arrow

La vida es bella

8,5
180.245
votos
Sinopsis
En 1939, a punto de estallar la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el extravagante Guido llega a Arezzo (Toscana) con la intención de abrir una librería. Allí conoce a Dora y, a pesar de que es la prometida del fascista Rodolfo, se casa con ella y tiene un hijo. Al estallar la guerra, los tres son internados en un campo de exterminio, donde Guido hará lo imposible para hacer creer a su hijo que la terrible situación que están ... [+]
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 10 20 79 >>
12 de agosto de 2007
487 de 561 usuarios han encontrado esta crítica útil
Al acabar de ver "La vida es bella" me quedo quieto como una estatua ante los créditos finales. Quedo con la mirada clavada en la pantalla y con mis pensamientos divididos en dos: La primera división rememora distintas escenas haciendo que se me vuelvan a erizar cada vello de mi cuerpo. La segunda división de mi consciencia va soltando preguntas a la nada... ¿Qué hizo Roberto Benigni el día anterior al día en que inventó esta historia? ¿con quién habló? ¿qué ceno? ¿con qué soñó? Quiero saber en qué momento de su maldito día anterior se produjo la chispa que le llevó a crear semejante monumento audiovisual. ¿Qué hay de distinto en el alma de Roberto a la de cualquier otra persona en el mundo? Algo seguro que hay: Esta impresionante historia es tan hermosa que sólo un dios es capaz de imaginar y ser lo bastante generoso como para compartirla con el resto de la humanidad.

Roberto, me has hecho reír y me has hecho llorar. Al principio te tomé por un loco y al final por un dios.
Los créditos finales se acaban, toca meter el dvd en su funda... deseo olvidarla, deseo volver a verla nuevamente por primera vez.



Nota para Roberto:

Cuando tengas otra chispa como la de aquella vez, te lo suplico... vuelve a compartirla con todos nosotros.
JuanCádiz
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
23 de diciembre de 2006
144 de 177 usuarios han encontrado esta crítica útil
"La vida es bella", posiblemente sea el más hermoso canto a la vida y al optimismo, que haya hecho la industria del cine jamás. Roberto Benigni logra crear una película, donde los momentos de comedia y de drama, se suceden con una gran inteligencia y sobre todo, con una maestría fuera de toda duda.
La historia es desenfadada, tierna, pero al mismo tiempo posee una gran profundidad y desde una óptica positiva, el italiano recrea lo que significó el holocausto nazi. Todo ello, impregnado con su peculiar estilo y su manera tan personal, de entener el cine y los aspectos de la vida.
Hay escenas geniales, planos bellísimos, momentos en los que aparecerán sonrisas y otros, donde incluso se escapará alguna lágrima. Además, la banda sonora es magnífica y las interpretaciones de los actores, increíbles.
En definitiva, todo es maravilloso en "La vida es bella" y se trata de una película, que con el paso del tiempo adquirirá el carácter de clásico y que no dejará indiferente a nadie. Así que pocas veces, tantos premios fueron tan merecidos en una obra, donde por encima de todo reina el amor y eso, cuando se está rodeado de tanta barbarie, tiene sin duda mucho mérito.
RAMON
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
8 de mayo de 2007
137 de 180 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me faltan palabras para describir esta maravilla. Roberto Benigni me ha demostrado ser uno de los mejores directores de cine de todos los tiempos. Con ésta, su ópera prima, ha roto todos los moldes de calidad y de BELLEZA en el cine. Si existe la película perfecta, tal vez ésta sea la que más se aproxime, porque jamás he visto una historia tan maravillosa, ni tan bien ideada, ni tan sorprendente, ni tan entrañable, ni tan mágica... Y así podría seguir hasta el infinito.
La manera en que la fantasía y la magia impregnan la vida cotidiana, primero en un pueblo de la Toscana, y después en un campo de concentración nazi; la manera en que un hombre dotado de una desbordante imaginación consigue llenar su vida y la de sus seres amados de pura felicidad, amor, esperanza; la asombrosa manera en que logra proteger a su familia de la terrible amenaza que se cierne sobre ellos.
Esta es una película que nos habla de que la esperanza y la imaginación son el camino para remontar todas las desdichas. Nos anima a no perder la sonrisa, a apurar la vida al máximo, a AMAR sin restricciones, a recurrir a la magia de un gesto o un detalle que sirva para hacer feliz a alguien. Es un canto a la superación, a la capacidad de resistir el miedo con la mejor cara para dar fuerzas y esperanzas a nuestros seres amados cuando están en peligro. Y también una oda a la paz, haciéndonos ver, con su tierna ingenuidad, el absurdo de las guerras y de los odios y de las ideologías que atentan contra la integridad humana.
Se nos muestra que los milagros se pueden hacer realidad si tenemos la fe suficiente, si el amor es lo bastante fuerte.
Todo se desarrolla con una naturalidad apabullante tocada por lo milagroso; es algo así como un realismo mágico tan bien desplegado y tan magistralmente desarrollado, con el humor y el dramatismo tan perfectamente dosificados y complementados, que una se lleva toda la película con la boca abierta de la sorpresa y con las risas mezcladas con el llanto.
Y eso es un PADRAZO y un MARIDAZO.
Imprescindible. Absolutamente bella. Un hermosísimo cuento agridulce ambientado en tiempos de guerra. No puedo verle ningún fallo.
Me quedo con la escena en la que llegan al campo de concentración y Guido se pone a "traducir" lo que dice el oficial alemán. ¡Estaba riéndome y llorando al mismo tiempo! Excepcional.
Vivoleyendo
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
21 de marzo de 2010
123 de 158 usuarios han encontrado esta crítica útil
9:30 Me despierto. Bostezo 3 veces.

10:34 Me ducho y me visto. Desayuno.

11:04 Suena el timbre de mi casa. He quedado con un amigo de mi infancia, un buen amigo.

14:00 Oímos casi sin quererlo la mascletá de Valencia.

14: 27 Llegamos (andando) hasta una pizzería que ofrece una gran oferta.

14:28 Estupefactos descubrimos que la oferta es sólo aplicable entre semana.

14:29 Vamos al McDonalds.

14: 54 Está como una pastelería en frente de un gimnasio para obesos. Vamos al Burger King.

15: 04 Hacemos 12 minutos de cola.

15:17 Incluso nos toca estar de píe para esperar un asiento disponible.

15: 21 Empezamos a comer. Me pregunta si sigo enamorado de la chica de toda la vida.

15: 22 Le contesto que sí. Me pregunta si ya se lo he confesado.

15:23 Le contesto que no. Me dice que es una pena. Pienso que me arrepentiré toda la(mi) vida si no me declaro ahora que estoy a tiempo.

17:16 Ya en mi casa, solo, decido mandarle a ELLA un sms.

17:21 Le digo que la quiero, que me encantaría verla.

17:23: Me rechaza. Me mata.

17:24 - 22:34 El vacío.



22:36 Decido introducir en mi reproductor DVD "La vida es bella"
Roberto Benigni me hace reír. Me recuerda la sonrisa que puedes poner cuando la vida te golpea. La vida es bella, sí.
Peter McNulty
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
24 de junio de 2011
102 de 152 usuarios han encontrado esta crítica útil
Me cabrea muchísimo ver al típico nazi estúpido en algunas películas de Hollywood, la mayoría dirigidas o producidas por Mr Dólar, pero aquí no hay un nazi tontorrón, aquí hay un batallón entero de idiotas en el que no se salva ni el pastor alemán. Por lo tanto el cabreo fue más que mayúsculo, superlativo.

La primera parte de la película esta bastante bien, el cortejo de Guido a su princesa y la llegada del pequeño Josué. Pero Benigni convierte el campo de concentración en su circo particular, confunde la forma, y aunque tenga buenos monólogos para hacernos reír con la muestra de ternura hacia su hijo, desentona como una puta en un convento ¿pero de qué nos estamos riendo? Los nazis no son nazis, los presos no son presos y hay un payaso suelto, haciendo lo que le da la gana, en un lugar en el que en personaje así, recibiría un balazo antes de cruzar la puerta.

“El tren de la vida” trata el holocausto, también como una fabula y en forma de parodia, pero con mucho más respeto que Benigni en “La vida es bella”. Los malos dan miedo y toda la comedia está bien contextualizada en el drama histórico, cosa que aquí no ocurre.

Y para rematar, la Academia le dio el oscar a mejor actor a Roberto Benigni en detrimento de Edward Norton en su gran interpretación en “American History X” ¿Por qué? porque Edward interpretaba a un nazi, un nazi que no es estúpido, grave error, y al qué se le permite argumentar en algunos momentos en defensa de sus más que discutibles ideas, algo intolerable para los académicos, para ellos era más lógico concederle un oscar a un tipo que se interpretaba a si mismo, vaya tela.
Adoctrinador de masas
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 10 20 79 >>
Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2017 Filmaffinity - Movieaffinity | All Rights Reserved - Todos los derechos reservados