arrow

The East

6,2
3.850
votos
Sinopsis
Sarah Moss (Brit Marling), empleada brillante de una poderosa compañía, debe cumplir una misión: infiltrarse en un grupo anarquista de ecologistas radicales que están creando problemas a algunas empresas. Lo malo es que el jefe de la banda (Alexander Skarsgård) se enamora de ella. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
1 2 3 4 6 >>
5 de julio de 2013
21 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
Poison Ivy, o Hiedra Venenosa, como ha sido traducida al español, es un personaje de comic que aparece en algunas aventuras del líder de la Liga de la Justicia, Batman. Una atractiva mujer cuya obsesión por la naturaleza la condujo a la locura y a la idea de que para la salvación del planeta tierra, es necesaria la destrucción de la raza humana. Gracias a sus fantásticos poderes, entre los que se encuentran el control mental de las plantas o las toxinas, y la inmunidad a cualquier virus, consiguió poner en jaque en más de una ocasión al caballero oscuro. Lo curioso de este personaje es que hay veces en las que no sabemos si sus actos delictivos son realmente punibles, o estarían evitando un mal mayor.
Este dilema moral es la base de The East, un thriller de espionaje sobre el terrorismo ecológico, que nos muestra la disyuntiva de Sarah Moss, una agente infiltrada que trabaja para una gran empresa de seguridad privada, al conocer a Benji, líder de la organización criminal a la que investiga, denominada como The East. Los actos llevados a cabo por la célula, así como la justificación que sus miembros ofrecen sobre los mismos, llevarán a Sarah a replantearse sus ideales y a poner a prueba su integridad. Empresas farmacéuticas que ponen a la venta drogas, aun sabiendo que pueden resultar muy perjudiciales para la salud de los consumidores, petroleras que siguen usando transporte de crudo por mar, en barriles mal sellados para ahorrar costes, poniendo en peligro a millones de animales y especies acuáticas. Ellos son los objetivos, actos deleznables tras los que encontramos insensatos, negligentes, o simplemente, malas personas que hacen dudar sobre quiénes son los auténticos terroristas. Las sanciones impuestas para los causantes de tamañas catástrofes quedan, en la mayoría de los casos, en una simple advertencia o una pena simbólica. Este es el motivo por el que la banda aplica su “justicia retributiva”, ejerciendo ellos mismos de juez, jurado y verdugo de todos sus objetivos. Una adaptación de la Ley de Talión, en la que la premisa del ojo por ojo, diente por diente, siempre termina convirtiéndose en una espiral de violencia donde cada vez es más difícil establecer un límite de lo condenable y lo concebible.
La temática resulta novedosa, si bien es cierto que tanto el planteamiento como la relación entre los dos protagonistas, nos recuerda a la que mantenían el sargento Brody y la agente de la CIA Carrie Mathison en la serie de televisión de la cadena Showtime, Homeland, 2011. Al margen de este dato, pocos ejemplos sobre el ecoterrorismo podemos encontrar en la gran pantalla, por lo que el factor sorpresa aporta a la cinta un aire vanguardista y controvertido que es de agradecer, sobre todo, teniendo en cuenta la falta de originalidad que gobierna la cartelera en los últimos años.
Repiten Zal Batbanglij (director) y Brit Marling (protagonista), como ya ocurriera en la opera prima de Batbanglij, Sound of my voice, 2011, no sólo en los mencionados roles, sino también escribiendo el guión de forma conjunta.
Un guión que no parece estar a la altura del resto de la obra, flojea por momentos en algunos diálogos que quedan demasiado banales, y se muestra poco coherente o precipitado a la hora de dar ciertas explicaciones, como por ejemplo, la relación de la protagonista con su pareja o la falta de consistencia argumentativa en la agencia para la que trabaja. El final resulta algo simple, teniendo en cuenta lo llamativo del tema principal, era de esperar algún giro de tuerca más en el desenlace.
Gran elenco de actores que culminan un soberbio trabajo donde se muestran muy compenetrados y comprometidos con el director, que ha sabido guiarlos en todo momento en este polémico y arriesgado retrato de los terroristas ecológicos que parecen más una secta hippie que un grupo organizado, caracterizando a sus componentes como inestables, exaltados y con ciertas taras sociales. Una pintoresca imagen con la que se estará más o menos de acuerdo, pero que no le resta realismo a las magníficas interpretaciones.
Peaky Boy
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
10 de julio de 2013
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
El punto de partida de este film es muy interesante: una mujer recibe la misión de infiltrarse en un grupo de ecologistas radicales que están atacando a los dirigentes de algunas de las compañías más poderosas del país, las cuales están dañando el medio ambiente sin preocuparse por ello.

Sin embargo, este filme, pese a un punto de partida tan atractivo, tiene una ejecución muy irregular, con algunas ideas muy interesantes y con gran carga crítica y otros momentos un poco lentos y que no aportan gran cosa al desarrollo de la trama. Además, adolece de un tráiler (y de una sinopsis) que te muestra, sin exagerar, los puntos relevantes de la mayor parte de la trama, incluyendo algunos aspectos que ocurren muy avanzada la historia, lo cual resulta un gran lastre para el film, pues estamos ante una intriga.

En conjunto, podemos decir que estamos ante una película correcta, con una buena dosis de carga crítica contra las grandes corporaciones y la doble moral, pero que pierde fuerza debido a la irregularidad del conjunto, con algunas partes un poco lentas y forzadas.

Crítica completa aquí:
http://sayonarababyblog.blogspot.com.es/2013/07/interesantes-ideas-pero-irregular.html
Porti
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
18 de julio de 2013
17 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
No es un peliculón de 10, pero te mantiene engachado toda la película, con una trama destacable, un guión bueno, buenas interpretaciones y si una película bastante modesta, pero que está a la altura cuanto menos de Man of steel por poner algo cercano y conocido, pero que no verá ni Dios. Mírenla si tienen oportunidad porque no está nada mal. No deja ni un solo cabo suelto, nada chirria, es muy correcta. Les sorprenderá. Deseas que no acabe nunca.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
jesusmanuell
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de julio de 2013
13 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Muchos ingenuos espectadores acudieron a ver The east buscando una de muchos giros de guión, grandes explosiones y buenos y malos caballerescos. O al menos eso creo cuando veo la mayoría de las críticas a esta película que hay que llamar "De las de mensaje".
The East no es un thriller ni es una de acción, es una obra de tesis. ¿Pero es su tesis que nuestra sociedad es "mu mala" y que debemos hacernos todos Hippies? No señor, su mensaje es mucho más profundo y por tanto, difícil de ver. Es quizás por eso por lo que haya pasado desapercibido.
The East nos plantea la incógnita "¿Que hacer cuando la realidad es horrible, pero la solución es igual? ". Brit Marling interpreta (decentemente) a una agente de una empresa de seguridad privada que tiene que infiltrarse en una banda ecologista que se dedica a cometer atentados vengativos enmascarados en una ideología que cualquiera podríamos aceptar. Poco a poco, nuestra protagonista se verá en la encrucijada "¿Es justificada una revolución si pasa por encima de un camino de cadáveres?" Creo recordar una frase de la película que define bien esto: "Si estuvieras una semana conviviendo con una panda de racistas blancos de extrema derecha también les cogerías cariño"
Al margen de la interesante y cada vez más actual pregunta que trata la cinta, encontramos una artística fotografía campestre y una estética hippie sacada de Instagram. No obstante, aunque nuestros ecologistas parezcan sacados de un Starbucks, creo que encajan perfectamente con la idea de la película. Una revolución cuyos miembros parecen sacados de una tribu urbana, no típicamente anti sistema como pueden ser los Punkies, sino apacible y hasta inocente como son los Hipsters. Con esto quizás The East quiera advertirnos de que lo que pueda parecer una cosa tonta y totalmente comprensible puede resultar en una atrocidad cuyo rumbo no habíamos imaginado.
Henry Hart
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
27 de septiembre de 2013
22 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Solo una persona totalmente ajena a la realidad que le rodea puede considerar que esta película es trata de otra cosa que no sean los magníficos abdominales del doble de Viggo Mortensen, un personaje taan sensible, pero a la vez taan distante al mismo tiempo que me hace sentir muy mujer. Donde empezar...

Primero y principal, esta película no habla sobre nada que atañe al mundo real, es solo una fantasia sexual para mujeres. Trata sobre el ecoterrorismo y el anarquismo como podría tratar de una familia del circo o una antiquísima familia de vampiros. ¿Cómo he podido llegar a esta conclusión?

1- Los gloriosos y profundos personajes: La protagonista de la que no sabemos absolutamente NADA, a parte del hecho de que tiene un novio calzonazos y le gustan las manzanas, es una cáscara vacía que cualquier mujer puede llenar con su propia vida. A menudo veo que se destaca la confrontación ideológica de la protagonista, pero para ello la protagonista debería de tener alguna ideología, no obstante mas allá del hecho de que parece no haberse preguntado nada en su vida lo que quiere y el mundo que le rodea es un conjunto de tópicos mal enlazados de lo que una mujer "FUERTE" debe ser. Poco mas que decir acerca del resto de los personajes, ya que casan dentro de arquetipos que voy a enumerar a continuación:

-El líder anarquista que es básicamente el hombre perfecto: Duro pero sensible, distante pero cercano, inteligente pero no pedante, comprometido pero independiente, de fuertes convicciones pero abierto de mente, introvertido y a la vez extrovertido, sexy pero paternal,etc...un personaje mucho mas elaborado que el de la protagonista, del cual incluso sabemos que tiene un trauma con su perro que se ahogó (conmovedor); eso sí, en ningún momento se hace mención a su ideología política y a sus razones para hacer lo que hace. Eso sí, tiene unos abdominales...

-El amigo pagafantas: un médico que estando en África tomó el peor medicamento jamás lanzado al mercado (¿cómo coño pasó los controles de calidad?) y eso le dejó convertido en calzonazos para toda la vida, o al menos eso se deduce de lo que se ve en la película. No tiene intención sexual ni con la prota ni con nadie, es un hombre al que poder contarlo tus problemas de cama y que jamás va a causar ningún problema. Conoce su lugar, como debe ser.

-La amiga no amenazante: es la ex del anarquista, pero ya no hay absolutamente ninguna tensión sexual con él. Inicialmente rechaza a la prota pero acaba siendo su mejor amiga, y ademas (sigue en spoiler)*

-El gay: poco puedo decir aparte de que lleva rimmel.

-La gorda hacker: el rol que toda mujer debería adoptar si tiene la desgracia de ser gorda.

-La sorda: gloriosa, además de sorda parece retrasada mental, su única función es demostrar que la prota es una mujer independiente y de armas tomar.

Pero sin duda lo mejor de la función es el grupo anarquista. Bueno, bueno, bueno, telita. Que el grupo subversivo más peligroso de EEUU, que por lo que se da a entender amenaza la seguridad del país hasta el punto de que el gobierno debe contratar a una empresa privada para vigilarlo, lo más agresivo que haga sea echar en el alcohol de una fiesta un medicamento legal (¡el de los controles sanitarios!) dice ya mucho sobre la visión de la realidad que tiene la buena de Brit Marling. Vamos a ver, ¡que juegan a la puta botella, como quinceañeros! Y luego la prota (que parece que no ha pasado por el instituto ni la universidad) le dice a su novio calzonazos que ha visto arder naves más allá de Orion. Ha besado a otra chica, entre eso y el IRA hay un simple paso. Y las conversaciones de política, bueno, LA conversación de política, si se la puede llamar así. Sólo decir que he oído a perros ladrarse con más sentido sociopolítico que lo que se ve en esta película. Atención la frase "¿Estás hablando de matar a alguien?, ¿pero qué somos, fascistas??" Parece que Marling y su amigo gay Zal Batmanglij oyeron de refilón algo del tema en las noticias y dijeron "¿Porque no hacemos una película sobre anarquismo? Yo seré la prota y me enamoraré de un anarquista que me hará replantearme toda mi vida, porque es tan distante pero a al vez tan sensible...".

En fin, que vuelvan a la ciencia-ficción indie porque en el mundo real estos dos están más desubicados que un pulpo en un garaje.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
El Pinguino
¿Te ha resultado interesante y/o útil esta crítica?
1 2 3 4 6 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados