arrow

Cuando ruge la marabunta

6,5
6.469
votos
Sinopsis
En la jungla sudamericana, el propietario de una gran plantación (Charlton Heston) decide casarse por correspondencia para tener un hijo que herede su hacienda. A su esposa (Eleanor Parker) no le resultará fácil adaptarse a la brusquedad del marido y a las costumbres de los nativos. Mientras, una terrible plaga de hormigas asesinas amenaza la región... (FILMAFFINITY)
Críticas ordenadas por:
escribe tu crítica ver por títulos
1 2 3 4 8 >>
user-icon Therapolis   Málaga (España)
Muy buena
8 de Marzo de 2006
30 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Excelente dentro de su género y expectativas, "Cuando ruge la marabunta" es una película de aventuras de toda la vida, de esas para verla un fin de semana tranquilo y quedarte pegada al televisor. Tiene todo lo que debe tener: paisajes exóticos, escenarios coloniales, su toque antropológico... para narrar la epopeya del hombre que intenta dominar la naturaleza (humana y de la otra). Todo eso a un ritmo sostenido e in crescendo que combina a la perfección la trama "catastrófica" con la romántica, en la que la caracterización de los personajes está mucho más conseguida y menos encorsetada que en otras películas del género.
Mención aparte para el fabuloso duelo entre Heston, bastante joven, varonil y reprimido, y la elegantísima y turbadora Eleanor Parker, que quizá nunca estuvo mejor. Para la historia quedan sus conversaciones alrededor y sobre los pianos...
Una de esas joyas "menores" que ví de niña y me gustan más ahora.
Therapolis
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Sines Crupulos   Voy al cine (Emiratos Árabes)
Pasable
20 de Junio de 2009
26 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
Voy a ser sincero: he alquilado la película única y exclusivamente por los títulos de crédito. Quería escuchar a ese españolito de los años 50 que entonaba el título con voz grave. Eso es cine para mí. Es la entrada a un mundo lleno de fantasía, aventuras, luz, música y color. Esta era la película perfecta para ello, pues es este y no otro, el mejor título de la historia del cine. Ese mundo me lo iba a proporcionar oníricamente la siesta que tenía bien planeada: dormir desde el primer plano hasta que llegasen las hormigas. Pero la voz del señor no ha aparecido, lástima. A cambio me he llevado una grata sorpresa: el músico. La música es de un tal Daniele Amfitheatrof. ¿Cómo se puede apedillar alguien Anfiteatro? Pensando apellidos grandiosos he dormido plácidamente, tal vez no he entrado en ese mundo de color que esperaba, pero entre Julián Tribuna, Esteban Patiodebutacas y Guillermo Filadelosmancos, he descansado a gusto hasta que el gordito con gorro de explorador me ha despertado con su grito "¡es la marabunta! Qué grande. Además, cuando ya pensaba que la teoría de elminino iba a fallar, Byron Haskin nos regala un hermosísimo plano final del pecho palomo de Heston. Qué grande.
Sines Crupulos
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon vircenguetorix   Valladolid (España)
Pasable
11 de Julio de 2007
27 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tal y como se ha dicho ya, es cierto que “Cuando ruge la marabunta” ha envejecido bastante mal, pero ya no sólo por los efectos especiales o porque la relación hombre-mujer resulte indignante. No, todo eso es lo de menos.

Lo que sí importa es el sentido colonial de estos norteamericanos en la selva amazónica brasileña resolviendo los problemas de la pobre gente. Es una película que recoge claramente ese sentido de la doctrina Monroe de “América para los americanos”, se entiendo que para los anglosajones, blancos y protestantes claro está. Visionar esta obra supone constatar aquello de que todo lo que está más allá de Río Grande es el patio trasero de los EE.UU. Ver como se alteran ríos, se construye en medio de la selva, se contratan o se despide mano de obra... todo ello sin la opinión de las autoridades locales resulta bochornoso.

Es más, los brasileños aparecen como auténticos micos que sin fuerza ni ingenio deben esperar a que el Tarzán blanco Heston pueda ayudarles a salvarse del desastre final. Y es que la década de los 50 es la década del cine de aventuras colonial con mucha diferencia –no hace decir que por ejemplo hay decenas de películas sobre la India-, y esto es doblemente curioso ya que es la década de la descolonización en todo el Tercer Mundo y a priori los norteamericanos sus paladines en Naciones Unidas. Pero Hollywood sigue otro rollo. Recapacitemos. ¿Para qué aparece el extranjero en las películas americanas? Sólo para dos cosas: Primera. Como lugar exótico y marco geográfico donde desarrollar una historia de amor entre dos estadounidenses o bien como sinónimo de peligro. Un norteamericano fuera de su país supone para ellos un motivo de riesgo y seguro que lo van a intentar matar. Esto explica que el 95% de los estadounidenses no tengan pasaporte y nunca hayan viajado al extranjero.

En “Cuando ruge la marabunta” se dan las dos opciones; es por un lado un escenario para que se desarrolle la historia de amor de una bellísima Eleanor Parker con el superhombre Charlton Heston, que por otra parte le queda el papel de terrateniente de miedo claro está. Y por otro supone el peligro de que quieran las benditas hormigas (animal más inteligente, trabajador y fascinante en la naturaleza es difícil de encontrar) arrebatarle la finca al señor que como él mismo dice antes había la nada –menudo caradura- y de paso poder salvar a los pobres nativos para que sigan trabajando como esclavos en la haciendo del señorito de sol a sol porque es lo mejor que les puede pasar.

Desde el punto de vista cinematográfico la cosa tampoco mejora. El director Byron Haskin (“De la Tierra a la Luna”, “Las aventuras de Simbad”) no sabe combinar con destreza el drama y la aventura y lo que hace es dedicar tres cuartas partes a lo primero y el último cuarto a la acción, cuando de lo que se trataba era de saber complementarlo, cosa que no ocurre.
(SPOILER: El resto de la crítica puede desvelar partes de la trama) Ver todo
vircenguetorix
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Luis Miguel   Huesca (España)
Buena
27 de Marzo de 2007
16 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Pese a lo que pueda parecer, "Cuando ruge la marabunta" es un melodrama camuflado dentro del género de aventuras en la selva amazónica, ya que carece del dinamismo de otras películas similares (sólo se acelera un poco el ritmo en la parte final, con el ataque de las hormigas).
Sin embargo, hay que reconocer que la dirección es correcta y las interpretaciones, excelentes. Eleanor Parker, bellísima y con una sensualidad muy elegante - con una enorme carga, casi sexual, para la época de la que hablamos -, capaz de dominar el arrogante y hermético carácter del personaje de Charlton Heston, un actor que siempre ha demostrado un gran carisma en pantalla y que borda a ese rico terrateniente ambicioso, solitario y poco acostumbrado al trato con mujeres, pese a que las desee como extensión de sus dominios.
Además, la puesta en escena destaca especialmente por esa rígida y demasiado formalista relación entre el matrimonio por poderes de los protagonistas.
Por último, como curiosidad, decir que el mayordomo de Heston está interpretado por un actor del que nadie conocerá su nombre, pero que identificaremos enseguida por su rol del sheik Ilderin en la oscarizada "Ben-Hur".
Luis Miguel
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
user-icon Dromedario   Royston Vasey/Madriledo/Monk's Café (España)
Pasable
8 de Abril de 2008
40 de 67 usuarios han encontrado esta crítica útil
Equilibrio inexistente entre las aventuras y el romanticismo patatero. Lo más imporante en ella no es la selva densa, ni las seducciones pelirrojas, ni los batallones de hormigas puñeteras; lo más valioso y significativo es que ¡CHARLTON HESTON ES VIRGEN!... En fin, a uno le quedan todavía muchas cosas por ver.

Me quedo con algunas conversaciones memorables que analizadas dan mucho juego, como ésta:

-Insisto en que conoce bien a los hombres.
-Mejor que usted a las mujeres.
-¿Dónde lo aprendió? [Obviamente Heston por aquella época no era muy listo] ¿De qué hombre? [Aquí recupera la inspiración]... He puesto el dedo en la llaga ¿verdad? [Lo que debería de hacer es poner el dedo en otra parte si quiere ligar un poco] ¿Ha pertenecido a otro? [Con la última oración se observa que es un poco gilipollas e inocente, la chica tiene 30 años...]


También para el recuerdo, ese diálogo en el que compara a las mujeres castas con los pianos aún por estrenar.



PD. La pongo un 5 porque el director optó por la idea de que el personaje de Eleanor Parker no fuera virgen y tuviera experiencia en los asuntos de cama o hamaca (según dicen en la selva es muy normal acostarse con la pareja mientras uno se balancea, aunque el tema debe ser un poco complicado con tanto movimiento), hubiese sido una película de ciencia-ficción.
Dromedario
¿Le ha resultado interesante y/o útil esta crítica?:
SI
No
  (información)
 
1 2 3 4 8 >>
FA en Facebook | FA en Twitter | Preguntas más frecuentes | Política de privacidad / condiciones de uso | Ir a Versión MÓVIL
© 2002-2014 Filmaffinity - Movieaffinity | Todos los derechos reservados