arrow

La selva esmeralda

6,6
4.437
votos
Sinopsis
El hijo de un ingeniero americano que está construyendo una presa en la selva amazónica, desaparece en la jungla sin dejar rastro. Su padre, convencido de que ha sido raptado por una tribu indígena, lo busca durante años. (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 >>
user-icon vircenguetorix   Valladolid (España)
Buena
28 de Octubre de 2007
36 de 51 usuarios han encontrado esta crítica útil
Se hizo esperar en su día el regreso de Boorman -uno de los directores más sobrevalorados de la historia reciente del cine- tras esa cima filmográfica llamada “Excalibur”. Cuatro años después el londinense nos traía esta fábula naturalista titulada “La selva esmeralda” que no fue suficientemente comprendida en su día, ya que fue considerada un híbrido entre “El lago azul” y “Rambo” y sin embargo es a mi juicio probablemente una de sus mejores películas de este director, muy por encima de otras más conocidas.

Y eso que todo el mensaje no lo comparto. Su historia por enésima vez nos habla de las virtudes del “buen salvaje” y de lo pésimamente malos que somos el mundo industrializado. Y lo segundo es cierto, claro está, pero no así lo primero. Ellos simplemente no han transformado más sus ecosistemas por una limitación técnica. La historia del hombre es la historia de la tecnología, y ningún pueblo renuncia a ella, sino que simplemente la conoce o no la conoce. Pensar que algunos son unos benditos por andar en taparrabos y no conocer el avión a reacción es una decisión personal y no un simple problema de subdesarrollo científico es un error.

Pero aún peor es el asunto como siempre de “basado en hechos reales”. Seamos claros, el niño que desapareció era peruano y mestizo. Entiendo que a los anglosajones no les conmueva la historia de un medioindio, al fin y al cabo pensarán que va de donde viene, de la selva. Es mejor poner a un rubiales con ojos azules –que encima es el hijo de Boorman, así se ahorra en casting y el chaval en vez de estudiar matemáticas entra en esto del cine con padrino incluido- para que nos impliquemos más.

A pesar de todo –esas escenitas Powers Boothe con metralleta por la selva o como siempre el desprecio de los británicos por las democracias de los demás sobraban- la película es atractiva y se puede disfrutar sin más.

Fotografía de Philippe Rousselot (“Las amistades peligrosas”, “El oso” o “Big Fish”) maravillosa y una recomendable banda sonora son otros elementos destacados.

Por cierto, a la selva del Amazonas no sólo la destruyen las compañías madereras extranjeras –en su mayoría asiáticas, no norteamericanas-. Lula presentó un plan en 2004 –del que nadie parece conocer- para privatizar el 15 % del territorio selvático y explotarlo a lo salvaje.

Coge fama y échate a dormir.

Nota: 6,8.
vircenguetorix
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Major Reisman   Madrid (España)
Buena
18 de Febrero de 2007
14 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Esta película es la puesta al día de uno de los temas mas famosos que hay en las películas del oeste: el secuestro de un niño blanco por parte de los indios. Y las vicisitudes de sus familiares tratando de recuperarlo.

En ese sentido la película no es muy original. En lugar de las grandes praderas norteamericanas tenemos la inmensidad de la jungla brasileña. En lugar de pieles rojas, indios amazónicos. Pero esta vez, los secuestradores son unos "buenos salvajes ecologistas", así que el chaval, a pesar de haber sido separado de sus civilizados papás, va a vivir feliz en un primitivo paraíso terrenal.

Pero la película engancha. No en vano, Boorman es un buen director de aventuras, y esta lo es. Además, está realizada en una época en la que la conciencia ecologista y el respeto al medio ambiente estaban comenzando a ponerse de moda, por lo que enseguida caló entre el publico. La película además nos muestra el lado oscuro del mundo civilizado, pero también el de los indígenas, representado por la tribu de los caníbales.

Resumiendo, una buena película de aventuras.
Major Reisman
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Roger   Murcia (España)
Excelente
2 de Agosto de 2008
12 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Para comenzar he de decir que los hechos reales en los que esta basada la película no son del todo ciertos.
El muchacho secuestrado o "acogido" por los indios era un chiquillo peruano mestizo, y los hechos no ocurrieron en Brasil, sino en Perú a finales de los años 60 a orillas del río Javarí-Mirim.

Empezando ya con la película en sí, desde mi punto de vista, la película se merece un 10. La acción es frenética, trepidante, no sabes nunca que va a ocurrir, todo esta lleno de misterio.
El hecho de que el 99% de la película transcurra en la selva amazónica nos permite disfrutar de unos paísajes majestuosos y vírgenes, que nos llaman poderosamenete la atención por su belleza y aumenta el interés.
Esta perfectamente reflejado la vida que llevan los nativos en la selva, sus sistemas de cazar, su modo de transportarse a traves de los ríos y de la propia espesura de esa inexplorada selva, sus ritos religiosos y creencias, sus miedos, sus costumbres. Se refleja un mundo aparte, porque la acción transcurre en lugares recónditos de la selva, donde los indios todavía no han tenido contacto con el mundo exterior, y creen que fuera de la selva no hay nada.
La película nos transmite la fuerza de la naturaleza, la dureza de la vida en el Amazonas, e incluso nos hace sentir en nuestra propia piel el extenuante clima amazónico, las torrenciales lluvias, la humedad, el calor.
Boorman refleja excepcionalmente el vital choque que sufren las tribus que nunca han sabido de la existencia de otros hombres, que jamás han tenido contacto con el mundo exterior, cuando su mundo, tars ser talado por las madereras, comienza a llenarse de colonos que buscan riqueza a cualquier precio. Vemos como el avance en la destrucción amazónica les afecta directa y letalmente, y como esa destrucción no para, sino que avanza a velocidades cada vez mayores. Y como tras esa destrucción, muchos indios se occidentalizan, pierden sus señas de identidad y fuera de su hábitat llevan vidas nulas, sin esperanzas, con la pobreza y marginación como denominadores comunes.
La música de Junior Homrich y Paul Gascoigne le va como anillo al dedo a la película, reflejando misticismo y misterio.
Esta es una película que si la ves, no te dejará indiferente, porque todo lo que en ella ocurre podría estar ocurriendo ahora mismo en cualquier recóndito lugar de la selva amazónica.
Roger
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Harold Angel   nueva york (Estados Unidos)
Notable
14 de Septiembre de 2006
12 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Hermosa película de aventuras con mensaje ecologista. Cuenta la historia de un padre en busca de su hijo, raptado de niño por una tribu indígena en la selva amazónica. El contacto con su hijo, ya adolescente, y la tribu en la que vive adaptado perfectamente como uno más, le hara tomar conciencia de los daños causados por la presa que están construyendo. Película basada en hechos reales, que denuncia la deforestación de la selva amazónica y en general los abusos de nuestra civilización en la naturaleza. Muy buena.
Harold Angel
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
user-icon Alberto Yaya   Santa Fe (Argentina)
Interesante
1 de Marzo de 2008
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
La selva del Amazonas como salvaje contexto protagonista con su flora y fauna exótica ya es motivo suficiente para visionar este filme.
Cinta que desarrolla una historia de desarraigo familiar y de abrupta inserción en un cultura arcaica y atávica. La película nos adentra en las costumbres etnológicas de los aborígenes autóctonos del Amazonas donde la belleza de los paisajes que la naturaleza ofrece nos cautiva tanto o más que la aventura de rescate y de repatriación que protagoniza ese ingeniero estadounidense que quiere a toda costa recuperar a su perdido hijo.
De fondo tenemos una crítica ecologista hacia la invasiva y destructiva deforestación de selvas y hacia los abusos que muchos seres humanos “termitas” cometen bajo viles fines económicos contra un pueblo ingenuo al que sólo se le ocurre hacerse “invisible” ante el devastador avance de la tecnología. Una película que nos deja reflexionando sobre que el salvajismo muchas veces no viene de la mano de las culturas más incivilizadas y subdesarrolladas, sino que convive ya implícitamente en el espíritu humano sea de la condición que sea.
Gran trabajo interpretativo de Charley Boorman, el hijo del director del filme.
Alberto Yaya
i
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
 
 
1 2 3 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados