperanzas de encontrar una vida fascinante con sucesos tormentosos que mantenga viva la llama de tu sabroso espíritu; hablamos de traumas infantiles, remordimientos juveniles, pesares adultos, lamentaciones pasadas, culpabilidad sacrificada..., lo que puedes encontrar en tu propia vida -ahora es metafórico, no literal!!!-. Que si..., el antropólogo, falso psicoanalista, que le trata es curioso y simpático -incluso más interesante que el propio protagonista-; que si..., Benicio del Toro está genial y es el mayor atractivo de la película; que si..., es placentera, gentil y agradable de seguir -debo conformarme?- que si..., cuando comparten cámara ambos actores, la química entre ellos es fantástica -pero no sirve de mucho más!!!- aunque..., conforme pasan los minutos y ves lo que NO hay -un interesante relato que capte y mantenga tu atención-, descubres la sorpresa de una anonadada somnolencia inesperada que se apodera de ti -falta de aliciente y perspicacia en lo relatado- y observas tu lento desapego respecto de un personaje que, en principio, quieres conocer -pero te puede el cansancio y un leve no-admitido aburrimiento-, no te cabe otra que sentenciar..., haber visto una lánguida y poco motivada sesión de terapia a un indio pies negro, literalmente dos horas de terapia a un indio pies negro, sin nada más que añadir. Lo bueno es que puedes levantarte al baño, salir a fumar un cigarro, contestar un whatsApp, hacer una mini cabezadita, bostezar disimuladamente..., y no te perderás nada. Realmente espero que el libro en el que se basa el relato sea más fascinante!!!

http://lulupalomitasrojas.blogspot.com.es/
lourdes lulu lou
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon El Criticón   Barcelona (España)
Floja
23 de Marzo de 2014
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
“Jimmy P” es una película tan equivocada que asusta pensar que alguien puede pagar por entrar al cine a ver un peñazo de tales dimensiones, llevado por el nombre de Benicio del Toro o por el hecho de que la vendan como una especie de película de ayuda y superación al estilo “Intocable”. Pero no hay nada de eso, “Jimmy P” es un tostón de mucho cuidado, cualquier telefilme de sábado por la tarde tiene mas ritmo que este relato que cuenta la enfermedad de este soldado indio interpretado con sorprendente apatía y ninguna personalidad por Benicio del Toro, y los empeños del doctor (un correcto Mathieu Amalric) por descubrir que diablos pasa en la mente del indio. El problema es que los minutos pasan y no sucede nada, todo es puro aburrimiento que no conduce a ningún lugar. Todo es minimalismo y sobriedad. Como si el director Arnaud Desplechin quisiese ser lo mas impersonal posible para que el espectador saque sus propias conclusiones. Pero no, el problema de esta aburrida “Jimmy P.” es que carece de todo ritmo, solo son un puñado de buenos actores deambulando por escenarios de época mientras el espectador intenta adivinar si lo que le están contando es realmente importante o contiene alguna moraleja que le ayude a salir del cine con algo de dignidad. Ni lo uno ni lo otro. “Jimmy P” es pura apatía, es la antítesis del cine de entretenimiento y la antítesis de cualquier otro tipo de cine. Aburrimiento de muchos quilates.
El Criticón
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Cjacoana   Sevilla (España)
Pasable
26 de Noviembre de 2013
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Desplechin es un director importante para comprender el cine francés actual. Sus películas contienen altas dosis de humor negro, cinismo y un tono oscuro. Jimmy P., la primera aventura estadounidense del francés, supone un drástico cambio de registro y de tratamiento de su cine: ahora se vuelve más humano y cercano y rueda sin pretensión ni dobles sentidos. Podemos decir que el francés se ha humanizado.

El guión no es gran cosa. Se basa en el libro de Devereux sobre el psicoanálisis al que somete a un individuo indio que sufre graves dolores de cabeza y se emborracha como una cuba. Al principio parece ser secuelas de la guerra, luego esquizofrenia. Finalmente resulta que sufría de dolor en el alma. La historia es intimista entre los dos personajes que se muestran comprometidos a colaborar en el psicoanálisis como paciente y doctor con sus dimes y diretes. Su avance es moderado e irregular, con pasajes interesantes y otros no tanto, como si el espectador también formara parte del grupo del psicoanálisis que va avanzando hasta su conclusión. Sin embargo, le falta intensidad a este drama psiquiátrico ya que se basa en un ejercicio que no tiene emoción ni conflicto. Todo se desarrolla satisfactoriamente sin grandes problemas, sin grandes traumas; probablemente se trate del psicoanálisis más sencillo y aburrido de la historia. La causa del trauma es algo enrevesada y no del todo creíble o, al menos, no tanto para provocar ese cuadro psicológico, por lo que el guión queda algo cojo y no me logra convencer.

En cuanto a la interpretación, Benicio del Toro y Mathieu Almaric forman un binomio totalmente opuesto que funciona de maravilla. Reservado, esquivo y monótono el primero; expresivo, abierto y empático el segundo. El resto, más que secundarios, terciarios, están aceptables y la amante de Devereux no sé qué pinta. Hubiera sido interesante que hubiera provocado una degeneración en la relación entre el etnólogo y el indio, pero estos dos parecen llevarse a las mil maravillas, como coleguillas (aunque al indio le entra un desvarío contra Devereux que únicamente queda en anécdota).

La fotografía es potente e intenta penetrar en la mente de los personajes con planos cortos y generales con recorrido que, junto con el montaje, ayudan a que la historia sea dinámica e intensa y no se caiga en el tedio. La idea es buena pero un guión mucho más desarrollado y conflictivo le hubiera ido como anillo al dedo. Me falta algo más para considerarla una buena película.
Cjacoana
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon david   Asturias - Madrid (España)
Floja
24 de Marzo de 2014
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
(...)

Cuando Jimmy P. da sus primeros pasos, mecido por la intrigante partitura de Howard Shore, creemos que la historia promete. El cine es un instrumento muy poderoso para reivindicar sucesos históricos olvidados. Y esa parece ser una de las facetas de Jimmy P: recordar la tragedia vivida por un pueblo. Pero cuando pasan 15 minutos de metraje, el ritmo empieza a decaer y la historia se pierde en una madeja de jerga psiquiátrica. Ya no se recuperará…

(...)

El problema es que no todas las historias basadas en hechos reales, por muy reales que sean, dan para una película. No sabemos que vio Desplechin en este asunto. A lo mejor el libro es interesante, pero el tratamiento que le da el director y coguionista galo en su película es completamente errado.

Decir que Jimmy P. es aburrida, es decir poco. Es plúmbea. Incoherente. Farragosa. En ningún momento encuentra el tono adecuado. El espectador cree que va a descubrir algo importante a medida que avance la historia. Todo es muy serio desde el comienzo. Pero nada de nada. Mientras la partitura de Howard Shore va por un lado, las situaciones van por otro. Los secundarios (el equipo de psiquiatras, la novia de Devereux) no aportan nada, no sabemos cuál es su papel en la historia.

Y los dos personajes principales no logran emocionar…Se supone que su relación es el pilar de la película. Dos personas de dos mundos diferentes que deben llegar a entenderse. Parece que al final se entienden, pero nosotros a ellos, no… Tanto Benicio del Toro como Mathieu Amalric no están muy finos, perjudicados por un libreto lamentable. Del Toro es una roca, aunque tal vez era lo que Jimmy P. pedía y Amalric sobreactúa, siempre nervioso. Su personaje agota, tal vez porque tampoco nos ofrece ninguna conclusión firme.

Mención aparte merece la música. Estamos hasta las narices de partituras aparatosas para películas que no lo piden. Howard Shore es un clásico, especialmente célebre por sus colaboraciones con Cronenberg y Peter Jackson. Lo que ha perpetrado para Jimmy P. es totalmente incongruente. Parece una banda sonora intercambiable con cualquier otra película. El tono de la música no se relaciona con la historia. Es como si pones la música de Psicosis en una película de Aki Kaurismaki.

Y así con todo en Jimmy P. A pesar de sus buenas intenciones, la cinta de Desplechin es un quiero y no puedo constante. No es críptica o enigmática. Está mal hecha. No hay más.

Lo mejor: Formalmente correcta.

Lo peor: El guión, no encuentra el tono ni el pulso narrativo. Pretenciosa. Aburrida. La banda sonora no concuerda con la historia.

[crítica publicada en alucine.es]
david
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
1 2 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados